InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de AnaGranger21


AnaGranger21
05 enero 2018
Mi reseña también en: https://elaventurerodepapel.blogspot.com.es/2017/12/asesinato-en-el-honjin-y-otros-relatos.html

No puedo ocultar lo mucho que me gustan las novelas policíacas, sobre todo, aquellas de finales del siglo XIX y principios del XX. Sin embargo, la que hoy os traigo es una novela policíaca, sí, pero muy diferente y fue eso precisamente lo que me hizo interesarme tanto por ella. He leído a muchos autores británicos (que llevan décadas dominando el género), a algunos australianos y a varios americanos, pero a ningún japonés. Seishi Yokomizo fue un gran lector de novelas policíacas occidentales y orientales, que un día se atrevió a dar el gran salto y escribir sus propias novelas de misterio y detectives. Fue tal su demostración de talento, que se convirtió, junto a otros escritores japoneses del género, en uno de los mejores y más valorado entre sus lectores, siendo su opera prima Gokumon-to. La Isla de las Puertas del Infierno.

La editorial española Quaterni, especializada en literatura japonesa y oriental, publicó hace poco en una preciosa y muy cuidada edición, Asesinato en el honjin y otros relatos de Seishi Yokomizo. La novela escrita en los setenta, se ambienta en los años treinta y cuarenta y aúna tres relatos con el detective Kosuke Kindaichi como protagonista: Asesinato en el honjin o El asesinato del koto encantado, El caso del gato negro y Por qué rechinó la polea del pozo.

En Asesinato en el honjin o El asesinato del koto encantado una pareja de recién casados es hallada brutalmente asesinada en el interior del honjin de la familia del novio (antigua casa de samuráis reconvertida en casa de invitados) a manos de un misterioso asesino con tres dedos y una cicatriz que le desfigura la cara. Lo más misterioso es que nadie sabe quién es ni como logró entrar en el honjin y perpetrar tan atroz crimen sin dejar una sola huella sobre la gruesa capa de nieve que lo cubría todo. ¿Se trata de un ser sobrenatural? ¿Quién tocó el koto (un tipo de arpa japonesa) mientras el asesinato tenía lugar? ¿Acaso la familia del novio está maldita como todos dicen?

En El caso del gato negro un monje descubre el cadáver de una mujer desconocida y con el rostro desfigurado, junto a un gato negro casi decapitado, en el terreno de atrás de un bar. El establecimiento pertenece a un matrimonio que acaba de traspasarlo y cuyo paradero es desconocido. ¿Quién será la joven asesinada? ¿Podría ser al antigua propietaria? ¿Y quién pudo cometer el horrible crimen?

En Por qué rechinó la polea del pozo dos medios hermanos, casi idénticos, provenientes de familias muy dispares, una rica y otra pobre, son llamados a filas en la Segunda Guerra Mundial. Meses después sólo uno de ellos regresa, pero la única característica que los distinguía se ha esfumado con la guerra y ahora nadie sabe si el joven es quien afirma ser o si es un impostor que trata de ocupar el lugar de su medio hermano más privilegiado. Su extraño comportamiento y los misteriosos sucesos que perturbarán a la familia del joven, les harán desconfiar aún más de él y de sus intenciones.

Como decía antes, ambos relatos tienen a Kosuke Kindaichi como protagonista común. Pero, ¿quién es Kosuke Kindaichi? Kosuke es un joven exdrogadicto muy inteligente que, tras resolver varios crímenes muy peliagudos, se ha ganado la fama de detective infalible. Kosuke va siempre muy mal vestido, con el pelo revuelto y cuando se acerca a la verdad se pone muy nervioso y tartamudea de la emoción. A pesar de su peculiar forma de ser, es un joven muy agradable, inteligente y hasta gracioso, que se gana la simpatía de la policía y de todo aquel que lo conoce, bueno, siempre que no sea un sospechoso.

Su forma de resolver los casos, yo la describiría como relámpago. Cuando Kosuke hace su aparición en el relato sabes que muy pronto el caso quedará resuelto. Sus dotes detectivescas se basan en su gran inteligencia y capacidad de deducción, aunque cuanto más cerca se haya de resolver un crimen más reservado y misterioso se vuelve con quienes investiga.

El autor, Yokomizo, tiene un estilo narrativo de muy fácil lectura y logra mantenerte intrigado en todo momento. Juega a darte un caso que en principio parece fácil y de rápida resolución, pero en realidad te hace creer una cosa para luego desvelarte una trama mucho más compleja e inesperada. Muy al estilo de las novelas policíacas occidentales más clásicas, el autor nos describe el crimen y a cada personaje de interés, cuál es su vida, su estatus y su relación con la víctima o víctimas. Acompañado de un detallado croquis de la escena del crimen y una lista de personajes, te da todas las pistas iniciales con las que cuenta la policía y te reta a resolver el crimen antes de que su detective privado Kosuke entre en escena. Yo he perdido todas las veces.



Otra particularidad de este autor, es que juega a meterse en los relatos. Es un personaje más, el narrador que nos cuenta la historia como si se trataran de ellos verídicos de los que ha sabido por terceros y cómo sus relatos y novelas han hecho célebre a Kosuke y le ha llevado a conocerse en persona y a hacerse amigos. Kosuke termina escribiéndole al propio autor para que sepa de sus casos y proporcionándole la información que necesita para escribir su próxima historia. Ese ha sido un toque muy original que me ha gustado, que cree la ilusión al lector de que todo cuanto lee es cierto y que Kosuke es un hombre de carne y hueso.

Además, Yokomizo nos explica un poco el modus operandi de las novelas de misterio y nos expone que la mayoría se basan en tres corrientes narrativas que se perpetúan y desarrollan con ligeras modificaciones: el asesinato en una habitación cerrada por dentro, la víctima de imposible identificación donde la víctima podría ser el propio asesino y el caso del impostor. Una cosa me ha quedado clara al leer a Yokomizo, que se convirtió en un gran experto en novelas policíacas y que leyó a muchísimos autores que desconozco y cuyos nombres menciona. No he parado de anotar nombres en una libretita para futuras lecturas.

Un aliciente para leer las novelas del señor Yokomizo, es que se aprende un montón de la cultura japonesa y de su historia, en especial, en los terribles tiempos de la Segunda Guerra Mundial. Éste fue un período muy oscuro, dadas las muertes y las dos bombas atómicas que tuvieron el macabro honor de recibir por parte de los aliados.

Asesinato en el honjin y otros relatos de Seishi Yokomizo ha sido una lectura deliciosa, muy entretenida y hasta divertida por su peculiar personaje Kosuke Kindaichi, una leyenda para los japoneses como sería para nosotros Sherlock Holmes. Me he quedado con muchas ganas de leer más cosas del señor Yokomizo, así que os recomiendo encarecidamente no perderos éste título y su gran obra Gokumon-to. La Isla de las Puertas del Infierno, que fue votada por los japoneses como una de las mejores novelas de misterio de todos los tiempos. Un regalo original y diferente que pedir y regalar por Reyes a un ávido lector. Desde aquí, ¡mil gracias a la editorial Quaterni por el ejemplar!

Con la reseña de Asesinato en el honjin y otros relatos de Seishi Yokomizo despido el año 2017 y doy la bienvenida al 2018. ¡Feliz Año Nuevo a tod@s!
Enlace: https://elaventurerodepapel...
Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más