InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de LEMB


LEMB
24 febrero 2019
Amor prohibido (Guilty pleasures) es el primero de una serie de cuatro libros que apuntan maneras y que tendré presente para cuando me apetezca un romance "enagüil"; además, en el tercero tendremos la historia de Viola, y eso es un pequeño añadido para querer leerlo.

Normalmente, cuando leo una novela tengo que ir apuntando ideas y comentarios a medida que avanzo en mi lectura porque es la manera de estructurar luego mi opinión, sin olvidar las partes que más me llamaron la atención. Esto no lo he hecho siempre, pero ahora es casi como un imperativo. No obstante, me he leído Amor prohibido de una sentada y no me ha dado tiempo ha resaltar nada así que voy un poco como sin red de seguridad recordando la relación entre mojigata Daphne y el engreído Anthony.

Usar estos dos calificativos para ellos es quedarme en la superficie, porque ni Daphne es tan así ni Anthony tan asá, y de ahí viene la gracia de esta historia de amor que se forja desde una relación de admiración y casi sumisión, a pesar de que él solo la ve como algo necesario para su objetivo de conseguir un museo y ella está obnubilada por él y su presencia, hasta una relación de yo ya no te necesito pero yo a ti sí, y a partir de ahí, comienza el juego. Eso es de lo que precisamente disfrutamos, de un juego entre los dos, en el que él va un poco perdido pero sabe tentarla y ella, a pesar de su ignorancia en las relaciones, sabe marcar muy bien los límites y volverle algo loco.

No es una historia con una trama compleja ni de grandes subidas o bajadas; tampoco está llena de personajes ni de escenarios; es simplemente una historia de amor, con momentos tiernos y con momentos que nos dejan la miel en los labios (más a ellos que a nosotros, la verdad). La fuerza, quizá, está en los diálogos ingeniosos y ágiles y en ver cómo ella consigue que él sienta, más allá de sus necesidades y de sus obligaciones. Tened en cuenta que ambos personajes son muy diferentes, por lo menos al principio, y, aunque ambos están solos, no podrían estar tan alejados el uno del otro.

Como lectores somos testigos de cómo ella va siendo más real y cercana a los ojos de él; cómo va desplegando todo su encanto, todo su atractivo, toda su fuerza, y cómo él se va consiguiendo que ella reviva, se muestre, se quiera y tenga la confianza suficiente para que su presencia se note allá por donde vaya. Me gusta que ella no sea una damisela en apuros y que tome las decisiones con firmeza y mirando hacia delante; y me gusta que él sea el débil de esta relación, y que le bajen esos humos de duque que lógicamente tiene que tener y que lógicamente debe rebajar para merecerse lo que anhela. Ese es precisamente el juego al que asistimos y que disfrutamos.

Un añadido maravilloso a esta historia es ese lenguaje de las flores (si la habéis leído sabréis de qué hablo); me ha gustado tanto que enseguida me vi buscando el libro al que hacía referencia y que no encontré. Creo que le añade más ternura a esta novela.

Por otro lado, es verdad que no hubiera pasado nada si la historia hubiese sido algo más larga y completa porque me encontraba tan a gusto entre ellos que algún malentendido no me hubiese importando. He disfrutado de los acercamientos, de los suspiros, de las miradas, de lo que significaban esos mosaicos cuando estaban a solas, de esas clases de baile, de esas conversaciones sobre Cleopatra y sus sentimientos, y sobre su pasado y el porqué de muchas cosas. Ha sido interesante ver cómo ella lo ponía en su sitio o cómo se doblegaba a sus deseos. Una lectura muy recomendable, sin duda.
Enlace: https://millibrosenmibibliot..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}