InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français
>

Crítica de Soraya47


Soraya47
24 diciembre 2018
Manjí (título original), es una novela que fue escrita por Tanizaki Junichiro entre 1928 y 1930. Ante todo, recomiendo no pasar por alto el prólogo del libro ya que es muy interesante, comentando el origen antiguo con raíces en diversas culturas de la cruz esvástica.

El libro gira en torno a una relación lésbica. Ambas pertenecen a la alta sociedad japonesa. Kakuichi Sonoko lleva una vida aburrida junto a su esposo Kotaro. Para llenar algo más su existencia, Kakuichi se apuntará a una escuela de pintura femenina. Allí quedará prendada de la increíble belleza de Mitsuko, una mujer que tiene muchas caras. La señora Kakuichi será víctima de las manipulaciones de Mitsuko y su novio Watanuki. Erotismo, pasión, celos, tres componentes que no presagian nada bueno.

Vais a leer uno de los libros cumbre de la literatura erótica mundial.

El autor sobresale en retratar la naturaleza humana con todos los triunfos y los defectos asociados. Se utiliza el juego sutil de las emociones para mover sus protagonistas a través de su historia. Con delicada gracia, nos muestra tal como somos. No hay monstruos escondidos en los armarios de su historia. El monstruo somos nosotros. A pesar de ello, el autor se abstiene de tomar el camino fácil No se dedica a penalizar a la humanidad por la maldad intrínseca de las personas, sino que refleja la auténtica mezcla de maldad y bondad del alma humana. Es esta danza entre la oscuridad y la luz en cada uno de nosotros, lo que el autor destaca. Por otro lado, al tratarse de una obra japonesa, hay que tener muy en cuenta la rigurosa sociedad de ese país. Con unas normas sociales muy rígidas con las que hay que jugar con mucha delicadeza por que puedes caer fácilmente en la ofensa con las consecuencias que eso pueda tener.

Una historia de cuatro destacando dos mujeres. Así como la pasión descrita por Tanizaki Junichiro. Una belleza increíble. Sus escenas románticas son de tal lindeza que impresiona. No es ordinario ni vulgar todo lo que narra, con una gran pureza artística cuya prosa inspira placeres prohibidos. Hay un trozo que me impresionó gratamente:

“…, aprovechamos que no había nadie y, al fondo de un matorral de hierbas que habían crecido desmesuradamente, encontramos un rincón para escondernos, un sitio donde nadie pudiera reconocernos salvo las nubes del inmenso cielo que nos cubría”.

Sin decir mucho más, lo dice todo. Esa es la diferencia entre ser sutil o ser soez. La sensualidad se manifiesta en cada una de sus descripciones. Palabras precisas que muchas veces debemos buscar, jugará con nosotros alejándonos de cómo son en realidad los personajes donde no faltarán verdades, mentiras y chantajes. Con una maravillosa técnica narrativa dejará que sea Kakuichi Sonoko quien vaya narrando la historia a un profesor que en ningún momento conoceremos. Aparte de esas dos voces también entrarán, aunque de forma indirecta, Kotaro, Mitsuko y Watanuki. Las pasiones se transforman en obsesiones mientras Tanizaki trata en su obra a cualquier personaje sin importar su extracción o catadura social. Tampoco juzgará sus comportamientos, ya que en esta historia no hay en sí buenos y malos, simplemente hay personas en su propio infierno personal.

Arenas Movedizas es una historia dramática entre dos mujeres y sus hombres, donde nada es lo que parece. al igual que esas arenas que intentan salir acabará en drama. Cada vez se hunden más. Estoy segura de que cuando cerréis el libro os preguntaréis lo mismo que yo: ¿Quién fue víctima y quién verdugo? Para mí este libro es excelente para aquellos que disfrutan de un estudio complejo de la humanidad. Un libro increíble, inolvidable, solo puedo recomendarlo y aplaudirlo.
Comentar  Me gusta         10



Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Apreciaron esta crítica ()(1)ver más




{* *}