InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de AlhanaRhiverCross


AlhanaRhiverCross
27 noviembre 2018
Esta novela era una de las novedades que más ganas tenía de descubrir y como últimamente todo lo que va publicando Puck lo leo rápido y me engancha sin que me dé cuenta, no podía perderme este libro. En un principio no sabía de qué iba más allá de la ambientación con toques nórdicos aunque al final sí que terminé leyendo la sinopsis (que para mi gusto, cuenta demasiado) tras leer un par de capítulos para situarme en lo que me podría encontrar. Y siendo sincera, lo que veis en el argumento es lo que hay y poco más, pero la sencillez en la trama lo compensa con una narración intensa que me ha servido para querer leer más a esta nueva autora por cómo trata las emociones de los personajes.
La trama se centra en Eelyn, una guerrera letal del clan de los Askas, que ha sido entrenada y educada para odiar y masacrar al clan enemigo de los Rikis, con quienes tradicionalmente “quedan” para organizar una batalla campal cada 5 años en terreno neutral. En la última ocasión, Eelyn pierde a Iri, su hermano y compañero de batalla cuando cae por un barranco junto al Riki contra quien combatía, dándolos por muertos a ambos. Como podéis imaginar por la sinopsis, tendrían que haber bajado al pie del barranco para comprobarlo pero entonces no habría habido historia. Por eso, 5 años más tarde, Iri reaparece vivito y a salvo en la siguiente batalla pero esta vez luchando del lado de los Rikis, su nuevo clan y Eelyn termina prisionera de su propio hermano intentando sobrevivir entre enemigos. Y esto es básicamente todo, hasta que aparece un tercer clan en discordia, los Herjas, que no discriminan a Rikis de Askas a la hora de aniquilar todas sus aldeas, sentando la premisa de “el enemigo de mi enemigo es amigo”.
No me esperaba para nada una trama tan simple, porque la verdad es que no tiene mucho más que la evolución que sufre Eelyn a lo largo de todo el libro y que se ve venir desde el principio, pero aún así, algo tiene la narración de Adrienne Young que hace que se disfrute lo que se está leyendo aunque no esté pasando realmente nada. Incluso en algunos momentos se repite bastante porque se limita a volver una y otra vez sobre las mismas ideas y los mismos sucesos (la batalla de Iri en la que lo dan por muerto, su cambio de bando, su nueva mentalidad, el odio de unos y otros…) pero ni siquiera lo notamos porque los pensamientos de Eelyn tienen algo hipnótico. En general, no tiene giros de la trama ni ningún misterio que resolver, por lo que termina siendo una historia bastante tranquila sin sobresaltos basada únicamente en la introspectiva de la protagonista y su cambio de perspectiva desde el odio hacia el respeto por el enemigo ancestral.
Para que nadie se lleve a engaño, la acción de esta novela se limita al principio y al final, porque todo lo demás es simple interacción entre personajes y mucha reflexión interna de la protagonista acerca del odio sin sentido que siente por los Rikis y el desprecio al que se ve sometida sólo por ser Aska. Sin embargo, creo que su verdadero encanto reside en la ambientación y en los personajes. Para empezar, podemos decir que a rasgos generales está basado en la cultura vikinga y en su forma de vida medieval pero ni los clanes que aparecen ni los lugares son ni fueron reales, por lo que se acerca más a la fantasía épica que a la histórica de aventuras. Aún así podemos ver rasgos característicos como el culto a los dioses, la creencia de la vida más allá de la muerte (en un lugaretéreo que se parece muchísimo al Valhala) y otros tantos puntos en común con la realidad, como el vestuario o los peinados, que irremediablemente recuerda a auténticos vikingos sin nombrarlos ni una sola vez en todo el libro.
En cuanto a personajes podemos decir que este es su punto más fuerte y sobre el que se asienta todo lo demás. Eelyn es una protagonista fuera de los común, una guerrera despiadada que no se plantea si matar Rikis está bien o está mal, simplemente lo hace porque si no será ella la que acabe asesinada como le ocurrió a su hermano. Cuando esto resulta no ser así sino todo lo contrario, todos sus esquemas se rompen por mucho que ella intente pegarlos con el odio que siente sólo con oír la palabra Riki. Ayudada además por una especie de síndrome de Estocolmo cuando cae prisionera y es convertida en esclava doméstica de una familia de Rikis, Eelyn comienza a cambiar su visión del mundo tal y como lo conoce cuando ve que sus enemigos no son tan distintos a los Askas y que el odio puede convertirse en respeto, incluso en un vínculo más fuerte. Aquí los secundarios que entran en juego son pocos pero bastante potentes: Inge, una bondadosa curandera Riki y sus dos hijos, Fiske, un guerrero que también estuvo presente en ambas batallas contra los Askas y ahora mejor amigo de Iri; y el pequeño Halvard, que aún no sabe ni lo que significa odiar. Los tres conforman la familia con la que Eelyn tiene que sobrevivir mientras esté en la aldea Riki y con los que aprende a vivir entre ellos. La relación entre Eelyn y su hermano Iri toca la fibra en más de una ocasión y es de las cosas que más he disfrutado, pero también los vínculos y los sentimientos que unen a Eelyn con Inge, Fiske y los demás Rikis son la constante de la novela y lo que hace que sea una buena lectura que sabe atrapar aunque resulte predecible y falta de acción.
Por otra parte, hay algo que no me ha convencido lo más mínimo y es el temido romance que en este caso acaba siendo demasiado tibio para el calor que desprenden unos sentimientos tan fuertes y profundamente arraigados entre ambos clanes y creo que se debe a que está tratado de manera muy superficial, como una excusa más para llegar al final que se busca desde el principio pero no como verdadera necesidad porque, en este caso, la historia no lo pedía teniendo una relación de hermanos tan intensa y desarrollada como la que se refleja. También tengo que comentar que es uno de los libros en los que más erratas he encontrado, por lo que la edición necesita una buena corrección ya que hay como una media de dos erratas por capítulo, y eso son muchas erratas dado que el libro cuenta con 47 capítulos muy cortitos todos ellos. Por esto mismo, la lectura es rapidísima y las páginas vuelan porque tiene algo que engancha aunque no sepamos exactamente qué es.
Resumiendo un poco lo anterior, esta historia resulta lo suficientemente interesante para no querer soltarla, aunque no por los motivos que yo me imaginaba. Es una lectura muy curiosa sobre la forma de vida vikinga pero ficcionando todo, hasta el punto de que todo es inventado aunque esté basado en la realidad. Sobre todo es una buena recomendación si queréis fantasía light más centrada en personajes y sentimientos si os abruman las historias épicas que incluyen demasiados líos políticos y demasiadas razas inventadas, porque en este caso ni siquiera estoy segura de que se pueda calificar como fantasía ya que los elementos que maneja son bastante realistas.
Enlace: https://enmitiempolibro.blog..
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libroBookshop ORG
Apreciaron esta crítica ()(2)ver más