InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8433980599
Editorial: Editorial Anagrama (26/02/2020)

Calificación promedio : 4.15/5 (sobre 10 calificaciones)
Resumen:
Un joven que se descubre a sí mismo en su doble condición de inmigrante y homosexual. Un libro valiente y conmovedor.

Un hijo le escribe una larga carta a su madre, que no sabe leer. La carta es en realidad un examen de conciencia, un repaso a los elementos clave que han ido conformando su identidad: como hijo de una familia de vietnamitas que huyeron de su país rumbo a Estados Unidos y como joven que descubre y asume su homosexualidad.

... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
RepellentBoy
 13 agosto 2021
Un hijo escribe una larga carta a su madre recién fallecida, contándole todas las cosas que no le contó en vida, en un intento de comprenderla, mientras hace un repaso de la vida que compartió con esta. Dos personas marcaron la vida del protagonista además de su madre, su abuela Lan y Trevor, un joven campesino con el que disfrutará de sus primeras experiencias sexuales.
Siendo sincero, esperaba mucho más de esta historia, porque realmente tiene todos los elementos para que fuera una de mis grandes lecturas del año. Pero no ha sido así, y eso que tenía mucha chicha de donde jalar: una madre que pasa de víctima de maltrato a inflingir este maltrato a su hijo; una abuela tierna que pese a parecer que ha perdido la cabeza por su edad, resulta la más honesta y coherente de todos; la homosexualidad del protagonista y como se relaciona con Trevor, o su origen vietnamita lo que consigue que sea doblemente acosado, por extranjero y homosexual. Sin embargo, hay algo que ha fallado en la mezcla de todos estos elementos.
El gran problema que para mí tiene la novela es el propio autor. Siento que a veces le daba más importancia a enseñarnos lo bien que escribe, lo buen escritor que es, que a mostrarnos la historia. El escritor está encantado de conocerse. Podía pasar de contarnos un suceso del pasado, a pasar tres páginas desvariando sobre sentimientos, de una forma que a veces resultaba liosa y poco entendible. Si a eso le añades que la historia está contada de forma dispersa y que pasa de un recuerdo a otro, sin ningún orden ni sentido, el efecto de una lectura dispersa se profundiza.
No diré que es un mal libro, porque creo que tiene muchas cosas positivas y trata temas muy interesantes, pero me ha dejado un sabor muy agridulce. Me da rabia, porque si el escritor se hubiera centrado más en contar la historia, que en desvariar a través de una prosa bellísima, pero recargada, quizás me hubiera parecido una lectura redonda. Pero bueno, no ha podido ser esta vez.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lou
 16 junio 2021
"Tengo y he tenido muchos nombres. Perro pequeño es como me llamaba la abuela Lan. ¿Qué hacía una mujer que se ponía a sí misma y a su hija nombres de flores llamando 'perro' a su nieto? (...) En el pueblo donde creció Lan, al niño más pequeño o débil de la prole, como era mi caso, se le pone el nombre de las cosas más despreciables. (...) Perro pequeño es el nombre más tierno que encontraron. Porque los malos espíritus, errantes por el mundo en busca de niños sanos y hermosos, al oír que llamaban a cenar a niños con nombres de cosas horribles y repulsivas, pasaban de largo de la casa y el niño se salvaba. Amar algo, por tanto, es darle el nombre de algo tan falto de valor que se puede ignorar y dejar intocado y vivo. Un nombre, delgado como el aire, puede ser también un escudo".
Perro pequeño, el protagonista de esta historia, decide escribirle una carta a su madre sabiendo que ella no va a poder leerla nunca, porque no sabe leer y además, no habla inglés. La carta es una excusa para contarle todo lo que no se ha atrevido a contarle nunca, para revisar su historia, la de su madre y la de su abuela, y para dar un repaso a lo que ha significado para él ser un inmigrante vietnamita y homosexual en Eeuu.
Las imágenes se suceden, una tras otra en esta larga carta de escritura fragmentaria, más poesía que prosa, más escritura interior que exterior. Las reflexiones sobre la propia escritura, sobre la conexión entre el lenguaje y la identidad se suceden es una narración quebrada pero muy potente, absorvente, que a veces llega incluso a dejarte un poco sin aire.
Vuong escribe de una manera muy bella sobre sucesos terribles. Es como estar admirando la belleza de una avalancha. Mientras lo leía, no podía parar de pensar en cómo será la lectura en su idioma original. Tiene que haber sido difícil traducir un texto así y hacerle justicia.

