InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

Patricia Sebastián Hernández (Traductor)
ISBN : 8416517452
Editorial: Umbriel (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.31/5 (sobre 8 calificaciones)
Resumen:
Luisiana, 1875. En la tumultuosa Era de la Reconstrucción, tres jóvenes parten juntas en una arriesgada misión: Hannie, una esclava liberada; Lavinia, la consentida heredera de una plantación que le ha sido arrebatada; y Juneau Jane, la hermanastra mestiza de Lavinia. Cada una de ellas carga con sus propias heridas y guarda profundos secretos, mientras emprenden un viaje a Texas a través de carreteras llenas de justicieros y soldados que todavía luchan por una guerr... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (10) Ver más Añadir una crítica
erick_ascencio
 06 noviembre 2021
Este es otro de esos libros que me compró solo por la portada y, aunque no soy mucho de leer libros basados en hechos reales, me he encontrado varios libros buenos, entretenidos y con mensajes interesantes, así que no dudé ni un segundo en darle la oportunidad a este.
Benny Silva es una profesora recién egresada y su única oportunidad de trabajo se presenta en Luisiana, en una escuela de bajos recursos en donde casi todos los profesores son novatos, están de paso y donde lo único que tiene que hacer es dar el mínimo esfuerzo y controlar a los chicos marginados del pueblo. Pero Benny, poco a poco, se da cuenta que el pueblo esconde más cosas de las que todos imaginan, empezando por la familia que le renta la casa donde vive: los Gossett. al desempolvar esta historia familiar, Benny se remonta a 1875, años después de la Guerra Civil y al viaje que tuvo Hannie Gossett junto con Juneau Jane en búsqueda de preservar las propiedades que por derecho les pertenecen. Benny sabe que sus alumnos son diferentes, pero tienen una cosa en común: su pasado, todos están ligados, de una manera u otra, a Agustine, Luisina y al viaje de Hannie.
Sé que no es la mejor sinopsis de todas y en mi defensa diré que 1) llegué a este libro sin saber absolutamente nada de él y 2) la sinopsis original es demasiado larga y siento que es confuso entender el por qué se desarrollan dos historias completamente diferentes en un libro y que resultan ser complementarias. En fin, nuestra historia está contada en dos líneas temporales, ambas en presente y con tramas totalmente distintas la una de la otra, así que esta reseña estará divida por partes porque es importante ir describiendo cada trama y la forma en la que ambas se unen, cobrando sentido y relevancia.
1875, a casi diez años de terminada la guerra civil (o de secesión, como manejan en la traducción).
Hannie Gossett es una chica a la que se le va la vida, junto con otras personas, en trabajar para poder pagar el terreno donde viven. Tras la abolición de la esclavitud, si los que antiguamente se denominaban amos querían continuar teniendo gente que trabajara para ellos debían proporcionarles una paga justa, así que el jefe (antiguamente el amo Gossett) además de esto, les dio la oportunidad de poseer un trozo de tierra tras diez años de trabajo y esta oportunidad se ve amenazada cuando aparece Juneau Jane, la hija ilegítima, esperando encontrar a su padre a salvo o, en su defecto, el testamento que garantice su futuro. Lo primero que pasa por la mente de Hannie es que algo le pasó al señor, así que su principal preocupación es encontrar el contrato donde se garantice que sus diez años de trabajo son válidos para poseer la tierra porque la señora Gossett (una persona ruin, detestable, clasista, racista, cruel y todos los adjetivos negativos que puedan imaginarse) se hará la desentendida y tanto sacrificio habrá sido en vano. Con esto en mente, las tres chicas, Hannie y las hermanastras, sin quererlo, se embarcan en la búsqueda de los documentos y del señor Gossett, en un viaje desde Luisiana hasta Texas. Este recorrido per se ya es peligroso, y si le agregamos que son mujeres y que una de ellas es de color, los riesgos si multiplican, ah, y quizás tengan que huir de un grupo de maleantes que podrían estar implicados en la desaparición del señor y quién sabe qué tantos negocios sucios más.
Esta trama es la que me pareció tiene más sustancia porque mezcla varios elementos: el misterio del paradero y lo que sucedió con el señor Gossett; el suspenso de ser perseguidas por unos maleantes que quieren matarlas y el hecho de tener que viajar en un país inseguro, teniendo que camuflarse como chicos con apenas unas monedas a través de caminos rurales y los medios más precarios e intentar llamar la menor atención posible porque, aunque la esclavitud esté abolida, esto no es impedimento para seguir vendiendo personas y tres chicas solas son el blanco perfecto para cualquiera. Además me gusta la forma en la que se retrata la precariedad en la que viven las personas de color porque abolir la esclavitud no les resuelve la vida mágicamente, hay un montón de elementos más que no se tomaron en cuenta, como lo son el racismo de una sociedad que está acostumbra a gozar de privilegios por el simple color de su piel (y que es muy marcado con la segregación racial que experimentan a partir de este evento histórico), la inadecuada repartición de bienes y riquezas, la inaccesibilidad a oportunidades que les puedan ayudar a mejorar su vida, etc. Se nota que hay una crítica a la forma en la que fueron las cosas y ninguna situación se modifica para hacerla más amigable.
Sobre los personajes hay mucho que contar, además son bastantes y siento que todos aportan de manera distinta al sentimentalismo de la historia.
Hannie, nuestra protagonista. La disfruté muchísimo, es una chica de color de 18 años que a su corta edad ha sufrido demasiado. A los siete años fue separada de su familia cruelmente, teniendo que ver cómo cada uno de sus hermanos fue vendido a lo largo del país por un hombre blanco que se cree con el derecho (y que en ese momento lo tenía) de decidir sobre la vida de otros solo por el color de su piel. Lamentablemente es la única que regresa al lugar donde creció y que considera hogar, con los Gossett, volviéndose una persona libre solo en el término porque su vida no cambia en lo más mínimo, sino que empeora, ahora se parte la espalda para ganar unas pocas monedas para poder tener un lugar que pueda llamar propio. Todo este camino que recorrió la convierten en una joven fuerte, decidida, enfocada, valiente y muy inteligente, que arriesga lo que tenga que arriesgar con tal de garantizarse un futuro digno. Además es muy empática, sabe lo que es el sufrimiento y cómo reconocerlo, así que cuando se enfrenta a situaciones similares a las que ella vivió o conoce a otras personas de color, se siente en la necesidad de dar lo mejor de ella y ayudar. Tiene una responsabilidad social y un valor humano enorme y por eso la queremos mucho.
Otros personajes que aparecen y son muy relevantes en esta historia son Juneau Jane, la hija ilegítima del señor Gossett, a la que aprendes a querer porque aunque nunca se ha visto esclavizada o forzada a trabajar, el hecho de ser mestiza y mujer no están muy a su favor, y si le sumamos que no es una heredera legítima, bueno, pues la vida no la tiene tan comprada como se esperaría y tiene otras dificultades, no menos importantes, a las que enfrentarse. Y hay un chico que no sale mucho, pero que es una auténtica joya, Gus McKlatchy, quiero que lo descubran y se dejen encantar por su inocencia.
1987, Agustine, Luisina.
Aunque la trama de 1875 es la que más contexto y trasfondo tiene, esta (la de 1987) me parece súper necesaria e interesante porque se hace la crítica del clasismo, el típico aspirar a lo que mereces, que los pobres se queden con los trabajos manuales, agotadores y mal remunerados, y que los ricos aspiren a tener empresas y ser parte de la élite del mundo. Esto acompañado del hecho de marginar a los alumnos y asumir su inteligencia basándose en su estatus social, algo detestable, pero que es lo que en este pueblo se hace: o eres rico y vas a una escuela privada o eres pobre y vas a la escuela pública a perder el tiempo y ver si logras agarrar un poco de información... en resumen, se limita el potencial de algunos y a otros se les impulsa con todos los medios. También se rescata la importancia de recordar las historias de aquellos que sufrieron a manos de la esclavitud por el simple hecho de nacer con un diferente tono de piel, y que esto último se extrapola al momento en que se desarrolla la historia, que los de posición más alta determinan la forma en que otros viven y sus posibilidades de desarrollo. Me gusta que esta trama se pueda desarrollar gracias a la colaboración de varias personas, que la idea haya llegado a Benny a través de alguien y que no sea un deus ex machina donde nuestra protagonista todo lo puede solo con la fuerza de su poder atrevido y revolucionario, se deja claro que necesita ayuda y ella no duda en pedirla, incluso si eso significa ser un dolor en el trasero para los demás.
Los personajes de esta trama son con los que más pude relacionarme, pero porque siento sus problemáticas más cercanas a las que vivimos hoy en día.
Benny, nuestra protagonista. Me encanta que, aunque sea joven, no se deje llevar por la corriente y haga caso a su vocación, que es enseñar a jóvenes sin importar quiénes sean o de dónde vengan y que no se rinda ante el primer obstáculo que se le pone enfrente. Me parece una protagonista adecuada para la historia, que es perseverante (hasta el punto de poder llamarla terca, pero en el buen sentido), inteligente y decidida, pero aún así sabe su alcance y limitaciones que vienen tanto de sus alumnos, autoridades educativas, la misma familia Gossett e incluso de ella y su fuerza de voluntad, determinación y resiliencia ante todo lo que van surgiendo.
Tenemos otros personajes que aportan muchísimo como los son tía Sarge, Yaya T y Nathan Gossett, los tres se ganaron un cachito de mi corazón por la forma en que apoyan a Benny sin importar las adversidades que se le pongan en frente o que tan complicadas o peligrosas resulten las cosas que quiere hacer porque tienen sentido de la responsabilidad y son conscientes que lo que hacen puede significar mucho.
Ahora lo importante, el cómo o por qué ambas historias se complementan. Todos los caminos llevan a la mansión Gossett (como el dicho de Roma, ajá, jsjs), empezando por una biblioteca olvidada de la que Benny quiere beneficiarse para sus clases, siguiendo con un libro con registros oculto que conducen a un cementerio olvidado, sin lápidas que puedan identificar a las personas que se encuentran ahí porque gracias al pensamiento retrógrado y racista de la época no se creía que fueran dignos de ser enterrados en la parcela de los Gossett, por más parentesco o cercanía que tuvieran con ellos (sí, hablo de medios hermanos y demás descendencia proveniente de la unión de un blanco con una persona de color). Claramente en este cementerio están los ancestros de las personas del pueblo, aquellos que sufrieron a manos de los ricos, y aquí empezamos a desenterrar el pasado, darle voz a quienes silenciaron y recordamos lo que tuvieron que luchar nuestros antecesores.
La narrativa de la autora es muy amigable, tiene una mezcla perfecta entre descripciones, diálogos y momentos introspectivos que logran ambientarte no solo en la época, sino en la atmósfera de las escenas: miedo por una persecución, desesperación por trabas que ponen otras personas, incertidumbre de la próxima parada, etc. Además me encanta que ambas historias funcionan de manera independiente, pero el hecho de conocer la de Hannie hace que los descubrimientos de Benny tengan más peso y significado, y saber que lo que vivieron estas chicas (Hannie y Juneau) sirvió de algo, que al menos dejaron una pequeña marca en la historia. Las tramas se complementan de manera gradual, perfecta y con mucho sentimentalismo (es imposible no terminar con un nudo en la garganta al repasar todo lo que se tuvo que vivir para poder tener los recursos y posibilidades del presente).
El libro se llama El libro de los amigos perdidos por algo, y es debido a la columna de Amigos perdidos que se publicaba de forma dominical en un periódico donde cualquiera podía hacer un anuncio para poder reencontrarse con su familia de la que fue separado cuando estalló la guerra civil y se inició la venta de esclavos. Hannie es quien se encuentra con esta columna y, debido al viaje que emprende a través del estado, decide llevar consigo estas historias, recolectarlas y transmitirlas a todo aquel dispuesto a escuchar y que haya perdido a alguien (claramente nos estamos refiriendo a personas de color). La forma en que se aborda este tema, el de las familias perdidas, me rompió el corazón porque deja muy en claro, y de forma muy realista, el cómo era la sociedad en ese entonces, cómo a las personas de color no se les consideraba personas sino una propiedad y se podía hacer con ellos lo que se quisiera, incluso vender a sus hijos. Desgarrador y aterrador.
En resumen, El libro de los amigos perdidos, es un libro basado en hechos reales que no abusa del sentimentalismo ni se agarra del morbo que podría generar un acontecimiento trágico como lo es la esclavitud y, en cambio, nos brinda una historia conmovedora y poderosa sobre la importancia de recordar los orígenes y el poder que tienen las historias.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Galena
 25 agosto 2021
Me encantan las novelas históricas, básicamente porque me encanta la historia y aprender a través de la lectura es lo que más disfruto. La oportunidad de poder sumergirme en otra sociedad, aprender de otra cultura y ponerme en el lugar de los personajes es lo que me llevó a ser una devoradora de libros y esta novela de Lisa Wingate es todo lo que podía desear.
No conozco al detalle lo ocurrido durante la Guerra de Secesión de Estados Unidos, y tampoco sé demasiado sobre la esclavitud, así que esta era la oportunidad perfecta para saber más.
En esta novela Hannie nos cuenta, sobre todo, lo relacionado con la separación de las familias tras la guerra y un poco cómo era ser negra a finales del siglo XIX. Bennie, no obstante, nos lleva a los años ochenta del siglo XX. Las cosas han cambiado, sí, pero no tanto como debieran. Tal vez en algunas ciudades se respirase un ambiente multicultural más parecido al actual (aunque desde luego está lejos de ser lo que debería) pero en este pequeño pueblo de Luisiana hay una gran separación.
No es tanto una separación entre blancos y negros, aunque en consecuencia también, sino más bien una separación entre pobres y ricos. La pobreza toca de lleno en la educación en un país como EE.UU. y limita mucho las posibilidades futuras de los niños y niñas. En este aspecto lo que más me sorprendió es que a finales de los ochenta todavía fuese un tabú hablar sobre la esclavitud en un ambiente tan cercano como en el de tu propio pueblo, así que conocer esa realidad me ha resultado triste pero es una información que todos necesitamos saber.
La novela cuenta con dos narradoras, Hannie y Bennie, y los capítulos de cada una se alternan. La parte de Hannie tiene mucha más acción y sus capítulos suelen terminar en momentos de gran suspense, sin embargo, es tal la capacidad de la autora que no me costaba tanto dejar de lado esa historia temporalmente para volver a la de Bennie. Para mí eso es un gran mérito porque no suelo disfrutar mucho de las novelas que están contadas en dos tiempos diferentes pero con esta historia he cambiado de opinión.
La autora, además, juega a poner a tres mujeres de diferentes escalafones sociales y diferentes colores de piel. Hannie es negra y era esclava; Lavinia es la hija de los dueños de la plantación, es rica, blanca y egoísta; y por último está Juneau Jane, la hija mestiza y no reconocida del señor. Las segundas familias de los terratenientes con personas de raza negra tampoco era algo que conociera antes de leer este libro. Se juntaban con mujeres libres y formaban familias a las que mantenían con un alto nivel de vida, pero en el caso de Jeneau Jane necesita conseguir unos documentos en el que se acredite su herencia, o cuando su padre muera se quedará sin nada. Este será el hilo conductor que unirá a estas tres chicas que parecen muy diferentes pero en realidad hay algo que tienen en común.
El libro de los amigos perdidos trata una gran cantidad de problemas sociales, es muy rico en esos temas pero al mismo tiempo consigue ser de lo más entretenido. Bennie nos muestra la pobreza del colegio en el que trabaja, una pobreza que hace que algunos de los alumnos tengan tanta hambre que no son capaces de estudiar. Tampoco hay libros para todos y prácticamente ninguno tiene interés en aprender. Además, algunos provienen de familias conflictivas o poco estructuradas, por lo que faltan mucho a la escuela. Por si fuera poco, el consejo escolar está formado por personas adineradas que poco tienen que ver con estos niños y niñas, y cuyos hijos además van a otro colegio con más fondos.
El ser mujer a finales del siglo XIX, ser mujer negra o mestiza, la importancia de saber leer, de reconocer el pasado para aprender de él y mirar a la verdad de frente. Relaciones entre adolescentes, la relación con hijos y padres, enfrentarse a la pérdida y a los recuerdos difíciles… Es que en ese aspecto es completísimo.
La parte histórica está muy cuidada, incluso en los diálogos. Normalmente no soporto que se intente imitar el lenguaje hablado en las novelas porque me suele resultar forzado, pero la autora lo justifica en una nota al principio del libro y entiendo sus motivos. de todos modos no abusa de él y creo que la traductora ha hecho un buen trabajo llevando todo eso a otra lengua.
Otra curiosidad muy importante es que se incluyen los verdaderos anuncios que se publicaron en el pasado en el que personas que habían sido apartadas de sus familiares explicaban su situación, compartían sus nombres y direcciones actuales. Me ha parecido un gesto muy bonito, simple pero que importa mucho. He procurado leerme los nombres de todas esas personas, porque como dicen los personajes en el libro, en ocasiones ese nombre es todo lo que ha quedado de ellas, el único recuerdo. No podemos olvidar las atrocidades del pasado o de otro modo volverán a suceder. Aunque sea duro tenemos que verlas a la cara y educar a las siguientes generaciones para que sean mucho mejores que sus predecesoras.
El final esconde un pequeño secreto que es revelado en las últimas páginas. Me gustó la reflexión que se da sobre ello, aunque entendería a quien dijese que sobrecarga un poco de drama una historia que ya de por sí lo tiene (pero no os asustéis, es muy positivo todo el tiempo y se hace ligero). La única pega que le pongo a este cierre es que me hubiera gustado saber qué ocurría con algunos flecos que se quedan sueltos, pero nada más.
En definitiva, ha sido una lectura que me ha atrapado desde el comienzo al final. Una historia entretenida cuyos personajes nos harán empatizar con ellos en esta novela histórica que tan bien retrata el racismo, el clasismo y la importancia de recordar nuestro pasado. Por mi parte queda totalmente recomendada, es una lectura que he disfrutado muchísimo este verano y recordaré a esta autora por si en el futuro se vuelve a publicar algún título suyo.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
LAKY
 27 septiembre 2021
En el año 1875 Hannie es una joven esclava negra que va a vivir el peor momento de su vida. Tras la guerra de Secesión, habiendo ganado el Norte, los terratenientes esclavistas del sur ven peligrar su modo de vida. Hannie, sus hermanos, su madre, su tía y sus primos, han sido “robados” por un familiar de su dueño y están siendo vendidos, uno a uno, en diferentes poblaciones. Hannie es la única que conseguirá regresar a la plantación en la que nació y, desde entonces, todo su afán será saber qué fue de cada uno de los miembros de su familia.
Por otro lado, en tiempo más o menos presente, tenemos a Benedetta Silva,, Bennie, una joven profesora nueva en un colegio con alumnos bastante problemáticos. Ella está muy ilusionada con su nuevo puesto y sueña con transmitir a sus alumnos su pasión por la literatura pero éstos no se lo podrán nada fácil.
Son dos tramas las que se entrecruzan en esta novela. Dos tramas paralelas, una que transcurre en el pasado y otra en el presente. Ambas narradas en primera persona por sus protagonistas, Hannie y Bennie.
