InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Antonia Martín; (Traductor)
ISBN : 8426405169
Editorial: Lumen Editorial (06/09/2018)

Calificación promedio : 4.16/5 (sobre 31 calificaciones)
Resumen:
«Podéis llamarlo transformación. Metamorfosis. Falsedad. Traición. Yo lo llamo una educación.» Uno de los libros más importantes del año según The New York Times, que ya ha cautivado a más de medio millón de lectores. Nacida en las montañas de Idaho, Tara Westover ha crecido en armonía con una naturaleza grandiosa y doblegada a las leyes que establece su padre, un mormón fundamentalista convencido de que el final del mundo es inminente. Ni Tara ni sus hermanos van ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (19) Ver más Añadir una crítica
yvo_about_books
 16 noviembre 2018
El hecho es que todo esto me ha decepcionado. Esto no era lo que esperaba, y me siento triste por sentirme así, pero es lo que es ... Voy a tratar de explicar las razones del por qué. En primer lugar, sé que soy una persona escéptica y no tiendo a creer las cosas con facilidad solo porque están escritas en un papel. También me costó creer la historia de Tara Westover tal como estaba escrita. Por favor, no me digas que estoy insinuando que ella es una mentirosa. Creo que ella escribió Una Educación basándose en sus recuerdos, recuerdos que pueden haberse distorsionado con el tiempo, especialmente si su vida ha sido tan difícil. Y realmente tuve que tomar su historia con una gran cantidad sal para poder seguir leyendo. Como dije, no estoy diciendo que no haya tenido una vida dura, o que su familia no haya hecho lo que hizo, solo que no encontré su historia tan creíble. Quiero decir, para una familia sobreviviente que vive en las montañas, seguramente tienen muchos lujos, incluso en algún momento un teléfono, televisión e Internet (sin hablar de la enorme mansión que parecen tener al final). Su vida familiar definitivamente no era estándar, ya que ni siquiera tenían un certificado de nacimiento por mucho tiempo, no iban a la escuela y trabajaban en el depósito de chatarra, etc. Pero preferiría llamarlo excéntrico en su mayor parte. Además, en un momento ella describe a su padre como bipolar, algo que nunca se confirma ya que la misma enfermedad le impide obtener un diagnóstico médico. Sin embargo, me hubiera gustado que este ángulo se hubiera desarrollado más allá de simplemente lanzar la palabra 'bipolar' y dejarlo así. Otra cosa que me molestó fueron los muchos accidentes graves, algunos que amenazan la vida y despues de alguna manera, ¿todos están curados con aceites esenciales y otras curas a base de hierbas? Creo en los tratamientos holísticos junto con la atención médica, pero esto es muy difícil de creer. (No estoy diciendo que no estuvieran lesionados, solo que las lesiones tal vez no fueron tan graves como lo recordaban). de todos modos, este comportamiento imprudente e indiferencia hacia la seguridad general de los demás y las recuperaciones "milagrosas" fueron demasiado para la persona escéptica en mí para manejar. ¿Otra cosa que me costó creer? de donde vino todo el dinero. Primero se nos dice que son pobres, luego el dinero comienza a aparecer en todas partes de alguna manera. Puedo entender por qué los capítulos de su infancia son un poco vagos sobre el dinero, pero ¿cómo demonios consiguió reunir el dinero para ingresar a una prestigiosa universidad? Sé que hay subsidios, pero no lo cubren todo y estamos hablando de MUCHO dinero y de una educación muy prestigiosa y costosa. Quiero decir, ¿ella va al Reino Unido y estudia en el extranjero durante mucho tiempo? ¿Y luego viaja de ida y vuelta entre los EE. UU. Y el Reino Unido varias veces? Los vuelos solo cuestan una fortuna, y seguramente no están cubiertos por subsidios. Un verdadero misterio para mí. También está la pregunta de cómo llegó a la universidad en primer lugar, especialmente porque en primer lugar nunca fue realmente educada en casa. de alguna manera, ser capaz de obtener una puntuación muy alta con auto enseñarse matemáticas avanzadas y todo lo demás en la prueba no es tan creíble para mí. ¿Tal vez ella tenía un nivel de educación más alto que lo indicado en las memorias antes de comenzar a prepararse para el examen? No lo sé, pero como es Una Educación no era creíble para mí. No estoy diciendo que no pueda ser graduada, y estoy segura de que ha tenido una vida difícil, especialmente con su despreciable hermano Shawn (ni siquiera voy a hablar del abuso y su hermano aquí, o aún podría estar hablando mañana), pero lamentablemente sus memorias no pudieron convencerme.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         41
Bren
 30 noviembre 2018
No me gusta leer biografía, no es el género que más disfrute, sin embargo me atreví con este libro por algunas reseñas y por comentarios que había visto de otros lectores. Adjetivos como "desgarrador" "sentido" "fuerte" "duro" "muy bueno" y otros inclinaron la balanza para su lectura.
