InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de RepellentBoy


RepellentBoy
17 junio 2021
Mía llegó un día a casa de Pedro y desde ese momento se convirtió en la reina del lugar. Pedro nunca pensó que acabaría conviviendo con un felino, de hecho cuando sus amigas se lo recomendaban, el renegaba con un "en mi casa no entra un gato". Pero finalmente entró, y vino para cambiar su visión sobre los gatos e instalarse en su corazón."En mi casa no entra un gato" es un libro muy tierno sobre un gatuno primerizo, que va aprendiendo poquito a poco como relacionarse con Mía, una gata muy independiente, que rápidamente se ganará el afecto del autor.

Lo que más me ha gustado, sin lugar a dudas, es que el libro todo el tiempo muestra ese amor que siente Pedro por Mía. Es un canto al amor y a que las relaciones pueden ser igual de bonitas e importantes con otras especies, no solo con la propia. Se nota que el autor lo ha escrito con cariño e ilusión y eso siempre llega. Está plagado del día a día de la vida conjunta que tienen y como el va a aprendiendo poco a poco del mundo gatuno. La primera vez en un veterinario, la esterilización de Mía, la presentación a su familia o los viajes son algunos de los temas con los que conoceremos la rutina de los dos.

Por otra parte, lo que no me ha gustado es que a veces sentía un pelín de falta de formación e información sobre algunos temas por parte de Pedro. Quizás es porque a mí me toca en lo personal, por mi realidad propia, ya que en mi familia hay cuatro gatetes y además muchos otros en colonias que cuido. Así que, partiendo de esta base, había algunos comentarios especistas y algunos momentos en los que parecía que se justificaba por querer tanto a Mía, pese a ser una gata, que consiguió en algunas partes aguarme la fiesta. Había muchos comentarios rollo "no estoy loco ¿eh?, aunque quiera a un gato". Y esa necesidad de justificar su cariño, a veces me molestaba, porque hace referencia nuevamente a la sobervia humana de creerse por encima de las otras especies. No solo en el caso de Pedro, es algo con lo que hemos sido criados todos, lamentablemente. Quizás si hubiera leído el libro hace dos años, con menos formación e información que la que tengo ahora, no hubiera caído en estos detalles, pero a día de hoy no puedo dejar de verlos, me chirrían

Aún así, lo recomiendo porque, como digo, el trasfondo es un inmenso cariño hacia Mía y hacia los felinos en general, pese a que haya cosas que no estaban bien tratadas en mi opinión. Tiene algunos momentos muy emotivos que te cautivan. Hay detalles muy interesantes como los de la madre del autor, que pasa de cabrearse con él por adoptar a Mía (como si tuviera derecho a ello vaya jaja), a verse cautivada por ella, llegando incluso a desear adoptar ella misma un gato. Un detalle muy bien traído ya que estos animales tienen muy mala prensa, y casi todo es mentira. Un libro tierno, que se lee de un tirón y que te hace sacar una sonrisa en más de una ocasión.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES