InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Izamari


Izamari
15 enero 2019
Desde el enfrentamiento con el padre de Yato, en lo único en lo que piensa Bishamon es en venganza por su shinki muerta. Ella sabe que declararle la guerra al hechicero no es fácil pues si pelea con el expondrá a todas sus armas y no está dispuesta a perder a una más. Es por ello que busca a Nana, el arma divina que vive encerrada desde hace siglos por haberse revelado a los dioses.
Nana y ella hacen un pacto, el arma divina le ayudará a vencer al hechicero pero a cambio Bishamon deberá entregarle el cielo para su venganza.

Kazuma por su parte sabe lo que Bishamon planea pero antes de lograr llegar a ella es arrestado por otras armas divinas y que dan la alarma de traición y así como todo el cielo decide ir a la caza de Bishamon, incluido Yato, pero cuando el dios descubre que es Bishamon a quién cazan decide dar la espalda al cielo para pelear al lado de la diosa y por fin Takemikazuchi tiene la oportunidad que tanto deseaba d pelear contra Yato.
A veces el paraíso se roba mucho.
¡Por Yatogami-Sama! Este es el tomo que más he sufrido de todo el manga y es que hay tantas cosas que debo contarles que me temo hacerlos bolas en el proceso, así que debo disculparme desde ya si es así.

El tomo comienza justo en el final del tomo anterior, con Bishamon rompiendo el sello de Nana y haciendo el pacto de. Venganza con ella. Debo decir que la historia de Nana me encanta, si claro, la pobre arma divina tiene un pasado desgarrador pero me gusta mucho porque nos demuestra que el cielo no es perfecto y que también hay oscuridad en él.

Ahora bien, por fin llegó el tan esperado enfrentamiento entre el hechicero y Bishamon, pelea que de verdad moría de ganas de ver pero soy tan tonta que olvidé un pequeño detalle que Nora recordó a Yukine, si el hechicero muere, Yato también. Soy tan boba que en mi emoción olvide que la vida del hechicero y la de Yato están ligadas y ahí iba sufriendo esperando que lo mataran.
Yukine por otro lado tenía muy presente esto pues no deja de oponerse una y otra vez para que Yato

de la espalda a Bishamon y no se condene porque además, cuando un dios es considerado traidor, el castigo es la muerte. Y claro, para Bishamon eso está bien pues va a renacer pero Yato no, si Yato muere al no tener seguidores no renacerá.

Pero, y aquí viene lo que me causa conflicto, Yato está tan decidido a ser un mejor dios, uno que no vuelva a traer desgracia, que a pesar de que sabe todo esto está dispuesto a luchar por aquellos a los que considera amigos. ¿No es el mejor dios del mundo? ¿No quieren abrazarlo fuerte? porque yo sí que quiero.
Enlace: https://chaosangeles.blogspo..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}