InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Patricia Orts Garcia (Traductor)
ISBN : 8415355351
Editorial: Duomo ediciones (24/02/2012)

Calificación promedio : 3.5/5 (sobre 1 calificaciones)
Resumen:
Tras el aluvión de noviembre de 1967, Florencia renace lentamente. Bordelli dimite de la policía, a causa de las brutales amenazas recibidas durante su investigación del homicidio de un muchacho, y rehace su vida en el campo, preguntándose a menudo, «si es el destino o la casualidad lo que gobierna el mundo». Pero será el destino lo que le otorgará la ocasión de la revancha.
Él, por supuesto, no se echa atrás, aunque haya perdido la fe en la justicia que lo c... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (1) Añadir una crítica
margazquez
 17 marzo 2020
Entre el vasto panorama macabro y a menudo mediocre que puebla las estanterías de la novela negra en su acepción más amplia, a veces uno se topa con auténticas joyitas de novela policiaca y descubre autores que se desmarcan de los arquetipos dando como resultado novelas singulares y de una gran calidad literaria. Es el caso de "La fuerza del destino", novela perteneciente a la saga protagonizada por el comisario Bordelli, del que se ha llegado a decir que es el más chandleriano de los investigadores italianos. Vichi ganó varios premios por Muerte en Florencia, anterior entrega de la saga y que fue publicada en 2011 también por Duomo.

La singularidad de "La fuerza del destino" radica en la mezcolanza de la intriga criminal con el costumbrismo más mediterráneo, en ocasiones tan excesivo que prima sobre la trama policiaca. El libro está plagado de ingredientes mediterráneos, y digo ingredientes en el sentido literal de la palabra, porque Bordelli, muy en la línea del Carvalho de Vázquez Montalbán, es un amante de la buena mesa y del buen vino y el libro rebosa homenajes constantes a la cocina tradicional italiana.

No creo que estemos sin embargo ante una novela verdaderamente excelente pero sí puedo afirmar que estamos ante una buena novela que de haber pulido más las aristas de la trama policial, de haber incidido más en ella y de haberle cedido más protagonismo, la habrían convertido en un perfecto ejemplo de lo que significa escribir una gran novela policiaca.
El comisario Bordelli, entrado ya en la cincuentena, ha abandonado la policía a consecuencia de unos hechos que no logró resolver y que le han dejado una profunda huella. Ha recibido múltiples amenazas, los culpables siguen en libertad y eso le ahoga como si llevara un ladrillo al cuello; se ha retirado a vivir al campo y pasa los días dando paseos por el bosque, ocupándose de la huerta, cocinando o leyendo. Que prácticamente las primeras cincuenta páginas del libro (salvo la noticia de una muerte que da comienzo a la novela) sean recreaciones de la vida diaria y cotidiana del comisario retirado, es algo que sin lugar a dudas desconcierta al lector, que más de una vez se pregunta si no se habrá equivocado de género. Y no obstante resulta tan grata la lectura, se hace tan placentera, que las páginas fluyen con verdadera naturalidad.

Vichi introduce entonces un nuevo aliciente que despierta la curiosidad y el interés del lector cuando es contratado por una condesa a fin de que investigue las verdaderas causas de la muerte de su hijo que en su momento fue declarada como suicidio. Bordelli, que pese a estar feliz con su nueva vida en el campo, echa de menos su época de comisario, acepta el caso y comienza a investigar la muerte del hijo de la condesa. La investigación si bien resulta muy amena tampoco presenta mucha acción que digamos. Pero ocurre que Vichi nos tenía reservada otra sorpresa aún mayor que hará que ese caso que tantas expectativas ha creado en el lector, pase a mejor gloria (una verdadera lástima) siendo tan solo un pretexto, “el destino”, para que en la mente del comisario se forje un plan: el que le permitirá saldar las cuentas pendientes con los responsables de su precipitado abandono del cuerpo de policía y poder impartir así la justicia que en su día le fue negada a las víctimas.
Marco Vichi ha jugado bien sus cartas y sus personajes son fuertes y están bien construidos: Diotivede, un médico forense a punto de casarse con una mujer mucho más joven que él, Botta, un antiguo ladrón maestro de los fogones, Rosa, una vieja prostituta amiga de Bordelli, o Piras, un joven policía hijo de un antiguo compañero del comisario. También conoceremos a los amores de Bordelli, que se debate continuamente en su elección entre Adele y Eleonora. Muy interesantes resultan los personajes que serán objeto de su ajuste de cuentas, algunos de los cuales enlazan directamente con la cúpula del poder en las altas esferas, lo que de paso servirá a Vichi para realizar una profunda crítica social.
Vichi se vale de un narrador no precisamente neutro que nos va contando lo que sucede en el interior de la mente de Bordelli, retrocediendo sobre su pasado, sus recuerdos, incidiendo en la mella que en él ha dejado la Segunda Guerra Mundial (fue comandante del batallón San Marcos donde combatió contra los nazis) o la gran inundación que en 1966 dejó a Florencia bajo las aguas, una Florencia muy alejada de la de los maravillosos folletos de las agencias de viajes. Estos recuerdos, muy recreados y conseguidos, conforman su personalidad actual y justifican los actos que Bordelli va realizando. Vichi sale airoso del trance porque es un buen narrador y construye una sólida estructura aunque siga a pesar de todo teniendo aristas, y es que tanta recreación en detalles cotidianos y en anécdotas amenas pero excesivas (prepararse un café, tomarse una copa de vino, prepararse unos espaguetis, encender la chimenea o ver cómo van creciendo las alcachofas del huerto…) tiene su precio: el escaso protagonismo de la trama policiaca.
El libro se mueve pausadamente, el ritmo es tranquilo pero constante, sin altibajos, sereno. La acción y la intriga no acaban nunca de tomar el mando permaneciendo casi siempre en un discreto segundo plano. Es una acción más verbal y de pensamientos que propiamente física, no suceden grandes cosas y las que ocurren tampoco son sorpresivas porque el plan de Bordelli ya lo conocemos. La calidad de los recursos narrativos del autor es incuestionable y nos muestra cómo una novela policiaca puede alcanzar verdadera categoría literaria, pero eso sí, en detrimento de la intriga.

Si el lector busca una historia que lo deje sin aliento, mejor será que lo haga en otra parte, si por el contrario le apetece leer una buena novela policiaca donde la calidad narrativa y la lectura agradable primen por encima de todo, "La fuerza del destino" es una excelente opción. Imprescindible, en cualquier caso, para los seguidores del comisario Bordelli.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: literatura italianaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
73 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}