InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTest
ISBN : 8416537348
Editorial: Hoja de Lata Editorial (25/06/2018)

Calificación promedio : 4.36/5 (sobre 7 calificaciones)
Resumen:
Los Ashby son terratenientes ingleses dedicados a la cría de caballos. Siempre han vivido en el pequeño pueblo de Clare y llevan una vida apacible capitaneada por la tía Bee, quien se ocupa de sus cuatro sobrinos tras el fallecimiento de su hermano y su nuera. El dolor por la pérdida de los padres y por la desaparición de un sobrino mellizo en extrañas circunstancias parece ya superado por los años y por días llenos de buena armonía familiar.

Pero jus... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (6) Ver más Añadir una crítica
Inquilinas_Netherfield
 24 July 2021
La última vez que os hablé de Josephine Tey fue con el que es mi libro favorito de la autora, La hija del tiempo, y aunque tengo en la estantería todos los libros que la editorial Hoja de Lata ha ido sacando suyos, por unas cosas o por otras se me han pasado varios años sin volver a leerla. Como tenía para elegir, me he decantado por Patrick ha vuelto, del que leí excelentes opiniones en su día y de las que a estas alturas no recordaba nada concreto salvo que eran muy positivas, como debe ser... Precisamente por eso, porque lo mejor es no saber nada de nada, todo lo que os cuento en esta especie de sinopsis personal que hago siempre se dice nada más comenzar el libro, así que no hago ningún tipo de spoiler, palabrita de honor.

Los Ashby viven en Latchetts dedicados a la cría de caballos, negocio que unos años va mejor que otros y que les permite vivir bien sin mayores holguras. La cabeza de esta singular familia es Bee, que quedó al cuidado de sus cuatro sobrinos tras el fallecimiento de su hermano y su cuñada en un accidente de avión ocho años atrás... bueno, en realidad quedó al cuidado de cinco sobrinos, pero el mayor de ellos, Patrick, que por entonces contaba 12 años, se suicidó poco después de la muerte de sus padres. Han salido adelante, y en seis semanas Simon, gemelo de Patrick, cumplirá 21 años y heredará el patrimonio de los Ashby... o eso creen todos, porque de repente aparece un joven asombrosamente parecido a Simon que dice ser Patrick y, por tanto, el inminente heredero de la pequeña fortuna Ashby al ser el hermano mayor. Cada miembro de la familia se enfrenta al acontecimiento como mejor sabe: unos con emoción, otros con reserva y otros con naturalidad. Simon, que lo pierde todo de la noche a la mañana, es el único que se niega a reconocer a este joven como su hermano gemelo... y tiene toda la razón del mundo, porque el lector sabe desde el principio que en esa casa ha entrado un estafador y que ese chico tímido, reservado y atractivo tiene tanto de Patrick como el hijo del lechero. Pero este es solo el comienzo, no se vayan todavía... ¡aún hay más!

Bueno, una vez puestos en situación, ¿qué tenemos? Pues tenemos un niño que se suicidó con apenas doce años que vuelve de entre los muertos bajo la apariencia de un impostor muy bien preparado para pasar todas las pruebas que le pongan por delante; tenemos una familia muy unida que en su mayor parte acoge con los brazos abiertos su regreso una vez superadas todas las pruebas que se le imponen; y tenemos un solo personaje que pone en entredicho su identidad pero que se comporta de un modo muy raro y ambiguo durante buena parte de la historia. ¿Cómo es posible que no duden ante la apariencia física del impostor teniendo en cuenta que la familia Ashby tiene rasgos muy definitorios y característicos? Pues con esa baza juega la autora cuando mata al personaje principal con 12 años: el salto de los 12 a los 21 es muy grande, el Patrick de 21 que se presenta es totalmente compatible con los rasgos de la familia y encima se parece más a Simon ahora en la edad adulta que cuando eran unos chiquillos (se dice en cierto momento que no eran gemelos idénticos).

Y lo cierto es que cualquier otro autor precisamente hubiese jugado con la premisa más evidente, la de hacer volver al personaje sin desverlarnos más sobre él y basar todo el misterio en averiguar si ese tal Patrick que ha vuelto de entre los muertos es quien dice ser o no. Pero no, Tey plantea la idea totalmente contraria: desde el principio sabemos que no lo es, y a partir de ahí alquila un silloncito en Latchetts y, haciendo uso de su mirada inquisitiva y aguda, nos cuenta la historia que realmente nos quiere contar, que no es otra que la de Brat Farrars, un huérfano que emigró a América desde Inglaterra años atrás, que allí se ganó la vida con los caballos y que ha vuelto a Londres en un impulso. No tiene trabajo y en uno de sus paseos conoce a un actor de poca monta que creció con los hermanos Ashby y no solo los conoce a ellos, sino a su hogar como la palma de la mano, y por cuestiones puramente egoístas se ha propuesto hacer saltar por los aires la herencia de Simon y recibir a cambio un dinero fijo todos los meses de por vida que le permita vivir a cuerpo de rey sin despeinarse. Él es quien prepara a Brat y lo convierte en un Patrick que roza la perfección.
Quien ya haya leído a Josephine Tey sabe que, aun siendo una dama del misterio, va muy por libre en cuanto al planteamiento de sus intrigas. Esta no es una novela de detectives ni de investigaciones, ni siquiera es una historia que vive por y para el misterio, aunque este va abriéndose camino con el transcurrir de las páginas sin prisa pero sin pausa... No, en realidad es una novela de personajes (como ya sucedía en La señorita Pym dispone, aunque vaya por derroteros muy distintos), de como se interrelacionan, de sus peculiaridades e idiosincrasias y de todas aquellas cosas que los hacen diferentes y, por tanto, también los unen. Tenemos a un personaje como Patrick/Brat en el centro del tablero, y todos los demás personajes se definen ante los ojos del lector por el modo en que él los ve y el modo en que actúan ante él y con él. No es una narración en primera persona, pero Patrick/Brat es nuestro hombre del día, el que llega nuevo a esa casa y, por tanto, el que lo ve todo desde un punto de vista objetivo y externo... y ese es el gancho que va a usar nuestra querida Josephine Tey para ir dando forma a su misterio: lo que la familia Ashby no ve porque lo tiene delante de las narices sí que lo percibe el que llega de fuera y mira todo con ojos reflexivos, desconocidos e inteligentes. Por no hablar de que estamos ante un criminal diferente más bueno que el pan con mucha ética, mucha mala conciencia y muchos buenos sentimientos. Esto tampoco es spoiler, lo vais a comprobar en cuanto abráis el libro.

La narración está aderezada con muchos retazos de humor sutil, de frases elegantes con doble sentido, de diálogos que lo mismo te sacan una sonrisa que dejan entrever mucho más de lo que dicen, de personajes secundarios que ponen el toque desenfadado, de toques costumbristas que resaltan sobre todo en la relación entre los Ashby y sus vecinos y, por si fuera poco, de una visita guiada a la vida en una granja de cría de caballos y el tipo de eventos sociales e hípicos que eran habituales en la campiña inglesa. Y es que los caballos son una parte importantísima de la historia; son el motivo por el que Brat Farrars decide convertirse en un impostor (vive por y para los caballos), son el modo de vida de la familia Ashby y son también parte indivisible de ellos mismos como personas. Se podría decir que han estado cabalgando a lomos de un caballo desde que tomaban el biberón, y esa comunión entre jinete y animal tiene una presencia constante durante todo el libro: es la vía de escape que usan muchas veces cuando quieren soltar presión y es el arma que usan cuando quieren hacerse daño.
En definitiva, Patrick ha vuelto es una novela de misterio porque la Tey lo quiso así, pero su intención final fue que conociéramos la historia de los Ashby, la historia de Brat Farrars y la trama que se inventa para que ambas historias colisionen y formen de paso una estupenda novela. Que sí, que sí, que hay intriga, que sabemos en todo momento que algo se cuece, que algo huele a podrido en Dinamarca y que Brat no dejará de hacerse preguntas desde el momento en que pone un pie en la casa y no parará hasta descubrir si sus sospechas son fundadas. Pero mientras tanto tiene que convivir con su "tía y sus hermanos", aprender a ser uno más de ellos y lidiar con la desconfianza de Simon mientras se acerca el día en que será dueño de todo. ¿Lo conseguirá? Porque ahí está el quid de la cuestión, en el modo en que Tey pone todas las cartas sobre la mesa desde el principio y aun así consigue mantener al lector pegado a las páginas mientras va aumentando la tensión y la presión sobre unos personajes cuyas reacciones van adaptándose, sometiéndose y transformándose una vez superada la sorpresa inicial... en ocasiones de un modo que ni siquiera ellos comprenden.
Lo dejo aquí, y lo hago preguntándome la extraña razón que ha motivado una cubierta tan preciosa como inequívocamente invernal en un libro que transcurre en su totalidad a comienzos de verano. Soy malosa, lo sé. El mundo me ha hecho así :)
Enlace: http://inquilinasnetherfield..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
Bookworm
 02 June 2022
Patrick ha vuelto” es la primera novela que leo de Josephine Tey y también de la editorial Hoja de lata aunque confieso que tenía en casa otra novela, también de la misma autora, pero al final se coló esta por delante. No he podido estrenarme mejor la verdad, es un libro que me ha gustado mucho. Desde las primeras páginas he disfrutado de la historia, de la prosa de la autora, de sus personajes y de la fabulosa ambientación.
A punto de cumplir veintiún años, Simon Ashby, que perdió a sus padres cuando era un niño y poco después a su hermano gemelo Patrick, va a heredar la fortuna de los Ashby. Desde que se quedó huérfano, él y sus hermanas se han criado con su tía Bee, hermana de su padre, en una finca dedicada a la cría de caballos, pero todo está a punto de cambiar cuando Patrick regresa y además al haber nacido unos minutos antes que Simon se convertirá en el heredero universal de esa fortuna con la que Simon ya contaba.
Evidentemente Patrick es un impostor (lo dice la sinopsis), en realidad se llama Brat Farrar, pero es taaaan encantador y se parece tanto a los Ashby que tras muchas comprobaciones casi toda la familia admite que es él y lo acogen con gran cariño, aunque todavía les costará un poco habituarse a su presencia, y digo “casi” toda la familia, porque hay alguien que tiene muy claro que no es quien dice ser.
Brat es un personaje maravilloso que se ha prestado a este “juego” sobre todo por su amor por los caballos, que ha sido determinante en su decisión de suplantar a Patrick Ashby. Durante toda la lectura veremos su lucha interna porque es una muy buena persona y muy pronto sentirá un gran aprecio por la tía Bee y sus “hermanas”, aunque no tanto por su “hermano” a quien no tiene duda que deberá vigilar de cerca.
Desde el primer momento la autora hace que surja en la mente del lector una sospecha que por supuesto estás deseando saber si es correcta y eso ha hecho que siguiera leyendo enganchadísima a la historia, sobre todo porque no sabía cómo iba a solucionar el entuerto Brat si era cierto lo que yo pensaba.
Me ha encantado el entorno de la finca, esa sensación de estar en plena campiña inglesa, rodeada de preciosos caballos, con sus pintorescos vecinos, el día a día de cada miembro de la familia, su relación entre sí y con el resto de habitantes de la zona, esa curiosidad que sienten todos por el nuevo Patrick y en general esa educación y saber estar tan british de los personajes.
Lo bien que se integra Brat con los Ashby, su buen corazón a pesar de ser un estafador, y esa pequeña intriga esperando saber cómo se iba a resolver la historia, me ha conquistado desde el principio. Me ha parecido una lectura entrañable y encantadora, con aroma a clásico y el toque justo de misterio y suspense. Muy, pero que muy recomendable.