La novela tiene un comienzo brutal. Los hechos históricos que narran son claros: ha acabado la guerra de Secesión americana y la esclavitud va a ser abolida. Pero los terratenientes sureños aún tienen muchos esclavos que son los que hacen el difícil trabajo de la recolección del algodón y no están dispuestos a renunciar a ellos. En la trama del pasado el libro nos habla de la esclavitud. Y no por ser un tema de sobra conocido es más fácil su lectura. Lo curioso es que lo que a mí más me ha estrujado el corazón no ha sido que hablase de esclavos, de racismo, de que unas personas pudiesen hacer lo que quisieran con sus “pertenencias”. Supongo que porque es algo que conocía de sobra y que he visto en muchas otras novelas y películas. Lo que a mí más me ha afectado es lo que ocurre justo al principio de la novela: cómo un mal nacido separa a la familia de Hannie. No podía sino ponerme en la piel de su madre y sufrir con ella al ver como, uno a uno, todos sus pequeños eran vendidos y, por supuesto, separados de ella. Sabía que, muy probablemente, nunca volvería a ver a ninguno de ellos. Con ser duro todo lo demás relacionado con la esclavitud, esto es lo que más me ha afectado.
Al principio la trama del pasado me gustó más que la del presente. Sobre todo debido a ese inicio tan fuerte. Pero también es cierto que luego entra en una fase de meseta mientras que la trama del presente, que empieza de forma tímida, va cogiendo fuerza e interés de tal modo que, al final, ambas me acabaron gustando por un igual. Especialmente por sus protagonistas. Hannie es tremenda, una joven voluntariosa y valiente que se va a ver envuelta en una peligrosa aventura por salvar a quien, con toda seguridad, no movería un dedo si las cosas ocurriesen al revés. Benedetta es una loca de la literatura y una profesora de raza, de esas que se vuelcan en sus alumnos y que, muy a pesar de éstos, acaban haciéndose con ellos.
Los personajes son ficticios pero en la novela se recuerda a personas reales. Personas anónimas que, como Hannie, perdieron a sus familiares. Hubo una iniciativa que consistía en publicar anuncios en los que se pedía a quien conociese o tuviese idea de determinadas personas, se pusiera en contacto con los solicitantes. Esos anuncios se publicaban en gacetas que luego eran leídas por los párrocos en las iglesias. Lisa Wingate recoge muchos de esos anuncios, reales. La verdad es que son tremendos.
La novela se desarrolla con un ritmo medio, requiere una lectura un tanto pausada, sin prisas, disfrutando de la evolución de los personajes y de las cosas que les van pasando. En la parte del pasado hay más acción, incluso podríamos decir que hay momentos en los que se convierte en una novela de aventuras; por el contrario, en la parte del presente es muy interesante asistir a la evolución de Benni, ver cómo se va haciendo con sus alumnos y, en cierta medida, influyendo en su formación como personas. El estilo es sencillo, adaptado a las diferentes características de las dos narradoras. La narración y el diálogo se combinan adecuadamente y la lectura resulta sencilla.
Conclusión final
El libro de los amigos perdidos” es una bonita novela con una buena parte de crítica social. Un recuerdo a la esclavitud en la que durante tantos años vivieron muchas personas en los Estados Unidos así como una puesta en relieve de las condiciones de vida que, aún hoy, sufren muchos jóvenes en el mismo país: familias desestructuradas, ambientes marginales, racismo… Una novela interesante.
Por último y no menos importante, hay que destacar la preciosa portada que nos ofrece Umbriel. El libro parece viejo y en mal estado, amarillento por el paso del tiempo e incluso rasgado parcialmente. Es una de las portadas más conseguidas que he visto últimamente.

Enlace: https://librosquehayqueleer-..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Dyalia
 01 diciembre 2021
Es un libro de los que necesitan tiempo para ir delimitando la historia que hay dentro, de esos que avanzan lento, pero a la vez se van quedando dentro del que lee: por sus personajes, por su dolor, por su historia y sus palabras. Por eso quizás he tardado bastante en leerlo, me enganchaba, pero tampoco me tenía tan dentro para querer leerlo por delante de otras lecturas que tenía empezadas. al final, estos últimos días cuando le he decidido dar toda la prioridad que realmente se merecía, me ha absorbido por completo.