En fin, que el libro en general esta bien, sin embargo, no es, desde mi punto de vista, nada de esos calificativos que puse anteriormente.
Es verdad que relata la vida muy peculiar de una mujer que ha crecido con un padre fundamentalista, pero sobre eso, con un hombre fanático religioso y que combinadas estas dos cosas, tanto Tara como sus hermanos crecieron en un hogar donde faltaban muchas cosas, pero por sobre todo, faltaba cordura, donde había unos padres intransigentes, en donde el tipo de educación fue casi cavernícola.
La cuestión es que yo me esperaba algo muy diferente, cuando Tara comienza a relatar su vida en casa siendo una niña, donde ella y sus hermanos no estaban registrados, no iban a la escuela, trabajaban con su padre en un deshuesadero sin protección alguna, donde se negaba la atención médica y demás, lo relata como si fuera una vida casi idílica, se nota la añoranza de ese estilo de vida.
Por otro lado, también pensé que me iba a encontrar con una historia donde una mujer había que tenido que luchar con uñas y dientes para poder alcanzar una educación escolarizada, bueno, pues tampoco, si bien el padre no creía en la educación tradicional, tampoco le negó a los que la quisieron, tenerla, si, es verdad que no los apoyó económicamente, si, también es verdad que hizo lo que pudo para convencerlos de no ir a la escuela, pero al final los dejaba irse sin rencor aparente.
Por un lado me encuentro con esa parte donde esta mujer de no haber ido nunca a la escuela, se halla en la universidad conociendo hechos que de los que nunca había oído hablar y esa inocencia, esa ingenuidad con la que toma ese conocimiento me gustó, por otro lado, también me encuentro a esta mujer luchando contra sus propios demonios, de una educación recibida en casa por años, una educación donde el hombre es el que manda, la mujer solo sirve para atender una cocina, hijos y marido, donde si vives o mueres es decisión de Dios, donde enseñar piel es pecado y claro, al verse libre de todo ese yugo educacional tiene que dar el paso para quedarse con eso o salir de ahí y terminar sus estudios y convertirse en lo que supongo es ahora, una mujer independiente.
En fin, el libro no es malo, pero tampoco es en absoluto lo que me esperaba ni es el libro del año que algunos presumen que es, no en términos de calidad al menos, historias de superación las hay a montones, historias de maltrato físico y emocional los hay a puños, no minimizo el trabajo realizado, el gran esfuerzo mental, personal e instrucción académica, por supuesto, es algo para alabarse, pero creo que la finalidad de este libro ha sido una especie de exorcismo personal y una manera, no de contarnos a nosotros su lado de la historia, si no mas bien, dársela a conocer a todos aquellos a los que sus padres les han contado otra versión.
Creo que en términos generales el libro es bueno, es entretenido, no mas allá de eso.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
LiliOtero
 30 enero 2020
En verdad es un libro que me movió muchas emociones; algunos me dijeron que me haría llorar, pero no fue así, pase por una gama de emociones como impotencia, sorpresa, incredulidad, rabia, odio, decepción, compasión y sobre todo indignación.
En términos generales, me encantó como está desarrollada la historia y la narrativa de la escritora, lo que va pasando en la vida de Tara va de menos a más y cuando crees que ya has pasado por lo peor, algo adicional e increíble pasa. Es impresionante como el fundamentalismo puede limitar y adoctrinar a una persona, hasta el extremo de ir matando su esencia, sus sueños y crear realidades paralelas. Y aunque este libro no es sobre religión, y aunque no todos los mormones son extremistas ni fundamentalistas, como la familia de Tara; la verdad sigue siendo una religión (como muchas otras que hay, cristianas o no) que distorsiona realidades, manipula verdades, limita experiencias de vida, segrega personas y creo yo, apaga vidas.
Este es un libro de violencia de género, misoginia, machismo, fundamentalismo y fanatismo, doble moral, represión sexual, mentiras y odio, racismo, masculinidad hegemónica, enfermedades psicológicas, víctimas y victimarios, maltrato físico y psicológico, abuso, tiranismo y despotismo, asesinos y muertes, vidas a medio vivir, hambre de alimentos pero sobre todo de saber, de educación, es un libro de liberación, de feminismo y empoderamiento femenino. Es sobre todo del poder de la educación para pensar por nosotros mismos, informarnos de diferentes fuentes y tener capacidad de discernir y elegir en que creer y como vivir.
Es muy difícil hacer una reseña sin spoilers,
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Bookworm
 26 febrero 2020
Me apetecía mucho leer este libro hace tiempo, aunque sabía que iba a ser algo diferente a mis lecturas habituales, pero a veces está muy bien salir de la famosa "zona de confort" porque te puedes llevar agradables sorpresas (aunque otras no) como en este caso.
La historia de Tara Westover me ha dejado absolutamente impactada. Sabía de qué trataba el libro, pero no había buscado fotografías de la autora, ni tampoco sabía en qué años iba a transcurrir la narración y la primera sorpresa que me he llevado es que lo que ha vivido esta mujer ha pasado como quien dice "el otro día". Creí que sería la historia de alguien mucho mayor y que habría transcurrido en un tiempo mucho más lejano, así que me ha parecido increíble que algo así ocurra (y seguramente seguirá ocurriendo en otros casos) en estos tiempos
Tara fue la séptima hija de un matrimonio mormón fundamentalista que a partir del cuarto hijo dejó de inscribirlos en el registro civil, ni iban al colegio, ni se acercaban a la consulta de un médico, ni nadie sabía "oficialmente" de su existencia. Estaban educados "en casa", o al menos eso es lo que debían decir si alguien les preguntaba, pero en casa realmente lo que hacían era prepararse "el ataque inminente" que su padre estaba convencido que en algún momento llegaría y al que apenas unos pocos iban a sobrevivir.
“Mi familia dedicaba los meses cálidos a envasar fruta, que según mi padre necesitaríamos en los Días de Abominación.”
Por supuesto Tara creía en el mundo en el que habitaba con sus padres porque era lo que le habían enseñado. No dudaba de que ese "final" llegaría en algún momento y que por supuesto ellos sobrevivirían gracias al acopio de alimentos envasados, armas, munición y combustible que iban acumulando, y a la habilidad de su madre como comadrona y herborista preparando brebajes extraídos exclusivamente de las hierbas y plantas de la naturaleza. Pero el tiempo iba pasando y sus hermanos mayores se iban marchando de casa, aunque no todos con "la bendición" de sus padres. Precisamente uno de los hermanos de Tara, Tyler, decidió que sí quería estudiar, que quería acceder a la Universidad y papá Westover lo consideró prácticamente una traición. Pero Tyler logró su objetivo y animó a Tara a que intentara entrar en la Universidad Brigham Young que aceptaba alumnos que habían estudiado en casa, y cuando lo logró, por supuesto fue otra gran decepción para su padre.
Hay muchas cosas que me han dejado impactada durante la lectura. Una de ellas fue la desilusión que sufrió el cabeza de familia, cuando llegó el 1 de Enero del 2000 y todas su previsiones catastróficas no se cumplieron, o por ejemplo los accidentes tan tremendos que sufrieron casi todos (Tara incluida) mientras trabajan con su padre y que pocas veces consideraron de suficiente gravedad para tratarlos en un Hospital. Estaban convencidos de que Dios estaba allí para que nada malo les ocurriera y si algo malo ocurría entonces era su voluntad.
Otra de las cosas que más me han conmovido e impactado ha sido cómo Tara va descubriendo lo poco que sabe del mundo en cuanto llega a la Universidad, pero no solo en temas académicos. Tiene que aprender a convivir con otras personas y el choque cultural e intelectual es tremendo. Me imagino la cara de todos sus compañeros de clase, cuando el primer día levanta la mano para consultar una duda con el profesor y todos se quedan fríos. ¿Cómo es posible que una persona no haya escuchado jamás el término "Holocausto"?
En fin, son tantas las cosas que cuenta Tara en esta novela que han conseguido removerme gracias a la prosa sencilla y cercana que utiliza, que desde luego no puedo dejar de recomendar esta historia de superación y sacrificio que dudo deje indiferente a alguien y que te hace reflexionar durante mucho tiempo después de haberlo leído.
