InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Galena


Galena
05 noviembre 2018
Es una obra corta, pero densa y que da para pensar mucho. Hace años, cuando estaba en el instituto quise leer a Virginia Woolf y le pedí consejo a mi profesora de filosofía, que conocía bien su obra. Sin embargo, me dijo que era muy difícil y eso me hizo decidir que lo dejaría para más adelante.
Ahora me he animado a lanzarme y, efectivamente, es una autora complicada, no me parece que su estilo sea el más indicado para iniciarse en el mundo de los clásicos, pero cuando uno está preparado merece la pena. Y, además, preveo que será un título estupendo para releer, porque tiene miga.
Lo primero que me sorprendió fue su estilo y es que si por algo se caracteriza a esta autora, además de por su feminismo, es que su narración imita el flujo de pensamiento, por eso es difícil. Hay que esforzarse por seguirla, vamos de un lugar a otro, luego volvemos, ahora tratamos este tema y más tarde iremos a otro relacionado… es como seguir sus divagaciones, solo que nada está ahí puesto para rellenar. No, todo está muy bien medido y estructurado, no sobra nada.
Aporta datos y citas reales y ficcionaliza otros para ejemplificar como fue la vida de las mujeres hasta su momento presente y trata de explicar el por qué de sus tesis «Una mujer necesita dinero y una habitación propia para dedicarse a la literatura».
En cuanto a esto, estoy de acuerdo en que es cierto que en el pasado era muy difícil que una mujer pudiera dedicarse a escribir debido a que no tenían tiempo para el ocio. Las más pobres debían trabajar, atender la casa, los niños, y apenas tenían formación o gusto por la lectura. Incluso Jane Austen como bien narra Woolf tenía que escribir en la salita común, donde constantemente era interrumpida. Y sí, era soltera, pero Jane tenía que ocuparse de muchas cosas de casa y de cuidar de sus sobrinos, puesto que sus hermanos varones las mantenían a ella, a su madre y a sus hermanas, disponían de ellas cuando gustaban. Incluso la vida de alguien como Jane Austen, en cierto modo acomodada, no le aportaba el suficiente tiempo libre.
Las hermanas Brontë se quejaban a menudo de que su trabajo como institutrices o profesores apenas les dejaba tiempo para escribir y que eso las deprimía mucho. Por lo tanto, utilizaban el tiempo de descanso para ello. Así que lo que la autora pretende decir es que quien quiera dedicarse a la literatura necesita tiempo, y para tener tiempo a menudo se necesita dinero de forma que no sea necesario trabajar cada hora. Además, el tema del dinero era importante porque anteriormente las mujeres no podían poseerlo, todo pasaba a manos de un hombre. O su padre o su marido, así que su libertad estaba todavía más restringida. A día de hoy, ¿cuántas autoras o autores pueden dedicarse por entero a la escritura? Muy pocos, aunque no estamos en casos tan extremos como en el pasado.
Y tampoco se olvida de que cuando una mujer escribía y lograba publicar, la crítica era tan feroz que muchas veces menoscababan su autoconfianza. O la ridiculizaban o se burlaban de sus trabajos y esto puede ser un factor muy importante a tener en cuenta.
Muestra a través de metáforas y de citas de sus contemporáneos en qué lugar ponen muchos hombres a las mujeres, es valiente al ser tan crítica y además incluso toca el tema del lesbianismo. Sin duda, un libro muy bien narrado, con un estilo diferente y rico y que se atreve con temas candentes. En un momento dado, ella espera que dentro de unos años las mujeres tengan mucha más libertad, y es una pena que no pueda ver lo que hemos conseguido actualmente. Si bien no quiere decir que no queden muchos otros retos, lo bueno es que cada año avanzamos un poquito más y es gracias al esfuerzo de todas.
Si queréis leer algo suyo, este me parece un buen libro para empezar y para conocer a la autora. La edición está bien, es sencilla y como ya sabréis, las ediciones de Alianza no incluyen ningún tipo de prólogo o texto introductorio. La portada es de tapa dura e incluye una sobrecubierta que yo creo que no voy a utilizar, porque no tiene nada que no tenga la interior y el brillo del material plástico del que está hecha no termina de gustarme, prefiero el libro «limpio».
Forma, además, parte de una colección de obras que han sacado este octubre sobre la autora y es bonito verlos juntos, por lo que es una gran oportunidad para darle una oportunidad a esta gran escritora.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}