InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Bajolapieldeunlector


Bajolapieldeunlector
23 enero 2018
Miguel es un anciano serio, racional y rígido con sus ideas. Sin embargo, cuando le diagnostican Alzheimer todo eso parece desestabilizarse. Teme caer en la locura que determinó el final de la vida de su madre, perder sus recuerdos y su estabilidad. Por el contrario, Helena es todo emoción, es vivir la vida sin ataduras y complicaciones, es disfrutar de lo que le queda. Ambos coinciden en una residencia de ancianos en Tarifa, cada uno con sus motivos y sus historias detrás, y aunque parecen chocar en un primer momento, acaba por crearse cierta dependencia entre ellos.

"Recordar no es malo. Significa que hemos vivido"

Sus conversaciones, llenas de ideas contrarias, evocan recuerdos que se guardan para sí. Sus historias pasadas determinaron su vida ya desde la infancia y les forjaron del modo en el que son en la actualidad. Una infancia marcada por la muerte. Ese volver hacia atrás constantemente no les permite avanzar, terminar sus últimos años con la sensación de que todo está bien. Necesitan enfrentarse a su pasado, superar sus temores y su dolor. Por eso deciden emprender un viaje que les permitirá repasar sus vidas, apoyándose el uno en el otro y quizás así, dejar salir todo lo que llevan dentro. Su viaje les llevará por parte de la geografía española hasta terminar en Mälmo, Suecia.

"Siempre estamos huyendo, desengáñate. La diferencia, lo que nos convierte en viejos, es que nosotros huímos hacia atrás y los jóvenes hacia delante"

Y precisamente donde termina la historia de Miguel y Helena, vive Yasmina, una joven de padres inmigrantes que tiene que lidiar con una vida determinada por las deudas del pasado. Unas deudas que contrajo su abuelo, ese hombre que tanto la desprecia. Enamorada de un subcomisario de la policía y obligada por otros ha hacer determinadas cosas de las que no está orgullosa, trata de mantenerse a flote en una vida que ella no ha elegido. Pues si algo sabe crear Víctor, son personajes cuyas vidas están determinadas por los errores o decisiones de otros.

A medida que avanzamos en su historia, conocemos el pasado de los tres protagonistas así como el de sus familias. Entendiendo los porqués, los motivos que encierran sus conductas, sus sentimientos, sus miedos...Y como es evidente, el viaje que emprenden Miguel y Helena acabará por confluir con la historia de Yasmina, con esa deuda que tiene que pagar.

De nuevo Víctor repite con personajes que nos enseñan el interior más oscuro e innato de la personalidad humana. La búsqueda de la salvación, la supervivencia a toda costa. Rompiendo con todos los ideales de la moral y la ética humana, haciéndonos partícipes y poniéndolos en el mismo dilema. ¿Hasta dónde estaríamos dispuestos a llegar por nuestros hijos? ¿Por salvar nuestra vida?

Aunque en este libro priman las emociones, los sentimientos y la catarsis. Podríamos decir que otra de las grandes protagonistas es la vejez, una etapa que a mí me parece deliciosa por la ternura que inspira. Y su autor consigue que comprendamos y empaticemos con esa parte de la vida que solemos ver lejana, la da un punto optimista muy bonito.

"[...] la vida de los que queremos nunca es suficientemente larga. No importa si están enfermos, si sufren; somos egoístas, no queremos dejarlos ir y quedarnos solos, encerrados con sus fotografías, oliendo su ropa, evocando recuerdos y echándolos de menos"

"Por encima de la lluvia" no es una novela en la que prime la rapidez, tampoco creo que es lo que busque su autor, entiendo que quiere hacernos reflexionar sobre: la vejez, las consecuencias del pasado, la protección innata hacia los que más queremos, el arrepentimiento o las deudas del pasado. Siempre añadiendo sus toques de crítica social y de una parte de la historia que no encontramos en los libros. Aunque en esta historia Víctor tiene un tono más optimista con esas partes dedicadas al amor y la amistad, a la búsqueda de la última oportunidad para dar respuesta a lo vivido. Y nos regala uno de los epílogos más bonitos que he leído en mucho tiempo. Es una historia que al terminar te deja con una sonrisa y pensando que lo que acabas de leer es brillante, o al menos, eso me pasó a mí.

"El único deber sagrado era encontrar sentido a la vida y, una vez encontrado, no separarse de él"

Enlace: https://bajolapieldeunlector..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES