InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Victoria E. Horrillo Ledesma (Traductor)Victoria E. Horrillo Ledesma (Traductor)Victoria E. Horrillo Ledesma (Traductor)Victoria E. Horrillo Ledesma (Traductor)Victoria E. Horrillo Ledesma (Traductor)Victoria E. Horrillo Ledesma (Traductor)
ISBN : 8496886662
Editorial: Puck (06/11/2017)

Calificación promedio : 3.21/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
¿Hasta qué punto me ha gustado "Último verano en Tokio"? He llorado, reído, sufrido y chillado, todo al mismo tiempo. Si pudiera, viviría dentro de este libro» –Becky Albertalli, autora de Yo, Simon, Homo Sapiens. • Una novela romántica ambientada en Tokyo. • Antes del amanacer para adolescentes. Sophia tiene siete días. Una semana antes de que su vida cambie para siempre. Nacida en Japón, de madre americana y padre francés ahora divorciados, Sophia v... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (5) Añadir una crítica
AlhanaRhiverCross
 08 diciembre 2017
Cuando vi anunciada la publicación de esta novela, me di cuenta de lo abandonadito que está el continente asiático en cuanto a ambientación de historias contemporáneas, porque a no ser que el propio autor sea de allí, es muy difícil encontrar historias que se desarrollen por allí. En general, no llevaba ninguna expectativa en concreto y simplemente me apetecía leer algo distinto en una ciudad que muy poquitas veces tengo ocasión de ver en la literatura (y mucho menos juvenil), así que la historia de Sophia me ha enganchado desde el principio porque no sabía muy bien qué podía esperarme.
Sophia es una chica tímida, responsable y tranquila, la hija pequeña de una familia con circunstancias un poco peculiares que la ha tenido de acá para allá mudándose desde que es una niña pequeña. Por ello ha tenido que enfrentarse a la misma situación durante años: despedirse de la gente que le importa y tener que hacer nuevos amigos. La protagonista tiene algo especial, quizás sea su tono o su manera de procesar lo que le está pasando, pero los sentimientos que transmiten son perfectamente comprensibles bien porque es una situación muy verosímil o bien porque la autora parece ser que habla por propia experiencia, así que es muy fácil conectar con todo lo que Sophia siente.
Respecto a su entorno, su grupo de amigos está formado por Mika, David y Caroline, unos personajes que me han tenido un tanto confusa porque a ratos me caían bien y a ratos mal. Su mejor amiga Mika tiene como una doble personalidad porque a veces parece una tía súper enrollada y con buenas intenciones pero otras veces me ha parecido bastante egoísta. Por otra parte, la nueva del grupo es Caroline y a pesar de que parece una animadora americana de manual, es la que mejor me ha caído porque no aparenta ser una falsa. al que no he podido soportar ni un poquitín ha sido a su supuesto mejor amigo (barra, “chico que le gusta”) David, porque literalmente es un capullo integral que sólo quiere que le rían las gracias y que las chicas suspiren por él, incluidas sus amigas, que se reducen a Sophia y Mika. Además, en el contexto de la situación de Sophia también podemos ser testigos de su situación familiar, una relación un tanto dificil con su hermana mayor que apenas habla con ella y un padre que tiene una nueva familia en Francia y que le da largas para que Sophia vaya a visitarlo.
En cambio, el personaje que más me ha gustado ha sido Jamie, el chico que trae a Sophia por el camino de la amargura cuando decide volver a Tokio justo una semana antes de que ella se haya ido y al que no quiere volver a ver porque, chan chán…, asuntos pendientes del pasado han conseguido que no se hayan hablado durante 3 largos años mientras él ha estado viviendo en un internado en Estados Unidos. Ese pasado en común dejó unas cuantas heridas abiertas que ninguno de los dos ha querido cerrar por orgullo y otros sentimientos, así que tienen por delante una semana intensita. Jamie resulta ser un chico encantador, comprensivo y con un sentido del humor muy alegre, así que Sophia tendrá que aguantarse encima con tanta amabilidad cuando lo que había esperado sería un poco de rencor.
El resultado es que entre Sophia y Jamie hay muchísima química y las situaciones entre ambos hacen que queramos leer más y más para llegar al siguiente encuentro. Creo que este interés es lo que le da un ritmo tan rápido a la novela, aunque el hecho de que haya una cuenta atrás constante en la novela también debe de influir porque los capítulos son muy cortos y van contando los días, las horas y los minutos que faltan para que Sophia coja su vuelo a Nueva Jersey. Toda la novela tiene bastante velocidad porque dado que los tiempos en que ocurre todo son muy reducidos, todas las escenas están muy condensadas y se suceden sin que apenas haya pausas. Me recuerda bastante a una serie de películas (“Antes del amanecer” y sus secuelas) en las que todo sucede en una noche, porque en esta novela incluso hay noches en que Sophia y sus amigos ni siquiera van a casa a dormir.
Sin embargo, hay un gran “pero” en esta historia y es, sin duda, el margen de tiempo. Nunca me han parecido muy realistas los romances de unos días, que no quiero decir que no existan los flechazos, pero el sentimiento que intenta transmitir la novela me parece demasiado precipitado porque en apenas 3 o 4 días (dado que el resto hasta la semana completa ya ni los cuento porque posible spoiler→ya están completamente locos el uno por la otra, así que vivimos un romance al completo, desde el inicio en que ella no quiere ni volver a verlo hasta ya os imagináis qué←fin del posible spoiler). Aunque debo reconocer que no es un instalove, ni mucho menos porque en esta relación el tiempo es muy relativo y por eso tampoco me ha molestado mucho esa condensación de los acontecimientos en unos días. Entiendo que como la relación viene de varios años antes, en estos días en que transcurre la novela simplemente los sentimientos ya están a flor de piel.
En cambio, el final me ha parecido bastante realista sin ser excesivamente edulcorado ni un drama de llorera, así que en general el sabor que deja la novela al terminar es muy agradable. Por lo demás, personalmente volvería a leer cualquier historia de esta autora porque su narración tiene algo muy sencillo y a la vez muy profundo, que creo que también se debe a la buena traducción que ha tenido la novela porque utiliza un lenguaje adecuado a la edad de los protagonistas y expresiones muy coloquiales, además de utilizar muchos términos japoneses para respetar la ambientación. Así en definitiva, una lectura que me ha durado un suspiro y que me ha servido para conocer a otra autora juvenil.
Resumiendo, he disfrutado muchísimo con esta novela porque tiene algo entrañable más allá del romance, con muchos matices por la situación que atraviesa la protagonista y con un trasfondo familiar y de amistad más profundo del que parece a simple vista tras leer esa sinopsis tan típica. Es una historia recomendable para lector@s que disfruten con la literatura juvenil en general, pero seguro que más de un@ podrá sentirse identificado porque el hecho de tener que marchar a otro lugar a vivir, despedirse de amig@s o tener que conocer gente nueva. Una novela rápida, sencilla y muy entretenida que relata una relación inacabada como puede suceder en determinadas circunstancias en la vida real.
Enlace: http://enmitiempolibro.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Nedyah
 20 noviembre 2017
La vida de Sophia ha sido un constante ir y venir entre Tokio, París y Estados Unidos debido al constante cambio de trabajo de sus padres, en especial su madre, cuyo último trabajo la llevó a desembarcar en Tokio durante tres años como parte de una beca de la universidad para la que trabaja. Su padre, por otro lado, ha formado una nueva familia y una vida en París, y sólo tiene la ocasión de verlo cuando ella y su hermana viajan a París a pasar cada Navidad con él y su nueva familia. Ahora, a siete días de dejar de nuevo Tokio con rumbo a Nueva Jersey, Spohia se siente agotada porque nunca ha sido capaz de asentarse en un lugar y un sitio al que pueda llamar hogar, todos sus amigos tienen fecha de caducidad por sus constantes mudanzas y, por esta vez, siente que Tokio podría haber sido mucho más que un lugar de paso. Con Mika, Daniel, Caroline y Jamie, sus amigos y compañeros de la Universidad Americana de Tokio, Sophia pasará la mejor y peor semana de su vida, aprendiendo y descubriendo amistades que perdurarán más allá de la distancia o que, al menos, se habrán convertido en parte de su pasado, su vida y su corazón.
Lo primero que me llamó de esta novela fue su ambientación. Nunca he tenido la oportunidad de leer una novela situada en Tokio, y mucho menos de una autora que no es originaria de allí; y lo cierto es que me he sentido transportada allí. al principio me ha resultado un poco extraño porque se hace uso de alguna que otra palabra en japonés para mencionar alimentos, sitios y costumbres, y de japonés no tengo ni idea xD, pero la autora va usando las palabras al tiempo que las explica dentro de la propia descripción o conversación entre los personajes con mucha naturalidad, como parte de la historia, o bien lo vas pillando conforme vas leyendo sin necesidad de explicaciones, así que también te ayuda a aprender un poco y conectar con la cultura japonesa y sus costumbres. Además, algo que también me ha gustado es que se describe muy bien la sensación de la forma de vida japonesa que nos vende la televisión y los programas de viajes que se emiten (para los que no hemos tenido ocasión de viajar allí xD), y es sencillo ver el calco entre lo que vemos y esperamos que sea la ciudad más poblada del mundo, que no descansa y vive 24 horas al límite, con la actividad y las descripciones escénicas de los espacios más concurridos y famosos de la capital, y por los que nuestra protagonista pasea durante sus últimos siente días en el continente asiático.
En cuanto a los personajes, tenemos a Mika, David, Caroline y Jamie, Los tres primeros han sido unos personajes un tanto bipolares. Te hacen pasar de una empatía total al rechazo por la forma de actuar en determinadas situaciones. Mika es la mejor amiga de Sophia pero en ocasiones la he sentido un poco falsa y aparente. Hay algo que ocurre a mitad de la historia que hace que la amistad entre Sophia y Mika se tambalee pero, por suerte, hacia el final las cosas se aclaran y me permitió también cortar esa apatía con Mika y sentirme más apegada y en buenos términos con ella. David no deja de ser el chico guaperas que cae bien a todo el mundo y, por ende, suele gustar a todas las chicas, incluida Sophia, que lleva años enamorada de él en secreto, aguantando los arrumacos y besuqueos con su novia, Caroline, una chica que, a pesar de tener la típica imagen de animadora americana, y que Sophia no soporta, resulta ser toda una sorpresa y un personaje que me ha gustado muchísimo. Hay veces que viene bien en lecturas así que se rompa con los tópicos y se deje ver una imagen más natural y realista de chicas como Caroline que viven también con la marca de los estereotipos y prejuicios.
Y el que más me ha gustado ha sido Jamie, un chico que se marchó de Tokio tres años atrás para estudiar en un internado de Estados Unidos y que ahora ha regresado a Japón para continuar y terminar allí sus estudios. Cuando Jamie se marchó, su relación con Sophia quedó bastante rota y afectada por un malentendido entre los dos y, ahora, a siente días de la marcha de Sophia, ésta siente que ha regresado para fastidiarle sus últimos días allí. Sin embargo, la teoría queda muy lejos de la realidad y Sophia conocerá a un Jamie totalmente diferente, haciendo que esa semana se sienta como una eternidad en su compañía. Jamie es un chico encantador, optimista, comprensivo y con buen sentido del humor.
La relación entre Spohia y Jamie es un tierna y sencilla. Desde el principio, pese a como dejaron las cosas tres años atrás, se percibe mucha química entre los dos y esto hace que la historia vuele en nuestras manos deseando seguir leyendo y descubriendo la siguiente parada de las citas que irán teniendo día tras día. Pero también he de decir que nos encontramos ante una especie de instalove camuflado con la idea de que la pareja se conoce desde hace años y que, tras unos años lejos y sin mantener contacto, la chispa que ya ardía tiempo atrás vuelve más fuerte que nunca. Los capítulos son una cuenta atrás, un cronómetro que va restando horas, minutos y segundos al tiempo que le queda a Sophia para coger el avión, y es lógico que la historia no se centre mucho en el inicio de toda relación, la pausa y la emoción de sentir mariposas en el estómago, sino que se salta todos los preliminares y conocemos el punto álgido de la relación, la pasión y las ganas de estar el uno con el otro, así como algún que otro malentendido.
El final me ha parecido muy realista y creo que también el acertado y el que hace que la historia, dentro de la ficción, refleje la realidad de situaciones así, sin dramas excesivos, simplemente un buen chute de realidad y reflejo de que la vida sigue y todo lo ocurrido hay que atesorarlo y valorarlo, y no vivir anclados en el pasado y en lo que pudo ser.
En resumen, 'Último Verano en Tokio' es una novela sencilla y entrañable que nos permite viajar de la mano de su protagonista a un paisaje que, hasta la fecha, no había tenido oportunidad de leer: la ciudad de Tokio. A través de los últimos siete días de Sophia en Japón, descubriremos el valor de la amistad, de la familia y del amor de forma diferente y a través de la cultura y las costumbres japonesas, algo que le da un toque diferente y especial a la trama.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
alexbookpages
 10 enero 2019
Quedan 7 días para que Sophia tome un vuelo que le lleve a New Jersey después de haber pasado cuatro años en Tokio, Japón. Y en éstos días Sophia deberá tomar decisiones sobre lo que la rodea y sobre quién es.
Su padre vive en Francia con su nueva familia, y New Jersey a donde regresa dejo de ser su hogar hace mucho. Sophia está dejando la ciudad de Tokio y con ella el único lugar al que siente haber pertenecido.
Me gustaría mucho decir que este libro me encantó, que fue lo mejor del mundo y que se lo recomiendo a todos... pero no puedo.

Sentí la trama tierna y dulce. Pero como sentimiento general me pareció un poco cliché y a momentos hasta infantil. No sentí que me dejara nada en cuestión de aprendizaje o sentimientos. Lamentablemente fue una lectura decepcionante para mi. Quizá el mensaje del libro era uno de aprendizaje o crecimiento interior que pasó por encima de mi cabeza. Nunca lo sabré. Lo que sí se es que el libro es muy sencillo de leer y si tienes una tarde libre o un viaje largo, en definitiva cuenta como una de esas lecturas tranquilas para pasar el rato.
Como otro problema no sentí que la historia se moviera mucho, todo pasa en los mismos cinco o seis lugares. Para estar ambientada en una ciudad tan grande y compleja como Tokio, creo que no hubo mucho movimiento. Lo lamento, pero después de tantos años en Japón, no me vas a decir que siguen encontrándose en Shibuya junto a la estatua de Hachiko, he visto personas que van de viaje y a la semana ya encontraron un lugar menos concurrido para encontrarse. Tokio tiene muchísimo potencial, y sentí que lo manejaron todo con lugares turísticos que estos "locales" no frecuentarían así.
Nuestro personaje principal es una mezcla muy interesante de inocente y madura. Sophia es inteligente y se nota que es consiente y piensa en sus acciones. Pero tienen momentos en los que en lugar de diecisiete años, parece una niña de doce. Infantil, necia y a momentos incluso un poco egoísta. Como narradora no es mala, ni es difícil seguir su pensamiento, sin embargo es un poco ingenua y a veces se hunde en la negación. No la amo, pero es un buen personaje.
Su grupo de amigos está integrado por Mika, una chica americana-japonesa que es lo más cercano a un personaje de color en el libro.
David, un chico australiano mejor amigo de las chicas y con quien Sophie tiene un crush. ¡Ah!, y que le dice a Sophie "Sofá".

Caroline, que viene de Tennessee y es novia de David, y que no tiene personalidad alguna. Es el único personaje que no me dejó absolutamente ninguna impresión.
Y Jamie, quién vivió en Japón antes, pero pasó los últimos tres años en un internado de Carolina del Norte y recién vuelve, justo cuando Sophie se marcha.
Ya leyeron la sinopsis y sí, tenemos algo así como un triángulo amoroso aquí.
No les voy a contar más de la historia de amor, porque creo que el punto de la trama va más allá de eso. Creo que es sobre Sophia y el encontrar su lugar, pero esa trama se esconde un poquito abajo de la sub-trama romántica.
De lo que sí quiero hablar es de la siguiente pregunta:
¡¿Por qué demonios no hay un solo personaje totalmente japonés en este libro que tiene lugar en Japón?!
Sí, ya sé que van a una escuela internacional en japón, pero no puedo creer que ni de paso encuentren a alguien del país. Mínimo un vecino, o un profesor. No, hasta los vecinos son estadounidenses. Por una vez en la vida quiero un personaje extranjero que se interese por el lugar donde vive más allá de la comida.
Hay muy poca representación asiática en el Young Adult, y me pareció una oportunidad desperdiciada. Además, la autora utiliza muchos términos japoneses sin jamás detenerse a explicarlos. Si yo no viera los vlogs de Japón de Ruthi-san (vayan a ver su canal) no hubiera entendido nada. Entiendo que la cultura japonesa es bastante conocida e incluso mainstream si así lo quieren, pero no todos comprenden eso y un libro deber ser capaz de entenderse por sí solo sin estudio previo.
Y como última cosa, esto es sobre la edición y no sobre la escritura. El libro tiene un exceso de castellano. Demasiados modismos e insultos escritos a la española. Yo sé que es en España donde los traducen, pero de verdad quisiera que se adaptaran a un español internacional o algo así, porque fue confuso e incluso molesto a momentos. Se bien que esto no le pasa a todos, pero a mi siempre me ha molestado esto en libros.
PERO y aquí viene el punto importante. Sí me gustó el libro. No lo amo, no voy a ponerlo junto a Harry Potter en la repisa. Pero es un libro bueno. Fresco, divertido a ratos, triste a otros. Cumplió con su propósito que es entretenerme una tarde y crear una conversación. Si lo hubiese leído hace algunos años me hubiera gustado muchísimo, pero creo que pasó mi momento para el libro.
Si eres menos crítico que yo con el libro, en definitiva te gustará mucho.
Yo le di a este libro 3 estrellas.

