InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de astateaine


astateaine
10 mayo 2020
Difícil hablar de una novela que dio inicio a un género  literario,  y que es un clásico,  no solo porque se escribió hace siglos si no porque contiene todos los elementos para ser llamado tal.
Al principio del libro sabemos que Manfredo a usurpado el trono de Otranto y que una especie de presagio oscuro ha marcado en que momento será reivindicado por sus legítimos soberanos (en esto me recordó a Macbeth) con esto   Manfredo ya se nos ha presentado como el el villano de la historia, un villano que es manipulador,  inescrupuloso, cruel capaz de todo con tal de preservar el poder, incluso de pasar por sobre cualquiera que se oponga a sus deseos. Manfredo encarna el mal como a su vez otros personajes son símbolo de lo bueno, la valentía,  la honradez, la generosidad, la figura del "caballero" igual aparece en toda su esencia. Pero hay que decir que lo bueno es plenamente representado en los personajes femeninos,  en especial en Hipólita, la abnegada esposa de Manfredo
Pero no hay que olvidarse del castillo es este lugar en si lo que le da peso al libro, en cada acción,  en cada escena no podemos escapar de su embrujo de su influencia, ahí están las puertas que chirrían,  los rincones lúgubres,  los retratos sumidos en la penumbra,  los pasajes secretos,  todo lo que la literatura gótica nos acostumbro a que debe tener un castillo tenebroso en si.
En este lugar Walpole ubicó una historia llena de situaciones prodigiosas, de momentos que rebasan toda lógica y que se van entrelazando para dar vida a una historia donde lo mundano se va uniendo a lo imposible a lo irreal

Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES