InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Mauro Armiño (Traductor)Santiago Caruso (Ilustrator)
ISBN : 8477028451
Editorial: Valdemar (01/12/2016)

Calificación promedio : 3.39/5 (sobre 9 calificaciones)
Resumen:
En plena región montañosa de Transilvania,
no muy lejos de la aldea de Werst,
se alza una fortaleza medieval abandonada,
el legendario castillo de los Cárpatos.
Aunque lleva siglos deshabitado,
Frik, el pastor visionario y vendedor de hechizos,
ha podido observar que un humo misterioso
sale desde hace unos días de su torreón,
y ha comenzado a difundir inquietantes rumores
entre las gentes del condado...<... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (7) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 31 octubre 2018
Esta tercera reseña realmente iba a ser de Carmilla, novela de vampiros de Joseph Sheridan le Fanu que releí hace poco tiempo después de comprarme una edición súper bonita de Siruela... pero es que luego mirando he visto que es una novela que ya recomiendan en muchos sitios cuando se escogen novelas clásicas de terror para Halloween, y no me apetecía traer algo ya tan visto. Y me pilló el toro. ¿Qué leo a estas alturas para reseñar la semana que viene en sustitución de Carmilla? Y revisando lo pendiente en las estanterías, me topé con El castillo de los Cárpatos de Jules Verne, que pintaba a priori muy apropiado para estas fechas. Y es que os lo digo desde ya: he disfrutado muchísimo de la historia, pero quizás es la novela más tramposa en cuanto a temática espeluznante de las que os traigo esta semana. Pedirle a Verne que escribiese una novela de terror y sucesos sobrenaturales sin que les buscase explicación científica y racional a todos y cada uno de ellos es como pedirme a mí que no me enrolle como las persianas en las reseñas: pura utopía. Verne estiraba los límites de la imaginación, fue un visionario, escribió mundos que desbordaban creatividad, pero jamás abandonaba los cauces de lo racionalmente posible.
Estamos en Werst, una pequeña población en Transilvania, en el corazón de los Cárpatos, cuya tranquilidad se ve sobresaltada cuando el pastor Frik, y gracias a esa maravilla llamada catalejo que le ha vendido un carretero ambulante, divisa humo saliendo de la torre homenaje del castillo del barón de Gortz. Que podría ser normal, pero hace al menos 25 años que está abandonado y allí no se acerca nadie porque dicen que está embrujado. Huelga decir que se arma la marimorena... ¡los espíritus hacen fuego para calentarse! ¡El Chort (dícese del diablo en rumano) habita en el castillo! Y es que lo primero que hay que tener claro es que esta gente vive y respira supersticiones, y les parece mucho más normal pensar que los habitantes del castillo son seres sobrenaturales que humanos que han encendido un fuego. Cuando el valiente guardabosques Nic Deck dice que no se cree nada y que va a echar un vistazo, y obligan al doctor Patak a acompañarle (por bocazas), empieza realmente nuestra aventura... ¿Hay realmente alguien en el castillo? de haberlo, ¿es humano o sobrenatural? ¿Y cómo recibirá a sus visitantes? Solo faltaba un conde que aparece por el pueblo y que tiene deudas pendientes con el antiguo propietario del castillo para añadir más complicaciones.
Consideraciones previas. A lo largo del tiempo he leído por internet opiniones como que era una novela de vampiros. En la propia sinopsis, así como quien no quiere la cosa, lanzando la pezuña del márketing embaucador (y falso), se aventuran a afirmar que "se dice" que esta es la primera novela de zombis. No os creáis nada de nada. NADA. No cojáis este libro buscando nada ni remotamente parecido a vampiros ni zombis ni demás parafernalia, porque os vais a llevar un chasco y el libro os va a desilusionar cuando no lo merece en absoluto. Sí que utiliza todos los parámetros de la literatura gótica (aunque con matices, tal y como ahora comentaré), pero ya está. No acabo de entender la inclusión de los zombis en la sinopsis oficial y me parece basante engañoso.