Considero que la sinopsis e incluso el mensaje de la portada dice de más, dice mucho de más, porque esto es una historia a dos tiempos: en una nos encontramos con Benny, una profesora de literatura recién instalada en Luisiana a mediados de la década de los '80 y, en otra, a Hannie, 1875, una esclava negra liberada que sueña con encontrar a su familia, vendidos al mejor postor muchos años atrás. Esto es lo máximo que se debería saber de este libro antes de adentrarse en sus páginas y, sí, admito que quizás si uno no está habituado a leer ficción histórica quede de una manera poco atractiva, en verdad por eso no suelo conocer las tramas antes de lanzarme a por una nueva lectura: el factor sorpresa de lo que hay dentro impide que se creen expectativas, tanto a la baja como a la alza. Pero es que no son solo sus protagonistas y lo que las lleva al punto de inicio, sino todo lo que viene después.
El valor de la familia, de la amistad, de superación, de crecer en fortaleza por ir sobreviviendo día a día y contratiempo a contratiempo. Ambas protagonistas están en distintos momentos de la historia y las dificultades a las que se enfrentan no se pueden comparar, pero... eso no significa que las de Benny sean inferiores, porque al final... en cierta manera, ambas historias tienen un nexo común que las hace vibrar conforme avanzan. Ambas protagonistas son pura fuerza, como un torbellino, pero en su inicio, sin llegar a despegar, siendo un vientecillo que va cobrando fuerza conforme las adversidades les hacen tropezar una y otra vez.
En una palabra, la(s) historia(s) que hay dentro son simple y llanamente: fuerza.
No quiero comentar mucho más porque, al fin y al cabo, es una historia de personajes. Sí que tiene una trama o, por llamarlo de otra forma, un hilo conductor en cada una de las líneas temporales, pero considero que es mejor subirse al "barco" dejándose llevar por el oleaje.
Si hay algo que me ha chirriado y me ha hecho bajar media estrella, es cierto romance. No voy a entrar en terreno resbaladizo, pero uno de ellos me ha parecido adorable y muy genuino y bonito, pero el otro... ha sido extraño.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Romancesencontrados
 07 octubre 2021
¡Hola, hola! ¿Qué tal habéis pasado la semana? Ya se nota el fresco bastante y sí, ya sé que soy muy pesada, pero es que estoy encantada con ello. Mi semana ha sido un poco caótica, aunque la verdad es que ha sido bastante productiva, ya que he acabado varios libros, he jugado bastante con el ordenador y hoy he vuelto a retomar el ejercicio, que lo tenía bastante abandonado. Ya sabéis que a mí me gusta traeros libros de casi todo tipo al blog, aunque sé que no a todo el mundo gusta y para contentaros quiero traer de nuevo el Elige tú, para que volváis a decidir mis lecturas entre varios libros y así quitarme pendientes, pero ya lo iré mirando.
El libro de los amigos perdidos, es un libro que me llamó la atención cuando lo vi entre las novedades de la editorial. He de decir que no he leído nada de la autora, aunque las reseñas sobre su anterior libro son muy buenas y siempre fue un libro que quería leer. Después de acabar de leer este libro me han dado muchas más ganas de leer ese título porque la forma de escribir de la autora me ha gustado muchísimo.
El libro está narrado en dos tiempo; por un lado tenemos a Hannie, que es una esclava liberada y que se ve inmersa en una aventura junta a dos jóvenes más y por otro lado nos encontramos a Benedetta Silva, que llega como profesora a un pueblo bastante pequeño de Luisiana y en que quizás no sea bienvenida del todo.
La narración a dos tiempos ya os he dicho en varias ocasiones que es algo que me gusta encontrar en los libros, ya que podemos ver las diferentes perspectivas de un mismo problema y saber qué sucedió en el pasado para llegar al punto de referencia del presente. En esta ocasión, iremos descubriendo qué une a las dos protagonistas de cada una de las épocas. Y si os soy sincera, no sé cual de las dos historias me ha gustado más, aunque quizás me decanto un poco más por la historia de Benedetta.
