InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Carlos Abreu Fetter; (Traductor)
ISBN : 8401019818
Editorial: Plaza&Janés (03/05/2018)

Calificación promedio : 3.64/5 (sobre 107 calificaciones)
Resumen:
«¿Quieres leer algo bueno? Si te gusta lo que escribo, te gustará El Hombre de Tiza, de C. J. Tudor.»STEPHEN KING Hay juegos que solo tienen un final posible. Un thriller oscuro e inteligente. Uno de los mejores libros de 2018 para The Guardian. Echando la vista atrás, todo comenzó el día del terrible accidente durante la feria, cuando Eddie, de doce años, conoció al Hombre de Tiza. Fue el Hombre de Tiza quien le dio la idea de los dibujos: una manera de dejar me... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (74) Ver más Añadir una crítica
MonicaM
 12 junio 2018
Antes de comenzar este post, quiero agradecer a Penguin Random House y a megustaleer por el ejemplar. ¡Muchísimas gracias!
Ahora vamos a por la opinión personal, como sabéis, soy una fanática del thriller. Esta historia no iba a ser menos, tenía que leerla.
Me ha encantado. Comenzamos con un asesinato, que esto no se sabrá hasta que avancemos mucho en la historia.
Es una historia muy lenta para ser un thriller, aún así tiene su encanto.
Encontramos a Eddie, el protagonista. Es éste quien narra la historia.
La historia está narrada en dos fechas: 1986: Eddie, tiene doce años y 2016: el protagonista tiene cuarenta y dos.
No sé con que fecha quedarme, curiosamente, siempre me ha gustado más el pasado, así que, me quedo con 1986, me parece mucho más curioso, me atrae más saber que pasó en el pasado.
Todo comienza, cuando surge moda de pintar muñecos de tiza blanca. Es aquí, donde comienza todo.
Tras aparecer una niña asesinada, la ola de crímenes es un no parar. Cuando aparecen los asesinatos, encontramos más muñecos pintados de tiza blanca.
Los personajes, son complejos, la historia está llena de culpables, a medida que avanzas llegas a pensar que no te crees nada de nadie, que no te fías de nadie.
Este misterio, ocurrió hace treinta años, tras estos años, Eddie, cree haberlo superado. Se equivoca. El pasado siempre llama dos veces.
Nuestro protagonista recibe una carta, sus amigos cree tratarse de una broma de mal gusto, Eddie, sabe muy bien que no es una simple broma.
Recomiendo este libro a todxs aquellxs lectorxs que les guste el thriller, aunque como toda novela negra, pensaba que entraría en juego detectives y policías. Cabe destacar, el poco protagonista que Tudor le da a la policía.
La pluma de Tudor es sorprendente, es elegante, paciente, sabe crear escenas y no tocarlas hasta pasados un par de capítulos.
Los saltos en el tiempo de pasado a presente, me encantan.
Los capítulos son más o menos cortos, para ser un thriller, los capítulos son los necesarios, para mi gusto.
Os recomiendo este libro tan criticado, la autora me ha sorprendido gratamente, tras ser su primera historia, he de confesar que no pienso perderme ningún libro que publique.
Actualmente, o eso cuenta en su biografía, se dedica a escribir. Por favor, Tudor, no dejes nunca de escribir este género.
Es uno de los thrillers que me ha gustado más, la elegancia, la paciencia, el misterio, la tensión, las situaciones en las que se ven envueltos. Tudor hace que viajes hasta ese parque, que veas lo que está sucediendo con lujos de detalles, las descripciones las consigue de manera increíble.
Del final, sabéis que no me gusta hablar, no me gusta hacer spoiler, así que, tendrás que leértelo para saber como acaba.
Hacía tiempo, que no me sucedía esto, por un lado quería acabarlo para saber el final y que todo el misterio se resuelva. Por otro, no quería saber el fin, echaré de menos a Eddie y a todos los personajes, excepto a algunos que no me han gustado.
Si vas a leerte el libro, recuerda: nada de esto es lo que parece ser. Ningún personaje es lo que parece.
Un último apunte más, la portada. Es increíblemente bonita, la textura, el color, el toque de tiza, lo hace aún más realista y más atractiva al lector que vaya a adquirir el ejemplar.
El tacto y el relieve de las letras me encanta, me hace viajar a mi infancia, cuando aún usaban la tiza blanca. La portada en la parte central parece sucia por la tiza, es cuando, cogíamos una tiza y nos manchábamos las manos o veíamos a nuestros profesores ensuciarse la blusa o la camiseta. El efecto está muy conseguido. Quizás sea la portada lo que me hizo querer leer la historia, la sinopsis también atrae y crea en el lectxr ese punto de misterio.
Os cuento más, cuando leí que el autor Stephen King, había recomendado el libro diciendo que si nos gustaba lo que escribe nos iba a gustar esta historia, la verdad que me puso un poco nerviosa, porque tengo entendido que el autor escribe sobre historias de terror. No conozco su forma de escribir, el género de terror aún no me he aventurado a probarlo. Algún día quizás me atreva.
Por último, quiero dar las gracias de nuevo a Penguin Random House y a megustaleer por el ejemplar.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
MisLecturas
 25 julio 2020
"Todos tenemos secretos. Todos somos culpables de algo. Y los niños no son siempre tan inocentes." Tan solo estas tres sencillas y contundentes frases que aparecen en la sinopsis me bastaron para decantarme por la lectura de este libro. Hoy os traigo mis impresiones sobre "El hombre de tiza", la novela debut de esta autora que no ha resultado ser lo que esperaba. Con esto no digo que sea un mal libro, sino que no llega a ser tan escalofriante como prometía y el potencial suspense se difumina conforme avanzamos en el argumento, además de que la trama tiene puntuales reminiscencias, aunque con menos originalidad y salvando las distancias, de otras novelas como It o Insomnia de Stephen King, o de series como Stranger Things o Los Goonies.

"El hombre de tiza" es una novela de intriga psicológica y ritmo sosegado que cuenta con una estructura articulada en dos líneas argumentales alejadas en el tiempo, donde pasado y presente se irán entretejiendo y complementando entre sí para rellenar lagunas a medida que la trama se va complicando y, finalmente, dejar resuelto todo el misterio. Esta historia cuenta con un narrador protagonista, el de Eddie Adams, y trata, grosso modo, de cómo pueden afectar a tu vida adulta los terribles sucesos acontecidos en la infancia y que las acciones inocentes pueden tener terribles consecuencias.

Anderbury, 1986. Todo dejó de ser normal el día que comenzó la feria. Ese fue el punto de inflexión, el instante en el que todo cambió. Aquel verano Eddie y su pandilla de amigos, Gav, Mickey, David y Nicky, tienen el beneplácito de sus progenitores para ir a la feria por su cuenta, sin un adulto que los supervise. Son muchachos de doce años que lidian con las inseguridades de su edad y con las hormonas en plena efervescencia, ansiosos por disfrutar del puntual evento. al montarse en una de las atracciones, Eddie pierde su billetera y, ante el temor de la reprimenda que le caerá por parte de su madre, se aleja del grupo mientras la busca. Sin pretenderlo, nuestro protagonista se convierte en testigo de un espantoso accidente en una de las atracciones de feria. Este hecho le permite conocer al señor Halloran, que será el nuevo profesor de su escuela cuando comience el curso. Este hombre albino y enigmático le habla de un código secreto de figuras de tiza. La pandilla de Ed se muestra entusiasta ante la ingeniosa idea e inventan un código propio para comunicarse entre ellos: usarán esos monigotes para dejarse mensajes secretos. Fue en ese momento cuando los hombres de tiza empezaron a cobrar vida e irónicamente el juego se tornó siniestro. Cada uno tenía su propio color de tiza asignado, lo que les permitía identificar al emisor del mensaje. Hasta que un día aparecen unos hombres de tiza de color blanco que guían a la pandilla hasta el bosque, donde hacen un macabro descubrimiento: el cuerpo de una joven que ha sido desmembrado…

Han transcurrido treinta años y nos encontramos con un Ed cuarentón, profesor de inglés soltero que aún vive en la casa de su infancia. Eddie acaba de recibir una carta anónima con un mensaje claro: una figura de palo con una soga al cuello. No hay texto, pero el dibujo viene acompañado de una tiza de color blanco. Nuestro protagonista se ha pasado tres décadas evitando pensar en lo que ocurrió cuando era un niño, encapsulándolo en el apartado más oscuro y recóndito de su mente, pero ha llegado la hora de enfrentarse a sus miedos, tratar de lidiar con ellos. Poco a poco las grietas de esas viejas heridas del pasado que marcaron su vida y la de sus amigos, se irán abriendo y haciéndose más profundas de lo que él pensaba.

Gracias a una prosa sobria y asequible a cualquier lector, nos adentraremos en una historia llena de culpa en la que su autora ha logrado capturar la magia de los años ochenta y recrear, con las pinceladas suficientes como para evitar ralentizar la lectura, el ambiente cerrado y aburrido de una pequeña comunidad con sus secretos y mentiras, sus rumores e hipocresía. Evidenciando que los rumores son como los virus: se propagan y multiplican en un abrir y cerrar de ojos y, cuando menos te lo esperas, todo el mundo está infectado.


Las líneas de tiempo dobles son el recurso utilizado por esta autora para aumentar el suspense, pero a pesar de contar con una premisa muy atractiva, la tensión se irá difuminando a medida que avancemos en su lectura. No es una novela de ritmo frenético en la que destaquen enérgicos giros argumentales, y ciertos aspectos del desenlace final me han resultado de poca credibilidad. Las pesadillas vívidas que acosan a su protagonista principal podrían haberse obviado porque no aportan nada a la trama, aunque son un intento para crear cierta atmósfera de terror.

El elenco de personajes es muy reducido, lo que da pie a que el lector haga mil conjeturas y sospeche de cualquiera de ellos. C. J. Tudor ha logrado crear a un protagonista principal taciturno, un tipo antisocial de existencia solitaria y rutinaria con un grave problema de alcoholismo, un personaje gris y defectuoso, que cree haber dejado atrás su pasado, con el que no he llegado a empatizar en ningún momento. El resto de personajes secundarios están escuetamente pincelados, lo suficiente para que el lector sepa de quién se trata en cada momento y no pierda detalle.

Sintetizando: "El hombre de tiza" es una novela de suspense, de fácil lectura y ritmo contenido, en la que nada es lo que parece y todos ocultan algún secreto. La infancia de unos niños se truncó aquel verano de 1986, cuando un inocente juego se complicó. Aquel acontecimiento convirtió a la pandilla de Eddie Adams en las personas que son hoy. Una historia muy bien escrita y bajo la que subyacen otros temas como el aborto, las agresiones sexuales, el maltrato o el Alzhéimer.