Tara ha logrado muchas cosas en la vida, ha llegado a metas que ni ella misma podía imaginar, pero no fue fácil, tuvo que asimilar poco a poco todos esos cambios y también ha pagado (y sigue pagando) un precio por ello. Y a pesar de todo lo que vivió de niña (incluida la violencia de un hermano que me ha hecho hervir la sangre durante muchos capítulos) y que solo pudo llegar a entender cuando decidió que quería estudiar, el texto de Tara no pretende ser lacrimógeno y transmite ternura y cariño por su hogar, por esa montaña que adoraba y en la que se refugiaba.
No tuvo que ser fácil romper con una vida como la suya, y tampoco lo ha sido leer sobre ella, pero Tara encontró personas en su camino, profesores que vieron en ella algo que ella misma todavía no intuía que estuvieron ahí para ayudarla.

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
JimenaAlmena
 12 junio 2019
Para empezar, Westover nos ilustra la cara más desconocida e insólita de la década de los 90 en Estados Unidos. Mientras la gran superpotencia imponía su poder sobre el resto del mundo lanzando satélites y sistemas operativos al espacio, una familia decide anclarse, por voluntad propia, en la versión bestia y peligrosa del american way of life. Dicho de otra forma, en la inconsciencia de una vida supeditada a los delirios de un padre autoritario, fanático, mormón y firme defensor de las teorías de la conspiración más locas que os podáis imaginar. Con este panorama, observamos como Tara, al igual que el resto de sus hermanos, no va a la escuela, carece de un certificado de nacimiento, no está muy segura de la edad que tiene, y por supuesto, nunca ha sido vacunada. Los electrodomésticos así como objetos tan importantes como el teléfono van llegando poco a poco, su madre (una matrona que ejerce en contra de su voluntad) es la encargada de curarles cuando están enfermos o sufren accidentes (algunos de ellos terribles), el padre obliga a sus hijos a trabajar en el desguace (sin medidas de protección o seguridad) y hasta almacenan conservas de melocotón por si, según el patriarca, se produce un cataclismo y se quedan ellos solos en el mundo. Visto de esta forma, Tara Westover le da una patada a esa imagen tan idílica de la vida en el campo, y ya de paso, un puñetazo en el estómago de los lectores. En esta historia, por fortuna, existen dos puntos de inflexión: el momento en el que, gracias a su bonita voz, consigue entrar en un coro (lo cual la introduce indirectamente en el microcosmos de su localidad) y cuando, instada por uno de sus hermanos mayores, decide seguir sus pasos y prepararse el examen para acceso a la Universidad, ya que las clases que su madre le imparte en casa dejan mucho que desear.
A partir de ese momento, cuando por fin consigue acceder a la Universidad (y no olvidemos, a un aula por primera vez en su vida) empieza la verdadera lucha: afrontar la evidente ruptura entre lo que ha vivido desde su más tierna infancia y ese mundo al que consigue, no sin dificultad y a trompicones, acceder. En otras palabras, el paso de ser una niña asilvestrada a una culta investigadora. Esta es una historia de superación, sí, pero más allá de eso, lo que importa son los traumas que Tara que aún arrastra, esas heridas cuyo proceso de sanación fue doloroso y lo que implica dejar atrás todas las enseñanzas y modo de vida en contra, por supuesto, de su padre. El choque emocional es brutal, tanto que el lector no puede evitar sentir pena, compasión, querer traspasar el papel para abrazar a Tara y decirle que la entendemos, que la comprendemos, que no se preocupe, que estamos con ella. A todo esto, la propia Westover no percibe su experiencia como un triunfo, sino como un proceso largo en el que la humildad y sobre todo la inseguridad de entonces todavía carga a su espalda. Como es obvio, el proceso de adaptación no es fácil. Tara narra con total sinceridad su supina ignorancia frente a algunos principios básicos relacionados con la higiene, la sexualidad, así como aspectos de cultura general o fobias a medicamentos. Desde pequeña mamó un mormonismo extremadamente fundamentalista, así que le costó mucho desprenderse de ese escepticismo ante las ayudas del gobierno o ese temor a que, un día, dios les libraría de un posible apocalipsis. En Una educación, Tara Westover no reniega de sus orígenes a pesar de haberlos dejado atrás, algo que refuerza la idea de Una educación como una novela constructiva (escrita desde lo contenido y no desde la rabia) y de reconciliación con su pasado, o más bien con su padre, la piedra angular de su infancia y adolescencia cuya sombra aún parece alargada.
Enlace: http://jimenadelaalmena.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (4)
revistan22 noviembre 2019
La autora narra su infancia y juventud como uno de los siete hijos de una familia mormona en un semiaislamiento en el montañoso estado de Idaho, en Estados Unidos.
