InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
Las mejores frases de LA CASA GRANDE (8)

Juliiann0
Juliiann0 02 agosto 2020
¿Dónde está ahora mi sitio? ¿Cuál es mi lugar en este gran desorden de la vida?
Comentar  Me gusta         40
Juliiann0
Juliiann0 02 agosto 2020
Porque no eras vulnerable al odio del pueblo.
Comentar  Me gusta         40
Juliiann0
Juliiann0 02 agosto 2020
El llanto nos lo quitaron después de la infancia: el odio que no entendíamos y sobre el cual se fundó la continuidad de la familia, nos secó el llanto, nos negó el gran descanso de las lágrimas.
Comentar  Me gusta         30
Juliiann0
Juliiann0 02 agosto 2020
No tienes tiempo para comenzar otra vez. Para decirte: aquí fue el comienzo, recordarlo, reconocerlo y saber que es el único punto de partida para la tremenda tarea de recoger los pedazos de lo que ha sido desbaratado y ponerlos nuevamente en su sitio. No tienes tiempo porque ellos no te lo van a dar. No van a dejarte días y meses para planear y buscar y solucionar. Insistirán. Te acosarán hasta que decidas: porque su liberación depende de que tú aceptes que ellos no son parte nuestra, no quieren ser parte nuestra: que no quieren ser continuación de algo que está acabado: de una casa deshabitada y terminada. Que son otro principio, un comienzo de algo que también estará destinado a perecer como todo lo nuestro: pero quieren que ese sea su privilegio.
Comentar  Me gusta         30
Juliiann0
Juliiann0 02 agosto 2020
Ha muerto sola. Desprendida de todo lo que pudiera significar para ella un pretexto para seguir viviendo, para seguir sosteniendo un desafío que no habría conducido sino a la destrucción; un desafió que ella no había planteado ni querido, sino que le fue impuesto, sin alternativas: liberada de la tarea de afirmar con su presencia, son su respiración [...]
Comentar  Me gusta         30
xqs_03
xqs_03 23 septiembre 2019
«Todavía no eran la muerte: pero llevaban ya la muerte en las yemas de los dedos: marchaban con la muerte pegada a las piernas: la muerte les golpeaba una nalga a cada trance: les pesaba la muerte sobre la clavícula izquierda; una muerte de metal y madera que habían limpiado con dedicación»
Comentar  Me gusta         20
anzus
anzus 23 marzo 2020
─Si el comandante roba, le robará al gobierno y eso no importa.
─Importa más porque le roba a la patria.
Comentar  Me gusta         10
xqs_03
xqs_03 24 septiembre 2019
«Estás sentada en la silla del Padre, quieta, como si estuvieras muerta. Pero no estás derrotada. Esto lo saben ellos, lo supieron desde cuando comenzó la lucha: que no podrían derrotarte nunca: que sería implacable, constante, inacabable porque tú no los dejarías vencerte.»
Comentar  Me gusta         00


    Comprar este libro en papel, epub, pdf en

    Amazon ESCasa del libro




    Test Ver más

    Escritores latinoamericanos ¿Quién es el autor?

    Como agua para chocolate

    Laura Esquivel
    Isabel Allende
    Gabriela Mistral

    15 preguntas
    89 lectores participarón
    Thèmes : literatura latinoamericanaCrear un test sobre este libro
    {* *}