InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8412183363
Editorial: Bala Perdida (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.67/5 (sobre 3 calificaciones)
Resumen:
Lidia es una prostituta que trata de pasar desapercibida en el edificio donde vive. Su «rutinaria» vida se verá trastocada cuando Aitana, su vecina de ocho años, huérfana de madre, que pasa la mayor parte del tiempo sola, se cruza con ella en el rellano.
Un drástico acontecimiento las obligará a huir juntas a Berlín en autocaravana, generando entre ellas una extraña relación de dependencia según van quedando atrás los kilómetros en la carretera.

... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
RitaPiedrafita
 04 julio 2021
Gracias David, por escribir.
Todo lector que se acerque a la obra de David Vicente sale dañado. Como decía Kafka: “Un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado dentro de nosotros”. Y David Vicente rompe, ¡vaya qué si rompe! Nadie sale ileso de sus libros.
Rompe desde el principio. Una niña cuarteada rehuye nuestra mirada en la portada en grises y amarillos de la puta y la niña que soñaron Berlín. Lleva en la mano una muñeca que es parte indispensable, un personaje más, de esta obra.
Primera página y ¡zas!, ya te ha arrebatado algo. Ha removido tus entrañas de tal forma que entiendes que, una vez más, debes leer a este escritor muy despacio mientras buscas lo que no te cuenta. Y es que Vicente tiene un don para narrar la desesperación haciéndole un agujerito por el que entra un difuso rayo de luz.
La puta y la niña que soñaron Berlín, editado por Bala Perdida, es la historia de una niña que necesita una madre y de una no madre que se aferra a una hija que no es suya.
Dos infancias marcadas por el miedo, el deseo de y sentimientos encontrados que se van acercando hasta cruzarse en una sola línea, la raya blanca de la carretera que les permite su huida hacia Berlín.
La puta y la niña, subidas en una autocaravana, escapan de una vida impuesta, no deseaba, rota por los deseos de otros, cuarteada, como la portada. Y a partir de aquí el libro es una película. Una road movie que provoca un visionado lector. Escenas y gestos pasan en la pantalla irreal de la literatura gracias a un estilo breve y eficaz de David Vicente. Y ahí sale el don de David para contar. Frase corta, contundente y dura que narra más de lo que hay. Mucho más. Palabras que cuentan la visión infantil de un adulto y la visión adulta de una niña, que evocan desazón, abandono, soledad. Palabras, en definitiva, que denuncian algo que, por desgracia, nos rodea.
Lidia, a la que la vida le ha arrastrado a la prostitución necesita un clavo al que asirse para poder escapar de sí misma. Aitana, con un padre que la sume en el abandono necesita otro. Un clavo saca a otro clavo. Y eso hacen. Ayudarse en forma de huida.
El lector huye, casi en pantalla cinematográfica, con ellas en continuo flash black mientras recompone el qué, el cómo y el cuando de esta trama. Y anhela ver ahí al fondo el skyline de Berlín.
Leer a David Vicente es sentir pasión por la literatura, es esperar una nueva obra, es amar la lectura, porque este autor no solo turba al lector explorando sus sino que transmite algo mucho más importante, su pasión por las letras.
La puta y la niña que soñaron Berlín duele como debe doler toda gran obra.
Gracias David, por escribir.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
meljim
 04 abril 2021
La presente reseña hace referencia a la nueva contribución al mundo literario de David Vicente, denominada "La puta y la niña que soñaron Berlín". Antes de adentrarnos a analizar el interior de la obra es interesante pararse y observar de forma detenida el cuidado, presentación y simbolismo de la estética de la obra. En primer lugar, observamos que en el nombre de la obra no se mantiene el mismo tamaño de letra en todas sus palabras, destacando por ello la palabra Berlín debido a su mayor tamaño. En segundo lugar, observamos la imagen agrietada de una niña con su muñeca delante de una pared en diferentes tonalidades de grises y con tres puntos de color ámbar que llaman la atención del espectador, los cuales serían el vestido de la niña, el nombre del autor y el nombre de la editorial. Que tras la lectura del libro cobran mayor sentido. Este patrón estilístico, basado en diferentes tonalidades de gris con aspecto agrietado, continúa a la vuelta acompañado por una breve reseña y dos reflexiones externas de la obra en cuestión.
Una vez finalizado el análisis externo de la obra, vamos a proceder con el comentario del interior. Para ello debemos destacar la información señalada en las contraportadas referidas a una breve biografía y bibliografía del autor junto a una novela de breve extensión, letras grandes y espacios correctos.
Una vez analizada la obra a nivel estético vamos a proceder con el análisis del contenido de la obra.
Tenemos ante nosotros una trama fiel al título. Con un estilo narrativo fácil y ameno, llegando en algunos casos al empleo de coloquialismos. Todos estos aspectos sumados a la forma de tratar la vida cotidiana de una prostituta y su relación con una vecina del bloque en el que vive y trabaja, hacen que la lectura del presente libro no se deba tomar a la ligera, ya que podemos centrarnos en las banalidades dejando de lado detalles claves para la posterior comprensión y asimilación de la trama que nos presenta el autor.
Por todo lo anteriormente mencionado, creo que la lectura de esta novela está destinada a lectores maduros que disfruten de una lectura que se va enriqueciendo según se va avanzando.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Anuca