Enlace: https://www.mislecturas.es/2..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Nedyah
 28 mayo 2018
El Hombre de Tiza ha resultado ser un thriller diferente con unos ingredientes poco frecuentes en el género y que hacen que la lectura vuele entre tus manos. Es uno de esos libros que te hacen dudar de todos los personajes y que, una vez se descubre al asesino, te quedas igualmente de piedra pese a haberte planteado esa posibilidad con antelación. La autora tiene la habilidad de crear un ambiente donde todo es posible, donde todos los personajes ocultan secretos y actúan de forma tan misteriosa y poco común y que hacen que el lector tenga siempre la antena de la duda oscilando sin parar. Y, con todo, la identidad del asesino te sorprende igualmente, y es algo con lo que disfruto mucho en este tipo de novelas. Eso de ir con al sospecha de un personaje a otro, y que al final te parezcan todos a la vez culpables e inocentes, hace que cobre más emoción y me lo pase en grande jugando al gato y al ratón literario xD.
En esta novela conocemos a Eddie Adams, que nos narra en primera persona su historia a través de capítulos alternos en dos épocas diferentes: el presente, en 2016, y el pasado, en el año 1986, el año que marcó la vida de Ed y la de sus amigos para siempre. Con tan solo 12 años, Ed y sus amigos descubrieron el cadáver de una joven en el bosque y ese suceso marcó a todo el pueblo y a sus habitantes. Con el paso de los años, el recuerdo de los asesinatos del 86 se irán quedando en el olvido, pero Ed no podrá olvidar tan fácilmente y en la actualidad seguirá teniendo muy presente todo lo que ocurrió y lo que provocó que encontrasen el cadáver descuartizado de la joven.
En el momento actual, con la llegada de un viejo amigo, los recuerdos de ese año volverán a golpear a Eddie, obligándole a desenterrar viejos recuerdos y pesadillas para darle por fin sentido a todo lo que ocurrió, desenmascarando al verdadero asesino y, de paso, perdonándose a sí mismo por los errores que cometió.
Esos saltos entre el presente y el pasado hacen que la historia adquiera una tensión bien marcada y el lector se sumerja de lleno en una trama de suspense y misterio desde el punto de vista de uno de los personajes implicados, y no desde el punto de vista de una investigación policial como suele ser habitual. de esta forma, el lector se siente más cercano al personaje principal y a las costumbres y actitudes de los habitantes del pueblo ante los hechos que van acaeciendo. Es un libro lleno de secretos. Todos los habitantes del pueblo esconden algo, por nimio que sea, y provoca que el lector esté en constante alerta, buscando cualquier pista, cualquier indicio que le acerque más a la verdad y a la identidad del asesino. Además, tuve la oportunidad de colaborar con la editorial con el envío de un ejemplar antes del lanzamiento oficial de la novela, y la edición no venal viene con un diseño de portada de los más original y curioso, y también acorde a la temática de la historia, con una portada de pizarra con el juego del ahorcado para ir probando a adivinar la identidad del asesino mientras leemos. Así que eso también ha hecho que la lectura haya sido mucho más divertida, amena y entretenida.
En cuanto a los personajes, la verdad es que no sabemos mucho de la mayoría de ellos, salvo lo esencial y que va soltando la autora poco a poco para crear dudas e incertidumbre. El único que conocemos más en profundidad es Ed, nuestro narrador y protagonista y, aún con eso, os aseguro que es un personaje que no deja de sorprender y que es más complejo de lo que aparenta.
La ambientación, como ya mencionaba, es algo que también me ha gustado mucho. La autora refleja muy bien lo que significa vivir en un pueblo sureño y religioso en 1986, con Ed en una familia donde su madre se dedica a ayudar a jóvenes que necesitan abortar y cómo sufren ataques y odio por ello. También vemos cómo los niños disfrutan y se divierten en aquella época, lejos de aparatos electrónicos, montando en bici, jugando en el parque, etc., pero también nos encontramos con el bullying, una constante que no ha cambiado con el paso de los años. Aunque parezca que no guarda relación ninguna con el presente de la historia, todo lo que le ocurre a Ed, a sus amigos y a su familia en 1986, marca y repercute en el futuro de todos y cada uno de ellos, en su forma de ser y en cómo terminan con el paso de los años. Todo está relacionado.
Como punto negativo, mencionar nada más que, en ocasiones, la narración se vuelve algo lenta porque hay momentos marcados por mucha tensión y suspense y otros en los que no ocurre absolutamente nada. al menos a primera vista porque sí, hay momentos de la narración algo aburridos y que parecen innecesarios, pero una vez que llegas la última página de la novela entiendes porqué la autora se ha detenido en explicar cosas que parecían más bien de relleno. Así que, aunque a veces sintamos que la autora se va por las ramas... tengamos paciencia porque es muy necesario para el final.
En resumen, 'El Hombre de Tiza' es una novela que mezcla varios géneros como el suspense, el terror psicológico y el thriller con mucho acierto. Lo mejor de todo es la capacidad de la autora de hacer dudar de todos los personajes a medida que se van construyendo los hechos y que nosotros, como lectores, vayamos atando cabos para tratar de adivinar al escurridizo culpable. Es una trama que ha conseguido sorprenderme con unas páginas finales imprevisibles y con una voz narrativa que transmite muy bien la intriga y los miedos de su personaje.

