InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Paloma


Paloma
27 marzo 2019
Esta fue una lectura divertida, liviana, rápida... es uno de esos libros que puede sacarte de un “Reading slump” pero, al mismo tiempo, no se puede esperar un retrato profundo de personajes ni una alta calidad literaria. Crazy Rich Asians es como una telenovela mexicana, y es divertida, y ello no tiene nada de malo.

El argumento ya es bastante conocido: Rachel Chu, economista de Nueva York, es invitada por su novio Nicholas Young a la boda de su mejor amigo en Singapur. Rachel nació en China, pero se fue cuando era bebé y desde entonces ha vivido en los Estados Unidos. Así que está feliz de ir con su novio en lo que parecen ser unas vacaciones de verano emocionantes... hasta que descubre que Nick proviene de una familia estúpidamente rica. Ello significa que pronto se verá involucrada en todos los chismes y el gasto sin sentido de los multimillonarios que son amigos y familiares. Asimismo, Eleanor, la madre de Nick, le hace saber que no es bienvenida, ya que no es adecuada para un heredero como el Sr. Young y entonces todo el drama comienza.

Realmente disfruté cómo el autor describe la riqueza actual y existente en Asia. Este fue un tema del que recién me di cuenta: siendo de México, creo que estamos más acostumbrados al sueño americano y a los millonarios como los hombres de negocios de los Estados Unidos o las estrellas de la realidad (por ejemplo, el clan Kardashian-Jenner). Pero cada vez es más evidente que los asiáticos, y especialmente los chinos, son realmente ricos y locos, y están desafiando lo que consideramos el concepto de riqueza. Kwan nos da un retrato moderno y actual de cómo se ven estas personas, y uno no puede dejar de sorprenderse. al mismo tiempo, también disfruté cómo describe a Singapur: la sociedad moderna mezclada con las tradiciones, la comida, la arquitectura colonial con los edificios más futuristas, etc.

Sin embargo, hay dos aspectos que me resultaron un poco problemáticos y que no puedo pasar por alto: la historia de Rachel y Nick es solo uno de los muchos presentados por el autor y, aunque algunos de ellos eran interesantes (Astrid, prima de Nick y Eleanor, su madre, me parecieron interesantes) muchos otros eran solo bastante molestos y de relleno. Además, a veces se leía como una telenovela: había una gran revelación y no era hasta varios capítulos después que descubrimos qué era y esto no dejaba de resultar un poco molesto. de igual forma, un par de revelaciones fueron bastante, color de rosa y poco creíbles.

Del mismo modo, todavía me cuesta entender lo que significa la historia; si bien a veces era divertido leer sobre cómo las personas gastan millones de dólares en una boda o las chicas que compran los últimos modelos de alta costura en París, no pude evitar sentir la poca importancia de todo esto, especialmente en la actualidad. ¿Cuál es el punto? ¿En qué tipo de persona te conviertes cuando tienes esa cantidad de dinero y gastas miles de dólares en un par de aretes para presumir? Supongo que eso no te convierte en una mala persona, pero, ¿qué es lo que se gana? Kwan no se preocupa mucho por esto, pero es cierto que la mayoría de los personajes están lejos de llevar una vida feliz.

Tengo ganas de continuar la serie (como todo placer culposo) pero como este libro me lo prestaron, no estoy segura si tenga caso invertir en los otros libros. Veremos si me gana la tentación
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}