"Como una nieve que cubre los detalles de la ciudad, dirán que nosotros nunca fuimos, que nuestra supervivencia fue un mito. Pero se equivocan. Tú y yo éramos reales. Reíamos sabiendo que la alegría nos arrancaría las puntadas de los labios."
(...)
"Mamá. Una vez me dijiste que la memoria es una elección. Pero si fueras un dios, sabrías que es una riada."
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Lavidamurmura
 27 marzo 2021
¿Qué le diríamos a nuestra madre si tuviéramos la oportunidad de escribirle una carta? ¿Cómo diríamos que la violencia y el amor se alternan continuamente como remitente y destinatario? ¿Y cómo expresar en un lenguaje que no compartimos, todo lo que un hijo solo es capaz de comprender desde la liberación de ese lenguaje?
Vuong nos presenta un libro-carta en la que conoceremos la vida y, sobre todo, el sufrimiento de un joven de origen vietnamita-estadounidense y su entorno más íntimo, su madre y su abuela.
Es un libro donde hay muchísima poesía, sin dejar de ser una historia sobre inmigración, identidad, valentía, ternura, tristeza... y un largo etcétera de adjetivos que se ahogan en el profundo mar de la voluptuosidad de ese lenguaje que Vuong enarbola como patria, pero también como isla desierta.
Alejarse de uno mismo es acercarse al dolor del otro, pero querer hacerlo con la escritura como regalo es una voluntad firme del acercamiento entre los diferentes universos íntimos que componen un núcleo que no solo es familiar, sino vital.
El protagonista de la historia es un fragmento roto, no es una persona completa porque depende del recuerdo y de la relación con los demás. El amor le muerde las manos, la clavícula, es el dedo que acaricia el resquicio del miedo que anida en la vértebra del otro. El amor es pérdida, porque todo lo que queremos está condenado a desaparecer, pero es ganancia también, porque somos los nombres que le damos a lo que hemos amado.
Este libro ha venido a mí en un momento donde andaba un poco perdida entre demasiada "autoficción desmedida" sin trama, personajes o voluntad de contar algo que vaya más allá del territorio del yo. En esta novela hay un yo, pero también hay una línea que seguir, aunque a veces sea difusa o serpentee entre la porosidad de la memoria y la opacidad de lo que ya no se puede recuperar.
Parece una obviedad decir que un libro está compuesto de palabras, pero en el caso de esta novela cobra especial relevancia. Porque cada palabra que Vuong incorpora a su discurso es una hondonada de ese dolor por saber que solo somos un segundo, un segundo que retumbará eternamente en el instante en que aún seguimos vivos.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
loco_libros
 05 junio 2020
Deben ser las ganas de decir muchas cosas y no encontrar la manera adecuada de plasmarlas aquí lo que hace que me esté costando escribir esta reseña. Demasiados hilos de los que tirar en esta novela, que es una carta escrita por un chico a su madre sabiendo que no podrá leerla, y poco espacio.
Qué difícil tiene que ser llegar a un país nuevo sin dominar el idioma y tener que reconstruirse una vida bregando con los prejuicios, el racismo y la xenofobia, prácticamente pidiendo perdón por estar. La madre trabajando en un salón de manicuras, con la toxicidad de los productos mezclada con la de una sociedad hostil; su abuela, que vivió la guerra de Vietnam y sobrevivió a otras guerras más personales; y él, marcado por ser migrante y homosexual, sufriendo desde pequeño el acoso.
Su vida con su abuela y su madre en el difícil y decadente Hartford. El tiempo que pasa y golpea. La fuerza para poder seguir y vivir.
Pero hasta del terreno más duro puede surgir una flor así que, a pesar de que la vida raspe de más, acaban naciendo momentos bellos, como el día en que el chico descubre el deseo de la mano de Trevor. Momentos grandiosos que, comparados con el tiempo del tiempo, acaban siendo fugaces lo queramos o no.
Ocean Vuong tiene esa capacidad admirable de narrar momentos duros de una forma cargada de belleza, en muchos momentos casi poética. Una carta escrita con sinceridad, y con la libertad que da saber que el remitente no la va a leer, abriendo el corazón y hurgando en lo más profundo.
En estos días que he pasado metido en sus páginas, he reflexionado sobre esa fugacidad que está, aunque en momentos nos resulte inexistente, y que nos tiene que hacer sentir sin límites y vivir sin miedos. La misma que nos tiene que hacer ver que todos vivimos en la misma mota de polvo del Universo, sin importar la longitud o la latitud, el color de nuestra piel (o de la bicicleta) o nuestra condición sexual.
No dejes de escribir, Perro Pequeño.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
MrWonderBook
 11 septiembre 2020
