InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Yani


Yani
08 septiembre 2018
Antes que nada: no tengo ningún problema personal con los libros infantiles. Me encantan y me llevo mucho mejor con ellos que con los juveniles. Mi disgusto, separación, enemistad o lo que sea con este libro tiene otras raíces y están en las palabras aventuras y Tom Sawyer. Es decir, todo el título. Ni las aventuras lograron divertirme y/o interesarme lo suficiente ni Tom Sawyer me pareció un personaje memorable para vivirlas… salvo por lo insoportable que es.

El libro está muy bien escrito y eso es indiscutible. No le falta ni el humor de Twain ni las pinceladas de su querido lugar natal en el espacio que crea para Tom y compañía. A través de las experiencias de los niños retrata el mundo de los grandes con mucha soltura y con bastante ojo crítico, sobre todo cuando se trata de asuntos religiosos. Tiene episodios memorables, como el de Tom pintando una valla a modo de castigo y algún que otro que no puedo mencionar porque sería un spoiler.

Los personajes son caricaturescos en sus acciones y en sus reacciones, no están matizados, y tal vez eso me ahuyentó un poco del libro mientras leía. Tía Polly es una histérica, Tom es un pendenciero, Huck es el chico que vive fuera de las normas (el único interesante), Sid es el delator, Becky Tatcher es la linda inútil. Y podría seguir. No me gustó en absoluto que, siendo un libro para jovencitos, la voz del narrador fuese tan fuerte. A lo largo de la historia, hay opiniones como el hastío que le producen al narrador las composiciones de las alumnas y la religiosidad de las mujeres, mientras que, como contrapartida, es hilarante que Tom mienta sobre sus conocimientos con tal de presumir frente a una chica. Para colmo estas cosas hacen un espejo en los diálogos entre los personajes, con declaraciones poco felices sobre el género femenino y las personas nativas o extranjeras. Me pareció muy contradictorio con lo que había leído sobre Twain y, si bien comprendo que siempre hay una construcción del narrador y que no tiene ninguna obligación de manejarse con sus pensamientos, me hubiera gustado encontrar una voz más simpática que pudiera llevar esta historia presuntamente infantil, además de romper un poco los conceptos preestablecidos. Acepto que se desliza que la educación tiene mucha influencia en la manera de comportarse (“así está en todos los libros”, dice un personaje en determinado momento), pero explicárselo a un niño lector no es nada simple.

Este es mi humilde justificación sobre la mala impresión que me dejó este libro, con la esperanza de que una relectura me ayude a editar la reseña y volverla más positiva.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}