Enlace: https://bitacorademislectura..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Simbalector
 19 April 2022
Los Ashby son terratenientes ingleses dedicados a la cría de caballos. Con una vida tranquila dirigida por la ría Bee, tutora de los cuatro sobrinos tras el fallecimiento de su hermano y nuera. La desaparición de uno de los sobrinos Patrick en extrañas circunstancias. Pero todo cambia cuando un extraño llamado Brat Farrar llega asegurando ser Patrick.
Se convertira en heredero universal de la fortuna de los Ashby. El lío está servido. Con esta premisa ya sabemos algo que la tía y los demás no saben. Brat es un impostor sabe todo lo que hay que saber sobre Patrick. Su carácter que te caiga bien y el parecido con Simón el otro gemelo te mantiene intrigada hasta el final.
Es una novela curiosa y distinta. Hay diálogos y acción. Destacan mucho los personajes y sobre todo los pensamientos de Brat en conflicto constante .
Josephine Rey es conocida por sus libros de misterio en este caso es costumbrista y familiar.
El final por mucho que le des vueltas no sabes cómo será, deliciosa y con encanto inglés.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
Margari73
 19 October 2021
Patrick ha vuelto resulta una novela tremendamente adictiva aun sabiendo desde el principio que el protagonista es un farsante. Nosotros, como lectores, lo sabemos, pero el resto de protagonistas de esta novela no. Y nos mantiene en tensión el saber si descubrirán la farsa de Brat, un personaje que se va a ganar nuestro cariño desde el minuto uno. Porque los principales motivos que le llevan a cometer esa farsa es su amor por los caballos y su necesidad de formar parte de una familia. Y otra cosa que nos intriga es, también, saber los motivos que llevaron a Patrick a suicidarse. Todo esto va creando una tensión que va creciendo página tras página y que nos lleva a un climax fínal absolutamente inmejorable. Muy recomendable esta novela.
Comentar  Me gusta         10
Sara_BookishCabaret
 14 December 2022
De nuevo un fantástico rato lector gracias Josephine Tey, esta vez con su Patrick ha vuelto.
Quizá sea la novela menos detectivesca de las que le he leído, no pertenece a la serie de casos de Alan Grant, pero es una intriga familiar con mansión y pueblo british, celos, tensión, amor y fortuna que te engancha a leer del tirón. Patrick, uno de los cinco hermanos Ashby, huérfanos y cuidados por su tía, desparece con solo catorce años. Pero “Patrick” volverá pasados los años y no todos van a sentirse felices con su regreso.
Leed, leed, si queréis saber por qué.
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: suspenseVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

Familias en la literatura

"Hoy ha muerto mamá. O quizá ayer. No lo sé. Recibí un telegrama del asilo" ¿El personaje de qué libro está hablando?

Dr. Castel, de La Peste
Meursault, de El extranjero
Javier, de Cambio de piel

14 preguntas
43 lectores participarón
Thèmes : novela , familiaCrear un test sobre este libro