InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Miguel Ángel Pérez Pérez (Traductor)
ISBN : 8491049320
Editorial: Alianza (26/10/2017)

Calificación promedio : 3.93/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
El extenso periodo victoriano fue, por diversas y variadas circunstancias, quien dio carta de naturaleza al " espíritu navideño " y consolidó buena parte de la imagen y el carácter que asociamos a estas festividades hoy en día. Fue, asimismo, la edad de oro del cuento de Navidad, del que dejaron muestras los más destacados autores de la época, siendo los de miedo y los de misterio los que gozaron de más aceptación. En esta recopilación antológica no falta, como e... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
Celia_0504
 26 diciembre 2021
No soy una persona navideña para nada, tengo que decir que estas fiestas me agobian mucho y me generan bastante rechazo. Pero desde hace unos años tengo la costumbre de organizarme para que mi lectura sea navideña, por lo menos los días de Nochebuena y Navidad. Realmente hay obras muy buenas de esta temática, y solo en esos días concretos me ablando y me apetece leerlas, el resto del año sigo con mi rechazo absoluto hacia estas celebraciones. Como su titulo indica “Cuentos Victorianos de Navidad” es una recopilación de nueve cuentos escritos por siete autores del periodo victoriano. Solo con lo de Victoriano, esta colección ya me tenia ganada. Todos los relatos tienen algo que llama la atención, ninguno tiene desperdicio. En esta antología encontramos diferentes géneros: policiaco, de misterio, costumbrista, fantástico, infantil, de terror… Con el hilo conductor de que todos suceden en Navidad o Nochebuena. Esto hace que sea un libro muy variado. Como en todo antología que se precie, hay cuentos que sobresalen por encima de otros, pero ninguno de ellos resulta mediocre para nada. En todos he encontrado algo que me ha gustado me ha llamado la atención, algo que era muy difícil que no pasase puesto que los siete autores son bastante buenos. Y en estas historias lo dejan claro. Algo que valorado muy positivamente en estos trabajos es que no sean empalagosos o ñonos para nada. Y en todos, o en casi todos de ellos, está muy presente el espíritu navideño, dejando claro por qué se puede considerar que fue la época victoriana donde la Navidad, como festividad tal y como la conocemos, surgió.
Además, tengo que decir que el volumen llama la atención desde que posas los ojos sobre él. El trabajo de edición me ha parecido muy destacable por lo cuidado que resulta. El libro tiene un tamaño muy manejable de usar, con una portada muy bonita y de lo más navideña que, personalmente, me gusta más que la que tuvo las ediciones anteriores (soy mujer de rojo, para que mentir). También destaco el trabajo de traducción y edición de Miguel Ángel Pérez Pérez, muy acertado y lleno de calidad. El prólogo, conciso y directo, me ha resultado muy ilustrativo para entender mejor la importancia de la época victoriana en la literatura navideña y para entender mejor con algunos de los relatos.
Dicho lo cual, procedo a hacer una breve reseña de cada cuento:
“La historia de los duendes que robaron un sacristán” de Charles Dickens: Antes de meterme en faena me gustaría hacer un par de incisos:
1) ¿pero cuantos cuentos de Navidad escribió el señor Dickens?
2)Como se nota que el traductor y editor de este tomo es el mismo que el de la recopilación de cuentos navideños de Dickens de la misma editorial (Alianza). Cuando me compré este libro estaba convencida que iba a encontrarme otra vez con el célebre abrir “ Canción de Navidad”. Y si no con “El Carillón” o “El Grillo en el Hogar”. Ha sido una agradable sorpresa que las dos aportaciones de Dickens a este libro no se hayan repetido respecto a ese otro volumen.
Centrándonos en esta historia, a ver si me leo de una vez “Los Papeles del Club Puckwick”. Y es que este relato está incluido dentro de esta novela, el cual ha ido ganando identidad propia por ser una historia dentro de la propia trama del libro. Nada más empezar a leer me di cuenta de que estaba frente a un viejo conocido, algo de lo que no me había percatado cuando leí los títulos de los relatos en el índice antes de meterme con ellos. Conozco esta historia de otras veces, y no recordaba que tenía lugar en Nochebuena. Quizás por eso de conocerlo de antes, el relato me ha pasado sin pena ni gloria. O quizás tenga que ver con lo que he dicho antes, como no recordaba que era en Nochebuena siempre relacionado esta historia más con Halloween o lo gótico. Y esa idea no me ha cambiado tras esta relectura, aunque sepa perfectamente que gótico y navidad no son géneros que tengan que estar reñidos (véase más adelante).
No obstante, tengo que decir que el cuento por sí mismo me gusta mucho. Es una historia de la que se pueden extraer muchísimas moralejas, y en el que Dickens crea una atmósfera que atrapa al lector desde la primera linea. Pero tampoco me emociona especialmente, para que mentir. Creo que le falta redondez tanto a la moraleja como a la propia personalidad del protagonista, Gabriel Gurb, por eso de que al final lo deja todo al criterio del lector, deja muchas cosas en el aire para que él o ella pueda deducir sus propias conclusiones. Eso si, si no llega a ser por el prologo yo seguiría sin enterarme de su parecido con la celebre “Canción de Navidad”, y eso que las similitudes están ahí y es claro que es una suerte de ensayo respecto a este famoso cuento
“Los siete viajeros pobres” de Charles Dickens : primer relato que leo de esta antología que no conocía de antes. En realidad la historia fue escrita por varios autores para la revista de Dickens, y aquí solo aparecen las partes que este autor escribió. Tengo que reconocer que echo mucho en falta (mucho) haber tenido la oportunidad de leer las otras partes de la obra, que aquí no aparecen por falta de espacio. Me falta esos cuentos para hacerme una buena composición de lo que es toda la historia en su conjunto y conocer bien a todos los personajes que se mencionan y poder dar una opinión de todo el relato y no solo de lo escrito por Dickens. Ojalá tener la oportunidad de leer este relato integro alguna vez.
De todas formas, lo que he tenido la oportunidad de conocer de “Los siete viajeros pobres”me ha gustado mucho, es Dickens en estado puro. Sabe crear como nadie una ambientación típicamente navideño que atrapa al lector desde el minuto uno. Realmente el concepto de la historia no tiene nada en especial (siete desconocidos relatan en la Nochebuena diversos relatos. Se tratan de seis vagabundos que están pernoctando en la ciudad de Rochester y de un caballero que les ha ofrecido la cena). El autor se ocupa de escribir la introducción y el desenlace de toda la historia, aportando a su vez un relato “La Historia de Richard Doybledick”. No será una historia que tenga lugar en Navidad, pero tiene un espíritu navideño increíble y que me ha llegado totalmente.Habla sobre la redención, la amistad y la bondad, y como estas traen la paz espiritual para uno y para los que tiene alrededor, como el esfuerzo y los buenos sentimientos tienen su recompensa. En esto tiene mucho que ver su final, para el cual Dickens da un giro de 180° que al principio uno podría no esperarse. Me ha parecido una historia muy bonita por ello. Con cuentos así Dickens deja claro porque se dice que fue uno de los inventores de la Navidad tal y como la conocemos hoy en día.
“Navidad en Thompson Hall” de Anthony Trollope: una de mis grandes penas literarias de este año es que no me ha dado tiempo a leerme una novela que tengo pendiente de este autor hasta ahora desconocido para mi. Aunque, por otro lado, gracias a este libro al menos he podido estrenarme con Trollope, aunque sea por medio de dos relatos.
De todas formas, mi estreno con este autor no ha podido ser mejor. “Navidad en Thompson Hall” ha sido uno de mis relatos favoritos de esta antología. La historia de despistes y mala fortuna de un matrimonio inglés que intenta ir de Francia a Inglaterra, para celebrar las navidades con la familia de ella, me ha parecido una maravilla. Ha sido una historia con un planteamiento muy sencillo, pero que ha estado muy bien llevado. Trollope lleva la historia con un ritmo pausado, pero logra que todo fluya correctamente, de forma que nada en ella sobra y que la atención del lector nunca decaiga. Cada uno de los personajes que aparecen en ella están nítidamente perfilados en cuanto a su carácter, y la historia está llena de momentos muy divertidos y que realmente he disfrutado leyendo y con los que me he reído mucho. En resumidas cuentas, me ha parecido una historia que de principio así es redonda, con un potente mensaje navideño, buenos momentos y un final redondo, que resulta creíble por lo natural que resulta .
“La rama de muérdago” de Anthony Trollope: y otro buen Trollope a la saca. Me ha gustado, no voy a mentir, me lo he leído con gran deleite. Pero es más bien por el buen hacer del autor que por la historia en si misma. Y es que la trama no me ha llamado tanto la atención, me ha parecido que el argumento no daba para tanto y le faltaba algo de chispa. En ese sentido se me ha quedado a medias. Pero aún así he disfrutado leyéndolo, ha sido toda una delicia ver como este autor logra hacer de una historia tan simple un cuento tan bien hilvanado y que fluye bastante bien. Los personajes están muy bien construidos, pero la protagonista, Bessie, se lleva la palma. Pero de todas formas verla todo el rato rechazando al chico al que quiere por simple orgullo y por creerse obligada a sufrir porque si…como que me ha aburrido un poco, por la hartura que me daba a ratos. Y el final me ha parecido un poco precipitado. de todas formas lo dicho: el relato me ha gustado por como Trollope salva los muebles: Hay que ser muy buen escritor para lograr hacer de algo tan sencillo una narración de tanta calidad y que se lee también.
“Un extraño juego navideño” de Charlotte Riddell: realmente este relato tiene más del género del miedo que de otra cosa, tan solo la escena más importante del mismo tiene lugar durante la Nochebuena, y es lo único que justifica su presencia en esta antología. No obstante, es uno de los que más he disfrutado leyendo. Porque, siendo sinceras, si a mí me pones un relato de fantasmas bien escrito que se quite casi cualquier otra temática, empezando por la navideña. En este relato conocemos a un joven artista empobrecido que, repentinamente, hereda una mansión y una fortuna. Acompañado de su inseparable hermana se dirige a su nuevo hogar, para descubrir que sobre el lugar pesa una maldición por la cual aparece constantemente el fantasma del anterior dueño.
La historia me ha parecido muy interesante y muy bien llevada. No leído nada hasta ahora de esta autora, pero me ha gustado como ha llevado el ritmo narrativo. Lo he valorado especialmente después de la lentitud y minuciosidad que han tenido las historias previas ,para bien o para mal.No voy a decir que sea el mejor cuento de terror que haya leído nunca, de hecho es bastante convencional y simple, pero la atmósfera está muy conseguida y en varias escenas he sentido bastante tensión y curiosidad por ver qué iba a pasar a continuación. Así que solo por eso, por mí este es uno de los mejores relatos de todo el volumen.
“Una nochebuena trepidante o Mi conferencia sobre dinamita” de Arthur Conan Doyle: siempre que leo alguna historia de Conan Doyle que no tenga nada que ver con su creación más célebre (véase la siguiente historia) y siento mucha ternura por él. Como es de sobra conocido, el buen hombre intentó alejarse de él por los medios más drásticos posibles, pero al final la presión de las masas (y materna) le obligó a volver a él. Y es una pena, porque realmente aparte de eso tiene historias y novelas muy interesantes. Está que nos ocupa es buen ejemplo de ello. Creo que en un momento de la historia, cuando nuestro narrador, un científico y médico alemán, habla del estilo narrativo de los ingleses y lo describe como ágil y vibrante, en realidad está describiendo la forma de narrar de Conan Doyle.
Es una delicia leer a este autor escocés hace que cualquier historia sea interesante. Y tengo que reconocer que esta no va a pasar precisamente por ser una de mis favoritas de las que nos ha regalado su pluma. Quizás es porque resulta demasiado científica para mi gusto y porque la historia no ha terminado de llamarme la atención. Esta pivota sobre el secuestro que nuestro protagonista sufre de manos de unos anarquistas, que buscan que les explique los secretos de la preparación de la pólvora y los explosivos. Además creo que hay que señalar que no me ha parecido una historia precisamente navideña, pasa en Nochebuena como podría haber ocurrido en cualquier otro momento del año. de todas formas, hay algo con lo que me queda: me ha gustado mucho como no seas presentado y descrito el protagonista, narrador en primera persona del relato.
