InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest

La Magrana

Sello editorial en catalán de RBA Libros.

Libros populares ver más


Críticas recientes
RosCE
 25 February 2024
Suite francesa de Némirovsky Irène
“Lo que agoniza, mi querido amigo, no es sólo Francia (…). Es el Espíritu”

.

.

La obra cumbre de Irène Némirovsky fue escrita en circunstancias excepcionales, atestiguando de primera mano la ocupación francesa por Alemania entre 1940 y 1944, aunque la historia se detiene alrededor de 1941.



Una obra que su autora concibió en 5 partes: 1. Tempestad en junio, 2. Dolce, 3. Cautividad, 4. Batallas, 5. La paz. De ellas, Irène únicamente llegó a escribir las dos primeras.



Tempestad en junio narra el éxodo de los parisinos hacia las zonas rurales tras la entrada de los alemanes en la capital francesa. En un momento de desesperación, y de forma coral, la autora refleja que, ante las situaciones de vida o muerte, todos, con independencia de la clase social, queremos lo mismo: salvar nuestra vida. Pero se satiriza la desigualdad en esta necesidad, la brecha entre las clases sociales y que, parafraseando a la autora, en momentos como este, la caridad cristiana y la misericordia se caen como vanos ornamentos y dejan al descubierto el alma árida y desnuda.

Este capítulo me ha parecido frenético y absolutamente sublime.



Dolce, es un capítulo mucho más pausado, que narra la cotidianidad de una pequeña zona rural ocupada por los alemanes y la convivencia, las rencillas vecinales, los vínculos que se generan. La autora no quiere posicionarse a favor de ninguno de los bandos, no pretende hacer una caricatura de los vencidos y los vencedores. En palabras de la propia Némirovsky, este capítulo no quiere demostrar nada, “ni que los unos son buenos y los otros malos, ni que fulano está equivocado y mengano tiene razón. Aunque sea verdad, sobre todo si es verdad. Pintar, describir”.



A partir de aquí, todo lo que tenemos de la novela son las notas que se conservan de Irène sobre su diseño. Cautividad pretendía dar voz a las deportaciones de sus personajes, sin “cursilerías. Contar lo que le pasa a la gente y ya está”. Esas notas son una auténtica maravilla y hacen imperecedero el espíritu que una vez se concibió para esta novela, para la que Némirovsky se inspiró en «Guerra y paz».



Dicho todo lo anterior, tengo que reconocer que a la novela le queda muchísimo para llegar a lo que Irène tenía en su cabeza. Pretendía continuar puliendo Dolce. No resta valor, pero hay que tenerlo en cuenta.



Sin embargo, el valor de «Suite francesa» no reside en su trama. Tal y como Némirovsky escribió en sus notas “lo más importante aquí, y lo más interesante” es que “los hechos históricos, revolucionarios, etc., sólo hay que rozarlos, mientras se profundiza en la vida cotidiana y afectiva, y, sobre todo, en la comedia que eso ofrece”.



Irène Némirovsky, rusa y judía, fue detenida el 13 de julio de 1942. Desde ese momento su marido, Michel Epstein, removió cielo y tierra para lograr salvar su vida, y arriesgando la suya propia. No fue posible, y fue detenido en octubre y ejecutado el 6 de noviembre de 1942. La familia, en 1945 seguía sin tener noticias de ellos.



Esta edición inédita introduce los cambios del capítulo de Tempestad en junio y le acompañan las notas de la autora. Gracias al aviso de otra lectora, leí la correspondencia de Irène, su marido y Julie Dumot (que se hizo cargo de las hijas de ambos) que se incorpora en la edición del año 2005. Es una pena que no se haya mantenido en la nueva edición, porque dotan la experiencia lectora de un valor incalculable.



Sin lugar a dudas, una de las novelas que más me ha conmovido a lo largo de mi vida, no tanto por la trama como por la belleza de su escritura y, sobre todo, por la crónica y el testimonio en primera persona de los acontecimientos. Irène no sabía cómo sería el desenlace de su novela.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40