InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Alfonso Cuatrecasas (Traductor)
ISBN : 8467006366
Editorial: Austral (03/04/2012)

Calificación promedio : 4.15/5 (sobre 10 calificaciones)
Resumen:
La "Eneida," el gran poema épico de Publio Virgilio Marón (Andes, Mantua, 70 a. C.-Bríndisi, 19 a. C.) que no pudo terminar, exalta los orígenes del pueblo romano a través de Eneas, héroe troyano de estirpe divina, y narra sus viajes y las guerras que hubo de sostener para establecer su linaje en el Lacio. La influencia de Homero es evidente y las referencias a la Ilíada y la Odisea, constantes; pero su finalidad concreta era conseguir que los romanos estuvieran org... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (2) Añadir una crítica
lecturas_60
 03 diciembre 2018
La Eneida fue escrita en el siglo I a. C., por Virgilio, poeta latino. La impronta del texto fue exaltar el imperio romano, por medio de crearle un origen mítico, partiendo de la guerra de Troya, su posterior destrucción y, luego, la fundación de Roma, también por medio de leyendas griegas. El protagonista es Eneas, quién abandona la ruinas troyanas e inicia un viaje por mar hacia nuevas tierras donde asentarse.
Me animé a leer “La Eneida” por medio de una lectura compartida en Facebook y Twitter, con el hashtag #Virgilio2018, donde se compartieron audios, imágenes, opiniones, explicaciones y sobre todo, cordialidad que enriquece la experiencia.
“La Eneida” es poesía (aunque se consiguen versiones en prosa) que acuna historia, mitología, guerras, descripciones, sentimientos, lugares y lo más importante BELLEZA. La cadencia, la consonancia son parte de un conjunto de metáforas y comparaciones que envuelven a los lectores en un mundo antiguo y mágico, hermoso, vibrante, luminoso.
Sin embargo, es una lectura pausada, que necesita tiempo, por eso recomiendo hacerla en etapas, por ejemplo, a un ritmo de un capítulo por semana, para saborearla con lentitud, para nadar en BELLEZA.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
AGamarra
 03 enero 2019
A pesar que el relato en sí no es tan interesante o épico como los de Homero, Virgilio logra un relato bien logrado e interesante.
Es bueno también conocer cómo explican los romanos el desenlace de algunos griegos, adaptado claro está a su realidad.
Es una de las pocas obras épicas en Roma que conozco por lo que el valor que tiene aún se eleva más, todo para dotar a Augusto de un origen divino.
Lamentablemente esta obra fue inconclusa.
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (84) Ver más Añadir cita
lecturas_60lecturas_6011 noviembre 2018
…la Fama, la más veloz de todas las plagas, que vive con la movilidad y corriendo se fortalece; pequeña y medrosa al principio, pronto se remonta a los aires y con los pies en el suelo, esconde su cabeza entre las nubes. Cuéntase que irritada de la ira de los dioses, su madre la Tierra, la concibió, última hermana de Ceo y Encélado, rápida por sus pies y sus infatigables alas; monstruo horrendo, enorme, cubierto el cuerpo de plumas, y que debajo de ellas tiene otros tantos ojos; siempre vigilantes, ¡oh maravilla! y otras tantas lenguas y otras tantas parleras bocas y aguza otras tantas orejas. De noche tiende su estridente vuelo por la sombra entre el cielo y la tierra, sin que cierre nunca sus ojos el dulce sueño; de día se instala cual centinela en la cima de un tejado o en una alta torre, y llena de espanto las grandes ciudades, mensajera tan tenaz de lo falso y de lo malo, como de lo verdadero.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
lecturas_60lecturas_6018 noviembre 2018
Desde el principio del mundo, un mismo espíritu interior anima el cielo y la tierra, y las líquidas llanuras y el luciente globo de la luna, y el sol y las estrellas; difundido por los miembros, ese espíritu mueve la materia y se mezcla al gran conjunto de todas las cosas; de aquí el linaje de los hombres y de los brutos de la tierra, y las aves, y todos los monstruos que cría el mar bajo la tersa superficie de sus aguas. Esas emanaciones del alma universal conservan su ígneo vigor y su celeste origen mientras no están cautivas en toscos cuerpos y no las embotan terrenas ligaduras y miembros destinados a morir; por eso temen, desean, padecen y gozan; por eso no ven la luz del cielo encerradas en las tinieblas de obscura cárcel. Ni aun cuando en su último día las abandona la vida, desaparecen del todo las carnales miserias que necesariamente ha inoculado en ellas, de maravillosa manera, su larga unión con el cuerpo; por eso arrostran la prueba de los castigos y expían con suplicios las antiguas culpas. Unas, suspendidas en el espacio, están expuestas a los vanos vientos; otras lavan en el profundo abismo las manchas de que están infestadas, o se purifican en el fuego. Todos los manes padecemos algún castigo, después de lo cual se nos envía a los espaciosos Elíseos Campos, mansión feliz, que alcanzamos pocos, y a que no se llega hasta que un larguísimo período, cumplido el orden de los tiempos, ha borrado las manchas inherentes al alma y dejándola reducida sólo a su etérea esencia y al puro fuego de su primitivo origen. Cumplido un período de mil años, un dios las convoca a todas en gran muchedumbre, junto al río Leteo, a fin de que tornen a la tierra, olvidadas de lo pasado, y renazca en ellas el deseo de volver nuevamente a habitar en humanos cuerpos.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
lecturas_60lecturas_6011 noviembre 2018
…allí el rey Eolo en su espaciosa cueva rige los revoltosos vientos y las sonoras tempestades, y los subyuga con cárcel y cadenas; ellos, indignados, braman, con gran murmullo del monte, alrededor de su prisión. Sentado está Eolo en su excelso alcázar, empuñado el cetro, amasando sus bríos y templando sus iras, porque si tal no hiciese, arrebatarían rápidos consigo mares y tierras y el alto firmamento, y los barrerían por los espacios; de lo cual, temeroso el Padre omnipotente, los encerró en negras cavernas, y les puso encima la mole de altos montes, y les dio un rey que, obediente a sus mandatos, supiese con recta mano tirarles y aflojarles las riendas.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
lecturas_60lecturas_6011 noviembre 2018
¿Acaso le ha conmovido mi llanto? ¿Ha vuelto los ojos hacia mí? ¿Ha llorado, vencido de mis lágrimas, o se ha compadecido de su amante? […] ¡Ah! ¡las Furias me queman, me arrebatan! […] Vete, no te detengo […]
Yo espero, si algo pueden los piadosos númenes, que encontrarás el castigo en medio de los escollos y que muchas veces invocarás el nombre de Dido. Ausente yo, te seguiré con negros fuegos, y cuando la fría muerte haya desprendido el alma de mis miembros, sombra terrible, me verás siempre a tu lado. Expiarás tu crimen, traidor; yo lo oiré y la fama de tu suplicio llegará hasta mí en la profunda mansión de los manes.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
lecturas_60lecturas_6021 noviembre 2018
…Iapis, hijo de Iaso, predilecto de Febo, a quien en otro tiempo el dios, llevado de un vehemente amor, dio ufano sus artes y todos sus dones, los agüeros, la cítara y las veloces saetas; él, por prolongar la vida de su desahuciado padre, prefirió conocer las virtudes de las yerbas y los usos de la medicina, y ejercer este arte calladamente y sin gloria […] Venus, condolida del inmerecido penar de su hijo, va a coger en el cretense Ida las vellosas hojas y la purpúrea flor del díctamo, bien conocido de las cabras monteses, heridas por veloz saeta. Trájolas Venus, envuelta en obscura niebla, las deslíe con agua en una fúlgida copa, les infunde ocultas virtudes y rocía el remedio con el saludable zumo de la ambrosía y con la fragante panacea; lava el anciano Iapis con él la llaga, sin conocer las virtudes, y de pronto huye del cuerpo todo el dolor; restáñase la sangre en el fondo de la herida, y siguiendo de suyo a la mano sin esfuerzo alguno, despréndese la saeta y Eneas recobra el usado vigor.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: poesíaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro

Otros libros de Publio Virgilio Marón (1)Ver más




Test Ver más

¿Quién escribió este libro de poesía?

Marinero en tierra

Rafael Alberti
Pedro Salinas
Gerardo Diego

10 preguntas
26 lectores participarón
Thèmes : poesía , latinoamericana , españolaCrear un test sobre este libro
{* *}