InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
>

Crítica de Vane24


Vane24
03 October 2021
"Prisionera de la libertad" es una novela que me ha hecho emocionarme, morderme las uñas, cabrearme y reír. Luca di Fluvio ha logrado que su lectura sea una montaña rusa de emociones, y que sus 666 páginas se me hayan pasado en un suspiro.

Si hay algo que pocas novelas consiguen, es que piense continuamente en ellas mientras no puedo leer. Esa ansia por saber que pasa, o ese cariño incomprensible que se coge a los protagonistas, lo he notado mientras me sumergía en la historia de Raquel, Rocco y Rosetta. Tan sólo quería poder tener 5 minutos libres para leer, aunque fueran 2 o 3 páginas más, pero necesitaba saber qué les ocurría. Y el final ha sido simplemente de infarto.

La manera de escribir de Luca di Fluvio me ha cautivado totalmente. Narra la historia de una manera fluida, ágil y muy dinámica, ya que no encontramos pasajes que estén "de relleno". Los capítulos, más bien cortos, nos dejan siempre con ganas de más, así que la frase de "un capítulo más" se transforma en "unos cuantos más".

Aunque el autor nos aclara que la historia es ficción (salvo la existencia de la Sociedad Israelita de Socorros Mutuos Varsovia), la vida que Raquel, Rocco y Rosetta, y otras tantas personas más, llevan en Buenos Aires, podría ser perfectamente real. Tanto la ambientación como los personajes están muy bien creados y consiguen que el lector se traslade a ese puerto maloliente y a esas calles llenas de burdeles y muerte.

"Prisionera de la libertad" está narrada a varias voces, en dónde no sólo los personajes principales tienen cabida, sino que los secundarios también se convierten en narradores. Es un detalle que me ha gustado mucho, ya que nos permite seguir la historia desde varios puntos de vista, incluso desde la visión de los malvados Amos y el barón.

Luca di Fluvio comienza narrando las historias de Raquel, Rocco y Rosetta. Poco a poco, iremos conociendo la situación de cara uno y el motivo que les llevará a zarpar a Buenos Aires en busca de un nuevo mundo y una nueva vida.

Creo que es irremediable pensar que el destino les va a unir de alguna manera, pero suponerlo no resta intriga a la historia, ya que cada personaje, por su situación, tiene caminos muy diferentes.

"Prisionera de la libertad" nos traslada a 1912, primeramente en Alcamo, Palermo y Sorochincy, en donde el autor da unas pequeñas pinceladas sobre la vida de cada personaje, su situación y su vida. A esto hay que sumarle las dificultades de la época, los abusos de la gente con poder, la pobreza o los mafiosos. A lo largo de la novela iremos descubriendo más detalles de su pasado, así que al final el lector tiene la sensación de conocerlos de siempre. Ninguno de los tres tenía una vida fácil ni cómoda, ni manera de poderla enmendar, y es lo que, por diversos motivos, les lleva camino de Buenos Aires. Lo que no esperan es que allí las cosas continúen igual, o incluso peor.

El groso de la historia transcurre en Buenos Aires y es donde el autor da rienda suelta a la maldad del ser humano. Me ha sorprendido lo fácil que puede ser traficar con vidas humanas, como si apenas fueran un trozo de carne. El poco valor que se daba en todo momento a la mujer, que no eran más que putas para todos. La ignorancia en global que había sobre muchos temas y lo mal visto pero a la vez bien visto que estaba saber leer y escribir. Lo fácil que es también matar y ocultarlo, o sobornar, a cambio de unas pocas monedas, o de una sesión gratis en el burdel. Las diferencias entre hombres y mujeres, a efectos de trabajo, de familia y de valores. Todo eso y más que podáis imaginar, transcurre entre las páginas de "Prisionera de la libertad".

Pero por suerte también encontraremos amor y esperanza por vivir, por cambiar la situación en la que viven. Fuerza por ayudarse unos a otros y demostrar que, por mucho que les digan putas, o por mucho que les digan condenados a muerte, ellas y ellos, son mucho más. Rosetta dice una frase que me ha chocado, y viene a ser que todos son pobres, pero lo que tienen que hacer es ayudarse entre ellos, no pisarse y pelear más, en ocasiones no es la ley del más fuerte para sobrevivir, sino la unión y la confianza. La pequeña Raquel busca la manera de dar voz a las personas que lo necesitan, para gritar lo que todo el mundo sabe pero calla. Prisión y libertad son dos palabras opuestas, pero que en realidad están más unidas de lo que pensamos, y es que en ocasiones, por ser libre, se está preso, de algo o de alguien. Rocco, Raquel y Rosetta lo viven en sus propias carnes. Aunque no hace falta que nos vayamos a esos extremos, si nos paramos a pensarlo, seguro que en nuestro día a día nos ocurre algo similar.

"Prisionera de la libertad" no es solamente la historia de los tres protagonistas, Raquel, Rocco y Rosetta, es la historia de miles de personas, hombres y mujeres, que han pasado, y siguen pasando, por lo mismo. Es una historia llena de esperanza, un grito a la libertad del ser humano, o cómo decía Raquel, un ¡no es justo!
Enlace: https://anikaentrelibros.com..
Comentar  Me gusta         60



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Apreciaron esta crítica ()(6)ver más