InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de felin28


felin28
03 septiembre 2019
Alfie es un pequeño de cuatro años que se ha quedado huérfano, ya que en muy poco tiempo, perdió a la que consideraba su tía (una gata mayor que al principio no lo aceptaba y después eran grandes amigos), ya que falleció por problemas de edad y salud… y lo mismo le sucedió a su mama humana, un día ya no despertó, por lo que al ver la familia de ella en casa empacando, los termina escuchando que no se lo pueden llevar a a su casa (algo que ni él quería), y que sería llevado a un refugio, y por lo poco que sabía de este lugar, es que muy pocos logran conseguir un nuevo hogar y los demás su destino es pasar por el túnel de la muerte (probablemente le esté cambiando el nombre), por lo que después de hablarlo con sus amigos, decide que no piensa correr esa suerte y va encontrar un nuevo hogar el mismo, uno donde tenga comida, amor, compañía y un sofá suavecito para dormir sin preocuparse por nada, aunque está muy consciente que se le viene una aventura fuerte, difícil (muy difícil) y que quizá no salga airoso de ella y pierda algunas vidas en el camino, ya que él es un gato casero y ahora tendrá que enfrentarse a situaciones que nunca creyó tener que vivir, como tener que cazar algún animal para poder comer algo, soportar y acostumbrarse a la lluvia, no tener un lugar caliente y seguro donde dormir, cruzar las calles llenas de autos o tener que correr por su vida ya que algún perro u otro gato le persiguen o lo atacan… tendrá que sobrevivir a estos y otros peligros que le esperan de ahora en adelante.

En este viaje, se encuentra con amigos que le dan consejos y lo ayudan aunque sea momentáneamente, pero también se ha encontrado con ese lado nada amable de la vida y verá y valorará lo que tenía antes, lo que hará que su sueño de conseguir ese nuevo hogar, se meta más en su corazón, él no es un gato callejero y encontrará a alguien que le dé esa seguridad de no volver a estar solo, con hambre, con frío y abandonado a su suerte, no, él encontrará a unos nuevos dueños que le den un nuevo hogar. Creo que esta parte de la historia es la que más me dolió, debido a que me recuerda a todos aquellos mininos que no tienen la suerte de ser rescatados, de tener una cama para dormir o algo que comer, de ver todos esos peligros por los que cada día tienen que soportar y que muchos de ellos tienen una vida demasiado corta y triste...

Cuando Alfie después de una corazonada, encuentra la calle perfecta para convertirse en un gato de portal (es decir un gato infiel a su dueño, sorry, es que así lo veo, y es verdad en parte), por lo que decide conocer perfectamente toda la calle, y así encontrar amigos que le den consejos y apoyo, al tiempo que va descubriendo de quienes se debe cuidar, y en esos paseos de reconocimiento, pues reconoce dos casas (al principio) que acaban de ser compradas y ve ahí sus potenciales víctimas, digo dueños, y cuando los conoce a ambos, se da cuenta que así como él necesita de alguien, ellos también necesitan de alguien (vaya redundancia) que los comprenda, los acompañe y esté con ellos en las buenas y las malas, por lo que decide repartir su vida, su rutina en estar con los dos, en dos hogares muy diferentes al tiempo que los va conociendo y dentro de sus posibilidades, darles lo que necesitan… quizá solo necesiten un maullido que acompañe su llanto, o un regalo (muerto) en el tapete de la entrada para demostrarle agradecimiento y amor… y así comienza la vida, la nueva rutina de este pequeño, dividido en dos hogares, tratando de encontrar su sitio en este mundo, de ese hogar nuevo que tanto anhela porque no quiere volver a estar solo y tratar de ayudar, de curar sus corazones para que ellos también sean felices, y es una meta que tiene muy clara… el único problema, es que las cosas no son tan fáciles, ya que debe lidiar con varios problemas y a pesar de tener a dos personas que se “ocupan” de él, aún no está seguro de haber encontrado lo que buscaba, esa seguridad de que siempre se ocuparan de él y no lo olvidaran por ocuparse de su vida, por lo que su tiempo de por sí ya complicado, lo dividirá también en otras casas que se acaban de rentar, donde si hay niños, y ellos (por lo que le han dicho), aman a los gatos.

Mientras Alfie va llenándose la panza con harta comida (pues con tantos hogares), ya que todos lo alimentan, pues va conociendo a los habitantes de sus casas elegidas y se da cuenta que hay una gran tristeza o vacío en cada uno de ellos, por lo que ahora su misión es mucho más importante, ya no solo es tener quien lo alimente o un lugar seguro para dormir, ahora también le ocupa buscar la forma de ayudarlos a superar sus problemas, de cuidarlos y conseguir que sean felices, por lo que hará uso de todos sus recursos, mañas, trucos e incluso hasta algunas de sus vidas si fuera necesario y así poder conseguir su propósito… que todos sean felices.

Quizá ahora me comprendan de porque empecé diciendo que era uno de los libros más hermosos y tiernos con los que me he cruzado… para mi es más que perfecto (ya sé, tal vez porque amo a los gatos), pero es que ver la vida de tantos hogares a través de unos ojos tan inocentes, es que logra estremecerte con cada acción que hace… te ríes en muchos momentos y sin ningún problema logras ver o mejor dicho imaginar a Alfie y a todas sus familias, y todo ese proceso que deben vivir para poder sonreír y ser felices.

Me parece que es una novela más emotiva que descriptiva, porque al tener a un gato de narrador, uno que no tiene mucha experiencia en casi nada, pues esta difícil si conoce poco de todo, pero eso no quita que tenga un gran corazón y un sexto sentido que le hará tener empatía por aquellas personas a las que ha elegido y su misión, ahora es mayor que en un inicio.

A pesar de los limitaciones de Alfie como narrador (jajaja), logramos conocer el alma, la personalidad, sus necesidades y corazón de todas las personas (personajes) que ahora son la familia de este pequeñín. Podemos meternos en la cabeza de este gatito y sonreír con sus planes e incluso preocuparnos por él en más de una ocasión.

Narrado en primera persona, digo gatito, es que la pluma de la autora es una delicia que se va como agua la lectura, es amena, fluida y te tienen pegado a sus páginas que no quieres parar de leer en ningún momento.

Una novela súper recomendable por el gran mensaje y corazón puesto en cada palabra, en cada acción. Los amantes de estos animalitos adorarán esta historia, e incluso para quienes no son tan fans de ellos, lo verán con otros ojos y estoy segura que al igual que yo, se enamorarán de Alfie irremediablemente.
Enlace: https://felindreams.blogspot..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES