InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 8495587394
Editorial: Minúscula (30/11/-1)

Calificación promedio : 4.4/5 (sobre 5 calificaciones)
Resumen:
Un hombre enfermo pide a su hijo que abandone por unos días las montañas en las que pasa el verano y le acompañe, quizá por última vez, a la isla adriática en la que nació. El reencuentro en ese paisaje luminoso, teñido de recuerdos, resulta decisivo para ambos. Uno descubrirá lo que significa dejar descendencia; el otro afrontará el sentido de la pérdida. El estilo elegante y contenido de esta narración, publicada por primera vez en 1942, la convierte a juicio de m... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (3) Añadir una crítica
Mariavs
 01 September 2022
La isla es un relato precioso de Giani Stuparich. Una lectura que he entendido muy bien, mucho mejor de lo que me gustaría, y que me dejó cierta sensación de vacío al terminar.
Giani Stuparich hace protagonistas de este relato a un padre, un hijo y la isla que vio nacer al primero. En ella se reencuentran padre e hijo por deseo del primero que se encuentra enfermo. No es un reencuentro fácil para ninguno de los dos. El hijo no ve en su padre ese hombre fuerte que fue antaño y no sabe cómo actuar con el hombre que es ahora y su enfermedad. ¿Acaso no es hipócrita hacer como que nada pasa y poco realista dejarse llevar por los buenos momentos? El padre, por su parte, quiere seguir siendo aquel hombre que solía enorgullecer a su hijo y encandilar a sus vecinos, pero no tiene fuerza para ello.
"El hijo volvía a experimentar ahora, en el duermevela, el mismo horror del instante en el que inesperadamente el mal había agarrado a su padre por la garganta. Toda aquella gloriosa mañana, sin la menor sombra, de las que levantaban el ánimo con una confianza radiante, se había oscurecido de pronto por la revelación de un mal que estaba siempre al acecho: la prueba fulmínea de una realidad que no era lícito rehuir."
Así la isla se convierte en una historia de pérdida que obliga a un cambio de papeles difícil de asumir. Y qué bien sabe expresar su autor, con esa prosa sencilla y elegante que exhibe de principio a fin, ese duelo antes del duelo. Qué fácil resulta rememorar historias propias a través de sus personajes.
Si no le tenéis miedo a la tristeza o queréis sentiros acompañados en una experiencia similar, incluso si está ya terminó hace tiempo, leedlo. La isla es triste si, pero esconde mucha ternura y belleza
+ Leer más
Comentar  Me gusta         32
Queridobartleby
 10 June 2019
El reencuentro en la isla natal, de un padre enfermo avanzado, con su hijo; lleva al escritor Triestino, Giani Stuparich, a confeccionar un relato cargado de honda emotividad.
Evitando todo sentimentalismo sensiblero nos narra cuestiones vitales profundas: la juventud, la vejez, la enfermedad, el paso del tiempo, el sufrimiento; la muerte.
El hijo evoca momentos del pasado en los que idolatraba a su padre:
"Y todo eso se lo debía a su padre. Como un dios le había parecido entonces, poderoso, con el semblante iluminado, la voz sonora, los aires de conquistador: enhiesto, sencillo, jovial. Bajo su protección había aprendido a moverse y allí, donde antes se había imaginado únicamente desconocidos y pavorosos abismos, había descubierto un terreno firme y el regocijo de caminar por él con desenvoltura."
El padre se siente bien en la isla, pero no puede evitar pensar con insatisfacción en un futuro cercano:
"De un tiempo a esta parte sentía que ya no era el de antes. Algo había en él que cedía. ¿Se acercaba aquel fin en el que nunca había querido pensar? Incluso ahora le parecía inútil pensar en ello; pero el hecho era que pensaba, que cada vez más todo su pensamiento se concentraba allí, dolorosamente."
Ambos, después de bastante tiempo alejados, se acercarán más que nunca. El saberse próximos fortalecerá más la relación entre ellos.
Se plantea la duda en el hijo sobre si decir la verdad sobre la terrible enfermedad que aqueja a su padre. Se atormenta por su indecisión, como sufriríamos todos ante esos amargos trances.
Los silencios cobran gran importancia en el relato.
Con un prosa cargada de lirismo asistimos a unas bellas descripciones del paisaje natural en su esplendor y a su vez, con tristeza y melancolía, la fugacidad de la vida en la que el instante presente vivido entre los dos seres, adquiere una especial relevancia.
El sentido de este relato maestro se aprecia en estos reflexivos pensamientos del hijo acerca de los instantes efímeros de la vida, paradójicamente plenos de intensidad:
«¡La vida, papá, qué sabor tan pasajero, y sin embargo tan saturado de esencia! Es como este viento que trae el aroma del mar: basta respirarlo. Has visto hace poco a esas dos chicas: iban al encuentro de la gustosa nada de la vida y estaban llenas de gozo. Cómo ha vibrado el aire y el cielo de la isla por esta parte: un pequeño nido de piedras en la inmensidad, pero cómo palpita al sol, cómo saborea la delicia del viento. Imagino los barcos de nuestros antepasados, cuando regresaban de los océanos, de tierras lejanas, y volvían a su minúscula patria. Con qué emoción volvían a ver sus perfiles, sus piedras reverberantes de sal. ¿Y el abuelo? Aquellos ojos azul celeste que se entrecerraban, aquellos labios que le daban un aspecto satisfecho, un poco canalla…»
Editorial: Minúscula, edición 2010
Traducción: J. Á. González Sainz
Presentación: Elvio Guagnini
Posfacio: Claudio Magris

