InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Dreammewords


Dreammewords
14 noviembre 2018
En esta historia, el lector hace el papel de oyente del relato que tiene para contarnos Thurber, el protagonista.
Él nos cuenta sus motivos por los que dejó de frecuentar a su amigo Richard Upton Pickman, un artista de renombre en la ciudad de Boston, recalcando continuamente que él mismo es un hombre muy poco impresionable y que sus razones no tienen nada que ver con la escandalización que le provocó a los llamados "criticos de arte" las morbosas obras del pintor.
Lo que hace que el lector comience a sentir intriga es que a pesar de autoproclamarse un hombre de tanta compostura y con mucho conocimiento del arte y el mundo, las cosas que Thurber vio en el sótano de Pickman lo dejaron fuerte e incontrolablemente horrorizado, tanto como para no volver a bajar a uno de ellos ni tampoco volver a tomar un subte.

Lovecraft nuevamente recurre a sus métodos no tan sutiles de generar miedo, repitiendo una y otra vez que algo es horroroso o provoca mucho rechazo, pero ésta vez sale bien, porque da la información exacta para que el lector tenga un contexto sobre las pinturas que se mencionan pero que a su vez pueda moldearlas según su propia imaginación.
Además este recurso lo usa magistralmente para provocar una buena ambientación, y yo al menos me metí tanto en la historia que podia escuchar lo que Thurber escuchaba y ver lo que el veía.

Si bien este relato no me provocó miedo, sí se podría decir que sentí mucho rechazo y aversión hacia Pickman y sus pinturas, y todo el mérito se lo lleva la escritura tan descriptiva de H.P.L. que le da forma a todas esas escenas macabras y sobrenaturales. (Cuando digo que sus pinturas me provocaron rechazo lo que quiero decir es que si las viera en la vida real las amaría completamente, claro).

Entre todo esto, Howard aprovecha de filosofar un poco sobre qué es el arte y qué diferencia un genuino artista de un pretencioso con herramientas, etc.
De paso hace mención a varios artistas que creo vale la pena buscar después de haber terminado de leer; por lo menos a mí me dejó con ganas de saber y conocer mas de sus trabajos, Gustave Doré y Sidney Sime en particular.

La resolución se la puede ver venir en parte porque constantemente se van tirando pistas en el relato cuando se mencionan tuneles subterraneos y la historia de cómo en Salem del 1600 muchas casas estaban conectadas entre ellas gracias a estos mismos, para que luego aparezca uno en la misma casa que tiene alquilada Pickman.

Con esta siendo tres historias que llevo leídas de él, algo que estoy empezando a notar en Lovecraft es que muy seguramente en su época los monstruos que creó darían mucho pavor pero hoy en día son criaturas que formarían parte de películas ochentosas de culto. A lo que voy es que probablemente la evolución del horror y cómo nosotros como espectadores lo vemos debe influir mucho en las calificaciones (mías como del público en general) de sus obras.

En fin, es una historia sobre como la mente y la imaginación de una persona puede bajar a tales profundidades de lo macabro y morboso. Teniendo todos los ingredientes para una historia disfrutable, se lleva una buena puntuacion.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}