InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Juan Antonio Molina Foix (Traductor)Juan Antonio Molina Foix (Traductor)Fernando Vicente (Ilustrator)Fernando Vicente (Ilustrator)Fernando Vicente (Ilustrator)Fernando Vicente (Ilustrator)
ISBN : 8483433184
Editorial: Editorial Bambú (01/04/2014)

Calificación promedio : 4.05/5 (sobre 161 calificaciones)
Resumen:
La dualidad entre el bien y el mal fue una preocupación central para Robert Louis Stevenson a lo largo de toda su vida, y en esta novela explora el tema con una maestría deslumbrante. En un Londres donde la niebla parece más espesa que nunca, un extraño individuo, de muy mal aspecto y decididamente violento, se ha convertido en una seria amenaza para el respetable Dr. Jekyll y para los mismos londinenses. Novela fantástica, gótica, psicológica, de ciencia ficció... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (63) Ver más Añadir una crítica
nefertiti5
 23 febrero 2019
El libro comienza con un paseo del abogado Mr. Utterson y su primo Mr. Enfield, en el paseo Mr. Enfield le relata a su primo su encuentro con un malvado personaje, que despierta el interés del abogado. Más tarde, Mr. Utterson se entera de que ese personaje es Mr. Hyde, protegido de su amigo el Dr. Jekyll.
Seguramente todo el mundo conoce la historia del Dr. Jekyll y Mr. Hyde gracias al cine. Es un libro que sobre todo habla de la dualidad que existe en los seres humanos, el bien contra el mal y cuál de los 2 vencerá.
Está narrado por varios personajes y con formas de pensar muy distintas. Esta novela es una mezcla de géneros, tiene parte de intriga y parte de terror. La intriga engloba toda la parte de querer averiguar lo que verdaderamente ocurre con Jekyll y Hyde, y el terror, por el monstruo que al leer este libro nos damos cuenta que todos llevamos dentro y que razón haría falta para que saliera a la superficie.
El final aborda la parte filosófica del tema del bien y el mal y esa es la parte que menos me ha gustado por eso la baja puntuación, así y todo recomiendo su lectura.
La narrativa de Robert Louis Stevenson es maravillosa, ya he leído otras novelas de este autor y ésta no será la última.
En resumen, la novela me ha gustado, una novela gótica de misterio muy bien escrita, y entretenida aunque no ésta no supera a la que de momento para mí es su mejor novela que es “La isla del tesoro”.
Por último, he de destacar que esta es una edición ilustrada, las imágenes son impresionantes y le dan visualidad a lo que vamos leyendo y han captado totalmente la esencia del libro.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         110
Coralgg
 28 noviembre 2020
A raíz de un cambio en el testamento del Doctor Jekyll, el abogado Utterson empieza a investigar el extraño comportamiento que empieza a presentar su amigo. Quien además, parece delegar y confiar en un hombre que no le inspira nada bueno, Mr. Hyde.