Enlace: https://www.offthehook.es/20..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
SilviaG
 16 April 2021
na novela corta que ha entrado dentro del grupo de mis libros favoritos de este año.
Un relato sencillo, lleno de emociones contenidas, con el que me he sentido muy identificada.
Nos introduce en una relación padre-hijo , durante los últimos días del progenitor. Nos habla de cómo la vida, y los años, cambian los papeles de los protagonistas. de cómo un padre fuerte y vigoroso, que ha sido un modelo para su hijo, pasa a ser, con el paso de los años, una hombre enfermo y débil que se sostiene en el pilar en el que se ha convertido su hijo.
Una novela para volver una y otra vez
Comentar  Me gusta         10
Citas y frases (3) Añadir cita
QueridobartlebyQueridobartleby09 June 2019
¡La vida, papá, qué sabor tan pasajero, y sin embargo tan saturado de esencia! Es como este viento que trae el aroma del mar: basta respirarlo. Has visto hace poco a esas dos chicas: iban al encuentro de la gustosa nada de la vida y estaban llenas de gozo. Cómo ha vibrado el aire y el cielo de la isla por esta parte: un pequeño nido de piedras en la inmensidad, pero cómo palpita al sol, cómo saborea la delicia del viento. Imagino los barcos de nuestros antepasados, cuando regresaban de los océanos, de tierras lejanas, y volvían a su minúscula patria. Con qué emoción volvían a ver sus perfiles, sus piedras reverberantes de sal. ¿Y el abuelo? Aquellos ojos azul celeste que se entrecerraban, aquellos labios que le daban un aspecto satisfecho, un poco canalla…
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         10
QueridobartlebyQueridobartleby08 June 2019
De un tiempo a esta parte sentía que ya no era el de antes. Algo había en él que cedía. ¿Se acercaba aquel fin en el que nunca había querido pensar? Incluso ahora le parecía inútil pensar en ello; pero el hecho era que pensaba, que cada vez más todo su pensamiento se concentraba allí, dolorosamente.
Comentar  Me gusta         20
QueridobartlebyQueridobartleby07 June 2019
Y todo eso se lo debía a su padre. Como un dios le había parecido entonces, poderoso, con el semblante iluminado, la voz sonora, los aires de conquistador: enhiesto, sencillo, jovial. Bajo su protección había aprendido a moverse y allí, donde antes se había imaginado únicamente desconocidos y pavorosos abismos, había descubierto un terreno firme y el regocijo de caminar por él con desenvoltura.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: literatura italianaVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

CORALINE Y LA PUERTA SECRETA

Cuando su padre envió a Coraline a contar los objetos azules, las puertas y las ventanas, ¿Cuantas contó de cada una?

154 cosas azules, 48 ventanas, 13 puertas
153 cosas azules, 21 ventanas, 14 puertas
67 cosas azules, 40 ventanas, 23 puertas
100 cosas azules, 18 ventanas, 34 puertas

4 preguntas
23 lectores participarón
Thème : Coraline de Neil GaimanCrear un test sobre este libro