InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Inquilinas_Netherfield


Inquilinas_Netherfield
18 diciembre 2017
La reseña de hoy lleva aparcada semanas y semanas porque no sabía qué hacer con ella. Y no era mi intención empezar el mes temático de las autopublicaciones así, pero cuanto antes pase el trago, mejor. No es plato de gusto reseñar negativamente un libro autoeditado (para mí no lo es, os lo aseguro, y creo que este es ya el tercero), y no sabía si dejarla pasar o colgarla. Si ser sincera o tragarme la opinión. He dudado mucho porque sinceramente pocas cosas buenas me surgen para resaltar, pero al final he intentado ser fiel a lo que proclamo siempre, la honestidad reseñando, e igual que hablo de lo que me gusta, cuando algo no me gusta también estoy en mi derecho de expresarlo siempre que lo haga con respeto. No hace falta que diga que solo es mi opinión y que no digo que tenga más o menos razón que nadie, obviamente. Solo es mi opinión personal y subjetiva, como la de todo el mundo.

Huelga decir que no me ha gustado. Y lo he intentado, de verdad. Cuando vi que me estaba aburriendo (mucho) lo dejé parado, me aireé con otras lecturas y volví a él con ganas renovadas. Pero no. El final incluso empeoró la opinión. Antes de ponerme con el libro investigué un poco y vi que sus dos novelas anteriores tenían muy buenas opiniones, que ella era periodista (además con una trayectoria bastante importante), y supongo que esperaba encontrar mucho más de lo que finalmente encontré.

Llegué a este libro con muchas ganas. Participa en el "Concurso indie 2016" de Amazon, y como llevaba la vitola de thriller y además se hablaba muy bien de la autora, pues me puse a leerla para el mes temático del thriller de agosto. Baste decir que cuando llevaba 5 o 6 capítulos deseché reseñarla para dicho mes temático, porque para mí no es un thriller. Y me repito, solo es mi opinión. Puedo estar (seguramente estaré) equivocadísima, pero soy incapaz de decir que un libro me ha gustado si no es así, por mucho que dicha opinión sea la nota discordante entre muchas buenas reseñas (y ya me ha pasado unas cuantas veces desde que estoy en el blog, que me da la sensación de leer un libro totalmente distinto al que leen los demás).

En el fin de la tierra es una amalgama de géneros que no se decanta por ninguno de ellos. Que no tendría por qué ser algo malo si la historia tuviera interés, pero en este caso (para mí) no es así. Yo me he aburrido mucho, de principio a fin, y esa falta de definición hace que la historia no tenga ninguna garra. La trama carece de buen ritmo narrativo, se hace muy repetitiva (sobre todo cuando volvemos a Bernardo) y siento decir que no he tenido feeling ninguno con la historia que me estaban contando.

Los personajes o me han parecido pesados, o con reacciones muy raras para las situaciones que viven. No hablo de que caigan bien o mal, que absolutamente todos caen mal, poniendo al principio de la fila a su protagonista, Bernardo. Yo no necesito sentir empatía hacia un personaje para que me guste una novela. Bernardo es un sinvergüenza, mentiroso, manipulador, narcisista y egocéntrico que además siente mucha lástima de sí mismo y se siente la víctima de toda esta historia. Es lo que hay, como otros tantos personajes odiosos de la literatura (y de la vida real, dicho sea de paso). El problema no es ese. Es que creo sinceramente que un personaje así necesita una construcción mucho mejor, una fuerza que no tiene, y sus partes, que son muchas, en vez de ser las que muevan el libro, son las que lo lastran. Es MUY pesado. Sus reflexiones, sus miedos, sus autoengaños, sus neuras... todo es tan eterno, tan reiterativo, diciendo lo mismo una y otra vez, que se me hizo muy cuesta arriba. Debería ser un personaje cañón dentro de la novela, y no lo es. Más bien lo contrario.