Dicho todo esto, vamos con el libro en sí. Verne se toma su tiempo para arrancar, y te describe aquellas tierras, te presenta a los personajes principales, se recrea para que comprendas su forma de vivir, pensar y sus creencias en lo paranormal, sus rutinas, sus idiosincrasias... pero estamos hablando de Verne, así que tened por seguro que lo hace ligero, entretenido y con una ironía y retranca fantásticas que acompañan a toda la narración (yo me he reído mucho con este libro, que no sé si es la intención o no, pero es lo que hay. Ojo, no digo que el libro sea una comedia andante, pero el tono sí que invita a la sonrisa y el narrador la busca, de eso no cabe duda).
Luego ya nos metemos en materia, y cuando digo arriba que utiliza los parámetros de la literatura gótica, es porque no falta ni uno: castillo encantado y espeluznante, hechos sobrenaturales y tétricos, historia de amor muy dramática, héroe que quiere rescatar a damisela en el susodicho castillo encantado, voces de ultratumba de origen desconocido, leyendas y supersticiones a montones sobre aparecidos... solo que Verne les da un giro y más bien se ríe de ellos. A todo le encuentra explicación (y te la da), todo tiene un por qué (y te lo da), detrás de los sucesos más aterradores están la tecnología o la ciencia (y te lo explica) y desde el principio para los pies al miedo y el terror usando sobre todo a un par de personajes que aportan racionalidad. Es una novela gótica que rebate todos lo que define la novela gótica. Y por no faltar no falta su invento visionario de turno, que en este caso son los hologramas.
Que os puede parecer que os estoy contando mucho al adelantaros que Verne intenta en todo momento rebatir el aspecto sobrenatural de la novela gótica, pero es que no podéis esperar otra cosa de este autor, y realmente en ningún momento intenta venderte la moto. El último tercio sí que tiene un tono mucho más misterioso y escalofriante, pero el mismo tono guasoncete de buena parte de la narración ya sabes que te va a llevar por derroteros muy alejados del romanticismo gótico que se supone que representa. Aun así, y más allá de si da poco o mucho miedo (que no lo da), he disfrutado un montón de El castillo de los Cárpatos, no os puedo decir otra cosa. Adoro a Verne, crecí con él y en algún momento de mi vida me replantearé releer muchas de sus novelas. Y dato importante: que nadie piense que esta localización transilvana de castillo en los Cárpatos es una copia del Drácula de Stoker. Como en todo, Verne fue el primero: esta novela se publicó cinco años antes que Drácula. Así que, en caso de hablar de inspiraciones, habría que mirar hacia el irlandés.
Por tanto, y en resumidas cuentas, si me preguntáis si este libro da miedo y es aconsejable para la noche de Halloween, os diría que tal vez no, porque hay montones de novelas mucho más cercanas al género de terror, gótico o suspense que cumplirían su función de "asustar" o "ambientar" mucho mejor que esta. Ahora, si me preguntáis si recomiendo el libro en sí mismo, como lectura normal alejada de la tan de moda semana de los fantasmas, os contestaría un sí rotundo. Se lee fácil, entra sin complicaciones, es muy entretenido, está muy bien escrito, el narrador es un socarrón que te arranca la sonrisa cada dos por tres, la descripción de los habitantes de Werst y sus supersticiones es fantástica y muy divertida, la ambientación en el interior del castillo sí que tiene su punto gótico y está muy lograda, y además es una delicatessen inusual de un autor que se prodigaba poco (casi nada) fuera de la ciencia-ficción, y da gusto conocerlo en otros ámbitos.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Davicalpa
 01 enero 2021
Te acercas a una novela de este genio de la narrativa y piensas, ¿qué puede salir mal? Julio Verne, terror, castillos abandonados en países aislados de la civilización, llenos de superchería y leyendas estremecedoras...y por desgracia lo que te encuentras en una narración en la que nada es lo que parece y que termina por hacerse tediosa desde el primero de los capítulos.
Y no es porque la historia que nos cuenta sea mala. Cuando eres consciente de lo tremendo que es su argumento, que esconde un potente drama que genera fascinación por el trágico destino que arrastran los personajes principales, piensas en que la historia podía dar mucho de sí. Pero es que toda la trama principal se encuentre escondida entre numerosas descripciones de cada una de las piedras que conforman Los Cárpatos, de lo difícil que supone caminar en medio de aquellos páramos, de lo inhóspito del paisaje...llega un momento en el que no sabes si estás leyendo una historia de terror o un catálogo turista de una región abandonada en medio de la nada. Entiendo que Verne no es precisamente un escritor que se caracterice por dominar los recursos de un género que requiere ambientación y atmósfera. Que lo suyo son más bien la creación de aventuras y que pocos como él son capaces de incluir los avances tecnológicos de la época para justificar todo tipo de argumentos, por muy inverosímiles que parezcan. de hecho, aquí también lo están y consigue adornar los hechos que ocurren con todo tipo de justificaciones coherentes, sin dejar de ser cuanto menos cuestionables.
Pero aquí, la verdad, es que cuesta mucho mantener el interés. Empiezas leyendo un primer tercio de la trama en la que consigues acercarte a un misterio fantasmagórico que, cuando parece que empieza a cobrar sentido, queda en una mera introducción para lo que realmente te quiere contar. El problema es que cuando por fin parece que entras a saco en todo ese misterio, ya te da un poco igual. A esas alturas comienza a surgir el drama de la historia y tu ya estás contando el numero de páginas que te quedan para terminar, dándote igual si hay o no apariciones, fantasmas, demonios o lo que sea que ocupe ese castillo abandonado en el que nada es lo que parece.
Y tiene virtudes el libro, como no. Lo escribe Julio Verne y ya solo por eso merece la pena darle una oportunidad. Su esfuerzo para justificar todo lo narrado y atar cada uno de los cabos de una historia sobrenatural como esta es todo un acierto. Pero lo que por regla general caracteriza al estilo de Verne, aquí termina por añadir un componente de indignación final al pensar que te han tomado el pelo.
En definitiva, el Castillo de los Cárpatos es una obra que gustará a todo amante de la narrativa de Verne, pero decepcionará al resto que quiera una historia de terror como prometía. Una buena curiosidad que te quitará el tiempo para leer obras más importantes del genio de la literatura o del género del terror.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Edd62
 25 octubre 2018
Julio Verne, mas Verne que nunca, consigue poner en tension al lector con una novela de puro terror, posada sobre dos ejes, por un lado el lado supersticioso, que acompañara al hombre durante su trasunto en la tierra, y que sirve para explicar todo aquello incomprensible para el, de la mano de esta situacion, lleva a los habitantes de un pueblo situado en los Carpatos y a cierta distancia de un castillo deshabitado a creer cada vez con mas fuerza en encantamientos, fenomenos sobrenaturales, y seres imaginarios, y, como menciona respecto al doctor, “ no creia en dios , pero temia fervientemente al diablo” ,
De tal suerte que el Doctor y Nicolas Dick, deciden ir a investigar lo que sucede en el castillo,
Por otro lado aporta una explicacion clara y razonable a todos y cada uno de los fenomenos que llevaron a los habitantes del pueblo a creer en estas supersticiones,
Aunque finalmente, no sean del todo desterradas, ni aceptadas de suyo,
Finalmente logra crear al menos tension, sino terror, en el lector, y deja abierto , aún, el otro asunto que resulta terrorífico por; cierto, razonable, científico, y a la vez inexplicable...... La Locura...
Y retomando la supersticion el dia qe deciden investigar es un Martes ..lo que asusta aun mas al Doctor, pues como dice el refrán, “ en Martes ni te cases ni te embarques
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Lalectora
 17 noviembre 2017
El pánico se extiende por un supersticioso pueblo de Transilvania cuando de la chimenea del castillo de los Cárpatos, abandonado hace tiempo, empieza a salir un extraño humo. El misterio alrededor de la siniestra fortaleza aumenta con la aparición de otros sucesos sobrenaturales que aterrorizan a la población. El pastor de ovejas Frik, que es el primero en ver este fenómeno, acude enseguida a contar el hecho a los habitantes del pueblo, que deciden que alguien debe salir a investigar la causa de tan extraño suceso.
Un valiente guardabosques y un médico algo cobarde se aventuran a explorar el castillo y son rechazados por fuerzas extrañas y pavorosas. El conde Franz de Télek, de viaje por la región, decide acercarse hasta allí para investigar tan asombrosos fenómenos, al saber que el dueño del castillo no es otro que el Conde de Gortz.
Este libro se aleja de la temática habitual en la obra de Verne y se acerca más a un estilo fantástico y romántico. Y debo decir que me ha gustado
Verne combina con maestría en esta novela la crítica a la superstición y la leyenda, intentando encontrar explicaciones racionales a la moda de los vampiros en su época, con exaltación del amor inmortal.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
nefertiti5
 02 diciembre 2019
Voy a comenzar diciendo que hacía muchos años que no leía a Jules Verne, y que no recordaba su estilo demasiado bien, que aunque la trama me ha gustado, en algunas partes el libro se me ha hecho algo pesado con tanta descripción y he avanzado lenta, a pesar de ser una novela corta.
Esta es una novela de suspense gótica con una gran ambientación y también me parece que no es una novela para todo el mundo, me ha gustado el reencuentro con Verne, a pesar de que la novela no era lo que esperaba.
Comentar  Me gusta         50
Citas y frases (6) Ver más Añadir cita
Inquilinas_NetherfieldInquilinas_Netherfield24 octubre 2018
Castillo abandonado, castillo encantado, castillo de visiones. La viva y ardiente imaginación de la gente lo pobló en seguida de fantasmas, de aparecidos y espíritus que regresan en las horas de la noche. Así es como suceden las cosas en algunos parajes supersticiosos de Europa, y Transilvania puede aspirar a situarse en el primer puesto.
Comentar  Me gusta         50
JulydarkJulydark01 junio 2019
En realidad aunque el castillo de los Cárpatos estuviera mejor conservado de lo que parecía, un espanto contagioso,aumentado por la superstición, lo protegía no menos de lo que hubieran podido hacer antaño sus basiliscos, sus pedreros, sus bombardas... y demás ingenios de artillería de los pasados siglos
Comentar  Me gusta         10
JulydarkJulydark04 junio 2019
Aunque el castillo de los Cárpatos estuviera mejor conservado de lo que parecía, un espanto contagioso, aumentado por la superstición, lo protegía no menos de lo que hubieran podido hacer antaño sus basiliscos, sus culebrinas, sus mayanas y demás ingenios de artillería de los pasados siglos
Comentar  Me gusta         10
Edd62Edd6226 octubre 2018
Si, una guapa joven Miriota Koltz, y ademas rica para este pueblo de los Carpatos. Nadie la supera en conocimiento de sagas, leyendas y fabulas transilvanos , añadiremos que Miriota daba credito a todas estas ficciones, no por ello dejaba de ser una joven amable y encantadora
Comentar  Me gusta         10
Edd62Edd6226 octubre 2018
En cuanto a atreverse a visitar el castillo, a nadie se le hubiera ocurrido.Difundia a su alrededor un espanto contagioso, de la misma manera que un pantano insalubre difunde miasmas venenosos
Comentar  Me gusta         10
Videos de Julio Verne (3) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Julio Verne
"“Siguiente parada: la Luna” Julio Verne es uno de los ""lunáticos"" más reconocidos, mas no es el único que desfilará por este evento en donde Sergio de Régules y Gustavo Medina Tanco nos platicarán acerca de los sueños, delirios, ilusiones y realidades que han impulsado a los seres humanos para salir de la Tierra y llegar a nuestro satélite. Desde Johannes Kepler hasta los robots de laboratorio, en esta charla descubriremos cómo el arte inspira a la ciencia, y viceversa.
Participan: Sergio de Régules, Gustavo Medina Tanco
Modera: Ma. Emilia Beyer"
Este material no puede ser utilizado, reproducido, almacenado o transmitido, total o parcialmente, sin consentimiento previo por escrito de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.
© Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2020
+ Leer más
otros libros clasificados: terrorVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Julio Verne

Julio Verne fue un escritor, poeta y dramaturgo...

inglés
francés
suizo

12 preguntas
39 lectores participarón
Thème : Julio VerneCrear un test sobre este libro
{* *}