“La aventura del carbunculo azul” de Arthur Conan Doyle: cualquiera que me conozca mínimamente sabe de mi amor absoluto hacia Sherlock Holmes por eso me hizo especial ilusión leer en este volumen una de sus aventuras cortas, pese a que, por supuesto, ya la conocía. No voy a decir que “La aventura del carbunculo azul” sea una de mis historias favoritas. Pero tampoco está entre las que me resultan indiferentes, o me disgustan (que alguna, aunque poquitas, hay). Me parece una historia muy entrañable y divertida, que como todas las del célebre detective de Baker Street se lee muy bien.
En esta ocasión, por casualidades de la vida, Holmes se encuentra de frente con un caso que tiene su origen en ganso en cuyo interior ha aparecido una piedra valiosa de incalculable valor que fue robada recientemente. Esto es una oportunidad para ver al célebre detective en acción, y ver como poco a poco va creando una cadena de deducciones que le conducirá a resolver el misterio. Tengo que reconocer que quizás no sea uno de los casos más impresionantes de Holmes. Pero insisto, da gusto leerlo y además resulta de lo más entrañable ver como el detective no es inmune, tampoco, al espíritu navideño. de hecho, el cuento, como el resto de sus compañeros en el libro, tiene una bonita moraleja navideña que deja el corazoncito caliente al lector.
“Dragones: un cuento de Nochebuena” de Juliana Ewing: una de mis grandes sorpresas en esta recopilación. Me ha parecido, con diferencia, el más diferente y original de todos los cuentos aquí presentados. Tiene un toque fantástico que lo hace muy original, y la Moraleja, aunque casa perfectamente con la Navidad, es perfectamente válida para cualquier época del año y para muchas personas, lo que para mí lo hace un cuento muy atemporal y del que en todo momento se puede sacar algo. La verdad es que pensaba que iba a tener una mona la deja un tanto ñoña y pasada de rosca, pero me ha parecido bastante didáctico, como he dicho antes, atemporal.
La historia trata sobre la familia Skartdj, cuyos miembros tienen la mala costumbre de discutir y contradecirse entre ellos tanto en privado como delante de personas ajenas al núcleo familiar, costumbre que hace que todos los habitantes de su casa estén en constante tensión, mascota incluida. Esta costumbre cambiará cuando el hijo mayor de la familia, Harry, viva en Nochebuena una experiencia fantástica y misteriosa. Con este breve argumento uno podrá percatarse de algo que yo no pude dejar de notar mientras leía: las similitudes de esta historia con la célebre “Canción de Navidad”. A su manera, Ewing (otra autora que nunca había leído hasta ahora) , se las apaña para crear con una base, ya archiconocida por todos, un relato navideño con sello propio, realmente bueno, y que me ha gustado mucho leer.
La máscara robada o El misterio de la caja de caudales” de Wilkie Collins: segunda vez que leo esta historia, pues el año pasado fue mi lectura anual navideña, cuando la conocí de manos de la editorial Funambulista. No voy a mentir, no me emociono el año pasado, y este tampoco. Pero creo que en esta ocasión la he disfrutado ligeramente más. En primer lugar porque, gracias al prólogo de este libro, me he dado cuenta por qué si es una historia navideña, algo de lo que no me había percatado en la anterior lectura. Y es que en 2020 una de mis quejas para esta historia fue que podría haber pasado perfectamente en cualquier fecha, que por su naturaleza no era realmente una historia navideña. Y también porque he podido conectar mejor con el protagonista de la historia, el señor Wray, habiendo momentos en que realmente he sufrido por él y he empatizado mucho con sus desgracias y su triste pasado, debido a lo bien que sabe representarle Collins.
No obstante, aunque creo que es mejor historia de lo que pensé hace un año, hay cosas que siguen sin gustarme del todo de ella. Llegados a este punto, me permito copiar directamente algunas frases de la reseña que hice el año pasado: “ La premisa de la que parte la historia es excelente y original, la trama se deja leer y se ve el toque característico del autor en la misma y en la forma en que están caracterizados los personajes […] Resulta interesante ver como el autor hace a su manera un cuento corto, y crea algo muy de su estilo[... ] Pero en eso se queda la historia. No hay nada en ella que marque al lector, se queda igual que cuando la empezó. No hay ningún giro de guion destacable, los personajes están muy bien construidos pero no tienen el suficiente impacto para destacar o hacer algo que sea realmente interesante, y el argumento se queda en una mera anécdota conforme avanza, ya que se basa en una historia que no tiene mucho de interesante y en la que muchos de sus personajes podrían haber dado más juego. […]no es un cuento horrible, ni mucho menos, se lee bien y rápido, y entretiene. Pero no es lo mejor que ha dado la pluma de uno de los mejores escritores victorianos, siendo una obra fácilmente olvidable”.
Para concluir, si me tuviese que quedar solo con tres relatos, estos serian por orden “Navidad en Thompson Hall”, “Dragones: un cuento de Nochebuena” y “Un extraño juego navideño”. Eso si solo hablamos de los que he leído por primera vez, sino habría que incluir también “La aventura del carbunculo azul” por razones sentimentales. de todas formas, ninguno de estos relatos tiene pérdida, son todos buenos ejemplos de literatura navideña. Realmente este es un libro disfrutable y altamente recomendable para estas fechas.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Inquilinas_Netherfield
 03 enero 2019
Como yo leo todo siempre con retraso, hoy os traigo una antología de nueve cuentos navideños victorianos que fue publicada las navidades pasadas y que incluye a algunos de los autores que más adoro y adoraré por siempre jamás, como son Charles Dickens, Anthony Trollope, Wilkie Collins y Arthur Conan Doyle... Me ha gustado mucho, y aunque en estos casos es imposible disfrutar todos los cuentos por igual, lo cierto es que merece la pena leerlos todos, que al fin y al cabo es de lo que se trata (aunque sí que es cierto que algunos de ellos han sido elegidos por estar ambientados en fechas navideñas, no por ser historias navideñas propiamente dichas).
"La historia de los duendes que robaron un sacristán" (Charles Dickens, 1836). En realidad este relato es un capítulo de Los papeles póstumos del Club Pickwick, pero su condición de historia un poco independiente dentro de la novela ha hecho que a lo largo de los años haya ido cogiendo entidad propia e incluso creo que hay una película que cuenta en exclusiva lo que ocurre en él. Y es que lo que tiene de particular esta historia es que podría considerarse como antecesora de Cuento de Navidad. Si os digo que el protagonista es Gabriel Grub, un sacristán y enterrador amargado, antipático, etc... que recibe en Nochebuena la visita de unos goblins o duendes que, a través de ciertas escenas emotivas, pretenden mostrarle todo lo que tiene de bonito el amor, la amistad, la familia... pues os sonarán campanas de lo que luego evolucionaría hacia la historia de Ebenezer Scrooge.
"Los siete viajeros pobres" (Charles Dickens, 1854). Un caballero decide ofrecer una cena en Nochebuena para seis viajeros pobres que pasan la noche en un hospicio y, tras haber cenado y disfrutado del festín, todos comienzan a contar una historia para amenizar la sobremesa, y el caballero narra la historia de un antepasado suyo, de cómo se hizo soldado y de lo que le ocurrió... Este relato tiene un contexto peculiar, porque realmente, tal y como dice el título, son siete las personas presentes en la cena y siete los relatos que realmente componen esta historia (los siete escritos por autores diferentes), y aquí solo aparece el que escribió Dickens. Yo me he quedado con ganas de leer todo el cuento completo con los siete relatos porque se queda cojo el contexto, pero bueno, por lo demás, es Dickens, y siempre es un placer leerlo.
"Navidad en Thompson Hall" (Anthony Trollope, 1876). Mi favorito sin lugar a dudas. Qué grande era Trollope y qué poquito se le conoce por estos lares... y lo que me he reído con este relato. En serio, me lo he pasado pipa, y ahora mientras escribo me vuelvo a reír porque me acuerdo de algunas escenas. Y no quiero arruinar la gracia de la historia así que no debo desvelaros mucho salvo que la historia comienza con los señores Brown camino de Inglaterra para pasar la Navidad en Thompson Hall, la casa familiar de ella. Se ven obligados a alojarse en un hotel de París para pasar la noche antes de coger el tren que les llevará a las islas británicas, pero el señor Brown dice que no se encuentra muy bien y le pide a su mujer que le busque un poco de mostaza para ponerle un emplasto en el pecho... y la buena de la señora Brown, en bata y zapatillas y en mitad de la noche, se aventura por el hotel en busca de la dichosa mostaza, aunque sospecha que su marido tiene mucho cuento y que lo que le pasa es que no quiere viajar. Este hotel tiene muchas puertas, muchos pasillos, muchos huéspedes... y pueden pasar muchas cosas, cosas que Trollope cuenta con mucha gracia. Es maravilloso y muy, muy divertido, en serio.
