InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de GuadalupeVazquez


GuadalupeVazquez
24 febrero 2019
Me gustó bastante esta novela, y los cuestionamientos que presenta.
Sin embargo, sentí que fue un poco débil en relación con el planteamiento y desarrollo de los mismos. Todos estos planteamientos filosóficos se presentan de manera rápida, se hablan apenas y luego se continúa con el siguiente. Yo creo que esto es, en parte, por las pocas páginas que tiene la novela y, segundo, por la edad del protagonista. Sin embargo, todas esas preguntas nos quedan dando vuelta en la cabeza y no podemos evitar filosofarlas y pensarlas nosotros mismos. No podés salir de este libro sin quedarte pensando en una o varias de las cosas que pasan o se dicen. Y ese creo que es el punto fuerte de la novela: no lo que se narra, o lo que pasa, sino lo que deja en el lector.
Además, la elección de la edad del personaje creo que fue un poco incómoda. Jonas tiene 12 años, y su capacidad para pensar, reflexionar y filosofar las cosas es tan limitada como para todos los chicos de 12 años. Por eso, la mayoría de los planteamientos filosóficos y las situaciones que se dan a lo largo de la novela quedan cortos y sin ser analizados, debido a la imposibilidad del personaje.
Sin embargo, se presentan bastantes conceptos y planteamientos que vale la pena destacar. Como, por ejemplo, la individualidad de las personas. En esta novela, todos son iguales y todas las cosas sin iguales. No existen los colores para separarnos entre nosotros, todos usan las mismas ropas, las mismas cosas, los mismos peinados, los mismos ojos. La única división que existe es por edad al inicio, por trabajo más adelante, y entre femeninos y masculinos. Nada más. Ellos no son únicos en nada, no son especiales, no se dividen entre sus gustos o lo que no les gusta. Son todos una misma masa, que se mueve como una masa, elige como una masa y decide como una masa.

"Había visto una fiesta de cumpleaños en la que se festejaba a un niño en su día, y entonces entendió el gozo y el orgullo de ser un individuo, una persona única y especial."

Más adelante también se habla de la posibilidad de elegir. Como no existen los colores, no tienen la posibilidad de elegir entre una toga roja o azul. No pueden elegir sus parejas, no pueden elegir a sus hijos, ni sus trabajos, ni el nombre de sus hijos. Ante la posibilidad de elegir, se presenta este diálogo:

"—Pero ahora que yo veo los colores, por lo menos a veces, estaba pensando: ¿y qué pasaría si le pudiéramos poner cosas que fueran muy rojas o muy amarillas y él pudiera escoger? En vez de la Igualdad.

—Que podría escoger mal."

Hacer la elección incorrecta es tan devastador en esa sociedad que los personajes ni siquiera se atreven a cuestionar esa decisión. Prefieren no ser libres, no tener la posibilidad de elegir antes que fallar, que errar, que equivocarse. ¿Vale realmente la pena convertirse en una masa, seguir lo que nos dicen, no poder elegir lo que queremos o lo que hacemos por el simple hecho de no querer errar?
Más hacia el final, se presenta la posibilidad de cambiarlo todo. Pero también se encuentran con el hecho de que las cosas han sido así desde hace muchísimo tiempo. A pesar de que hace más, existía algo diferente, todas esas personas han vivido de la misma manera tantos años que no conocen nada diferente, no saben cómo afrontar algo diferente y les enseñaron a no pensar ni esperar nada diferente. No quiero hablar más para no spoilear.
El final me pareció hermoso y devastador. Estaba escrito de una manera tan bonita y tan poética, que no sabía realmente si sentirme feliz o triste. Si llorar o alegrarme. Me dejó con un vacío de duda que no creo poder llenar en un tiempito.
Enlace: https://loslibrosdelosdragon..
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más