Enlace: https://eraseunlibro.blogspo..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
anapeig
 06 octubre 2019
El Hombre de tiza nos cuenta la historia de Eddie, un chaval de 12 años y su pandilla en la época de los ochenta. Un profesor le enseña a Eddie una forma de comunicarse entre ellos mediante dibujos con tizas, lo que para ellos es un juego se convierte en algo más serio cuando un dia aparecen unos dibujos de tiza que les llevan a descubrir el cuerpo de una chica descuartizado, la investigación de entonces encontrará un culpable pero...
Pasados 30 años Eddie recibe la llamada de uno de sus viejos amigos de la pandilla, éste afirma saber el verdadero asesino de la chica y quiere escribir un libro sobre los sucesos que ocurrieron cuando eran niños, así que los dibujos de tiza que Eddie ya creía olvidados vuelven a cobrar importancía en su vida.
El libro me ha gustado bastante, no soy super fan del género pero de vez en cuando me gusta leer algún libro así, y claro es muy fácil pillarme, así que hasta el final no tenía ni idea de quien era el asesino.
El libro esta contado en dos tiempos, cuando Eddie es un niño, y en 2016 cuando Eddie tiene 42 años. Me gusta mucho esta forma de contar las historias alternando pasado y presente y más cuando está tan bien estructurada como esta que no te pierdes en absoluto.
También me ha gustado mucho el cambio de registro bien diferenciado de cuando leemos a Eddie niño y a Eddie adulto, la verdad es que los personajes estan muy bien construidos y son muy creibles, con sus personalidades muy bien definidas, con sus problemas, sus miedos, sus diferentes formas de expresarse y sobre todo la evolución que podemos ver.
Además trata temas muy interesantes, como el tema del aborto en los años 80, la influencia de la iglesia, los malos tratos, hasta el amor prohibido y sus consecuencias.
Especial mención al personaje del profesor Halloran que ha sido mi favorito, tan misterioso tan especial.
En resumen, es un libro muy entretenido y ameno, se lee rápido y tiene unos giros muy interesantes.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
elrincondelharlequin
 22 junio 2018
El hombre de tiza” me ha parecido un thriller muy adictivo y entretenido. En ningún momento ha llegado a aburrirme durante su lectura, al contrario, la intriga y el misterio de la historia han hecho que casi no pudiese soltarlo hasta devorarlo por completo.
La historia nos presenta a la pandilla de Eddie Adams, nuestro protagonista. Seguro que todos, alguna vez, hemos formado parte de algún grupo de amigos especiales con los que nos hemos divertido jugando de pequeños. Pues así era la pandilla de Eddie. Sus cinco miembros eran: Gav el gordo, Metal Mickey, Hoppo, Nicky y Eddie Munster. Cada uno ellos eran conocidos con el mote que había sido elegido por el resto de la pandilla, excepto Nicky, ya que a las chicas no hay que ponerles motes.
Eddie nació en un pueblo pequeño y tranquilo, donde todos se conocen y nunca ocurre nada raro, o eso parecía, hasta que llegó el Hombre de Tiza.
El Hombre de Tiza enseñó a Eddie un juego con el que poder comunicarse con sus amigos utilizando tizas. Todo era muy divertido, hasta que empezaron a aparecer misteriosos dibujos pintados por alguien que no era del grupo.
Un día estos dibujos condujeron a los chicos al peor destino posible, el cuerpo sin vida de una chica. El juego tenía que acabar.
Ahora estamos en 2016, Eddie se acaba de levantar y va a recoger el correo antes de irse a trabajar, como todas las mañanas, pero hay algo raro esta vez. Las cartas caen al suelo y solo queda una en las manos de Eddie. En ella hay una tiza y un papel con un hombre de tiza dibujado.
El juego no ha acabado, todo lo contrario. Nuestra pandilla nunca dejó de jugar.
Hasta aquí puedo contaros. Seguro que muchos os habéis quedado con la intriga de que pasará con Eddie y su pandilla. ¿Conseguirán estos descubrir quién está detrás de los incidentes con tiza?
Para saber más tendréis que leer la historia completa.
El hombre de tiza” me ha encantado, de principio a fin. La historia me ha gustado mucho. Me ha parecido muy original y diferente de los thriller que suelo leer. La autora me ha tenido engañada toda la trama hasta llegar a un final que, en mi opinión, ha sido sorprendente e inesperado.
La narración de la historia me ha parecido muy ágil, rápida y adictiva. Esto se debe a la división temporal que hace la autora en el libro. Por un lado Tudor nos muestra que ocurrió antes de los incidentes de tiza, en el año 1986, en el pasado de Eddie. Y por otro se nos muestran los incidentes que están teniendo lugar en el presente de Eddie, en el año 2016.
La autora nos engancha a la trama a través de un juego maestro que hace con la temporalidad de la historia. No sabemos nada de lo ocurrido ni por un lado ni por el otro tenemos que ir descubriendo la verdad desde los dos frentes, gota a gota. Cuando una parte se pone interesante en 1986 la autora rápidamente nos deja con la intriga y nos manda a 2016. Esta técnica ha hecho que en muchos momentos esperar el cambio de un año a otro haya sido un sin vivir.
Los personajes no se han quedado cortos tampoco. En la historia encontramos una gran variedad de ellos. Podemos ver como son en el pasado y lo que han cambiado y evolucionado en el presente. Este cambio lo he vivido, sobre todo, en los niños que forman la pandilla de Eddie. Ya que son con los que pasamos más tiempo en la historia, ves como han crecido, han madurado y se han hecho adultos.
Uno de mis personajes favoritos ha sido la madre de Eddie. Me ha gustado mucho ver como la autora ha representado esto, mostrándonos la fuerza y el peso que tienen las madres en la familia, a pesar de tener un trabajo.
El libro también nos plantea temas polémicos como los primeros trabajos para mujeres fuera de casa y el aborto, en el año 1986. Es interesante ver como estos temas, a pesar de ser bastante antiguos, siguen debatiéndose y discutiéndose actualmente.
Como curiosidad, deciros, que la autora es muy fan de las historias de Stephen King por lo que a lo largo del libro podremos ver algunos guiños que ha hecho a este escritor. En mi caso he visto los hechos a la obra “It”. Ya me contareis si identificáis alguna otra obra del autor en el libro.
Enlace: https://elrincondelharlequin..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10

