InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de gastoncaba


gastoncaba
28 febrero 2021
Este libro es una maravilla, da lo mismo que seas fan de la música de Elliott Murphy o no. Si te interesa el mundillo del rock de los 70s, Murphy ha sido un vector que ha pasado en vuelo rasante al lado de las estrellas de rock más reconocidas (como Lou Reed o el mismísimo David Bowie, con quien tomó su primera raya de coca) y, por algún motivo que no terminamos de develar (llamémosle de momento mala suerte) no ha quedado junto a ellos en el podio. Pero esta posición tan inusual le ha permitido ser testigo en primera fila de la época de oro del rock. Murphy, con su memoria de elefante, nos hace revivir con intensidad este periodo. La publicidad de su disco Just a story from america decía “Podría haber escrito un libro. Pero eligió al rock & roll”. Resulta que ha hecho ambas cosas, además de sus geniales discos, ha escrito un excelente libro sobre rock & roll.

La edición del libro por parte de Varasek Ediciones es impecable, tratándose de un volumen de más de 500 páginas está encuadernado con tapas duras, papel de primera calidad y un diseño sobrio y elegante a cargo de Jaime Narváez. El libro está dividido en tres partes: luego del prólogo a cargo de Santiago Alcanda podemos leer la novela Tramps, su autobiografía Just a story from america (aderezada de cantidad de fotos y memorabilia) y finalmente poemas y canciones del autor seleccionados por Marcos Canteli y Antonio Cordero.

El prólogo propone una clave de lectura para la novela y la autobiografía: ¿Cuánto de autobiográfico hay en su novela y cuánto de ficción en su autobiografía? Tal como dice Murphy, que la verdad no te impida contar una buena historia.

Hoover, el protagonista de Tramps y doble del mismo Murphy, es un talentoso guitarrista en busca de gloria que toca por las noches en un bar de blues de la Nueva York de los años 80s. El barman de Tramps es a la vez su mejor amigo y su camello. El exceso con las drogas y la fidelidad con su amigo lo meterán en problemas con la mafia italiana.

La simple trama de Tramps es una excusa genial para ir desplegando una cantidad increíble de trivia del siglo XX, que en la novela se extiende en los pies de página, a veces con un efecto topsy-turvy donde lo que hay en las notas al pie se vuelve más importante que lo que ocurre en la novela. Murphy se divierte de lo lindo (y nosotros con él, claro). Tal como le dice su amigo en la novela: “Estás más lleno de datos inútiles de lo que lo estás de mierda, Hoover, al contrario de los gilipollas que trato y, sabes, te quiero por eso. Eres más entretenido que unos buenos fuegos artificiales y eso es arte en sí mismo”.

El prólogo propone también una banda de sonido para acompañar la lectura de Tramps, es decir, las canciones que suenan durante la novela. Y hay nombradas cantidad de canciones más como para hacer al menos otras dos listas (yo mismo hice una lista alternativa llamada Tramps que puedes buscar en Spotify).

En su autobiografía, Murphy nos hace recorrer junto a él su largo y sinuoso camino, su paso por diferentes discográficas, sus encuentros y anécdotas memorables junto a estrellas de rock de primer nivel (como la siniestra anécdota frente a un penitenciario junto a Ray Davies de los Kinks o cuando su madre habló por teléfono con Lou Reed porque él no estaba en casa), sus propios errores y todo lo que la mala y la buena fortuna le tenían reservado para su intensa vida.

El libro cierra con una selección de poesías y canciones, donde encontramos a Murphy metido de lleno en sus recuerdos, haciendo pie en las escenas familiares de su infancia, evocando a la vez a sus seres queridos y al mismo rey del rock & roll, Elvis Presley.

Tal como canta en su canción Deco Dance, el pasado es la única cosa que dura si te mueves rápido.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más