InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Yani


Yani
29 mayo 2018
La educación sentimental me hizo sufrir, porque sus altibajos son incontables, los personajes son detestables y en ciertos momentos no hay nada por lo cual interesarse.

El argumento es sencillísimo y hasta les puede sonar parecido al de otras novelas. Moreau es el típico personaje provinciano que va a la ciudad para triunfar, algo que en esa época podría traducirse como “mantener varias amantes, rodearse de amigos más inteligentes y más poderosos que uno y conseguir un puesto de trabajo gracias a todos ellos”. La sociedad (preferiría utilizar la idea de Balzac en Papá Goriot porque me parece más exacta: el lodazal) está repleta de ellos. Y Moreau cumple con todas las condiciones, porque es un muchacho indeciso, se limita a pensar por imitación y vive arrastrado por las circunstancias. Esto no es un dato menor: la presencia del contexto histórico en esta novela es muy fuerte. Francia va camino a la Revolución de 1848 y la agitación política golpea a todos los personajes, a los cuales Flaubert les dio una posición tambaleante.
Todo lo que amé de la educación sentimental está situado en la tercera y última parte. No quiero contar demasiado, por supuesto, así que me limito a decir que Flaubert se lució. Tampoco quiero aburrir elogiando el narrador, pero podría definirlo a mi manera: explosivo, detallista y poco explicativo cuando quiere. Lo realmente genial está en cómo surgen las voces de los personajes sin abandonar la tercera persona (¡y ya en esa época!).

Mientras lo leía, llegué a preguntarme muchas veces cuál era el motivo principal de mi hastío, además de los que mencioné anteriormente. Creo que ya estaba cansada de los advenedizos al estilo Rastignac o Bel Ami, de la focalización en frivolidades, de las reuniones y fiestas en donde no ocurre nada, de la misoginia gratuita y los conflictos amorosos forzados. La historia de Moreau no es ni tan simpática ni tan intrigante como para terminar el libro en dos días. Si tuviera que recomendarlo, lo haría sólo por esos recursos técnicos que a mí tanto me gustan y por la genialidad de Flaubert para convertir argumentos soporíferos (aunque muy reales, por cierto) en una obra literaria respetable. Y subrayo, como siempre, que son apreciaciones e interpretaciones personales.
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más




{* *}