InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
ISBN : 0997731729
Editorial: Caribe House Press, LLC (11/07/2016)

Calificación promedio : 4.02/5 (sobre 241 calificaciones)
Resumen:
Descubre esta maravillosa edición ilustrada de Alfaguara Clásicos de La isla del tesoro, la mítica novela que hizo de las aventuras de piratas todo un género literario. La vida del joven Jim Hawkins cambiará por completo con la aparición del pirata Billy Bones. Tras su súbita muerte, atónito por sus historias, Jim roba el mapa del tesoro que el viejo pirata guardaba. Perseguido por los enemigos de Bones, Hawkins abandona la posada familiar y se embarca en la mayo... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES
Críticas, Reseñas y Opiniones (46) Ver más Añadir una crítica
Edd62
 12 septiembre 2018
La isla del tesoro, va mucho más alla de ser una novela juvenil, si bien es cierto su estructura y origen son simples , Stevenson trato en esta novela ponderar ciertas nociones humanisticas presentes en la infancia y compaginarlas con las “ cualidades “ que se presentan en la edad adulta, el descubrimiento del tesoro, es un pretexto para determinar todo aquello que se puede descubrir como adulto de la mano de un niño o viceversa, y la incapacidad de un adulto para desplazarse en el mundo infantil con coherencia y facilidad, ( de ahi la pata de palo)
Quitando este sobrefondo la historia resulta por demas entretenida y rapida de leer, estimula la imaginacion y despierta el amor por la lectura ,,, creo yo.
Comentar  Me gusta         160
DrEnder
 21 octubre 2020
Quién no ha soñado de niño ser un vaquero en el lejano oeste y enfrentarse con los indios atrincherado en una caravana derribada. O aventurero espacial viajando de planeta en planeta y encontrándose con razas alienígeneas a cada cual más extraordinaria. O quizá viajar en un barco pirata, surcando los anchos mares en busca de un tesoro escondido. Quienes hayan soñado con esta última opción posiblemente se lo deban a La Isla del Tesoro de Robert Louis Stevenson, posiblemente el libro de aventuras juvenil por antonomasia.
Publicado en 1883 ha cautivado durante décadas a generación tras generación de lectores jóvenes y adultos y ha inspirado y en gran parte creado gran parte de la mitología que actualmente se asocia a las historias de piratas. El marino con pata de palo, el cofre de un pirata muerto, el mapa de una isla con el tesoro enterrado, los piratas borrachos de ron y sus canciones, el loro sobre el hombro… muchos de estos elementos que ahora asociamos a determinadas historias con naturalidad gracias a verlos repetidos en decenas de libros, películas o juegos los debemos a La Isla del Tesoro.
La Isla del Tesoro es una novela que se devora a grandes bocados. La acción no decae en ningún momento y capítulo tras capítulo no paran de sucederles aventuras emocionantes a sus protagonistas. Comenzando por la aparición de un misterioso mapa de una isla lejana con una x marcada en él y pasando por motines, enfrentamientos a espadas, huídas desesperadas, naufragios, abordajes, defensas desesperadas y mil peripecias más. Pero bajo el disfraz de aventura inocente lo que Stevenson realmente narra es la transformación de un niño en un hombre, lo que ahora conocemos como adolescencia. El protagonista Jim Hawkings es apenas un niño cuando comienza la novela, ayuda a sus padres en la posada que regentan y se deleita con las historias que le cuentan los visitantes de la misma. Pero quien retorna de la aventura al finalizar la historia es un Jim Hawkings muy diferente. No solo vivirá numerosas aventuras, sino que cada una de ellas le aportará una lección de vida. Durante el periodo que dura la aventura, Jim conocerá nuevos amigos, se rebelará contra ellos traicionando su confianza, se enfrentará a hombres malvados y a otros que no lo son tanto, aprenderá a engañar a hombres menos inteligentes que él, sentirá el rechazo de sus amigos y encontrará el apoyo de sus enemigos, descubrirá el valor de la palabra dada, aunque sea a alguien sin ella, conocerá la muerte, la traición y el perdón. En definitiva madurará.
Durante toda la novela Jim se balanceará entre diferentes modelos morales buscando no un tesoro, sino su propio camino en el mundo. al comienzo de la historia fallecerá su padre y, desde ese momento, distintas figuras paternas irán llenando el espacio dejado. El doctor Livesey, ejemplar perfecto de éxito social, con estudios, carrera y unos modales impecables, Long John Silver, pirata redomado, mentiroso irredento y un orador de primera, o incluso podríamos añadir a Israel Hands el engañoso bucanero que le enseñará a navegar y, en cierto modo, a matar. Aunque es principalmente el enfrentamiento moral entre lo que se supone que es bueno y lo que se supone que es malo el que mueve la aventura. Lo correcto y lo virtuoso ejemplarizado por el Doctor y lo libertino y rebelde encarnado por Silver. Mostrado no solo en sus acciones, sino en su forma de vestir o incluso de hablar. Será entre estos dos extremos entre los que se mueva Jim durante toda la aventura descubriendo quizás el punto gris intermedio entre ambos y que en cierto modo ambas figura ya representaban.
La novela está escrita desde la óptica de 1883 y con la moral de la época además de orientada a un público juvenil. Deja patentes pues las ventajas de una buena educación o las penurias que acarrea el alcohol sobre los hombres por poner solo unos ejemplos. En La Isla del Tesoro cada cual se lleva lo que merece. Los héroes, rectos e íntegros acaban con el tesoro y en casa y los piratas violentos y pendencieros acaban muertos o abandonados a su suerte en pésimas condiciones. La excepción aquí la marca Long John Silver, el personaje más emblemático de la novela y también el más ambiguo, y que se obtiene en consecuencia un final equidistante de ambos extremos. Pero no nos engañemos, La Isla del Tesoro es una novela juvenil, y todos estos factores se ven atenuados por altas dosis de aventura y misterio. El libro no abunda en lo negativo y pasa de puntillas por muchos de estos temas, como sin ir más lejos los sentimientos de Jim tras el fallecimiento de su padre o las varias muertes que hay durante el relato y que parecen no afectar en exceso a protagonista.
Pero si algo destaca especialmente en la novela es el uso que Stevenson hace del lenguaje, potenciando sobremanera la sensación de aventura que el joven Jim debe sentir en cada momento. Cada personaje habla con un tono y un vocabulario diferentes que da una voz especial a cada uno de ellos según sea su origen o trasfondo. No habla igual el propio Jim que el Doctor, ni mucho menos igual que Silver. de hecho nadie habla igual que Silver con su maravillosa mezcla de lenguaje culto con jerga marinera y florituras varias. Da gusto detenerse en cualquier diálogo del que forme parte y leer las reacciones de los demás personajes a sus discursos, especialmente las del resto de piratas, todos incultos que apenas se enteran la mitad de las veces de la mitad de lo que está diciendo.
a Isla del Tesoro es, en resumen, una novela magnífica con un ritmo envidiable. Llena de acción y aventura puede ser leída y disfrutada por cualquier persona sea cual sea su edad. Asombra ver cómo un libro que se escribió hace casi 140 años permanece tan fresco y tan disfrutable hoy en día. Mención merece la edición actual dentro de la línea Austral Intrépida con una portada maravillosa y evocadora, como todas las de la línea, a cargo de Birgit Palma.
Enlace: http://quienvigilaaldrender...
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
MayteRatitadebiblio
 30 agosto 2021
