InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Yani


Yani
10 abril 2018
Empecé a leer este libro creyendo que iba a encontrarme con una novela corta que sigue las aventuras “militares” de un joven ruso pero terminé fascinada porque, si bien las aventuras y el joven existen, el libro no es sólo eso. Raro, porque debí haber confiado en Pushkin y su excelente forma de llevar un argumento en Eugenio Onieguin. La sorpresa, entonces, fue mayor. La hija del capitán es una hermosa y para nada aburrida historia de un joven a quien su padre envía a realizar el servicio militar y termina involucrado en hechos históricos que Pushkin quiso recrear. Y si se preguntan qué demonios tiene que ver la hija de un capitán con todo esto, hacen bien. Pero hay que leer la novela para saber por qué, según mi opinión, el título es acertado. Eugenio Onieguin no debería llamarse así y aquí parece que Pushkin afinó su arte de titular (¿es un arte?).

La historia es simple y, aunque se complejiza con el contexto histórico, en la misma novela se sobreentiende. Ayuda mucho buscar por cuenta de uno, por supuesto, o tener una edición anotada. al margen de eso, se trata del joven Piotr Andréyevich, quien cree que su padre lo enviará a San Petersburgo para que haga el ya mencionado servicio, pero lo asignan a la guarnición de una fortaleza en donde conocerá a la familia del capitán Iván Kusmich que incluye, obviamente, a su joven hija, María Ivávnova. El conflicto empieza (y antes hay uno importante, pero el que sigue lo es más) cuando sufren la invasión del cosaco Yemelián Pugachov, el líder de los rebeldes en contra de Catalina la Grande. Si Piotr creyó que yendo a San Petersburgo iba a pasarla mejor que en Belogórskaya… tal vez tenía razón.

Piotr es un personaje que debido a sus escasos años no despierta mucha simpatía en el lector cuando empieza a describir su vida y sus aspiraciones. de hecho, me pasé unas cuantas páginas pensando que era un mocoso insoportable que merecía que Savélich, el criado que lo acompaña en su travesía, le pegara unos cuantos gritos. Pero la vida en el servicio lo hacen madurar de golpe (mucho más con una rebelión en la puerta), así que Piotr mejora mucho y uno termina queriéndolo. Los personajes de esta novela no son planos: cuando se los presenta dan una imagen que paulatinamente se irá transformando en otra. Es satisfactorio ser testigo de una evolución en tan poca extensión de novela. Ni siquiera Pugachov, al que uno identifica inmediatamente como “el villano” del libro, es lo que parece ser. Y María… Sólo diré que me pasé toda la lectura quejándome de lo llorona y debilucha que es y tuve que tragarme las palabras más de una vez. El verdadero carácter no está en la superficie. Puedo asegurar que Pushkin tiene unos personajes femeninos increíbles.

El narrador de la novela es Piotr, así que el lector queda en manos de sus impresiones y perspectivas hasta cierto punto (me reservo el motivo, para no adelantar). Después de haber leído Eugenio Onieguin pensé que este libro cargaría también con un lenguaje medianamente poético y muy elaborado, pero me encontré con una narración simple, muy linda y hasta adecuada a la edad del narrador. Sin embargo, no es escueto a la hora de transmitirnos sus miedos y tristezas, lo cual produce cercanía. Los capítulos en los que está dividido comienzan con un epígrafe alusivo y terminan de forma tal que hace difícil soltar la lectura. Particularmente, me atrapó mucho y sin darme cuenta en ocasiones leí más capítulos que los que había calculado. La acción no da respiro y una vez que aparece Pugachov (dato inútil: Pushkin investigó sobre él, cosa que me hace preguntarme si en el libro lo caracterizó tal cual) los giros se suceden. El final me encantó. Era un as bajo la manga de Pushkin y lo usó así como si nada.

Así que, aunque el autor y el argumento asusten un poco, casi no hay excusa para no leerlo. Me encantó, aun cuando lo empecé creyendo que iba a aburrirme con este personaje que queda casi la deriva y se ve involucrado de golpe en situaciones complicadas, en donde el poder y la muerte van de la mano. Hay muy pocas novelas que pueden jactarse de contar con un contexto histórico y mostrarlo sin aburrir al lector. Esta es una de las que tienen permitido hacerlo.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}