InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de carlotenia


carlotenia
08 August 2021
Era la primera vez que leía a este prolífico autor, así que no sabía con qué me iba a encontrar y no tenía antecedentes. le experiencia ha sido positiva.

La novela comienza con Zvi y su mujer Dina en la consulta del neurólogo, quien les confirma después de un escáner cerebral que ese olvido de nombres propios y leves despistes responde al principio de una demencia. Aunque no es algo preocupante por ahora, Zvi se vendrá abajo y empezará a autocompadecerse, empieza a recordar los errores y olvidos que ha tenido últimamente, incluído olvidarse a su hijo en la guardería y llevarse a otro niño (aunque luego sabremos el motivo), estos primeros momentos de conocer lo que le pasa a su cabeza dan mucho apuro. La familia, con su esposa en cabeza intenta apoyarlo, no puede hundirse porque entonces puede que todo avance más rápido. Necesita que su mente le gane la batalla a la demencia y tendrá el apoyo de todos (y algún tirón de orejas también).

En ese momento a Zvi se le presenta un reto, un antiguo compañero de trabajo, un subordinado suyo, hace una fiesta de jubilación y está invitado. Dina, su mujer, quiere acompañarlo, pero él no lo permite, no quiere sentir que está todo el rato protegiéndole, contestando preguntas por él antes de que meta la pata, es su relación de trabajo y quiere enfrentarse él sólo a esta situación. Y cuando llega allí, en mitad de la fiesta le proponen lo que él se temía, dedicar unas palabras al protagonista de la fiesta, como un discurso. Lo hará y bien, sólo que al no recordar el nombre de la esposa del compañero de trabajo, que se llama Raquel como yo, se referirá a ella como "la mujer de.." "esta madre abnegada..." y la mujer, que es un poquito especial, se ofenderá, entendiendo que no le ha dado el lugar que se merece al no ser capaz de nombrarla por su nombre. Él un poco huyendo del acoso de la mujer que se pone muy pesada, y por añoranza de su trabajo, acaba entrando en su antiguo despacho, ya que la fiesta es en la misma empresa. Y allí conocerá a uno de sus salvadores: Maymoni, hijo de su antiguo adjunto en el despacho, al que precisamente se encontró hace unas semanas y no lo reconoció. El chico está enfrascado en el proyecto muy potente y urgente que le exige el Departamento de Obras Públicas israelí. Por circunstancias, Maymoni y Dina acaban conociéndose, y ella le propone que Zvi trabaje para él como "ayudante sin sueldo" para trasladarle toda su experiencia y conocimientos, y así su marido seguirá estando como "en activo" con la mente despierta, trabajando en un proyecto que hará que se olvide de su demencia y que no se estanque su cerebro sin hacer nada. Así es como Zvi se ve envuelto en este embrollo, que lo es, porque hay que hacer una carretera, y habría que demoler una colina para ello, algo que se ha hecho cientos de veces, pero este caso es especial por cuestiones personales y conflictos de pueblos que el lector irá conociendo a lo largo de la lectura (no quiero hacer spoilers), y la mejor opción es planificar un túnel que atraviese la colina, algo que es totalmente inviable por su gran coste, mantenimiento y porque sin conocer todo lo que significa esa colina, parece un absurdo.

Así pues, el reto está claro, conseguir que se apruebe el túnel. Para ello Zvi y su inesperado nuevo jefe tendrán que hacer visitas al cráter que está en la colina. Y se sucederán imprevistos, y anécdotas varias, algunas fruto del recuerdo del anciano, otras que surgen en el momento, además de otros problemas que aparecen a lo largo de la novela. En todos ellos veremos la reacción del Zvi, algunas cuando está completamente lúcido y otras cuando aparece por una esquinita su demencia. Son momentos que aúnan el drama y el humor. Me ha gustado mucho la capacidad del autor de proporcionarnos una sonrisa en momentos muy complicados, como un accidente de tráfico o una enfermedad contagiosa que hace que el protagonista pase de enfermo a enfermero, y al final, con trucos, ayuda externa, y mentiras piadosas Zvi Luria sale de todos los atolladeros sin problema, o casi casi.

Hay momentos que son surrealistas totales, pero incluso en esos momentos te das cuenta de que lo que hace Zvi no es tan descabellado y que en el fondo de su mente tiene toda lógica del mundo. Por poner un ejemplo, tatuarse el código de arranque de su vehículo porque en un par de ocasiones se le olvidó. al principio la familia poner el grito en el cielo, y finalmente su hijo lo acompaña a hacerse ese tatuaje, e incluso bromean con ir tatuando todo el cuerpo del anciano con números de móvil, su calle, nombres propios, no es una locura pero a la vez esconde mucha ternura?

Y es que ternura es una de las palabras que definirían a esta novela. En realidad el trasfondo es triste, la enfermedad de Luria que irá agravándose con el tiempo es un drama a todos los efectos. Pero el autor consigue resaltar en vez de esta parte, el apoyo de su mujer, que le quita hierro a todos los berrinches de su marido, a cuando desata el caos, intenta convencerlo de que no ha sido la demencia, a cualquiera nos podría pasar, de que ella lo necesita a él mucho más que él a ella... Resalta muy bien ese amor maduro, de mayores, al que todos deseamos llegar, en el que prima más el cuidado por la otra persona después de toda una vida juntos, el saber asimilar los defectos de la persona que tenemos al lado y quitarles importancia, y por qué no? También la persistencia de la pasión, porque es un detalle que el neurólogo ha dicho que no deben descuidar, porque ayuda a que la demencia no se abra paso en su paciente.

En cuanto a la estructura de la novela, consta de capítulos ultracortos, concretamente 70, que los he contado porque no van numerados, todos llevan un título relacionado con la temática o el asunto sobre el que versa el capítulo. Es una novela escrita en tercera persona, y hay muchos diálogos, a propósito de esto decir que algunos me han parecido algo repetitivos, o con expresiones que aparecen muchas veces a lo largo de la novela. Quizás sea esto una jugada del autor para enfatizar esa demencia del protagonista, el repetir muchas veces algunas cosas para que calaran en su mente, pero a mí en algunos momentos me ha cansado un poco. No obstante, es una lectura que igualmente se disfruta.

Por poner otro pero, me ha faltado saber cosas del final. Esto es algo que llevo pidiendo de las novelas de mis últimas reseñas, pero es que últimamente no me las dejan cerradas del todo, y eso como que me da ansiedad jajajaja, yo lo quiero saber todo todito todo, es que hoy mismo he acabado otra novela y también me han dejado con alguna intriga. Y esto no se hace... al final nos vamos a enterar de algo que quizás se veía venir, en relación con toda la enjundia del túnel, que por supuesto no os diré si finalmente se lleva a cabo o no. Pero el autor me deja cabos sueltos. Y sobre todo, me ha faltado un epílogo para saber qué pasa con Zvi Luria al cabo de un tiempo, quizás meses, quizás años... Ver como ha avanzado su enfermedad y en que punto se encuentra, y por supuesto alguno de los personajes que lo acompañan. Con todo esto la novela hubiera sido casi redonda.

En definitiva, la lectura que os traigo hoy es una lectura amable, de profunda ternura como os he dicho, que quizás pueda ayudar a gente que se encuentre en la tesitura del anciano protagonista o a sus familiares, con muchos momentos que te sacarán una sonrisa y te llenarán de esperanza dentro de este drama. Es por eso que la recomiendo!
Enlace: https://losauguriosdelaluna...
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más