InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8494917714
Editorial: Editorial Pez de Plata (19/11/2018)

Calificación promedio : 4.38/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
Cuando los niños de las cuencas mineras salían de su pueblo no tenían que decir de dónde eran. Todo el mundo lo sabía. ¿Por qué? Su ropa olía a humo. A humo de las locomotoras, de las chimeneas, de los tubos de escape...

Este libro cuenta la historia de esos niños que después fueron hombres y de aquellas mujeres que vivieron en una tierra poco a poco abandonada. Historias entrelazadas, fundidas sobre el negro de un carbón que ya no suelta humo pero s... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
crismonteoliva
 10 mayo 2021
Antaño (y todavía, en cierta medida, hoy en día), los pueblos estaban llenos de motes. Apodos que hablaban que correspondían a la profesión del que lo llevaba, a una anécdota, a cualquier cosa. Algunos de ellos no se entienden hoy en día porque hacen alusión a usos y costumbres que ya no existen. Por ejemplo, si os digo que en Asturias había niños de humo, ¿qué me diríais vosotros al respecto? Bueno, yo os digo que para entender esto lo mejor es leer Los niños de humo, el libro de relatos escritos por Aitana Castaño e ilustrados por Alfonso Zapico, y que comentaremos en este artículo.
Si bien la minería no tiene hoy día en el norte de España la importancia que sí que tuvo a lo largo del siglo XX, todavía la memoria colectiva recuerda aquellos años en los que todo el mundo en los pueblos de la cuenca minera asturiana estaba ligado al carbón, de una u otra manera. Aitana Castaño, conocedora de estas historias que giran alrededor de la mina y consciente de que en unos pocos años ya no quedará nadie que hable de ellas, decidió, un buen día, recopilar en este libro treinta y siete de ellas. Estas historias, que se nos presentan en forma de relato breve, tienen mucho de verdad, aunque también, en algunas ocasiones, un tanto de ficción. En todo caso, todas ellas no solo homenajean a los habitantes de un mundo que ya no existe, sino que también dejan constancia de lo dura y sacrificada que fue esa vida, y de las alegrías y las penas que aquellas gentes pudieron vivir.
Fusilados en la guerra cuyos cadáveres sus familiares buscan muchos años después, fantasmas, amores que parecen imposibles, accidentes que acaban en anécdotas más o menos divertidas, trágicos accidentes, aventuras de niños... Como comprenderéis, un libro con tantos relatos da para muchas historias, todas ellas interesantes, que nos acercan al universo de la mina de forma amena y entrañable. Historias que no tienen que ver, a veces, las unas con las otras; mientras que, en otras ocasiones, se entrelazan entre ellas para hacernos vivir un crisol de experiencias.
El habla asturiana tiene sus particularidades, de ahí que los textos estén salpicados de términos que encontramos explicados casi al final de este volumen (si bien algunos de ellos se entienden nada más verlos).
Este es un libro con un gran número de ilustraciones, imágenes en blanco y negro que nos acercan, con su simpatía y naturalidad, aún más al universo de las minas asturianas. Imposible imaginar este libro sin ellas.
Y al final, ¿qué es eso de los niños del humo? Pues simplemente la forma en la que la gente denominaba a los niños de la cuenca minera, todos ellos impregnados del característico olor del humo de locomotoras, tubos de escape, chimeneas… El libro le debe su nombre, por cierto, al último relato de este libro, una historia que nos demuestra que las clases sociales no existen cuando los niños quieren ser amigos de verdad.
Los niños del humo, en definitiva, es un interesante libro con el que conocer la crudeza del mundo minero asturiano, pero también todo lo bueno que dejó una época llena de anécdotas no solo trágicas, pues también, como siempre en la vida, hubo otras curiosas y divertidas. Una obra que nos demuestra que siempre hay formas creativas y entretenidas de narrar. Y tú, ¿a qué esperas a conocer a los auténticos niños del humo?

Enlace: https://laorilladelasletras...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
mifuga
 15 marzo 2021
Los niños de humo es un conjunto de relatos breves escritos por Aitana Castaño e ilustrados por Alfonso Zapico -Dublinés, La balada del Norte-, que comparten el tema de la vida en la cuenca minera asturiana.
.
.
.
Comienza con un prólogo-jaula, como aquellas en las que descendían a las minas, para mostrarnos la selección de cuentos en un índice en forma de ilustración de las galerías subterráneas de un pozo que es tan original como impresionante. A través del mismo podemos apreciar que algunas historias están ligadas a otras y que, en lo más profundo, se encuentra la que da título a la obra. Cierran el volumen los agradecimientos, bajo el título de la expresión minera "dar tira", que utilizaban los mineros para pedir madera para entibar o apuntalar, y que subió a la calle como sinónimo de esa ayuda que implica complicidad, comprensión, afecto y solidaridad. Y el glosario de términos, que pueden ser desconocidos para un lector poco relacionado con el mundo del carbón, su "lampistería", donde se guardaban las luces que iluminarían a los mineros.
.
.
.
Abre la colección el breve, y, desgraciadamente, también tan repetido relato que se adjunta en las imágenes. Siempre de madrugada, un teléfono suena en la casa de un minero y, antes de descolgar, ya se presiente la tragedia. Además está lleno este libro de héroes que salieron empapados de la sangre de un compañero porque se negaron a salir sin él; otros que se fueron porque se enamoraron del que se duchaba a su lado, cubierto de carbón y llegaron a otras tierras sin poder explicarle el motivo de su huida a quien tanto, y tan silenciosamente, habían querido. Se cuela el hallazgo de un crimen pasional en la que había sido la casa del tío Camilo, escondido bajo la tierra de lo que iba a ser un merendero, y que escondía los cuerpos de cuatro mineros y de la maestra más guapa del lugar, cuya foto había presidido la mesilla de noche del tío hasta el día de su muerte. La Rueda de la Fortuna también se encuentra en sus páginas a través de Inés, que se encuentra a Arturo, fugitivo guapo y herido a quien escondió durante la posguerra, en 2012, en el esplendor de su juventud revolucionaria y en plena protesta explosiva.
Enlace: https://www.instagram.com/mi..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
loco_libros
 15 septiembre 2020
«Asturias, verde de montes y negra de minerales» canta Víctor Manuel en ese tema que es un segundo himno del Principado. No solo ser de Asturias me acerca de algún modo al mineral negro. También un hilo generacional me une al sector del que trata este libro de relatos: mi abuelo materno trabajó en la mina. Fruto de aquella durísima labor arrastró una enfermedad respiratoria que le hizo estar unido a una botella de oxígeno en sus últimos años. Ahora, con la mirada retrospectiva de los ojos del adulto, veo que si pudiera volver atrás en el tiempo le preguntaría cosas sobre aquel trabajo y las experiencias que vivió a tantos metros bajo tierra. Cosas que no haces y se quedan ahí, colgando en el tiempo de los imposibles.
.
El prólogo te introduce en el libro cual jaula en la mina y en él Aitana Castaño explica quiénes eran esos niños de humo. El último de los relatos va dedicado a ellos, a esos niños de las cuencas mineras que salían de sus pueblos y eran reconocidos por su olor a humo. Los restantes se adentran en el mundo de la mina, en las galerías oscuras donde la esperanza y el esfuerzo echan un pulso con la muerte; un mundo habitado por personas fuertes y valientes: los hombres (y mujeres) que bajan a picar carbón o rescatar a los accidentados en medio de la oscuridad que irradia el miedo; o las familias que esperan con ansia el final del relevo para saber que todo ha ido bien, que saben que algo ha pasado si suena el teléfono a horas a las que no debería sonar. También entiban esta galería de papel la migración, con los que se iban (algunos forzados) y los que venían; y la política de décadas pasadas, en tiempos de posguerra y dictadura, de fosas y fugados.
.
Palabras que junto a las ilustraciones de Alfonso Zapico en blanco y negro -como si estuvieran dibujadas con un trozo de carbón arrancado de las entrañas de esta tierra- suponen un homenaje a la minería, su gente y a Asturias. Mi enhorabuena.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
elymafer
 13 enero 2022
Los niños de humo son treinta y siete relatos breves, algunos muy breves, algunos reales; todos cuentan recuerdos de las cuencas mineras asturianas en diferentes momentos del s. XX, recuerdos de los que vivían allí, gentes llegadas de muchos sitios huyendo del hambre y la miseria. Estos cuentos son un intento de explicar lo que fueron las cuencas, cómo se crearon su propia cultura, mezcla de acentos y costumbres; nos hablan de las reivindicaciones sindicales de los mineros, de los accidentes de la mina, de las costumbres de las familias, de la educación de los niños...esos niños que olían a humo porque el humo siempre estaba presente en sus casas y en sus vidas.
Un libro necesario para que no se olvide un modo de vida casi desaparecido.
Un libro en el que he reconocido y vuelto a recordar muchas cosas de mi infancia. Un libro que llega al corazón.
Comentar  Me gusta         00
liserantes
 24 octubre 2021
Me parece un libro de relatos increíble y totalmente recomendable. Se trata de un libro bastante breve, pero que llena mucho. Algunos relatos me han gustado tanto que sin darme cuenta los he releído antes de pasar al siguiente.
La autora ha logrado trasladarme a la realidad de las minas, de la época y a la sociedad que vivía en torno a ellas. Se nota que el libro ha sido realizado con mucho cariño, el cual se percibe también en las ilustraciones que lo acompañan. Estoy deseando leer algo más de la autora.
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (2) Añadir cita
liserantesliserantes24 octubre 2021
Me estaba acordando de lo mal que se pasa cuando uno está fuera de casa, y no conoce a nadie, y no le sabe igual el pan, ni el agua, ni el arroz. Estaba pensando que es difícil entender porqué tienes que vivir lejos de los tuyos...
Comentar  Me gusta         00
Eduardo_IrujoEduardo_Irujo02 enero 2021
La triste flor del olvido, nunca nacerá en tu fosa.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: mineríaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Literatura española

¿Quién es el autor/la autora de Episodios Nacionales?

Emilia Pardo Bazán
Benito Perez Galdós
Rosalía De Castro
Gustavo Adolfo Bécquer

5 preguntas
206 lectores participarón
Thèmes : literatura españolaCrear un test sobre este libro