InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
>

Crítica de Dreammewords


Dreammewords
14 November 2018
Es justo empezar diciendo que este libro es de hecho todo lo contrario a lo que esperaba que fuera. Entré de cabeza buscando aliens, universo y ciencia, pero me encontré con la historia de Henry Denton, un chico de 16 años oriundo de Calypso, Florida a quien los extraterrestres abducen desde que tenía 13.
Henry no sólo es abducido: le otorgan el conocimiento de que el 29 de enero de 2016 toda vida en la Tierra va a desaparecer, y él es el único que puede parar este evento nada más apretando un botón.

Somos introducidos a un Henry sarcástico, lleno de un humor irónico y nihilista que día tras día se cuestiona el por qué vale la pena estar vivo cuando su primer y único amor no lo está:para él, Jesse decidió que la vida ya no valía la pena, y sin dejar siquiera una nota, decidió quitarse la vida.
De a poco nos vamos dando cuenta que ese humor que tanto caracteriza a Henry es sólo una tapadera para todo lo que realmente le está pasando en su interior.

Porque todo este libro es sobre el (hermoso y destruido) interior de Henry: el duelo con el que no puede hacer las paces; el dolor de ver a su abuela lentamente perdiendo su identidad; su mamá dejando que la vida pase; una mejor amiga que se alejó sin explicación, el bully con el que tontea dentro de un baño pero abusa de él en los pasillos del colegio; y, como frutilla del postre: Diego, el misterioso chico nuevo.
Todas estos pensamientos chocan el uno contra el otro mientras Henry espera la tan anticipada fecha en la que la humanidad finalmente colapsará. (Paréntesis para comentar que sus teorías sobre cómo podría suceder el evento en cuestión son todo lo bueno que hay).


Lo más remarcable de esta historia es que no hay ni un personaje blanco o negro: todos forman parte de distintas tonalidades de gris.
Son profundos, son realistas; cada uno tiene su manera de ver y lidiar con la vida y me encontré simpatizando con todos -o casi todos-, y esto es algo que casi nunca pasa en mis lecturas.
Honestamente, solo quería abrazarlos a todos y decirles que todo iba a estar bien.
Henry es uno de los personajes más sinceros que he tenido la oportunidad de leer y me partió el corazón en mil pedazos durante todo el libro.

Algo que disfruté especialmente es que NO SE ROMANTIZA el suicidio ni la salud mental. Henry NO IDEALIZA a Jesse por lo que hizo. Todos los temas que se tocan se desarrollan de la forma cruda y dolorosa que son; después de todo, los que quedan detrás son los que cuentan la historia.

Audrey y Diego son personajes maravillosos, complementan a Henry y viceversa. Tienen una relación hermosa, a pesar de todo lo que pase y haya pasado entre ellos. Una vez que su amistad se consolida es una de las relaciones más hermosas que he tenido la posibilidad de leer.

Por otro lado, Shaun David Hutchinson tiene esta manera directa de escribir; sincera, con una visión autocrítica de nuestra sociedad sin enroscarse en metáforas rebuscadas sin sentido, pero aún así es hermosa y te llega. Me encontré riendo, llorando, abrazando el libro, escribiéndolo y dibujándolo. Muchos capítulos tienen una forma hermosa de terminar; te llenan de esperanza y al mismo tiempo te desconciertan y lo único que querés hacer es seguir leyendo.


Siento que tengo mucho más para decir sobre We Are the Ants, pero cuesta poner en palabras todas las emociones que sentí, por lo que probablemente vaya a explayar cuando lo relea en un futuro con la cabeza fría y teniendo en cuenta algunas cosas bastante significativas que terminé considerando cuando ya había acabado el libro.
Comentar  Me gusta         11



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea