InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Críticas sobre Después del deshielo (26)
Ordenar por :   Fecha   Los más apreciados  



Añadir crítica
Lid02
 10 febrero 2019
He aquí mi gran problema con el libro: me presenta elementos que me molan demasiado y son irresistibles para mi. Primero que si son vikingos, después que tenemos dos grupos con creencia similares pero son super enemigos y luchas porque creencias (?). le sumamos que aparece el hermano muerto que se ha unido al bando contrario, que medio secuestran a la chica y acaba medio esclava de una familia del otro bando juntando a interés romántico, niño pequeño cuqui y moraleja de que todos somos iguales y el enemigo de mi enemigo es mi amigo. Yo ganada, oye.

Los personajes son de esos que por una parte dices me molan taco y los adoro y después te paras a pensar y dices, oye, que me ha faltado un pelín de profundización. Pero aún así haces la vista gorda y sigues leyendo porque el libro vicia y te da igual todo mientras estás tan inmersa en una historia que te entretiene tanto.


Artículo original: https://librosdelcielo.blogspot.com/2019/01/despues-del-deshielo-de-adrienne-young.html
© Libros del cielo
Enlace: https://librosdelcielo.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lawerson
 29 enero 2019
En más de una ocasión, sobre todo cuando pude leer y reseñar la trilogía protagonizada por Magnus Chase, comenté lo mucho, muchísimo, que me gusta la mitología nórdica, a pesar de que es la que menos conozco y con la que menos he tenido contacto. Después del deshielo es la primera parte de una saga individual de libros, ambientado en un mundo nórdico donde los clanes, la esencia vikinga y sus dioses, están muy presentes, una vida de guerreros que ha conseguido mantenerme enganchada desde el primer momento. Narrado en primera persona por Eelyn, nuestra protagonista Aska, el libro empieza ya en plena batalla, con muchos hachazos, espadazos y gritos, muertes y enfrentamientos, unos primeros capítulos de plena explosión de sucesos, de adentrarnos directamente en este mundo asentado en los fiordos, donde el ritmo ya empieza con mucha rapidez, de infarto, dispuesto a guiarnos por una historia donde los Askas y los Riki están en plena guerra. Poco después de esto, la autora comienza ya a meter un giro interesante, de estos enigmáticos y que te dejan con ganas de saber qué es lo que está pasando, consiguiendo que quieras seguir leyendo para enterarte qué se esconde tras esa aparición misteriosa y repentina de un personaje que vivía en el pasado. Así pues, con un inicio absorbente, capaz de atraparte y con mucha energía, poco a poco nos vamos a ir metiendo en la piel de Eelyn y su aventura por descubrir muchos de los secretos que le son guardados mientras su corazón y su mente se van abriendo a una cultura que, desde siempre, la ha considerado enemiga. Sin embargo, esta característica con la que se abre el libro, esa fuerza inesperada, empieza a decaer a medida que avanzamos, dejando atrás ese inicio potente para centrarse en Eelyn, su nueva situación y su evolución, unos momentos algo más lentos, pero no innecesarios, que siguen dejándonos buenos sabores de boca al meternos de lleno en parte de la ambientación. Entre diosas, historias antigua, formas de vivir y de creer, nos vamos a meter en una situación que sigue teniendo peligros a cada esquina, salpicados aquí y allí, algunos momentos tensos de tener que luchar para no morir, una trama que se irá moviendo por una línea plana durante parte de su recorrido, donde solamente vamos a tener el día a día de Eelyn, escenas que se alejan de la acción desbordante del principio sin llegar a aburrir ni resultar pesadas, todo yendo de manera muy ágil y directa, para empezar, de nuevo, a despuntar hacia arriba y retornar a esos comienzos cuando entren en escena nuevos elementos que avivan la lectura e historia, de nuevo profundizando en una guerra milenaria pero, esta vez, con una chispa de esperanza al cambio, terminando el libro de buena forma para cerrar, de alguna manera, partes de esta historia protagonizada por Eelyn.

Quiero recalcar esto último, lo de cerrar partes de esta historia. Porque, en esta ocasión, os voy a contar a la vez lo que ha sido una de los grandes aciertos del libro pero, también, la parte por donde más me ha cojeado la lectura. Como os digo, el mundo nórdico me flipa demasiado. Todo lo que tiene que ver con esa época la adoro. Y ambientar la historia de Después del deshielo justamente en esos momentos ha sido uno de los impulsos para leer, sin dudarlo, este libro. Me ha gustado la manera que ha tenido Adrienne Young de crear los dos clanes diferentes. Se ha notado, mucho, esa vena de historiadora que tiene, cómo le gusta investigar, adentrarse en el pasado, sacarlo a relucir. En parte, la ambientación se asienta bien en cuanto a la cultura de los Askas y los Riki. Queda bien claro cuáles son sus diosas, cómo se relacionan con ellas, el peso que tienen en la vida de sus habitantes. La parte religiosa siempre ha sido de suma importancia para el pueblo nórdico, y la autora ha sabido dotar bien esta esencia, palpable en cada situación, en cada rincón, mientras morían, comían, rezaban y soñaban. Se mencionan diferentes más allá, cómo se accede a ellos, el tema del honor. Y la sensación gélida de los fiordos, cómo combatían el frío, cazaban, se relacionaban, el tipo de aldeas que tenían, la manera de vestirse para los rituales, de cocinar, de comportarse ante cualquier situacion. Hasta los peinados se me hacían reales. Todo ello ha provocado que fuera fácil adentrarse en este mundo, sentir que estaba realmente allí. No obstante, todo se ha quedado un paso por detrás. No sé muy bien qué ha sido, si el exceso de velocidad de la trama, si la falta de profundización en muchas partes, si mi manía de querer más densidad cuando hay una ambientación así... pero no he llegado a sentir del todo varias cosas. El tema de los dioses me ha parecido pobre en cuanto a que sólo se mencionan a dos diosas y poco más. La historia de los Riki y los Askas, aunque está bien formada, no llega a estar completa.

Incluso con los personajes me ha pasado algo similar. En ocasiones no era capaz de imaginarme a algunos de ellos, no sabía como eran físicamente. Todo pasa tan deprisa delante de mis ojos que no he llegado a conocer bien a casi nadie, no he tenido ninguna conexión, no he procesado adecuadamente lo que se me contaba. Ni siquiera con Eelyn. Quizás también esperaba una trama más desarrollada en cuanto a acontecimientos. Para mi, ha sido una lectura que, como digo, me ha tenido atrapada, pero esperaba más. Más páginas, una trama con más movimiento, algo más elaborada. Esa tribu legendaria tampoco se expone bien, están ahí por que sí pero no se nos cuenta gran cosa. El romance, incluso, me ha sabido a poco. Tampoco es de esos que tienen mucho protagonismo, es escaso, cosa que agradezco, pero no es de esos romances que me hacen suspirar porque, y regresando a la falta de dar un paso más, no he sentido a ninguno de los personajes como debería de haberlos sentido.

Pero algo que tengo que mencionar sí o sí porque es lo que más me ha sacado momentáneamente de la lectura es un fallo de corrección en el libro. Dentro de una misma frase había palabras que no concordaban con la siguiente, letras que faltaban, otras que sobraban, cambios de nombre de repente (Iri pasó a llamarse Iris en un capítulo; Fiske era Fisque en otros). Ha habido algo de jaleo por esa parte, había frases sin sentido a causa de palabras que estaban ahí sin tener que estar que me hacían releer la frase para encontrar el problema y corregirlo en mi mente, lo que, obviamente, me desconectaba de todo.

En definitiva, Después del deshielo es la primera parte de una saga ambientada en el mundo nórdico, un inicio con mucha potencia que contiene piezas interesantes y bien plasmadas pero que, sin embargo, se quedan un poco por el camino. El espíritu guerrero y vikingo está, pero probablemente, si la historia se hubiera desarrollado con más profundidad, con más escenas y, en general, desde otro punto de vista, hubiera sido uno de los libros inolvidables de este año.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Laura765
 26 enero 2019
Eelyn es una chica vikinga que pertenece al clan de Askas, junto a su padre. Hace años vio morir con sus propios ojos a su hermano Iri, sin embargo, no se imaginó que algún día volvería a verle.

Un día, cuando los Askas están luchando con el clan enemigo: los Rikis Eelyn cree ver a su hermano, así que lo sigue. En ese momento Fiske, un miembro de los Riki y amigo de Iri, decide secuestrarla y llevársela al campamento Riki.

Allí Eelyn tendrá que luchar por sobrevivir sin morir en el intento, viviendo en la casa de Fiske junto con su familia, y también Iri. En el proceso también descubrirá qué pasó con Iri, cómo sobrevivió si se supone que estaba muerto, y qué hace con el clan enemigo.

Este es el primer libro que leo sobre vikingos, y la verdad es que me ha sorprendido muchísimo. El hecho de que sea sobre vikingos le da un toque bastante llamativo, es algo que me llama mucho la atención.

