InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Lalectora


Lalectora
12 marzo 2020
"Me hace feliz que estés aquí conmigo. Aquí al final de todas las cosas, Sam".

Cuando leí por primera vez El Señor de los Anillos, hace ya más de 20 años, me marcó tanto que me obsesioné, de esa forma en que solo una adolescente puede hacerlo. Leía todo lo de Tolkien que cayese en mis manos y hasta llegué a intentar a aprender élfico 🤦‍♀️.

Con los años he ido apreciando con cada relectura nuevos aspectos que debido a la urgencia de la adolescencia se me escaparon aquella primera vez. En este caso, con la última parte de la historia, El retorno del rey, como ya conté en mi anterior publicación, he tenido la suerte de contar con la lectura complementaria de Un hobbit, un armario y una gran guerra de Joseph Loconte, que me ha hecho ver la historia con otros ojos y comprender aún mejor a los personajes y el porqué de algunas cosas.

Destacaría especialmente el hecho de que seres en apariencia insignificantes, como los hobbits, con su pequeño tamaño, sus caras regordetas y su pasión por la comida y la vida tranquila tengan un papel tan importante y decisivo en toda la obra, demostrando que las personas de las que menos podemos esperar, son a veces las que acaban haciendo las cosas más grandes. Y ahora sé que Tolkien se inspiró en aquellos soldados rasos, hombres normales, con los que convivió en las trincheras durante la Gran Guerra, siendo testigo de su coraje bajo el fuego enemigo. Como él mismo dijo, 《los hobbits fueron hechos pequeños para mostrar mediante criaturas de muy escasa potencia física el asombroso e inesperado heroísmo de los "hombres normales" en caso de apuro》.

Comentar  Me gusta         30



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(3)ver más




{* *}