InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de LAKY


LAKY
07 noviembre 2018
La novela comienza en el año 1969. Berta es una joven de veintidós años que trabaja como funcionaria en la Agencia Española de Investigación Espacial. Bueno, lo de trabajar lo pondremos entre comillas porque, como cualquier típico funcionario de la época, no da palo al agua. Su jornada de trabajo consiste en desayunar durante dos horas con sus compañeros y luego subir a la terraza del edificio a broncearse. Sus aspiraciones personales se resumen en casarse con su novio de toda la vida y abandonar, por fin, el hogar familiar y a su estrafalaria familia.

Pero los deseos del caudillo van a cambiar su vida. Franco quiere posicionar a España en el mapa aeroespacial y encarga a la Agencia la construcción de un satélite; España será de los pocos países en tener uno. Un inteligente ingeniero, Téllez, será el encargado de la construcción y a Berta la eligen como intérprete. No es que ella haya estudiado formalmente inglés pero vive en Torrejón de Ardoz, al lado de la base americana, y el continuo roce con los americanos ha conseguido que hable el idioma bastante decentemente. al principio Berta no está nada contenta con la propuesta; ella no quiere trabajar más de lo que trabaja (o sea, nada) y no tiene ningún tipo de aspiración profesional. Si lo acepta es un poco por compromiso y porque, quizás, haya un aumento de sueldo y eso le permita ahorrar para, por fin, casarse.

Como he dicho en la introducción, con esta novela Juan Vilches abandona la novela histórica y entra de lleno en el género de la comedia. “Berta y las estrellas” tiene un tono humorístico evidente, que en ocasiones llega a rozar el esperpento y lo absurdo. Hay situaciones tremendas, sobre todo las relacionadas con la familia de la protagonista (que no hay por donde cogerla, vaya especímenes). Con todo ello, Vilches consigue una novela ligera, muy adecuada para pasar un buen rato

La novela es ficción, completamente. Aunque hay momentos en que no lo parece. Busqué información sobre ese proyecto de satélite español, incluso sobre una secta que aparece en la novela. Pero no, todo ha salido de la imaginación del autor. Bueno, todo salvo el contexto en el que se desarrolla la historia. En ese sentido, ha sido bonito encontrarme con esa España de finales de los sesenta principios de los setenta. Una España que ya estaba saliendo del ostracismo en el que había estado desde la guerra, una España casi moderna, una España yeyé. Un país en el que la mujer aún seguía sojuzgada al poder masculino. Berta, la pobre, quiere salir del hogar familiar pero sólo puede hacerlo de dos formas: o casándose, o esperando a cumplir los veinticinco años. Hasta entonces, las mujeres estaban bajo la tutela paterna como si fueran niñas pequeñas.

Es interesante ver la mentalidad de la época de la que Berta es un claro exponente y hay que entender algunas de las situaciones que la novela plantea bajo ese prisma. La forma de actuar de Berta nos puede parecer rara en algunos momentos pero era habitual en la época. Por supuesto, había mujeres con aspiraciones profesionales pero la actitud de Berta de trabajar lo justo para casarse y retirarse estaba muy extendida.

Me ha gustado mucho la evolución que experimenta la protagonista. Cierto que las cosas le suceden casi por casualidad, como caídas del cielo y que ella casi se limita a dejarse llevar. Pero llega un momento en el que toma las riendas de su vida y demuestra toda su valía.

La novela comienza por el final. El primer capítulo transcurre en la actualidad y vemos a Berta dirigiéndose a la fiesta que sus compañeros de la Agencia le han organizado: su fiesta de jubilación. Luego se retrotrae al año 69 y, capítulo a capítulo, iremos avanzando durante los tres años que costó la fabricación del satélite. Ya veremos los grandísimos problemas con los que Téllez se enfrenta porque España no tenía la infraestructura ni los profesionales que requiere la construcción de algo así. Y, encima, lo tienen que hacer contra reloj, en el plazo record de tres años. A Téllez y Berta les va a pasar de todo

La novela se sustenta en Berta, su protagonista absoluta. Como secundarios de lujo le acompañan personajes de lo más variopinto. Empezando por su estrafalaria familia formada por una madre controladora, un padre ido, una abuela peculiar, una hermana que se quedó embarazada de un negro americano de la base cuando era apenas una adolescente y tuvo un bebé que vive en la casa familia. La hermana de Berta, Zita, representa ese mundo hippy y contrario a toda norma; pertenecen a una secta que da lugar a situaciones realmente risibles.

Será un narrador en tercera persona quien os irá contando los entresijos de la historia focalizando, como es evidente, en Berta. Con un estilo ligero y cercano, irónico y socarrón, bastante divertido, “Berta y las estrellas” es una novela de fácil y entretenida lectura que nos hace pasar muy buenos ratos.

A destacar también la aparición estelar de algún personaje de la época –como Dominguín- y la banda sonora que lleva asociada


Conclusión final

Me lo he pasado en grande con esta Berta y su estrafalaria familia. Me he divertido con este políticamente incorrecto –desde el punto de vista actual- paseo por los sesenta y noventa y por ese proyecto tan alocado que los protagonistas tenían entre manos.


Enlace: https://librosquehayqueleer-..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}