Me ha gustado mucho el libro. Eelyn me ha encantado como protagonista, ya que es una chica fuerte, guerrera, que se crio para luchar en las batallas. Sin embargo, también tiene un corazón enorme, tiene sentimientos. Fiske, por otro lado, al principio lo odiamos un poquito por cómo trata a Eelyn, pero poco a poco se le va tomando cariño y muestra su verdadero yo.

La historia me ha gustado mucho también. Cómo se va descubriendo todo, y los personajes van creciendo en el proceso.

Lo que creo que sí ha faltado son páginas, me gustaría haber sabido más de esta historia. Creo que habría quedado mejor con unas pocas páginas de más.

En definitiva, recomiendo mucho este libro a las personas que les guste la fantasía, y el tema de los vikingos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
yvo_about_books
 03 enero 2019
¡Qué maravilloso y bien escrito debut! Aunque esta historia no tiene una configuración exacta y parece ser más fantasía que la ficción histórica, con la cultura vikinga desempeñando un papel tan central, es fácil deducir que esta historia se desarrolló hace mucho tiempo (¿probablemente 800?). ¿Me hubiera gustado un mundo más detallado con más descripciones y hechos? Sí, pero también puedo entender por qué los detalles exactos se han mantenido vagos, centrándose en cambio en los personajes y la trama de la enemistad del clan. Me hubiera gustado tener un glosario para las palabras y frases extranjeras, aunque la mayoría son fáciles de interpretar usando el contexto. Estas pequeñas cosas a un lado, me encantó esta historia. El personaje principal es el típico protagonista femenino fuerte, pero Eelyn realmente cobró vida en las descripciones y el diálogo y fue fácil conectarse con ella. Los diferentes clanes y la vieja enemistad entre los dos me tenían completamente enganchada, así como por los giros de la trama que cambiaron su futuro para siempre. ¡Definitivamente la mejor historia inspirada en vikingos que he leído hasta la fecha! Admito que podría haberlo hecho sin el romance, pero al menos nos ahorramos el temido triángulo amoroso. Y estoy seguro de que a los fanáticos del romance les encantará ese pequeño giro (aunque lo vi llegar desde llejos). En resumen, aunque no es perfecto, este debut todavía logró capturarme por completo y la historia de Eelyn se quedará conmigo durante mucho tiempo. ¡Vikingos a la victoria!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MegRaven
 19 diciembre 2018
Éste es el debut de su autora y se trata de un libro individual, con principio y final (Aunque ya ha anunciado que planea expandir el mundo que ha creado en ésta novela, con una historia que la complemente). Se agradece que no forme parte de una saga, algo tan habitual en el género fantástico.

Eelyn es del clan de los Askas y toda su vida ha creído que el clan de los Riki son el enemigo, despiadados asesinos con los que viven condenados a una eterna guerra. Todo cambiará cuando en mitad de un combate crea reconocer la figura de su difunto hermano Iri, combatiendo al lado de los Riki. Nada podía ser más humillante que acabar siendo esclavizada por el clan rival, aunque en realidad sea una estratagema de su hermano para conseguir que la perdonen la vida. Desde dentro, Eelyn irá conociendo las formas de vida de aquella gente... y poco a poco sus ojos se abrirán ante una aterradora realidad.

Si hay algo que disfruto mucho en las novelas fantásticas, es ver semejanzas con nuestro mundo que no las hacen tan distantes o ajenas como pudiera parecer. El enfrentamiento entre estos clanes vikingos los convierte en enemigos incapaces de reconciliarse. ¿Pero qué ocurre cuando un tercer enemigo mucho más legendario y peligroso amenaza las vidas de todos ellos? Eelyn tendrá que elegir entre su lealtad o confiar en los que siempre han sido sus enemigos, llevarlos hasta sus tierras... y esperar que ambos clanes decidan aliarse para pelear juntos, como uno solo.

El líder de cada clan recibe el nombre de "Tala" y son bastante estrictos con todos los que llegan a sus tierras. Ellos son los que confían más que nadie en las tradiciones y sus dioses, y cada clan venera a uno diferente. Para los Aska el mayor dios es Sigr, mientras que los Riki le rezan a Thora. Ni siquiera sus religiones parecen ponerse de acuerdo, aunque el lector pueda apreciar que ambos clanes son idénticos y viven enfrentados por los errores del pasado.