Sé que seguramente no es la opinión generalizada, pero la autora ha escogido una estructura narrativa que necesita de mucho pulso para mantener el interés, pulso que yo no he visto. Para que nos entendamos, la estructura narrativa es totalmente lineal. Conocemos a los personajes, sucede un hecho, sabemos quien es el culpable de ese hecho, y el resto de la novela trata de ver si le pillan, y de sus pesares varios (a grosso modo, entendedme). Evidentemente hay más personajes, que entran y salen para ir haciendo avanzar la novela, pero esa es la parte troncal de la trama. Si ya sabemos quién es el culpable desde el principio de la historia, todo el pescado está vendido, así que para mantener el interés del lector hay que mantener el ritmo de la trama, tienen que pasar cosas interesantes, que te atrapen los personajes, una buena investigación policial... Y el libro carece de todo esto. Y además esto me lleva a algo específico que quiero comentar, y perdonadme que tenga que hacerlo muy genéricamente, pero no puedo destripar nada porque algunos imagino que querréis leerlo o tendréis en mente hacerlo.

La investigación es casi inexistente y, por no saber, ni sabemos el nombre del brigada jefe que la dirige, y eso que se le nombra a menudo. Y además, esta investigación es objeto de lo que yo creo que es una trampa argumental que tampoco es que me haya ayudado mucho a engancharme a la trama. Entiendo que haya que usar ciertas "ayudas" para hacer avanzar la historia, para alargarla, para dar forma de novela a una idea que se puede quedar en algo mucho más corto, pero tienen que ser congruentes dentro de lo que estás contando. Las razones por las que la Policía Judicial no contacta con el personaje de Libertad no tienen sentido dentro de la investigación. Ellos no quieren hablar con la gente de Madrid con respecto al hecho principal, sino con respecto al hecho que ocurrió dos años antes. Que usen como excusa para no hablar con este personaje el decir que no está en España cuando ocurre el hecho principal y por tanto "no sabrá nada", cuando no es eso eso lo que están investigando en ese momento, repito, sino lo que pasó dos años antes cuando ella es tan posible testigo como los demás, me parece una forma muy tramposa de evitar que hablen con el único personaje que conoce todo el asunto. Evidentemente no conviene, aun queda mucho libro por delante y hablar con ella complicaría el modo de sacar el libro adelante, yo eso lo entiendo. Pero creo que había mil maneras mejores de manejar esta situación sin tener que contradecir la propia trama (incluso cogiendo esa misma parte pero planteándolo de otra manera).

Aparte, y voy a seguir ganando puntos para "tiquimisquis del mes", quien me conozca un poco y conozca un poco mi manera de reseñar, sabe la importancia que le doy a una buena edición, a la ortotipografía, a la sintaxis, etc... Bueno, pues casi todos los diálogos están mal puntuados y cuesta mucho seguirlos (y esto creo sinceramente que debería corregirse porque no son uno ni dos, ocurre en el 90% del libro). Cuando en un diálogo hay una acotación intermedia, abre el guión de acotación del diálogo pero luego no lo cierra, con lo que crees que estás leyendo la acotación y no, de repente estás ya leyendo el diálogo otra vez. Como no hay nada que lo indique, tienes que volver a leer otra vez la frase para saber dónde termina la acotación y donde empieza el diálogo. Pongo un ejemplo al azar sacado del libro; donde marco en amarillo, la acotación tendría que estar cerrada con un guión y en la novela no lo está. La segunda sería la correcta.

—¡Vale! —exclamó. Te hablaré de mis sentimientos hacia Bernardo.

—¡Vale! —exclamó—. Te hablaré de mis sentimientos hacia Bernardo.

Tener que estar pendiente de esto durante casi todo el libro la verdad es que se hace muy cansino.

El thriller no es un género fácil. O más bien podría decirse que escribir un buen thriller no es fácil, y de hecho te puede salir algo que no se parezca en nada a un thriller. Desde hace un tiempo ha surgido (o resurgido) el boom de este género, y muchos se han apuntado al carro, así que esto es como todo: de lo que va surgiendo te llevas buenas sorpresas y otras que de buenas tienen poco. Con En el fin de la tierra lo he intentado, de verdad, pero no he podido con él. Y no estoy incidiendo demasiado en todo lo que no me ha gustado porque creo que con esto es suficiente para dejar clara mi postura. Podría explayarme mucho más pero tendría que meterme en cosas concretas del libro y no me gusta destripar nada. Me hubiese encantado haber podido publicar una buena reseña, pero estaría mintiendo. Todo esto no quiere decir nada, solo es mi opinión y si lo leéis seguramente lo disfrutaréis mucho más que yo. Sé que soy muy directa tanto cuando me gusta un libro como cuando no me gusta, pero intento dar mi opinión desde el respeto. Simplemente creo que cada libro tiene su lector, y este libro está muy claro que no estaba hecho para mí.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}