La verdad es que conocía la historia de este clásico debido a las numerosas adaptaciones que se han hecho pero no había leído la historia original y tengo que decir que me ha gustado bastante. Para empezar me he llevado una gran sorpresa ya que el protagonista del libro, el Dr. Jekyll, no es quien nos cuenta la historia, sino Utterson, un abogado. Es él quien nos presenta el caso y a quien seguimos en la investigación que hace para descubrir qué es lo que le pasa a Jekyll y por qué confía en una persona como Hyde. También me ha sorprendido descubrir que algo que siempre se asocia con esta historia no se descubre hasta el final de la misma. Otra cosa que me ha gustado es ver cómo el autor muestra la dualidad de la personalidad humana así como las dudas y problemas que generaba tener unas aficiones que no eran bien vistas en una época en la que la religión y la rectitud moral tenían tanta importancia. Siendo la causa muchas veces de comportamientos como los de Jekyll quien se veía a si mismo como 2 personas distintas, la aceptada de cara a la sociedad, que solo mostraba de cara al público y otra que escondía pero con la que podía ser realmente él mismo. Además en el libro aparece otra historia de Robert L. Stevenson (que yo desconocía), El diablo de la botella. Un breve cuento que nos cuenta la historia de Keawe, un hawaiano que compra una botella que cumple los deseos pero que si no se vende por un precio menor al que se compra condena al comprador a su muerte al infierno. La verdad es que ambas historias son buen reflejo del estilo del autor, oscuras pero con un fin didáctico. En cuanto a la edición, creo que es lo mejor de todo el libro, es una maravilla, la portada, las ilustraciones y los inicios de capítulo son una pasada. Además el lenguaje es muy sencillo y apropiado para niños por lo que creo que es una adaptación muy buena para iniciar a los niños en el mundo de los clásicos.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
Sylva
 27 octubre 2020
Al lector que únicamente conozca al Dr. Jekyll a través de la cultura popular proyectada a través de películas, cómics, etc. le sorprenderá encontrarse en la genuina novela de Robert Louis Stevenson con una historia completamente diferente y de más hondo calado de aquello a lo que estamos acostumbrados en otros formatos como los anteriormente mencionados. Este novelín de 1886 (considerado así en la época ya que excedía la extensión del simple relato pero era demasiado breve para ser tenido por novela) dice mucho más por lo que esconde (paradójicamente dado su conocido argumento) que por lo que se ve a simple vista.
Conocemos así la primera parte de la historia a través de los ojos de Mr. Utterson, abogado del Dr. Jekyll, que nos relata una serie de sucesos acaecidos en torno a la figura de este ilustre personaje londinense y sus sospechas acerca de su aparente protegido, el misterioso Mr. Hyde. En la segunda parte, tendremos acceso a toda la historia narrada en primera persona por el Dr. Jekyll a través de un documento (las vicisitudes en las que éste es encontrado y leído las reservamos por no desvelar más detalles de la trama) que describe las circunstancias en las que se creó la famosa fórmula que da carta de naturaleza a Mr. Hyde, así como los acontecimientos que desencadenó su aparición.
La lectura profunda de esta obra ha vertido ríos de tinta. Por supuesto no vemos ningún monstruo como tal en la novela a diferencia del reduccionismo en el que han caído versiones más modernas de la misma. Mr. Hyde causa una cierta idea de incomodidad y de repulsión a su interlocutor pero por motivos muy diferentes a su simple aspecto físico. Ante todo hay que encuadrar la novela en el momento que vio la luz, esto es, la época victoriana. En este momento se privilegió una idea de moralidad que censuraba cualquier apetencia que no fuera considerada recta y que se saliera de la norma, a riesgo de perder toda posición social. El Dr. Jekyll no era sino un fruto de su tiempo y así vivía atormentado porque todos esos apetitos reprimidos salieran un día a la luz. Estando convencido de que esa dualidad entre rectitud y desviación moral coexisten en el ser humano, no quiso con su fórmula sino tratar de extirpar esa segunda parte de su ser y dejar así de sufrir por su espíritu atormentado e insatisfecho. Era imposible que sospechara que podía materializar de una manera tan real esa idea que tenía acerca de la dualidad del hombre a través de su fórmula dando lugar a la aparición de un ser que encarnaba todo lo malo que el espíritu del doctor encerraba a buen recaudo.