Leer la crítica en el sitio web: revistan
elmundo27 noviembre 2018
En 'Una educación', Tara Westover relata una infancia marcada por el fundamentalismo en una familia mormona supervivencialista. Unas memorias que viajan de la ignorancia y la violencia a la universidad, a donde Westover llegó sin saber lo que era el Holocausto. El libro, todo un fenómeno en Estados Unidos, se adentra en el universo mormón, que desde fuera fascina por su radical ascetismo.
Leer la crítica en el sitio web: elmundo
larazon03 octubre 2018
Suele suceder en algunas familias que haya un hijo que no encaje, que «no siga el compás» porque tiene el metrónomo puesto para otra melodía. Es lo que le pasó a Tara y a uno de sus hermanos, Tyler, al que dedica esta historia poderosa sobre la posibilidad de transformar la propia vida.
Leer la crítica en el sitio web: larazon
Abc28 septiembre 2018
En su primer libro, «Una educación», Tara Westover cuenta cómo huyó de su familia para poder sobrevivir.
Leer la crítica en el sitio web: Abc
Citas y frases (5) Añadir cita
BookwormBookworm26 febrero 2020
No eres oropel, que brilla con determinada luz. La persona en la que te conviertas, la persona que llegues a ser, es quien siempre has sido. Ha estado en ti desde el principio. No en Cambridge, sino en ti. Eres oro. Y que regreses a la BYU, o incluso a la montaña donde naciste, no cambiará quien eres. Es posible que cambie la manera en que te ven los demás, y aun la manera en que te ves a ti misma, pues hasta el oro parece mate con cierta iluminación. Sin embargo, eso solo es apariencia. Y siempre lo ha sido.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
yvo_about_booksyvo_about_books20 diciembre 2018
Había buscado un consejo moral, alguien que conciliara mi vocación como esposa y madre con la llamada que me llegaba de otro lugar. Y el profesor había dejado esa cuestión a un lado. Al parecer me había dicho: “Primero descubre qué eres capaz y luego decide quién eres”.
Comentar  Me gusta         10
yvo_about_booksyvo_about_books20 diciembre 2018
Mi vida fue narrada para mí por otros. Sus voces eran contundentes, enfáticas, absolutas. Nunca se me había ocurrido que mi voz pudiera ser tan fuerte como la de ellos.
Comentar  Me gusta         10
RincondelectoraRincondelectora04 febrero 2020
Reconocer la incertidumbre es reconocer la debilidad, la impotencia, y creer en una misma a pesar de ambas. Es una flaqueza, pero esa flaqueza encierra un punto fuerte: la convicción para vivir en nuestra propia mente y no en la de otra persona.
Comentar  Me gusta         00
AnaluAnalu17 junio 2019
“Nadie salvo nosotros puede liberar nuestra mente.”
Comentar  Me gusta         30
Videos de Tara Westover (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Tara Westover
Llevaba tiempo pensando leer Una educación, de Tara Westover... ¡pero algo me echaba para atrás! (Algo que te cuento en el vídeo, claro). Por fin lo he leído y en este vídeo quiero contarte qué me ha enseñado y si pasará la prueba inventada del algodón literario. Y de paso también te hablo de la analfabeta, de Agota Kristof, que trata temas similares de forma distinta pero con conclusiones muy parecidas.
SUSCRÍBETE al canal para recibir todos los avisos de nuevos vídeos.
Suscríbete aquí a la newsletter de Léeme y entérate antes que nadie de las novedades del canal: https://leemetv.com/newsletter/
Si te mola, ¡comparte! Y dime en los comentarios sobre qué te gustaría que hablase en próximos vídeos.
Sígueme en redes sociales y visita la web de Léeme si quieres más contenido sobre literatura, escritura, libros y vida :)
-Web: http://www.leemetv.com -Instagram: http://www.instagram.com/irenelivre -Twitter: http://www.twitter.com/irenromar
Puedes encontrar el podcast de Léeme en iVoox, iTunes y Spotify.
Gracias por verme. Te espero en los comentarios :)
+ Leer más
otros libros clasificados: novela de iniciacionVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Tara Westover (1)Ver más




Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre Drácula de Bram Stoker?

¿En quién se inspiró Bram Stoker para crear su personaje?

Arminius Vámbéry
Vlad Tepes
Vladislav II

10 preguntas
43 lectores participarón
Thème : Drácula de Bram StokerCrear un test sobre este libro
{* *} .. ..