Es verdad que la historia de Hannie es muy dura y comprobamos de primera mano la narración de lo que era ser esclava y de todo lo que hacían los "dueños" de esas personas en aquella época, pero cuando la historia cambia y se centra en lo que hace Hannie al lado de Lavinia y de Juneau Jane, mi interés decayó un poco. Que no quiero decir que me haya aburrido, pero habían algunas cosas que me costaba entender, como que casi todo le sale bien, no sé si me explico. Aún así, es una historia muy dura por todo el trasfondo que la autora nos muestra y por todas las historias reales que salen en el libro.
En cuanto a Benedetta, os diré que su historia me ha gustado por el afán que tiene de ayudar a los demás. Aunque en el pueblo al que llega para ser profesora no la tratan demasiado bien, es una persona que no se rinde y que sigue luchando por hacer justicia. Además, el cariño que tiene hacia los libros es algo con lo que me he sentido identificada.
Pero no solamente conoceremos a estos personajes, ya que el libro está lleno de personajes secundarios y algunos de ellos igual de importantes para la historia como los principales. Entre mis favoritos están LaJuna, la Yaya T. o Nathan. La verdad es que sus historias personales hacen que este libro cobre otro sentido y que al final las historias de todos se mezclen cuando salen a la luz.
En cuanto a la ambientación, la autora ha hecho un gran trabajo, ya que está muy bien lograda y ha sido capaz de transportarme a la vieja Luisiana y conocer muchas cosas de ella y de los esclavos.
Enlace: https://misromancesencontrad..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (22) Ver más Añadir cita
GalenaGalena25 agosto 2021
Intento que se me pegue su costumbre de vivir en el presente. Yo me preocupo por todo y siempre hago planes. Me atormento reviviendo mis errores del pasado; desearía haber sido más lista, más fuerte, y haber tomado otras decisiones. Pienso demasiado a menudo en la vida que podría haber llevado. También invierto el tiempo y mi energía mental intentando anticipar constantemente qué peligros podrían estar acechando a la vuelta de la esquina.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
erick_ascencioerick_ascencio06 noviembre 2021
En el bosque, los hombres de color tenían la libertad de leer la Biblia, en caso de que supieran leer, o de escuchar algunos de sus fragmentos, en caso de que no fuera así, en vez de conformarse con que les dijeran que Dios los entregó a sus amos para que obedecieran.
Comentar  Me gusta         10
elbauldeloscoloreselbauldeloscolores12 agosto 2021
a veces los problemas se parecen a un trozo de hilo: si das demasiadas vueltas se enmarañan y se enredan. No entiendes el motivo ni sabes cómo desenredarlos, pero tampoco puedes dejarlos como están.
Comentar  Me gusta         10
GalenaGalena25 agosto 2021
Una mariquita aterriza con delicadeza en el dedo de la profesora y se aferra a él, igual que una piedra preciosa viviente. Un rubí con lunares y patas.
Comentar  Me gusta         10
erick_ascencioerick_ascencio06 noviembre 2021
Loren Eiseley, que fue el protagonista de uno de los trabajos que más me gustó hacer en la universidad, escribió "si existe la magia en el mundo, esta se encuentra en el agua", pero yo siempre he estado convencida de que, si la magia existe, se encuentra en el interior de los libros.
Comentar  Me gusta         00
Video de Lisa Wingate (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Lisa Wingate
Leo Teti, editor de los sellos Puck y Umbriel, habla con la editora de Ediciones Urano Argentina Camila Blanco sobre la novela de Umbriel 'El libro de los amigos perdidos' de Lisa Wingate.
otros libros clasificados: esclavitudVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES

Otros libros de Lisa Wingate (1)Ver más




Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre la literatura de Estados Unidos?

La leyenda de Sleepy Hollow es un relato corto de terror y romanticismo, se desarrolla en los alrededores de...

Nueva York
Londres
Chicago

10 preguntas
57 lectores participarón
Thèmes : literatura norteamericanaCrear un test sobre este libro
.. ..