InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
>

Crítica de Soraya47


Soraya47
03 abril 2021
Nos encontramos ante una historia que fácilmente puede inscribirse en los terrenos de la «Nueva Carne» y a partir de tales presupuestos navega en las turbulentas aguas de la casquería, el gore y lo bizarro. Es una obra que indaga en pulsaciones muy profundas y escarba en la psique de la protagonista haciendo añicos todo posible concepto de moralidad. La moralidad se trastoca aquí en forma de ansias desenfrenadas, en pensamientos turbios… La verdadera literatura está abierta a variadas interpretaciones. Es como cualquier obra de arte. Cada persona verá algo diferente ante una misma obra… y ninguna de esas interpretaciones o sensaciones desvirtuará otra por más distinta que pueda ser. Para mí el personaje de Andi ha escapado del más loco de los lienzos, del más extraviado e ignoto de los fantásticos pintores flamencos o quizás, es una de esas protas bizarras de algún film de Lynch o Cronenberg. Como sea, es un personaje que se adentra en un mundo de sensaciones vedadas al común de las personas. Ella decide cruzar todos los límites e investigar profundamente en ese lugar donde se ceban los demonios de la mente, los demonios carroñeros que se mofan de los tabúes riéndose con dientes podridos llenos del oscuro néctar prohibido de la carne humana.

Esta es la historia de Andi, una mujer que perdió a toda su familia de forma trágica cuando era niña. Ahora sigue con las visitas al psiquiatra esperando que le quite esa rabia interior que ninguna pastilla calma. Un día verá en su casa del campo a unos pájaros volando, son buitres animales que se alimentan de carne muerta. Su paranoia empezará, o tal vez simplemente ellos despertaron lo que dormía en el interior de su cerebro. En la actualidad vive con Luna, una chica adorable que intenta dormir los demonios interiores de su pareja. La autora nos ofrece un verdadero lienzo del dolor, una panorámica de la pérdida y las consecuentes búsquedas de respuestas que quizás nunca serán respondidas. Aquí experimentamos la más desasosegante ambigüedad emocional junto a la muy atribulada protagonista y viviremos con ella sus traumáticas sensaciones y experiencias. Pero, ¿Qué es natural y por qué es algo natural para un ser y no para otro? Los buitres se comen a sus muertos y es aceptado e incluso práctico. Pero, ¿cuándo una persona se come a los muertos lo consideramos vil? ¿Dónde está la línea? Esto abre una curiosidad y un gusto por re-evaluar los tabúes sociales.

Ella está probando los límites y ahí está el horror. Toda esa aberración y dolor, envolvió a Sara Tantlinger en palabras bellas. Tal vez esperando que así podamos soportar mejor la lectura sombría tremendamente descriptiva que nos llega de lo grotesco a un descenso en picado a la locura. Locura que, si no fuera por el modo en que trató a su vecino, no sería otra cosa que el vuelo hacia la libertad total. Volar fuera de las convenciones humanas, escapando de toda regla o ley.

Apenas ciento veinte páginas y nos narró una maravilla de momentos inolvidables. Mordisco, vómitos, huesos, cartílagos, un canibalismo que la hace sentir más viva de lo que nunca estuvo y unos buitres que traerán a su vida el caos, pero también la esperanza. Cuando terminé de leerlo le escribí un email a uno de mis mejores amigos lectores: «Acabo de terminar una obra maestra, todavía queda ilusión en este mundo de los libros, todavía queda».

Extraordinario.
Comentar  Me gusta         00



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES