InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre En mi casa no entra un gato (6)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  

Añadir crítica
Ralipbooks
 21 enero 2021
He de admitir que tengo una pequeña (diminuta, insignificante, nada serio) OBSESIÓN, NECESIDAD por las portadas en las que aparecen animales, da igual que sean domésticos o salvajes, lo necesito en mi estantería.

Soy una persona totalmente amante de los animales, tanto domésticos como salvajes y yo no concibo una vida sin ellos; asique me interesaba mucho saber que pasar por la cabeza de una persona que no es amante de los animales, para que cambie el chip y dedica darle una oportunidad a un animal, en este caso, a una gata.

De una forma muy entretenida y divertida, el autor nos cuenta sus comienzos y aventuras con la gata; no os esperéis una trama apabullante, porque no la hay, solo Mia y Pablo

Con un ritmo ameno y un tono relajado, Pedro nos cuenta como poco a poco va conociendo las manías y gustos de Mía (larga vida al pavo), sus ansias por querer salir, su odio a las puertas cerradas... también nos cuenta como se relaciona con el resto de familiares, especial mención a la relación de Mía con su �uela”.

Además también hay algún capítulo con experiencias de otros padres gatunos, así como gatos famosos o gatos en la literatura, perfecto para conocer todas las personalidades posibles que podemos encontrar en un gato.

Sin duda es un libro que recomiendo para los amantes de los animales; pero sobre todo, para los que no lo sean, para que puedan llegar a hacerse una idea de la compañía que dan, y de lo felices que nos hacen con solo respirar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
RepellentBoy
 17 junio 2021
Mía llegó un día a casa de Pedro y desde ese momento se convirtió en la reina del lugar. Pedro nunca pensó que acabaría conviviendo con un felino, de hecho cuando sus amigas se lo recomendaban, el renegaba con un "en mi casa no entra un gato". Pero finalmente entró, y vino para cambiar su visión sobre los gatos e instalarse en su corazón."En mi casa no entra un gato" es un libro muy tierno sobre un gatuno primerizo, que va aprendiendo poquito a poco como relacionarse con Mía, una gata muy independiente, que rápidamente se ganará el afecto del autor.

Lo que más me ha gustado, sin lugar a dudas, es que el libro todo el tiempo muestra ese amor que siente Pedro por Mía. Es un canto al amor y a que las relaciones pueden ser igual de bonitas e importantes con otras especies, no solo con la propia. Se nota que el autor lo ha escrito con cariño e ilusión y eso siempre llega. Está plagado del día a día de la vida conjunta que tienen y como el va a aprendiendo poco a poco del mundo gatuno. La primera vez en un veterinario, la esterilización de Mía, la presentación a su familia o los viajes son algunos de los temas con los que conoceremos la rutina de los dos.

Por otra parte, lo que no me ha gustado es que a veces sentía un pelín de falta de formación e información sobre algunos temas por parte de Pedro. Quizás es porque a mí me toca en lo personal, por mi realidad propia, ya que en mi familia hay cuatro gatetes y además muchos otros en colonias que cuido. Así que, partiendo de esta base, había algunos comentarios especistas y algunos momentos en los que parecía que se justificaba por querer tanto a Mía, pese a ser una gata, que consiguió en algunas partes aguarme la fiesta. Había muchos comentarios rollo "no estoy loco ¿eh?, aunque quiera a un gato". Y esa necesidad de justificar su cariño, a veces me molestaba, porque hace referencia nuevamente a la sobervia humana de creerse por encima de las otras especies. No solo en el caso de Pedro, es algo con lo que hemos sido criados todos, lamentablemente. Quizás si hubiera leído el libro hace dos años, con menos formación e información que la que tengo ahora, no hubiera caído en estos detalles, pero a día de hoy no puedo dejar de verlos, me chirrían

Aún así, lo recomiendo porque, como digo, el trasfondo es un inmenso cariño hacia Mía y hacia los felinos en general, pese a que haya cosas que no estaban bien tratadas en mi opinión. Tiene algunos momentos muy emotivos que te cautivan. Hay detalles muy interesantes como los de la madre del autor, que pasa de cabrearse con él por adoptar a Mía (como si tuviera derecho a ello vaya jaja), a verse cautivada por ella, llegando incluso a desear adoptar ella misma un gato. Un detalle muy bien traído ya que estos animales tienen muy mala prensa, y casi todo es mentira. Un libro tierno, que se lee de un tirón y que te hace sacar una sonrisa en más de una ocasión.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Ariencilla
 12 febrero 2020
Una novela divertida y tierna sobre como cambia tu vida al tener un gato.

El libro cuenta con prólogo de Elvira Lindo, una autora a la que le tengo especial cariño por ser la creadora del mundo de "Manolito Gafotas", libros que son mi infancia y que siempre adoraré. Y también cameos de Pancho Varona y Paloma Abad, además de citas y pequeños fragmentos relacionados con los gatos al inicio de cada capítulo.

Esta novela es ideal para pasar un buen rato seas de la condición que seas: si te gustan los gatos, si no te gustan, si eres más de perros, si no tienes ni idea de que implica tener un gato... Un libro perfecto para todos los públicos.

Pedro es un joven que está convencido(muy convencido) de que jamás tendrá un gato, hasta que llegá un día en el que empieza a convivir con Mía, una Preciosa gata blanca y naranja.

La vida de Pedro, Pedrín para la pequeña Mía, cambia por completo y su forma de ver a los gatos, también.


Encontramos una historia muy divertida, las situaciones que crean ambos son de lo más desternillantes. Esperaba momentos graciosos por parte de la gatita Mía y me han sorprendido mucho Las reacciones de Pedro por lo mucho que me han hecho reír.

Pedro nos cuenta como adecua su casa y su rutina para que Mía sea lo más feliz posible. Así que, además de entretenernos, resulta ser un libro muy instructivo sobre los gatos. Pedro nos cuenta su experiencia como padre gatuno primerizo, sus visitas al veterinario necesitarás y las que no hacían falta para Mía pero si para Pedrín el hipocondríaco.

Algo que quiero destacar de este libro es el lazo que se crea entre “dueño” y gata, un amor y una ternura que traspasa las páginas.

Con un ritmo ameno y un tono relajado, Pedro nos cuenta como poco a poco va conociendo las manías y gustos de Mía(larga vida al pavo), sus ansias por querer salir, su odio a las puertas cerradas... también nos cuenta como se relaciona con el resto de familiares, especial mención a la relación de Mía con su “abuela”.

Además también hay algún capítulo con experiencias de otros padres gatunos, así como gatos famosos o gatos en la literatura, perfecto para conocer todas las personalidades posibles que podemos encontrar en un gato.

El final es cerrado pero perfecto para dar pie a una continuación, espero que llegue!

En mi casa no entra un gato” es una historia divertida, tierna y muy amena, perfecta para pasar un buen rato y no despegarse de una gran sonrisa.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Mipequenorinconblog
 28 enero 2020
La preciosidad de la portada es Mía, llegó a la vida de Pedrín en junio del 2016 por casualidad, cuando el tenía muy claro que en su casa no entraba un gato. Pero claro, las personas vamos cambiando de pensamiento y eso es lo que le sucedió a él, y también está el añadido de que sus amigos tuvieran gatos y le dijeran que tenía que tener uno. En resumen, que la frase pasaba a quizás, eliminando el no rotundo.

En este libro Pedrín nos irá relatando como Mía entra en su casa y cómo sobrevive una persona que tiene un gato por primera vez. A simple vista tener un gato parece fácil y no es que sea difícil, pero si tiene un proceso de aprendizaje como con todo. A esto tenemos que sumarle que Pedrín es un poco hipocondríaco y se preocupa enseguida por cualquier cosa que le pueda suceder a su gatita.

Otra de las cosas de las que se dio cuenta es de que el no iba a ser el amo de Mía, si no más bien al revés, los gatos son adorables a la par que especiales. A fin de cuentas no dejan de ser felinos y las cosas se hacen cuando ellos quieren, como el simple hecho de los mimos.

Entre las páginas de este libro Pedrín nos irá relatando mediante capítulos cortos como se van habituando el uno al otro, como son los viajes de navidades o verano, las broncas por no arañar el sofá... Pero lo más importante, veremos como Mía le roba el corazón a Pedrín y es que una vez metes un gato en tu vida ya no puedes vivir sin ellos.

Cuando vi este libro no me pude resistir, al ver esa preciosidad de gatita en la portada no necesitaba nada más. Yo siempre he sido de perros, los gatos como que me eran un poco indiferentes y tenía el concepto de que eran traicioneros, hasta que entró en mi vida Anacleto y descubrí lo maravillosos y altivos que pueden llegar a ser. al leer este libro me ha hecho revivir mucho de los momentos que viví yo misma al ser una mami de gato primeriza y ha sido imposible no comparar muchas de las escenas con mi propia experiencia. Anacleto ya no está, pero siempre será mi primer amor gatuno y cada vez que lo recuerdo no puedo evitar que una sonrisa asome. Actualmente tengo 4 felinos en casa, muy diferentes entre ellos y cada uno con sus particularidades. Realmente es una lectura que os recomiendo, da igual que no tengas gatos, por que lo que transmiten estas paginas es puro amor y os aseguro que la sonrisa no desaparecerá de vuestra boca mientras os sumergís en el Diario de un gatuno primerizo.
Enlace: https://mipequenorinconblogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Raquel
 03 febrero 2019
Eso dije yo y tengo dos gatitas en casa, motivo por el cual tuve obligatoriamente que leer este libro, con prólogo de Elvira Lindo.
Pedro contrario a los gatos hasta que en 2016 llega Mia, una gata común europea a su vida y a su casa, nos cuenta como es el día a día con un felino. La primera noche sin dormir, las llamadas constantes a la veterinaria, la obsesión por la seguridad de la gata cuando el se iba a trabajar, la adaptación de Pedro a la gata no de la gata a Pedro, porque los gatos cuando llegan a una casa, en ese momento se hacen los dueños de la casa y eres tú el adoptado, a veces tienes que pedirles permiso para hacer las cosas, como te roban el corazón y además yo soy de la opinión que los gatos son como las pipas una vez que empiezas ya no puedes parar y me veo al escritor de este libro con un segundo gato para que Mía no esté sola, además da consejos para comprar juguetes, la comida, la esterilización y a cada capítulo del libro le acompaña una frase sobre gatos de personajes muy muy conocidos como Neil Gaiman, Unamuno o Neruda por citar a varios de ellos.
Si tienes gatos y lees este libro te vas a sentir completamente identificado con el libro, cada cosa que le pasa a Pedro en mayor o menor medida nos a pasado a todos los que tenemos gatos en casa.
Escrito de una manera muy tierna, divertida y desenfadada es un libro ideal para los amantes de los gatos o para aquellas personas que nunca han tenido un gato y tienen en mente adoptar uno o para aquellas personas que no les gustan los gatos con esta novela cambiarán de opinión. Adopta no compres.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Poemas
 07 junio 2018
"En mi casa no entra un gato, en mi casa no entra un gato..." ese es el mantra que llevo rezando todo el día desde que leí la novela En mi casa no entra un gato. Diaro de un gatuno primerizo de Pedro Zuazua Gil


Pedro Zuazua, que siempre había afirmado que no tendría un gato en su vida, se convierte en un "padre" primerizo de un precioso cachorrillo de apenas dos meses. Casi sin darse cuenta, y muy sutilmente, una amiga suya, una endosadora de gatos, lo va convenciendo para que ponga un gato en su vida. Y termina cediendo. A partir del momento en el que el animalito, Mía, entra en su vida ésta cambiará para siempre.



A punto de devolverla tras pasar una larga noche de aullidos y correteos, Mía se convertirá en un ser indispensable en su vida. Y Pedro, o Pedrín como lo llaman los amigos, nos irá contando las aventuras y desventuras que vivirá al lado del gracioso minino.



Y aquí una servidora durante toda la lectura, y varios días después, solo piensa que un gatito en casa no estaría mal. Que hace compañía, que quizá podría convivir feliz con Thor, nuestra cobaya, que seguro que sería muy gracioso y nos daría mucho cariño (yo aquí sin hacer caso de la fama ¿merecida? de independientes y despegados que tienen estos animales)...





Me he leído esta novela con una sonrisa continua en la boca, imaginándome sin problemas a Mía (el lindo gatito de la foto) haciendo de las suyas y al pobre Pedrín sufriendo lo suyo. Además, como madre histérica, sé perfectamente por lo que habrá pasado la pobre criatura (me refiero a Pedro Zuazua): a la más mínima, corriendo al veterinario. Sufriendo sin motivo por cualquier cosa.



Este diario de un gatuno primerizo es divertido e instructivo. Si no tienes gato, te divertirás con las fechorías de Mía y con la angustia constante del pobre Pedro, y si tienes un gato, seguro que te sentirás identificado en muchos aspectos. Además, Pedro nos da consejos muy útiles basados siempre en su experiencia personal (siempre va bien aprender de los que han pasado por eso antes que nosotros: por si nos da por adoptar a un gatito lindo).



Personalmente, me ha parecido una lectura muy entretenida y amena. Siempre es bueno que una novela te haga soltar alguna sonrisa y con En mi casa no entra un gato han sido muchas.


Enlace: https://conversandoentrelibr..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea

Otros libros de Pedro Zuazua Gil (2)Ver más




Test Ver más

¿Conoces los alter-egos de los súperhéroes y súperheroínas del cómic?

Bruce Wayne

Hulk
Batman
Hellboy
Flash

11 preguntas
68 lectores participarón
Thèmes : cómicCrear un test sobre este libro