La isla del tesoro, el clásico de los clásicos en cuanto a novela de aventuras, tuvo un nacimiento curioso. En 1881, Stevenson, en el campo en plenas vacaciones familiares, fue inspirado por un dibujo de su hijastro, para ir cada día escribiendo como entretenimiento un capítulo de esta historia y leerla cada noche a su familia. Fue su primera novela, publicada inicialmente por este sistema, mediante entregas, pero no despuntó y adquirió su fama hasta ver la luz el volumen completo en 1883. Grandes clásicos de la literatura han nacido a lo largo de los siglos de esta curiosa manera, parece que el aburrimiento es el mayor aliciente de la creatividad. Viva el aburrimiento.
La novela me ha gustado, pero me ha dejado una sensación agridulce. Es lo que es, una historia sencilla de piratas y búsqueda del tesoro, corsarios y bucaneros, tabernas de mala muerte, barcos piratas, isla misteriosa, lucha encarnizada entre el bien y el mal para conseguir el ansiado premio y algún que otro esqueleto, como no. El principio y desarrollo de la historia es sobresaliente, y las descripciones impecables, haciendo que casi casi nos pongamos un parche en el ojo y un machete entre los dientes y busquemos con ellos la X del mapa. Pero no sé, quizá me haya dejado un poco indiferente el final, muy descafeinado, y los principales personajes protagonistas, he empatizado mucho más con los piratas malos malísimos que con el “equipo bueno”, que me han resultado un poco repelentes, será mi vena pirata. Y bueno, sé que son otras épocas y menos mal que vamos evolucionando un poco, pero aings, lo que me hubiese gustado una mujer piratilla.
En conclusión, una novela perfecta para vivir una gran aventura lectora e incluso para iniciarse en el mundo de los clásicos, que ha tenido gran repercusión a nivel cultural y social en cine, literatura e incluso videojuego, pero sin embargo, yo me quedo sin duda con el Jekyll y Hyde del autor, que escribiría tres años después y lo consolidarían en la palestra literaria, eso ya son palabras mayores.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
marta_lo
 30 noviembre 2021
Este fue el primer clásico que leí en mi vida, y fue de pequeña, así que me marcó tan profundamente que después no pude parar de leer este tipo de libros. Y cada vez que vuelvo a él, me trae unos recuerdos preciosos de tiempos en los que estaba descubriendo las virtudes de la lectura, con libros ya divididos en capítulos. Estaba comenzando mi propia aventura literaria.
Al leerlo de adulta, este libro no ha perdido ni un ápice del encanto que descubrí la primera vez que lo tuve en mis manos, porque es un clásico de aventuras con todos los ingredientes necesarios para hacer disfrutar al lector.
Esta novela tiene un ritmo vertiginoso, y una vez que comienza la acción, ya no para, por lo que te atrapa y ya no te suelta hasta el final. El protagonista, un niño que trabaja en la posada de sus padres, disfruta de las historias que los clientes le cuentan cuando van a descansar al establecimiento de sus padres. Allí comienza a despertar una curiosidad que terminará por explotar, y ahí es donde él empezará a vivir sus propias aventuras.
Algo que me ha gustado mucho en la relectura de este clásico ha sido darme cuenta de que Hawkings, el protagonista de esta historia, va evolucionando y cambiando a lo largo del libro, y si te fijas, no es el mismo niño que comenzó esta historia. Quizá de pequeña esto se me pasó, pues no recordaba esta evolución en el personaje, sino más bien todas las aventuras que vive.
Al leer La isla del tesoro debemos recordar que se trata de un clásico juvenil, y no para adultos, por lo que las expectativas tienen que ser distintas quelas que tenemos con otros libros de épocas cercanas. No esperes una gran trama o una psicología compleja, pero sí puedes divertirte y pasar un buen rato de la mano de Stevenson.
Me gusta recomendar esta novela porque creo que puede gustar a la mayoría de lectores, tanto pequeños como adultos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         50
abua_blog
 29 octubre 2018
Un clásico dentro de los clásicos de la literatura de aventuras.

