InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura

María Angulo Fernández (Traductor)
ISBN : 849918782X
Editorial: Roca Editorial (13/02/2014)

Calificación promedio : 4.18/5 (sobre 30 calificaciones)
Resumen:
Amelia Gray tiene veintisiete años y desde los quince puede ver fantasmas. Heredó el don (o maldición) de su padre, y también a través de él supo las reglas que todo médium debe respetar para poder serlo y llevar una vida tranquila: no alejarse de los campos santos; ignorar la presencia de fantasmas a su alrededor, aunque quieran hacerse presentes y no relacionarse con personas cuyos espíritus les acechan. Amelia se dedica a restaurar cementerios de valor histórico ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea
Críticas, Reseñas y Opiniones (17) Ver más Añadir una crítica
Nuryta
 10 agosto 2022
Cuando vi la primera recomendación de esta novela me sorprendió y llamó la atención al leer que se trataba de una restauradora de cementerios, un oficio desconocido para mí. En realidad, me encantó. Es de esas lecturas que te atrapa, no quieres parar para saber en qué terminará, cada avance plantea más preguntas y al final, solo parte del misterio se ha resuelto, así que espero continuar con la siguiente parte de la saga.
Hay cuatro reglas fundamentales para quienes tienen el “don” de ver los fantasmas, no mirarlos o dejar que sepan que los estás mirando, no te alejes demasiado del campo sagrado, aléjate de los acechados, nunca tientes el destino. Amelia Gray, la restauradora, ha recibido en herencia ese don y un trabajo diferente e interesante, pero no ha sabido ni querido cumplir tan estrictas reglas y ha de sufrir las consecuencias.
Muy buena lectura, recomendada.
Comentar  Me gusta         3110
Lyra
 13 agosto 2018
La restauradora es un libro de poca extensión. En tres ratos de autobús y dos lecturas antes de ir a dormir se finiquita. La verdad es que, para ser el ejemplar introductorio de la serie, me esperaba o me habría gustado un mayor número de páginas.
Ya que he empezado la crítica por los términos más formales del libro, añado que la maquetación del libro me ha agradado bastante, así como la portada, la cual me encanta. Ambas, portada y maquetación, tienen un aire sofisticado y elegante que acompañan a la esencia de la narración.
En cuanto a la mezcla de géneros, para mi gusto la novela paranormal y la de toques policíacos casan a la perfección. Sin embargo, en este caso, la trama criminal se queda en ciertos toques o matices de novela negra pues, aparte de la presencia de policías, detectives y forenses en el cementerio y en la investigación, su protagonismo es poco. Los elementos paranormales (los fantasmas, los ángeles, las presencias oscuras, los pasos intermedios...) se asemejan a los de la famosa serie Entre fantasmas y, en definitiva, gustan, entretienen y enganchan, pero no asustan.
Por otro lado, el regusto a novela romántica que ya en la propia sinopsis se advierte pasa desapercibido hasta la mitad del libro para, a partir de ese punto de inflexión, tornarse principal en el argumento, sin por ello teñirse la historia de un tono empalagoso o cansino.