"La rama de muérdago" (Anthony Trollope, 1861). Igual que os digo una cosa os digo la otra... este otro cuento de Trollope se me ha quedado un poco a medias. Es que además no le favorece nada ir detrás justo de Navidad en Thompson Hall, porque el contraste es demasiado grande. Las cuitas de una muchacha a lo largo de toda una Navidad que no quiere reconocer lo que siente por un jovencito amigo de la familia porque tiene cierta propensión al martirio y cree que la finalidad de una joven como ella es ser infeliz en secreto y no alcanzar jamás la dicha del amor... lo dicho, no está mal, pero se me ha quedado un poco sosete.
"Un extraño juego navideño" (Charlotte Riddell, 1868). Dos hermanos heredan una casa en la que, dos generaciones atrás, desapareció su dueño sin dejar rastro durante una Nochebuena. Desde entonces, se oyen ruidos y voces extrañas en el lugar, pero ellos están decididos a averiguar qué pasa. Este cuento quizás tira más para lo gótico que para lo navideño (de hecho el aspecto navideño queda restringido a la fecha de la desaparición y poco más), pero a mí me ha dejado con muchas ganas de leer más de esta autora, de la que no había leído nada hasta ahora.
"Una nochebuena trepidante, o Mi conferencia sobre dinamita" (Arthur Conan Doyle, 1883). Que me perdone Doyle, pero es el que menos me ha gustado. A ver, se sobreentiende que está muy bien escrito, pero no solo no es nada navideño, sino que la historia tampoco me ha terminado de entusiasmar y me ha dado un poco igual. Que secuestren a un tipo en Nochebuena para dar una conferencia sobre dinamita con fines nada legales... pues eso. Interesante leerlo, como todos, pero ya.
"La aventura del cabúnculo azul" (Arthur Conan Doyle, 1892). Este relato navideño, si por navideño entendemos ambientado en los días de Navidad, está protagonizado por Sherlock Holmes y el doctor Watson. Es uno de los 56 relatos cortos que Doyle escribió con este personaje como protagonista, y sigue la premisa de cualquiera de las historias protagonizadas por ellos. En fechas navideñas aparece un pavo robado con un cabúnculo (un rubí) en su estómago, y Sherlock se propone encontrar a su dueño y averiguar cómo ha llegado hasta ahí esa piedra preciosa. Ya lo había leído, pero hacía tanto tiempo que no recordaba gran cosa, así que ha sido un placer volver a él.
"Dragones: un cuento de Nochebuena" (Juliana Ewing, 1870). Este cuento comienza presentándonos a la familia Skratdj, en la que todos se quieren mucho pero que hacen de la pelea y discusión constantes su rutina. Esa mala costumbre de los padres la copian sus dos hijos, cosa que irrita mucho a cierto caballero que ha acudido a pasar las festividades navideñas a la casa... hasta que esa Nochebuena, el pequeño Harry vivirá una experiencia un tanto increíble y fantástica en el salón de su casa que le corregirá esa mala costumbre de pelear con su hermana. Cuando digo fantástica es porque este cuento contiene elementos de fantasía que son los que marcan la diferencia, más allá de la moraleja final de la autora en cuanto a la educación que deben recibir los niños y cómo los padres deben evitar que sus hijos hereden las malas costumbres que observan en su hogar. Ewing es otra autora que no había leído nunca y de la que quiero leer más cosas.
"La máscara robada, o La caja de caudales" (Wilkie Collins, 1864). Cuando compré el libro ni sabía los cuentos que incluía (si un libro incluye las palabras navideño+victoriano a mí me basta para comprarlo, me da igual lo que lleve dentro), así que me llevé una desilusión al ver que el único que incluye de Wilkie Collins ya lo había leído y que no descubría nada nuevo suyo. de hecho tenéis en el blog la reseña que publiqué de esta novela corta y que en su día fue editada en solitario por Funambulista (podéis leerla aquí). Fue publicada por el autor para las fechas navideñas emulando la tradición de su amigo Dickens, y aunque salvo al final (donde salva un poco los muebles en cuanto a espíritu y celebraciones navideñas), la historia tiene poco que ver con la Navidad, aceptamos pulpo como animal de compañía :)
En definitiva, nueve cuentos muy variados en cuanto a contenido y estilo, unos bastante más navideños que otros a pesar del nexo que les une para aparecer en esta antología, y que yo creo que debe estar en la estantería de cualquier lector que le gusten los libros con temática navideña y que quiera ir más allá de las lecturas típicas de estas fechas :)
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
lectoraaburrida
 05 enero 2018
Variedad de relatos ubicados en la época de Navidad (eso no quiere decir que tengan espíritu navideño).
Me gustaron unos más y otros no tanto, en especial me gustaron el de Wilkie Collins y los de Anthony Trollope. Realmente con los de este último me reí mucho y me sorprendió la visión tan feminista que da de la mujer.
Recomendables.
Comentar  Me gusta         30
Inmylittlekitchen
 30 enero 2020
Como indica el título, el libro recopila una serie de relatos navideños de varios autores victorianos entre los que se encuentran Dickens, Trollope, Conan Doyle o Wilkie Collins entre otros.
La verdad es que este tipo de libros me gustan mucho porque te descubren autores de los que quieres seguir leyendo más, en mi caso he descubierto a Trollope, y ya estoy buscando más obras del autor.
En cuanto a los relatos, hay de todos los estilos, fantasía, humor, intriga, típicamente navideños... Con lo cual es recomendable para cualquiera porque hay una gran variedad en cuanto a estilos.
Si me tengo que quedar con algún relato me quedo sin duda con el de Trollope y con el de Sherlock Holmes de Conan Doyle, personaje por el que tengo debilidad
Comentar  Me gusta         00
AnaGranger21
 09 diciembre 2017
Alianza Editorial ha decido que amenicemos nuestras fiestas invernales con los estupendos cuentos de grandes escritores victorianos que con mucho mimo y esmero ha recopilado para nosotros en Cuentos victorianos de Navidad. Los autores escogidos para tan entrañable misión navideña han sido: Wilkie Collins, Charles Dickens, Arthur Conan Doyle, Juliana Ewing, Charlotte Riddel y Anthony Trollope.
Mi opinión completa en mi blog El Aventurero de Papel: https://elaventurerodepapel.blogspot.com.es/2017/12/cuentos-victorianos-de-navidad-una-gran.html
Por fortuna, el trillado Cuento de navidad de Dickens no figura entre los títulos de este libro y se apuesta por otros menos conocidos, pero igual de buenos de dicho autor.
Aunque con estilos muy distintos, todos sus autores logran encender la llama del espíritu navideño en el lector, a la par que nos deleitan con su exquisito dominio de la narrativa. Lo mejor de todo es que no son relatos empalagosos, como decía antes cierta intriga y el humor también están presentes. Son cuentos que se leen muy bien, entretenidos y todos, en su gran mayoría, desconocidos. A pesar de la de tiempo que ha pasado desde que se publicaron por primera vez, me ha sorprendido la frescura que destilan y no hace falta que sea Navidad para poder disfrutarlos. Cualquier época del año es buena para leer un buen libro como éste.
Enlace: https://elaventurerodepapel...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (1) Añadir cita
AnaGranger21AnaGranger2109 diciembre 2017
Fui a ver a mi amigo Sherlock Holmes dos días después del de Navidad con la intención de felicitarle las fiestas. Esa mañana lo encontré repantigando en el sofá envuelto en una bata púrpura [...]. Me senté en su butaca y me calenté las manos en el crepitante fuego, pues había caído una fuerte helada y las ventanas estaban cubiertas de espesos cristales de hielo.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: cuentosVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

Cuánto sabes sobre la literatura clásica

Es un poema épico griego compuesto por 24 cantos, atribuido al poeta griego Homero. Narra la vuelta a casa, tras la guerra de Troya, del héroe griego Ulises

La Divina Comedia
La Ilíada
La Odisea

10 preguntas
50 lectores participarón
Thèmes : Literatura clásicaCrear un test sobre este libro