Enlace: http://laspaginasdealex.blog..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
NoeLautnerStory
 05 marzo 2018
La historia de "Último verano en Tokio" nos cuenta la vida de Sophia, una joven de diecisiete años que desde bien pequeña ha estado con la maleta a cuestas, con varias mudanzas, viviendo unos años en un sitio, luego en otro; consecuencia del trabajo de sus padres. Siempre tiene que adaptarse a un nuevo hogar, despedirse de los amigos que ha podido hacer y comenzar nuevas amistades en otro lugar. Ahora en Tokio tiene siete días para despedirse de nuevo pero esta es diferente.

La estructura del libro es común; está dividido en capítulos muy cortos. En total son treinta y siete; lo mejor es que al principio de cada capítulo hay un cronómetro con una cuenta atrás que son los días que faltan para que Sophia se marche de nuevo.

La narración está muy bien. Sobre todo porque ha creado una ambientación perfecta que hace que el lector se transporte de lleno a Tokio. Así que un día estaremos frente a la estatua de Hachiko; viviremos alguna costumbre japonesa, comidas, lugares, etc.

El lenguaje es sencillo; tiene algunas expresiones en japonés pero nada más que decir.

Los personajes son muy planos, había momentos en los que pensaba "No debe profundizar demasiado porque como la acción transcurre en siete días no pueden cambiar mucho" Pero al no tener ninguna evolución en ninguno de ellos, me he desesperado. Sophia o "Sofa" como la llaman sus amigos, es la protagonista principal una chica un poco harta de tener que mudarse cada dos por tres, no puedo decir más porque no la he entendido demasiado; debido a su carácter infantil. Solo sé que su mejor amiga era Mika y que no quería ver a Jamie. En cambio Jamie ha sido con el único personaje que he sentido un poco de empatía.

En definitiva, mi valoración final es la siguiente "Último verano en Tokio" ha sido una lectura sencilla con una ambientación increíble pero con unos personajes planos que no transmiten demasiado. Además al suceder la acción en siete días, sentía que se centraba demasiado en las descripciones como si le faltara espacio para rellenar el día. Tampoco es que sea una historia novedosa porque en juvenil lo que abunda es drama adolescente por todos lados. ¡Es un libro entretenido sin más!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
14distrito
 17 abril 2018
Con Una narración ágil y descriptiva nos metemos de lleno en una de las ciudades que no duerme. A pesar de tener una trama al principio diferente, cae en tópicos y encontramos un instalove que la autora intenta mitigar más adelante añadiendo recuerdos haciendo creer que esos sentimientos estaban ahí de antes. Los sucesos pasan rápido, teniendo en cuenta que la historia ocurre en apenas 7 días. Aunque para los lugares sea muy descriptiva, para los personajes se queda corta puesto que no sabemos casi nada de lo que piensa o siente nuestra protagonista haciendo que no entendamos sus acciones, ni las de ella ni el resto de personajes. Es una historia que entretiene y es lo que me llevo a pesar de los detalles negativos que he podido ir encontrando.
Enlace: http://bibliotecadeunaguerre..
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: literatura juvenilVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




Test Ver más

¿Cuánto sabes sobre Stephen King?

¿Cuál es su nombre completo?

Stephen Eward King
Stephen Edwin King
Stephen Edmond King

10 preguntas
12 lectores participarón
Thème : Stephen KingCrear un test sobre este libro
{* *}