He leído críticas por la forma en que queda reflejada su protagonista: Es una guerrera terca, independiente, ruda. Y de pronto ves cómo se resquebraja y pasa gran parte de la novela queriendo llorar, cuestionándose sus ideales, todo cuanto ha conocido en su vida. ¿De verdad creéis que llorar hace que Eelyn deje de ser una luchadora? Porque para mi es ahí donde se produce la evolución del personaje, está chocando contra un muro y descubriendo que toda su vida ha vivido engañada. Por eso está frustrada. Por eso llora. Se siente perdida y para colmo es rehén del clan enemigo, donde unos quieren matarla (Lógico) y otros pocos la han acogido en su hogar como a una igual. ¿No os parece una situación para volverse loca? ¿Que tu enemigo demuestre más compasión que tú? Personalmente he visto un gran desarrollo en su personaje y es justo lo que la hace admirable. No es una heroína capaz de arrasar con todo sin pestañear, carente de humanidad o realismo. Es una mujer vulnerable y creo que ahí precisamente reside su fuerza.

Sí que existe el romance, cómo no, pero está bien hilado entre el resto de historias que se producen a lo largo de la novela y no roba protagonismo al conflicto interior de Eelyn o la devastación que rodea a ambos clanes cuando descubren que ambos están siendo masacrados. Fiske es un chico joven de mentalidad renovada que se atreve a cuestionar las ideas de su clan, se hace amigo íntimo de Iri y por él se juega la vida en incontables ocasiones, tanto que protegerá a su hermana Eelyn a toda costa. Tampoco se quedan atrás su hermano pequeño o su madre, grandes culpables de que Eelyn empiece a cuestionarse si son una excepción o su clan no es tan perverso como se lo habían descrito.

Quizá es criticable que ella se enamore de su captor, pero no creo que podamos hablar de "síndrome de Estocolmo" cuando ella sabía desde un principio que es una prisionera "de pega", que sólo aparenta ser su rehén de puertas para fuera. Me parecería triste centrarme en esos detalles y obviar lo más importante que aporta ésta novela: Cómo personas aparentemente contrarias pueden razonar y encontrar las similitudes entre sus pueblos que siempre existieron y se negaron a ver. ¿Qué otra opción les queda? Aunque el padre de Eelyn no perdonará fácilmente: Han capturado a su hija y perdió la lealtad de su hijo hace ya diez años, uno al que ha llorado y dado por muerto hasta ahora. ¿Estará dispuesto a dar su brazo a torcer... o sus diferencias con el clan Riki son irreconciliables?

He intentado mencionar los puntos débiles que quizá le he visto, porque por lo demás es una novela que he disfrutado muchísimo por cómo está construida, la evolución de los personajes y ese cambio de ambientación fresco y necesario. Además mencionar que está valorado como uno de los mejores libros del año 2018 en Goodreads.

Épicas batallas entre vikingos, enemistades legendarias, un romance prohibido y personajes fuertes allá donde mires. Si te gustan las novelas de aventuras, pasar un buen rato y sufrir con el destino que pueda esperar a los personajes... es para ti.
Enlace: http://elcuervodealasrotas.b..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
naitora
 11 diciembre 2018
El argumento quizá ya lo hemos visto mucho. Dos clanes enfrentados por una tradición divina. Cada cinco años los aceros chocan entre sí. Lo interesante es el planteamiento, vivir en el clan, internarse y vivir las tradiciones. Después del deshielo es una obra tremenda, con batallas, con rituales, con honor. Me enamoré de todo, el argumento me encantó y estaba ansiosa por ver la última batalla, como unirían fuerzas entre enemigos para salir con vida y ya os digo, que es épico ese final. Me quede encantada con todo ello.

La única pega que voy a mencionar, es que algo pasó con la corrección, porque por ahí me encontré algunos errores, que si bien no me ralentizaron la lectura, si me chocaron al leerlos. Pero eso, es lo de menos ante un argumento que se sostiene solo.

Adrienne Young ha entrado de golpe y de lleno a mi lista de autoras de cabecera, estoy ansiando leer más obras de esta mujer, porque de verdad, tiene una pluma que vale su peso en oro. Su narrativa es sencilla, clara y su ambientación es brutal, vamos que estoy cautivada totalmente. ¡Feliz lectura!
Enlace: https://locasdelromance.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00


Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES




Test Ver más

Los monstruos de la saga Harry Potter

¿Qué criaturas mágicas podemos encontrar en Gringotts, el banco de magos?

Duendes
Thestrals
Mantícora
Nagini

15 preguntas
225 lectores participarón
Thèmes : monstruos , criaturas , fantasía , magiaCrear un test sobre este libro