Una obra tan profunda merece ser leída y conocida por su fuente original y no solo por interpretaciones simplistas (quizás un cambio necesario ya que la mentalidad contemporánea podría no comprender el tormento de la rectitud a la que debían ceñirse las personalidades de la época victoriana) que la convierten en un cuento de transformaciones atroces y monstruos sedientos de sangre. Cabría iniciar un extenso debate acerca de la persistencia de Hyde, de sus caprichosas apariciones en momentos indeseados y de su final. ¿Quizás Jekyll se veía cada vez más identificado con los apetitos de Hyde? ¿Fueron sus remordimientos cada vez menores, su egoísmo al preocuparse únicamente por su futuro y no por los actos de Hyde? Es complicado dilucidar los motivos por los que el ego acabó convertido en el alter y al revés, sin embargo, sin desear adelantar más detalles de la trama, invitamos al lector audaz a que se adentre en el tenebroso mundo del doctor Jekyll y de un no tan oculto Hyde y juzgue por sí mismo, cual aristócrata inglés del siglo XIX, los oscuros recovecos de la moralidad de nuestro protagonista.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         20
Galena
 26 octubre 2017
Hacía tiempo que tenía este libro en la estantería y nunca encontraba el momento ideal para leerlo.
Tenía ganas de hacerlo porque a los 12 años me leí «La isla del tesoro» y me encantó, sabía que esta novela sería muy diferente, pero aun así es tan archiconocida que quería leerla.
Me sorprendió un poco el formato de la historia, no esperaba que hubiese un personaje, Utterson, que nos contase lo que ocurría desde una perspectiva externa. Creo que Stevenson tiene un estilo muy bueno y cercano para los lectores de hoy en día, así que acercarse a su obra no es difícil.
He visto en la historia cosas que me han recordado a Wilde, con respecto a que la corrupción del alma se refleja en el rostro, también por momentos sentía que estaba ante un misterio de Poe e incluso la dualidad del ser humano me ha recordado un poco a Freud, aunque este fue posterior.
Es una historia corta, que se lee muy bien, que aporta mucho y refleja muy bien la hipocresía de una clase social alta que escondía sus depravaciones durante la noche y luego, durante el día, fingían ser de lo más dignos.
Siento que a la novela intenta ocultar un poco cuales son esas cosas horribles que hacía Hyde pero aun así se ve muy bien la repulsa que despertaba en las demás personas que lo conocían.
Ha sido una lectura interesante y la edición que he manejado me ha gustado mucho porque además de notas (excelentes para lectores más jóvenes) al final incluye unas páginas con fotografías a todo color en las que nos hablan de la vida de Stevenson, de la novela, de su repercusión, influencias y versiones cinematográficas.
Cuando leo un clásico me encanta conocer la contextualización, así que es un apartado que he disfrutado mucho, así como las ilustraciones que acompañan a la historia. No me ha emocionado tanto como en su momento lo hizo «La isla del tesoro» pero esta obra también tiene sus puntos fuertes y merece la pena acercarse a ella.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         60
Yani
 04 febrero 2019
Si dos sujetos dan miedo, como en el libro, imaginen a varios… Releí por tercera vez esta historia y tuve ganas de escribir más sobre ella, porque son de esas cosas maravillosas que uno quiere comentar (al menos un poco) con medio mundo. El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde tiene una trama muy conocida gracias al tiempo y a diferentes adaptaciones, pero que no decae en el texto mismo.
Un médico prestigioso y honrado (de las puertas de la casa para afuera) de repente se ve relacionado con un hombre (o algo que se le asemeja) que pisotea a una niña en plena calle. Eso es, a grandes rasgos, lo que le da comienzo a la historia Que-Ya-Sabemos. Utterson, notario y conocido de Jekyll, es quien va a llevar gran parte de la trama y empieza a atar cabos sobre el asunto. Y luego el asunto lo atará a él, porque se ve envuelto en una serie de acontecimientos horrorosos que pondrían en peligro el nombre de Jekyll y necesita tomar decisiones.
Dr. Jekyll y Mr. Hyde está narrado de forma amena, sin complicaciones y con mucho diálogo de por medio. Hay varios sub-textos que constituyen el libro, como las cartas, que permiten cambiar el punto de vista. Además, eso hace que el caso esté contado directamente por sus protagonistas (lo cual significa que el momento de las transformaciones están detalladas desde el interior, por ejemplo), que a veces suenan afectados, pero nunca acartonados. No es ningún descubrimiento señalar que Jekyll y Hyde acaparan toda la atención del lector, porque tal vez Utterson sea el que más responde a su clase y se define solo. Pero Jekyll y Hyde, en sus esporádicas apariciones, generan más de una intriga.