Las críticas de la prensa (1)
larazon04 mayo 2018
El tipo de intriga psicológica que permite sorprender al lector con un relato duro desde la perspectiva de un niño que despierta a la vida con sorpresa y aflicción.
Leer la crítica en el sitio web: larazon
Citas y frases (55) Ver más Añadir cita
Laura_GaMoLaura_GaMo14 noviembre 2020
Hᴀʏ ᴄᴏsᴀs ᴇɴ ᴇʟ ᴠɪᴅᴀ ϙᴜᴇ ᴘᴏᴅᴇᴍᴏs ᴀʟᴛᴇʀᴀʀ﹣ ɴᴜᴇsᴛʀᴏ ᴘᴇsᴏ﹐ ɴᴜᴇsᴛᴇᴏ ᴀsᴘᴇᴄᴛᴏ﹐ ɪɴᴄʟᴜsᴏ ɴᴜᴇsᴛʀᴏ ɴᴏᴍʙʀᴇ﹣﹐ ᴘᴇʀᴏ ʜᴀʏ ᴏᴛʀᴀs ᴄᴏsᴀs ϙᴜᴇ ɴᴏs ʀᴇsᴜʟᴛᴀ ɪᴍᴘᴏsɪʙʟᴇ ᴍᴏᴅɪғɪᴄᴀʀ﹐ ᴘᴏʀ ᴍᴀ́s ϙᴜᴇ ʟᴏ ᴅᴇsᴇᴇᴍᴏs﹐ ɪɴᴛᴇɴᴛᴇᴍᴏs ᴏ ɴᴏs ᴇᴍᴘᴇɴ̃ᴇᴍᴏs ᴇɴ ᴇʟʟᴏ. Esᴀs sᴏɴ ʟᴀs ᴄᴏsᴀs ϙᴜᴇ ɴᴏs ᴅᴇғɪɴᴇɴ.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         30
PinkyPinky31 julio 2018
No. Nadie está realmente preparado para la muerte, para algo tan infinito. Como seres humanos, estamos acostumbrados a controlar nuestra vida. A prolongarla, hasta cierto punto. Pero la muerte no admite discusión. Ni alegato final, ni apelaciones. La muerte es la muerte, y tiene todas las cartas en la mano. Incluso si consigues engañarla una vez, no te dejará ponerla en evidencia de nuevo.
Comentar  Me gusta         20
AlmaLectoraAlmaLectora04 julio 2018
Creemos que queremos respuestas. Pero lo que queremos en realidad son las respuestas correctas. Así es la naturaleza humana. Hacemos preguntas que esperamos que nos conduzcan a la verdad que queremos oír. El problema es que uno no puede elegir sus verdades. La verdad tiene la tozuda costumbre de ser simplemente la verdad. Nuestras opciones reales se reducen a creer en ella o no
Comentar  Me gusta         10
Susana22Susana2214 junio 2018
Mi vida ha estado definida por las cosas que no he hecho, que no he dicho. Creo que a mucha gente le sucede lo mismo. Lo que nos define no son nuestros logros, sino nuestras omisiones. No las mentiras; simplemente las verdades que callamos.
Comentar  Me gusta         20
BibliotecariarecomiendaBibliotecariarecomienda12 junio 2018
De eso se trata, Eddie. Tienes que entender que ser buena persona no consiste en entonar cánticos o rezarle a un dios mítico. Tampoco en llevar una cruz o ir a la iglesia todos los domingos. Ser buena persona depende de cómo tratas a los demás. Las buenas personas no necesitan una religión, porque saben en su fuero interno que hacen lo correcto.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: ThrillerVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

Encuentra la pareja

Empezamos con una fácil: Sherlock Holmes

El inspector Lestrade
El doctor Watson

10 preguntas
95 lectores participarón
Thèmes : novela negra , novela policíacaCrear un test sobre este libro
{* *}