¿Quién no ha escuchado nunca el nombre de John Silver? ¿O quién no conoce, aunque sea de oídas, algo sobre la Isla del tesoro? Pues bien, hoy traigo la reseña de este clásico, la obra con la que Stevenson se dio a conocer como novelista allá por el año 1883 y le ha granjeado una fama que perdura hasta nuestros días.
La historia es archiconocida. El joven Jim, que vive en la posada de sus padres, recibe un día a un misterioso inquilino, un viejo pirata. Durante el tiempo que está, Jim ya no es el mismo. Se embarcará, sin saberlo, en el inicio de la más emocionante de las aventuras, solo necesitando el mapa que tenía el pirata entre sus pertenencias, aunque muchos quieren apoderarse de él. Jim, junto con el hidalgo Trelawney y el doctor Livesey necesitan embarcación y tripulación para llevar a cabo su empresa. El cambiante John Silver es contratado como cocinero y él se encarga de buscar la tripulación, y se ponen en marcha a pesar de las quejas del capitán Smollet. A medida que avanza la travesía, Jim conocerá cómo es el mundo de los piratas en sus propias carnes, y es en la isla donde empiezan las aventuras de verdad.
El librito está dividido en seis grandes partes, y con el título de ellas se puede obtener una idea de qué va a ocurrir o quién será el «protagonista». A su vez, cada parte está dividida en capítulos que suelen terminar con «lo más interesante», coloquialmente hablando.
El narrador es el propio Jim, contando todo lejos de la infancia. Jim narra lo que hace, siente o ve, pero no lo de los demás, y para ello tienen que «contarle» las cosas. Esto hace que realmente se sienta simpatía por Jim y nos preocupemos más por él que por los demás, además de que su visión será la del lector: piratas malos, hidalgo y doctor buenos, los piratas «honrados» pasan a ser buenos, etc. Y la poca ambigüedad que hay la produce el propio Jim.
De los personajes, realmente todos los protagonistas o que aparecen más en escena, están muy bien caracterizados. Son personajes propios, con su carácter y sus «demonios» particulares. Dado que Jim es quién narra, todas las descripciones de los personajes, tanto físicas o psicológicas, dependerán de su propio punto de vista.
Y de todos el que más me gusta es John Silver. No porque sea el «malo» de la historia, sino porque es el que posee la personalidad más variable: puede ser bueno y educado, despiadado, calculador, cariñoso, agresivo... El resto suele seguir una línea lógica marcada desde el primer momento que salen a escenas -salvo cuando Jim hace de las suyas y los piratas «honrados»-.
Algo que me ha gustado mucho es su ambientación, los escenarios, con una gran cantidad de detalles pero descritos de tal manera que no se hacen pesados, además de que intercala por lo general acción con descripción. También comentar que, en el caso de los diálogos, no está narrado con los términos, las expresiones y construcciones gramaticales actuales, dándole una atmósfera antigua y haciendo más creíble la historia, pero es posible que a alguien le cueste o le chirríe la forma de escribir. Pero a mí la verdad es que me ha encantado el estilo de escritura (con el correspondiente mérito del traductor) así como la temática.
Y ahora quiero hablar de mi edición. Es, simplemente, preciosa. Sobrecubierta de papel, la pasta de tela rojo sangre envejecida, con un marcapáginas de tela del mismo color y los bordes en dorado, con las páginas muy blancas, creando un contraste increíble. Ahora bien, lo que ha afeado la edición son los errores ortográficos. Bueno, el error, que he ido encontrando repetido. al menos queda el consuelo de que no es grave; en 9 o 10 ocasiones, una frase no empieza por mayúscula. Entre un «hojo» y eso, prefiero lo mío. También es cierto que me estoy quejando por vicio, ya que me he llevado una edición preciosa de colección por 2 €, comprándolo en la Feria del Libro Antiguo y de la Ocasión de Badajoz hace un año.
En resumen, un clásico de las aventuras que es obligatorio leer por lo amenas y entretenidas que son las peripecias de Jim y los que van a bordo de la Hispaniola. Perfecto para los amantes de este género, de los piratas y los jóvenes lectores.
Y aquí un vine para mostraros mi libro.
Enlace: https://atardeceresbajounarb..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Citas y frases (13) Ver más Añadir cita
abua_blogabua_blog29 octubre 2018
Yo también iba a embarcarme, a navegar en una esbelta goleta, con capitanes, pilotos, contramaestres, y marineros que llevan una coleta embreada y cantan raras canciones marineras. ¡Y todo eso con rumbo a una isla desconocida, lejana, inmóvil en la inmensa movilidad del océano, y en busca de un tesoro escondido!
Comentar  Me gusta         40
DepostrelibrosDepostrelibros06 julio 2018
Dicen que la cobardía es contagiosa; pero la discusión, por el contrario, enardece.
Comentar  Me gusta         50
anzusanzus28 julio 2020
Quince hombres van en el Cofre del Muerto.
¡Ron, ron, ron, la botella de ron!
Comentar  Me gusta         30
MelBookishMelBookish16 diciembre 2018
La marea es fuerte y nos desvía... Hay que remar con más fuerza... Hay que luchar contra la corriente.
Comentar  Me gusta         20
LuisMinskiLuisMinski27 diciembre 2017
Al principio el terreno resultaba pesado y cenagoso, y la enmarañada vegetación nos retrasó bastante. pero, poco a poco, la cuesta se hizo más abrupta y pedregosa, y el bosque cambió de aspecto al crecer más espaciadamente sus árboles. Era, en efecto, una zona muy agradable de la isla.
Comentar  Me gusta         00
Videos de Robert Louis Stevenson (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Robert Louis Stevenson
La obra de culto de la piratería, de Robert Louis Stevenson, ilustrada por Étienne Friess. Piratas, tesoros, islas desconocidas, motines, venganzas... Una travesía que cambiará para siempre la vida del joven Jim Hawkins.
Más información: https://bit.ly/2IGZabF
Libros más populares de la semana Ver más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ES





Test Ver más

¿Quién era Robert Louis Stevenson?

¿En qué país nació Stevenson?

Dinamarca
Escocia
Australia

10 preguntas
13 lectores participarón
Thème : Robert Louis StevensonCrear un test sobre este libro