InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Vane24


Vane24
26 julio 2020
"Mi abuelo tenía un hotel", de Daniel Nesquens, ilustrado por Bea Enríquez y ganador del Premio Anaya Infantil 2020, es un cuento para niños de edad de 6 a 12 años.

Daniel Nesquens nos cuenta una historia divertida, pero también llena de sentimientos.

En ella encontramos el amor que los abuelos se tenían, desde que se conocieron cuando él trabajaba en otro hotel, en el que la abuela se alojó, y durante toda la vida que pasaron juntos. Una vez más, tenemos el reflejo de que el amor puede ser para siempre.

También nos enseña que podemos alcanzar nuestros sueños. Cómo el abuelo, que quería tener su propio hotel, y cuando conoció a la abuela, dejaron todo para ir en busca del hotel perfecto. Con perseverancia, se consigue. Y además con trabajo, pues el abuelo había trabajado y ahorrado para poderlo comprar.

El abuelo trabajaba de ascensorista, y ante la pregunta de que su trabajo era raro, respondía que no más raro que se peluquero o fontanero. Y tiene razón, todo trabajo es importante y honrado. Una manera muy sutil de enseñar a los niños a respetar el trabajo de los demás.

Aparte de todo esto, quizá lo que más me ha gustado de la novela, es que es muy divertida. La historia es muy dinámica, en cada capítulo pasan cosas, de tal manera que no da tiempo a que los niños pierdan la atención. Es muy importante, ya que a esa edad, es muy fácil que se distraigan, o que prefieran jugar con otra cosa o ver la tele. Por lo que el escribir una historia para niños que les guste y divierta, para que tengan más ganas de leer, es difícil.

En este caso, en el hotel nos encontramos con clientes muy peculiares, que nos harán pasar situaciones de lo más estrambóticas. Por ejemplo, el hombre con el Pontiac en la piscina, o el hombre salchicha. Me he divertido mucho con cada inquilino y seguro que los más pequeños lo harán también. A Daniel Nesquens se le han ocurrido un montón de clientes, a cada cual más raro. Pero vemos, una vez más, que lo raro no es malo, y lo tenemos que aceptar y respetar.

Las ilustraciones, de Bea Enríquez, me han parecido de lo más originales y divertidas. Son de trazo sencillo, pero a la vez muy trabajado y con una mezcla de colores muy curiosa. Creo que no son de las típicas que solemos encontrar para niños, y por eso me han gustado tanto. Me han recordado un poco a los dibujos que los niños realizan, por ejemplo, los trazos para hacer un coche, o que las líneas que representan la pared del hotel, no sean del todo rectas y exactas. al tener ese toque infantil, pueden llamar más la atención y fijarse para ellos mismos dibujar después.

El Premio Anaya Infantil 2020, ha sido muy premio muy merecido para "Mi abuelo tenía un hotel".
Enlace: https://www.anikaentrelibros..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más