InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Editorial Renacimiento

RENACIMIENTO es una editorial independiente, fundada en Sevilla, en 1981, en torno a la convicción de que las grandes historias -aquellas que merecen ser contadas, leídas y recordadas- tienen a la vez, algo de clásico y de moderno, independientemente de su origen.

Libros populares ver más


Críticas recientes
Ferrer
 10 junio 2019
Ilegible, hijo de flauta de Luis Buñuel
“Ilegible, hijo de flauta” supone una valiosa pieza surrealista con una fábula trufada de elementos simbólico-religiosos genuinos del mundo poético de Juan Larrea, sin dejar de exhibir la impronta de Luis Buñuel. La edición del hispanista Gabriel Morelli recopila en una depurada edición las dos versiones, fechadas en 1947 y 1957, de este argumento cinematográfico y cuyo contenido muestra la existencia de influencias recíprocas entre sus autores. Ambos guiones ya fueron publicados en las revistas Positif en 1963 y Vuelta en 1980 (gracias a la insistencia de Octavio Paz), así como por Agustín Sánchez Vidal, y tienen su origen en el relato que el escritor Larrea entregó a Buñuel, quien, encandilado por su contenido poético, decidió emplearlo para realizar un filme basado en él.

A finales de 1927, Larrea escribió un relato breve en el dorso de unas invitaciones a una exposición de pintura en París de González Gamarra. Durante la guerra, el texto, que fue calificado por Gerardo Diego de “escenográfico”, se pierde, pero Larrea escribe para Buñuel al dictado de su memoria una sinopsis en enero de 1947. Por entonces, ambos eran republicanos españoles en México, exiliados de sí mismos.

Los estudios de “Ilegible, hijo de flauta” coinciden en que la de 1947 es fruto de la mutua colaboración entre Buñuel y Larrea. En esta primera, la huella del de Calanda es más tangible por su contenido surrealista. En cambio, en la segunda versión (1957), el poeta bilbaíno, ayudado por su hija Luciane, añade ocho nuevas escenas “dotadas de un acentuado simbolismo que rebaja el carácter fílmico”, según Morelli, ante la necesidad comercial de rodar un largometraje. Precisamente es una escena, la de Los testigos de Jehová, que Buñuel no admite, la que contribuye a que el proyecto no cuaje a pesar de las diversas intentonas. Larrea, ya fallecida su hija en accidente aéreo, no quiere renunciar a uno de los mejores “tuétanos” de la película.

Para Larrea el filme debe transmitir el “deseo de un concepto de vida y cultura que contraste con el modelo de civilización moderna”. Sin embargo, Buñuel difiere del concepto de éste de realidad, de arte, de surrealismo y no considera como suya la segunda versión por los añadidos “elementos simbólicos que no me gustan”. Finalmente cabe destacar la feliz inclusión en el presente volumen de valiosa correspondencia, del guión de la adaptación fílmica de Buñuel y de varias escenas de Larrea, todo ello inédito hasta ahora.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Ferrer
 08 junio 2019
Travesías de la Modernidad: Prensa y Letras en España de Cecilio Alonso
De la deriva modernizadora del regeneracionismo y los caracteres de sus propuestas literarias al tratamiento de la literatura en tres diarios republicanos, pasando por los precedentes que hicieron de El Cuento Semanal una publicación a seguir, por la labor literaria desarrollada en los medios periodísticos por Galdós y Pérez de Ayala, por la crónica literaria vinculada al expansionismo colonial en el norte de África y por los deslindes generacionales y el canon literario. Cecilio Alonso (Alicante, 1941) aglutina en Travesías de la modernidad (Renacimiento, 2015) ocho textos dispersos en actas, revistas y libros colectivos con el común denominador de la prensa y las letras entre 1890 y 1914, los olvidados años entre el regeneracionismo, que se caracteriza por una desorientación estética y por acelerar la crisis del positivismo, así como por buscar más el adoctrinamiento que el deleite estético, y el reformismo.

Alonso detalla el proceder de las hojas literarias de medios como El País y El Pueblo y fundamenta la construcción periodística de la imagen pública de Galdós, una imagen “verdaderamente mítica”. De los inicios de Pérez de Ayala en la prensa periódica (1902-1907) resume el alicantino que su ánimo por promover la producción de autores simbolistas por medio de una sensibilidad “decididamente modernista”.

El Cuento Semanal (1907-1912) tenía como objetivo el entretenimiento y lograr la fascinación por un producto de bajo coste con atractivo visual dirigido a la clase media urbana; esta serie fue el eje de la sustitución de folletín por el cuento y una “brillante experiencia editorial”, capitaneada por Eduardo Zamacois. Alonso estudia la selección de autores “raros y olvidados” de Sainz de Robles, escritores de la promoción de El Cuento Semanal, que completan con la generación del 98 el “nada desdeñable patrimonio literario español del primer tercio del s. XX”, comparándolos con las nóminas de Eugenio de Nora y González Ruano y rescatando los nombres de Fernando Mora, Antonio Heras y Ramón Sánchez Díaz.

El alicantino explica las conductas de Eugenio Noel, del anticolonialista Manuel Ciges Aparicio y de Isaac Muñoz respecto a la ocupación de Marruecos y el establecimiento del Protectorado. De igual modo, Alonso recuerda que, para consolidar la generación del 14, Ortega provocó “la tardía definición (o invención) del 98” y destaca el libro Las columnas de Hércules de Luis Araquistáin por revisar las tendencias y autores de la literatura española contemporánea “con cervantina donosura” y por constatar la “absorción” de la literatura por la política. Alonso suma y sigue.

+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MaiteMateos
 22 mayo 2019
Poesías de Giacomo Leopardi
Reconocido como clásico universal, Leopardi escribió los Cantos entre 1816 y 1837, en pleno auge del romanticismo. Los Cantos, su obra más conocida y traducida es un extenso poemario que abarca temas como la decadencia de la patria, la nostalgia por los tiempos pasados, la exaltación por lo helénico y lo mítico, el antiprogresismo, los primeros amores, el amor como obsesión, el amor no correspondido, el desencanto y la naturaleza cruel, para finalizar con la total entrega a la poesía y al pensamiento como consolación ante la infelicidad de la existencia. Y con todo, pese a la belleza formal de los poemas de Leopardi y a su profunda sensibilidad y espiritualidad reflexiva, su poesía se me antoja empalagosa, tétrica, deprimente y misógina. Misógina porque al hombre lo exalta constantemente en su heroísmo, mientras considera a la mujer incapaz de corresponder, ni entender los altos anhelos varoniles y la sitúa siempre en los límites de la domesticidad y la maternidad. Leopardi sublima a la mujer en su belleza idealizada para afirmar luego que es menor, inferior al hombre por naturaleza, física y mentalmente. Bajo estas consideraciones, la excelsa e interesante poética del pensamiento y de la memoria de Leopardi queda muy reducida, a mi entender, a la ínfima poética de la misoginia.
Enlace: https://maitemateos.wordpres..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
{* *}