InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de lauli


lauli
19 abril 2019
Arranqué la lectura de esta novela con muchísimos prejuicios, pensando que me iba a encontrar con una historia trillada y lacrimosa. Y sí, lloré al final, porque lo que me encontré fue a una de las grandes heroínas trágicas de la literatura: la inolvidable Marguerite Gautier.

Al igual que Manon Lescaut, tenemos una historia enmarcada. Un narrador que acude a la subasta de los bienes de Marguerite, que ha muerto, y se hace, justamente, de un ejemplar de Manon Lescaut. Es así como luego conoce a Armand, quien le regaló ese libro a Marguerite y quiere recuperarlo a toda costa. Ese es el puntapié inicial para que Armand narre su relación con Marguerite, intercalando textos de cartas de ella y de su padre que lleva siempre consigo, dándole a la novela un carácter polifónico, y al lector la sensación de estar abriendo cajitas chinas.

Marguerite es una cortesana joven, bella, codiciada, pero también condenada a una muerte prematura por una tisis crónica que fue "lo único que me legó mi madre". Vive suntuosamente de la generosidad de sus amantes, hasta que conoce a Armand, de quien se enamora genuinamente. Marguerite querrá abandonar su vida de cortesana y seguir manteniendo a Armand, para que él no gaste su herencia que no es cuantiosa ni se endeude, a costa de ir deshaciéndose de todo lo que tiene. A su vez, se irá dando cuenta de que una mujer que fue cortesana siempre lo será para la sociedad, y que Armand y su familia sufrirán la deshonra de que su nombre sea asociado a la vida licenciosa de Marguerite. Será entonces cuando decida hacer su gran sacrificio. La generosidad, la entrega y la sabiduría de Marguerite me ganaron por completo. Se ha convertido en uno de mis personajes favoritos.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}