Engancha y se lee en una tarde, si no hay interrupciones. A pesar de que la acción refleja las concepciones de la moral victoriana, Dr. Jekyll y Mr. Hyde no pierde vigencia, sobre todo porque el tema del bien y del mal en la humanidad jamás caducó (y no lo hará). Lo recomiendo con todos los sujetos incongruentes de mi ser. Y sí, necesitaba hacer el chiste malo del día.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         40
Citas y frases (29) Ver más Añadir cita
AmarilisAmarilis05 septiembre 2019
- Pues, entonces -dijo el abogado, bondadosamente-, lo mejor que podemos hacer es estarnos donde estamos y te hablaremos desde aquí.
- Eso precisamente iba a atreverme a rogarles -contestó el doctor, sonriendo.
Pero, apenas había pronunciado esas palabras, cuando se borró la sonrisa y se trocó en una expresión de tan abyecto terror y desesperación , que dejó helados hasta la médula a los que estaban abajo. Lo vieron como en un relámpago, porque , instantáneamente, se cerró la ventana; pero aquel vislumbre había bastado, y dieron la vuelta y salieron del callejón sin decir palabra. Hasta que no llegaron a una calle próxima, donde hasta los domingos había movimiento y vida, no se miraron ni hablaron los amigos. Los dos estaban pálidos, y cada uno vio en lo ojos del otro un espanto que respondía al suyo.
- ¡Dios nos valga, Dios nos valga! -dijo Utterson.
Enfield sólo asintió con la cabeza, muy serio, y otra vez echó a andar en silencio.
+ Lire la suite
Comentar  Me gusta         42
Sandra0Sandra029 mayo 2020
Y, sin embargo, cuando miré a aquel feo ídolo en el espejo, no sentí repugnancia, sino más bien un sobresalto de bienvenida. Aquél también era yo.
Comentar  Me gusta         80
Sandra0Sandra029 mayo 2020
Mis dos lados eran sinceros: seguía siendo yo mismo tanto cuando apartaba cualquier tipo de restricción y me entregaba a la indignidad, como cuando trabajaba a la luz, intentando fomentar el conocimiento o aliviar la pena y el sufrimiento.
Comentar  Me gusta         30
ZairamecZairamec13 junio 2020
La droga no tenía ningún efecto discriminatorio; no era ni diabólica ni divina; tan sólo hacía temblar las puertas de la cárcel de mi temperamento y, como los cautivos de Filipos[25], lo que estaba dentro salía al exterior.
Comentar  Me gusta         30
ZairamecZairamec12 junio 2020
Debes permitir que siga mi propio camino, por muy misterioso que te parezca. He atraído sobre mí un castigo y un peligro que no puedo nombrar. Soy el mayor de los pecadores, y también el que más sufre de todos. No podía imaginar que en esta tierra hubiese lugar para sufrimientos y terrores tan inhumanos..
Comentar  Me gusta         10
Videos de Robert Louis Stevenson (2) Ver másAñadir vídeo
Vidéo de Robert Louis Stevenson
La obra de culto de la piratería, de Robert Louis Stevenson, ilustrada por Étienne Friess. Piratas, tesoros, islas desconocidas, motines, venganzas... Una travesía que cambiará para siempre la vida del joven Jim Hawkins.
Más información: https://bit.ly/2IGZabF
otros libros clasificados: terrorVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

¿Quién era Robert Louis Stevenson?

¿En qué país nació Stevenson?

Dinamarca
Escocia
Australia

10 preguntas
12 lectores participarón
Thème : Robert Louis StevensonCrear un test sobre este libro
{* *}