InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de erick_ascencio


erick_ascencio
27 abril 2020
Angie Thomas es una de las autoras que más me moría por leer ya que su primer libro, El odio que das, fue tan fucking famoso que indudablemente entró a mi wishlist y aunque la pobreza haya hecho de las suyas y aún no lo lea, eso no es impedimento para que tuviera hype con la autora y cuando Puck publicó su segundo libro supe que tenía que leerlo.

Bri es una chica de 16 cuyo mayor sueño es ser la mejor rapera, pero para lograrlo tiene un largo camino: empezar de cero, iniciar en el ring sus primeras batallas, lograr que alguien ponga la atención necesaria en ella, grabar una canción, hacerla viral y finalmente conseguir un contrato millonario. Con esto podría pagar las cuentas pendientes y tener la estabilidad económica que su familia tanto necesita, pero ¿qué pasa cuando tus sueños empiezan a volverse realidad y no precisamente de la forma en la que esperabas? Bri consigue que una de sus canciones sea popular y esta podría ser la oportunidad que tanto esperó, salvo que su rap ha generado confusión y muchos la tachan de violenta, pandillera y traficante; el dilema viene cuando se cuestiona si dar esa imagen es la única manera de poder brillar o hay otro camino del que ella no está enterada.

Hablando de la trama quisiera decir que es tan sencilla como está en la sinopsis, que seguimos a Bri pasar toda una travesía para convertirse en una rapera reconocida y que, tras el golpe de suerte, su vida y la de su familia cambian de manera radical. Pero no. Lamentablemente no es así porque Bri vive en un barrio donde, si no eres parte de alguna pandilla, tus probabilidades de crecer son pocas. Y si le sumamos que la dinámica familiar de nuestra protagonista es inestable, tenemos una gran trama donde desarrollarnos. de hecho, entre los temas que Angie Thomas decidió tocar tenemos el tráfico de drogas, las pandillas, la drogadicción, las malas influencias, el fracaso, la pobreza, la desesperación y evidentemente el RACISMO.

Siendo un poquito críticos con la trama y quizás quedaré como estúpido al ser el único que mencione esto, pero la historia me pareció muy cliché y falta de originalidad. Sé que nunca sobran historias con protagonistas de color y con temas raciales, pero la manera en la que se hizo aquí, desde mi perspectiva, dejó mucho que desear. El hecho que la mayor y única aspiración de Bri fuera ser rapera porque estaba segura que con eso salvaría a su familia fue, mmm, absurdo y hasta cierto punto sentí que se encasilló a que determinada música es para determinado grupo y pues no. Igual no entendí cuál fue el objetivo de darle tanto peso al rap, en ningún momento sentí que fuera algo auténtico y sí lo sentí como algo para caracterizar a las personas de color. Llámenme loco, pero esa fue la percepción que me dio.

Eso sí, que no se diga que faltó representación, tenemos personas de color (que bendita sea la autora, son la mayoría y los blancos ocupan un mínimo porcentaje y solo están para rellenar espacios vacíos o para hacer lo que mejor saben hacer, cagarla, de verdad un acierto total), de la comunidad LGBT+, y los demás están cero heteronormados. La creación de cada personaje (físicamente) fue muy buena y nada de lo que quejarme en ese aspecto, pero en realidad los sentí vacíos y hechos para gustar, para que nada se le quedara fuera y para mí fue un no.
Brianna, nuestra protagonista. Con ella me fue imposible conectar, sus aspiraciones me parecían irreales y su comportamiento nunca lo comprendí, era como estás viendo qué pasa y, en lugar de ser racional, vas y haces lo que demás (los blancos que te señalan) esperan que hagas para empeorar la situación, con la vil justificación de "no me controlé". Eso resume a la perfección a nuestra protagonista. Y sé que es parte de su personalidad y está hecha así por una razón, pero no pude evitar imaginarla en la vida real haciendo lo que hizo solo porque sí, es frustrante.
Los amigos de Bri, Malik y Sonny. Son los amigos que todos merecemos en la vida. Sobre todo Sonny. Fin.
La familia de Bri. Es disfuncional, su padre fue asesinado por un ajuste entre pandillas y después de eso su madre cayó en el mundo de las drogas, por lo que pasó la mayor parte de su infancia con sus abuelos prejuiciosos. al momento en que se desarrolla la historia, Jay (su madre) lleva 8 años en abstinencia y Trey (su hermano) tiene un título universitario y un trabajo en un sitio de pizza por falta de oportunidades. Y no pude evitar sentir que mi corazón se partía y llenaba de esperanza al ver la actitud positiva y luchadora que adoptan. En serio soy fan.

De la narrativa tengo poco que mencionar, pues se me hizo súper fluida y en ningún momento me aburrí de leer, por lo que es fácil de terminar. Lamentablemente tenemos una parte negativa, la que me duele y quema por dentro porque esperaba que las palabras de Angie Thomas calaran duro dentro de mi ser y lo que encontré fueron palabras buscando poder, intentando ser fuertes y darle sentimiento a una historia llena de clichés y de la que fácilmente puedes desprenderte. Independientemente de lo anterior, sí logra su cometido de sumergirte en los problemas de una chica que vive en un barrio pobre y las etiquetas que esto conlleva.

En resumen, Hora de brillar es un libro como pocos ya que se adentra en lo que es vivir en un barrio, en la pobreza, la desesperación y lo fácil que una mala decisión puede llevarte a perder tu esencia. Sin embargo, la forma de guiar un tema tan sensible no fue la adecuada, la narrativa dejó mucho que desear y aún con todos estos imprevistos, logra llegarte profundo y te es imposible no sentir el contexto de la historia. Aunque decepcionado, sin dudas me quedo con ganas de más de Angie Thomas.
Enlace: https://laspaginasdeerick.bl..
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro




{* *}