Me cautivó este libro ya por su título e imagen de portada, y nada más abrirlo y leer su primera página, sabía que iba a ser un libro con el que iba a disfrutar mucho.
Tras haber leído el libro completo, no solo se trata de un título bonito, sino que se nota que el autor proviene de la poesía, usando una prosa poética y atractiva que te atrapa desde sus primeras letras.
El libro se basa en la vida de un joven emigrante vietnamita que tras vivir en Estados Unidos, vamos conociendo sus memorias a lo largo de la extensa carta que le escribe a su analfabeta madre, ayudándose de ello y sabiendo que posiblemente nunca terminará leyéndola, para escribir sus experiencias en forma de palabras con lo que nunca dijo en voz alta, contando así toda su historia sin pelos en la lengua, a través de una montaña rusa de emociones, sincerándose al nivel de no dejar ningún secreto de su vida pasada.
Una reflexión personal nada fácil, que va escribiendo en dicha carta, donde aborda temas como la masculinidad, las adicciones a las drogas, los recuerdos de su infancia tras haber sido maltratado por su misma madre, la protección que sentía por parte de su abuela, el dolor tras ser acosado en la escuela o temas como la exploración sexual y primeras relaciones tras enamorarse de otro chico, así como el triste rechazo en su juventud tras declarar su homosexualidad en el país al que emigró y no sentirse comprendido.
Resumiendo, un libro cargado de emociones con multitud de momentos conmovedores a través de las propias experiencias vividas por el protagonista, donde el joven se desnuda al completo e intenta encontrar su lugar en su nuevo país.
Enlace: https://www.mrwonderbook.com..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (21) Ver más Añadir cita
LavidamurmuraLavidamurmura27 marzo 2021
Corro a través del campo como si mi precipicio no se hubiera escrito nunca en esta historia, como si yo no fuera más pesado que las palabras de mi nombre. Y, como una palabra, no soporto peso alguno en este mundo, si bien sí cargo con mi propia vida. Y tiro hacia delante hasta que lo que dejo atrás se convierte exactamente en aquello hacia lo que corro, como si formara parte de una familia.
Comentar  Me gusta         10
LavidamurmuraLavidamurmura18 marzo 2021
Lo que de verdad quería decir era que un monstruo no es algo tan terrible. Viene de la raíz latina monstrum, mensajero divino de la catástrofe, luego fue adaptado por el francés antiguo para referirse a un animal de una miríada de orígenes: centauro, grifo, sátiro. Ser un monstruo es ser una señal híbrida, un faro: a un tiempo refugio y advertencia.
Comentar  Me gusta         10
LavidamurmuraLavidamurmura27 marzo 2021
Toda libertad es relativa, tú lo sabes muy bien, y a veces no es libertad en absoluto sino simplemente la jaula que se hace más grande, y los barrotes se distancian pero siguen allí, como cuando se libera a animales salvajes en reservas naturales solo para mantenerlos dentro de lindes más grandes. Pero yo acepté ese ensanchamiento, de todas formas. Porque a veces basta con no ver los barrotes.
Comentar  Me gusta         00
LavidamurmuraLavidamurmura27 marzo 2021
Es como cuando lo único que has estado viendo ante ti es un precipicio, y entonces, de la nada, aparece un puente brillante, y lo recorres a la carrera por mucho que sepas que al otro lado, tarde o temprano, te espera otro precipicio. ¿Y si mi tristeza es en realidad mi más brutal maestra? Y su lección es siempre la misma: Tú no tienes que ser como los bisontes: tú puedes pararte.
Comentar  Me gusta         00
LavidamurmuraLavidamurmura18 marzo 2021
Con suerte, es por el final de la frase por donde podríamos empezar. Con suerte, algo se nos transfiere del pasado al hoy, otro alfabeto escrito en la sangre, en el nervio, en la neurona; los antepasados cargan a su progenie con la fuerza callada que impulsa el vuelo hacia el sur, enfilando hacia el lugar del relato del que nadie parecía destinado a sobrevivir.
Comentar  Me gusta         00
Video de Ocean Vuong (1) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Ocean Vuong
El libro que me acompaña: 'Cielo nocturno con heridas de fuego', de Ocean Vuong por Brenda Navarro, escritora mexicana autora de Casas vacías (Sexto Piso):
Considero que Cielo nocturno con heridas de fuego es esencial en mi biblioteca. Es un libro que me ha hecho sentir que como lectora vale la pena seguir leyendo.
https://www.youtube.com/watch?v=Mni8TdYZ_1Y&feature=emb_title
otros libros clasificados: gayVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES




Test Ver más

García Lorca: vida y obra

¿De qué parte de España proviene García Lorca?

Sevilla
Granada
Valencia
Albacete

10 preguntas
39 lectores participarón
Thème : Federico García LorcaCrear un test sobre este libro