 23 abril 2021
Ella necesitaba una hija por la que luchar, la niña, el refugio de una madre y, ambas, un destino en el que soñar juntas un nuevo comienzo. Berlín no es más que la coincidencia de un póster en la pared. Podría haber sido París, Roma, Nueva York..., cualquier ciudad con lugares emblemáticos merecedores de decorar una estancia. Berlín, simplemente, es esperanza.
¿Cómo hacer una reseña en la que cuánto menos cuentes, mejor? Y es que la grandeza de esta historia reside en lo que no se ve y se cuenta de un modo indirecto, en los significados. Esta historia sacude por dentro no tanto por lo que expone abiertamente (que también), sino por lo que susurra bajito a la espera de que el lector vaya atando cabos y descubriendo el verdadero mensaje que encierra.
Una novela que en pocas páginas recoge muchísimo dolor. Maltrato, infancias perdidas, desarraigo... Pero que también habla de amor, de dejar atrás, de esperanza...
Y esa muñeca ajada que representa mucho más que un juguete de plástico. Que con su simbolismo conseguirá explicarnos muchas cosas y que es un personaje más dentro de esta historia. Y es que el lirismo de David Vicente hace que esta novela se disfrute el doble abriéndonos a lo que él nos quiere contar, mostrándonos sensibles a sus palabras y predispuestos a desentrañar lo que se narra, corriendo el riesgo de sentir a veces que no lo hemos descodificado al cien por cien, pero disfrutándolo igualmente.
David Vicente ha sido para mí todo un descubrimiento. Me ha regalado una historia tan dura como bonita con un final sorprendente con el que es imposible no emocionarse. Ha sembrado en mí las ganas de seguir leyéndole.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
laslecturasdelorena
 08 noviembre 2021
Antes de empezar a leer el libro, llaman mucho la atención tanto el título como la cubierta, en dos colores y con esa niña y su muñeca cuarteadas. Pero es que además, la primera página empieza fuerte. Desde el principio sabes que es una historia que no te dejará indiferente. Y al terminar el libro, lo primero que pensé fue: tengo que volver a leerlo porque no lo entiendo. Pero al procesar y reposar el libro, fui atando cabos y pude repasar esta historia tan dura con los nuevos datos de que disponía.
La novela relata la historia de Lidia, una prostituta, y Aitana, su vecina de 8 años, huérfana de madre que vive con un padre violento, siempre acompañada de su muñeca, que también tiene voz en este relato. Ambas se encuentran en un momento en el que se necesitan, y después de un acontecimiento, deciden huir a Berlín en una autocaravana. ¿Por qué Berlín? Tendréis que leer el libro para descubrirlo.
Gran parte de la novela se desarrolla como una road movie, lo que la vuelve muy original y entretenida. A pesar de ello y de su brevedad, no encontraremos ligereza, sino una reflexión profunda sobre infancias rotas, vínculos materno-filiales entre dos personas que no comparten lazos sanguíneos y nos encontraremos completamente metidos en una huida que se convierte en una necesidad.
La narración es muy directa, compuesta de frases cortas y capítulos cortos. Va a los hechos, sin adornos superfluos, y a la vez, a través de las palabras de las protagonistas, podemos sentir el dolor, la soledad. Algunos diálogos son desgarradores. Entrelaza capítulos del presente con el pasado de las dos protagonistas para que poco a poco vayamos desentrañando los hechos. Es un libro que aconsejo leer despacio, tomándose su tiempo, porque tiene mucho más de lo que parece en un primer momento.
Me encantan estos libros que hay que procesar después de leer, que dejan poso, que nos dejan tocados, que son mucho más complejos de lo que aparentan.
Enlace: https://www.instagram.com/p/..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
martazorin
 13 abril 2021
Tengo que decir que me ha sorprendido bastante, y para bien.
Es una historia intensa en sentimientos, y de fácil lectura, amena, y sumamente entrañable en muchas ocasiones.
La relaciones entre ambas niñas llega a ser muy intensa y así nos lo hace vivir el autor.
Final sorprendente e inesperado.
Le he puesto cinco estrellas tanto por la historia, como por lo bien escrito que está, con personajes redondos y bien trabajados.
Cierto es que al principio me costó un poco leer las conversaciones, ya que el autor no utiliza ningún tipo de guión.
Sin embargo, en seguida me fui acotumbrano y ahora he de decir que, muy al contrario de lo que me parecía en un primer momento, hay que ser un maestro de escritura para hacer que el lector sepa distinguir pefecamente quien habla sin un solo guión.
Sin duda, muy recomendable.
Comentar  Me gusta         00
Citas y frases (4) Añadir cita
meljimmeljim04 abril 2021
Iremos a Berlín, Si no nos entra hambre por el camino, claro.
Comentar  Me gusta         10
AnucaAnuca01 mayo 2021
Pienso que puede que este sea un buen momento para morir. Ella quizá piensa que por fin ha comenzado a vivir
Comentar  Me gusta         00
AnucaAnuca01 mayo 2021
Muchas promesas están rotas mucho antes de pronunciarse, pero no por eso dejan de ser menos necesarias.
Comentar  Me gusta         00
RitaPiedrafitaRitaPiedrafita04 julio 2021
Me encanta el olor a limón. Me recuerda a un hogar que no estoy segura de haber tenido
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: SoledadVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

En que ciudad transcurre....

El código da Vinci de Dan Brown

Roma
Bruselas
Paris
Milán

11 preguntas
30 lectores participarón
Crear un test sobre este libro