InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de cristhianparedes


cristhianparedes
31 agosto 2018
Javier Traité, en su tradición personal de divulgación de hechos históricos sazonados de guiones y ficciones divertidas para hacer más amena la lectura, nos trae (pun intended) este libro con historias de los conquistadores y exploradores que no brillaron entre los Cortés, Pizarro, Balboa, Colón pero que de una u otra forma, hicieron impacto y mella en ese largo trajinar que implicó la conquista de América.

Tenemos, entre otros, a los hermanos (e hijo mayor) de Cristóbal Colón, Francisco Hernández de Córdoba, Vespucio, Pánfilo de Narváez y otros tantos cuantos poco brillantes exploradores.

El libro entretiene, no voy a mentir, pero el humor que tiene Javier es muy ondulante y no siempre hace click. A veces me parece muy divertido, siendo los diálogos lo mejor:
Desde el interno de Américo con Vespucio hasta el de Pizarro para llevarse preso a Nùñez de Balboa pasando por una joya enmarcada por un jefe Tahino y un encomendador.
Pero otras tantas es soso, blando y que a la larga parece que solo ocupa más espacio del que debería dedicarse a ese tramo que alarga y alarga y alarga.

Mención aparte merecen los mapas, una delicia.

¿Vale la pena leerlo? Yo digo que sí. El humor es tremendamente subjetivo y lo que me pareció o no gracioso puede serlo mucho o nada para alguien más, pero no lo sabrá hasta no probarlo. Mi sugerencia es que lo encuentren en una librería y busquen el ¿segundo capítulo? que es el de Américo Vespucio y le den una leída. No debe tomarles más de 10 minutos. Si les gusta, es compra segura. Si les parece regular/normal, cómprenlo también, no está de más. ¿No les hizo conexión? Ya está chabón, te ahorraste una plata.

Lo que es cierto también, es que detrás de ese humor, hay datos y fechas y sucesos que bien o mal, como hispano hablantes e hijos de la conquista, deberíamos tener, cuando menos la intención, de saber. Por ejemplo yo, por razones personales, amé las partes de Hernández de Córdoba y de Juan de Grijalva (ft. Antón de Alaminos y Pitbull) ya que toca partes que conozco muy bien como Potonchan, Campeche, Yucatán, Cozumel y Campeche.

Me dejo la advertencia de muchos que veo que lo reseñan haciendo ojos al cielo por el lenguaje que se usa y algunas referencias sexuales. Ustedes sabrán sin lo comparten con sus hijos, me da igual.

4/5
Comentar  Me gusta         20



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}