Distingo dos tramas que a lo largo de la novela se interrelacionan entre sí. En primer lugar, el lector se topa con la sucesión de crímenes que se están sucediendo en el presente y que concuerdan con los acontecidos hace más de quince años en el cementerio del campus del College de Emerson, el que Amelia se disponía a restaurar cuando todo se torció. Algo hay en las instantáneas que ella tomó y en su conocimiento sobre simbología lapidaria, funeraria y santuoria que hace que los culpables insistan en que ella participe de un modo u otro en la investigación.
Y, en segundo lugar, a medida que Amelia sigue las pistas con el equipo de policías y con sus colegas de profesión (arqueólogos, forenses, historiadores...), el misterio del detective Devlin y de los fantasmas que lo acechan empiezan a obsesionar a la solitaria restauradora. Tiene la certeza de que hay mucho más sobre su capacidad de ver fantasmas que lo que su padre le contó. Está segura de que su madre también le oculta algo. Y que, de alguna forma, todo está conectado a las sombras oscuras que la persiguen y a los fantasmas de Devlin que a veces la visitan.
La primera de las tramas es el hilo conductor de esta primera parte y la segunda de ellas la que, presumiblemente, se extenderá a lo largo de los siguientes libros y se alzará como la principal.
La ambientación en la que todo esto tiene lugar es lo que más aprecio de esta novela. No son Virginia, Charleston ni Emerson los lugares que hacen especial el escenario de fondo de la historia, sino los cementerios, las bibliotecas, las casas victorianas, etc. Son el aura de misterio y los flashazos de novela gótica los que provocan en el lector un cariño especial hacia los lugares que Amelia visita.
En cuanto a los personajes, la novela se caracteriza por no tener un reparto numeroso:
La protagonista es Amelia, desde cuyo punto de vista (la narración es en primera persona) se relata la novela. Ella es una protagonista que brilla poco en su propia historia. Es introvertida y algo asocial. Su vida se resumen en su trabajo (ya de por sí solitario) y su blog. Por otro lado, es interesante y perspicaz, pero no transmite fortaleza ni frescura. Te ríes con ella pero no cala a fondo en el lector. Además cumple perfectamente el cliché del que parecía que la literatura del siglo XXI se estaba empezando a librar: el de la chica frágil que necesita a un hombre protector, posesivo y atormentado a su lado. Se nota que no me ha gustado, ¿verdad?
Devlin, más de lo mismo. Tópico, cliché, sobreexplotado: misterioso, fuerte, entregado, de carácter seco y cortante, pero también dulce, justiciero y con un drama a sus espaldas.
Si bien ni la construcción de los protagonistas ni su relación me ha sorprendido o emocionado, sí me ha agradado que en el propio libro se reconozca la esencia tan tradicional de su atracción y que la autora lo atribuya a una personalidad femenina con la que encaja Amelia totalmente.
En cuanto al resto de personajes, los secundarios, estos apenas están perfilados, pero sus papeles funcionan bien en el desarrollo argumental (ya sean los fantasmas como Shani y Mariana, sean los "reales" como la familia de Amelia, la arqueóloga Temple, el historiador Daniel, la directora de Emerson, el policía Tremont o el doctor en ciencias paranormales, Shaw).
Abandonando el contenido de la obra, del estilo se puede decir que es elegante e incluso exquisito, lo que se acopla de manera sobresaliente con una protagonista leída y cultivada. No obstante, en algunos pasajes el estilo es fresco, divertido e irónico, lo que encaja también con la juventud de Amelia. La pluma de la autora sigue los derroteros de lo arriba escrito con relación al estilo, ya que a ratos usa un vocabulario demasiado refinado para después cambiar a pensamientos o comentarios de Amelia graciosos o mundanos, expresados de forma coloquial.
Los diálogos abundan, al igual que las descripciones minuciosas de los camposantos, pero a los primeros les falta espontaneidad, naturalidad... No sé, en ocasiones no conseguí creerme algunas de las conversaciones... En cuanto a la narración, en primera persona, está bien, pero en mi opinión se habría hecho la novela más dinámica si algunos de los capítulos se hubieran escrito desde el punto de vista del detective Devlin o del de alguno de los fantasmas. Por su parte, el ritmo es tremendamente ágil. Los capítulos son muy cortos y se avanza deprisa.
En conclusión, lo que no me ha gustado está claro: la construcción de los personajes principales y su relación, carente de originalidad o intriga.
Y, como contrapeso, lo que más me ha gustado son las extensas e interesantes explicaciones que la autora da sobre historia, arqueología, restauración, simbología funeraria y, sobre todo, acerca del proceso de trabajo que Amelia lleva a cabo: la fotografía, la planimetría, la reconstrucción virtual, la documentación en archivos públicos, en registros eclesiásticos, la contratación de un equipo especializado para la limpieza, etc.
¿Os lo recomiendo la novela? Si os gustan el género paranormal o la novela romántica, sí, pero no tengáis expectativas desmedidas, sino tan solo la certeza de estar ante una obra entretenida, y nada más.
Enlace: https://ecosdecaliope.blogsp..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
ana_LR
 12 agosto 2021
Después de leer tanta novela romántica durante los últimos meses, me apetecía un cambio de aires y rebuscando en mis estanterías apareció esta trilogía que adquirí hace bastante tiempo. Tengo que reconocer que la portada me despistó por completo y, obviamente, no leí la sinopsis, así que me encontré leyendo algo que no esperaba leer, porque, sí, se trata de una novela romántica. Además, por si fuera poco, lo que yo pensaba que era una trilogía, ya no lo es, y es que posteriormente la historia se alargó con tres libros más. Sin embargo, a pesar de todo, esto no impidió que disfrutara de la lectura, ya que he acabado disfrutándola más de lo que esperaba.

Amelia Gray, tal y como indica el nombre de esta novela, es restauradora de cementerios. Su vida siempre ha estado ligada a ellos debido al trabajo de su padre y fue en uno dónde descubrió su don, ya que es capaz de ver fantasmas. Sin embargo, este don, si es que realmente se puede llamar así, también se puede convertir en una pesadilla, por lo que, durante toda su vida, se ha visto obligada a seguir las normas y recomendaciones de su padre. Una de esas reglas está a punto de romperla, ya que nunca debe acercarse a un acechado, por lo que, cuando John Devlin la contacta tras encontrarse un cadáver en el cementerio en el que ella está trabajando, esta se encuentra entre la espada y la pared, no solo por los fantasmas que acechan a Devlin, sino por la innegable atracción que parece surgir entre ellos.
A raíz de esta premisa, nos encontramos con dos personajes principales: Amelia Gray y John Devlin. Amelia es una chica con una vida social muy limitada, principalmente debido a las consecuencias del don que posee, un don, además, que solo conoce su padre y del que prácticamente no sabe nada, ya que lo único que le ha enseñado son las reglas que no se debe saltar para no meterse en problemas. Por ello, durante la mayor parte de esta novela la protagonista se va a dejar llevar por su instinto e impulsos, lo que hará que se pregunte qué es todo aquello que su padre no ha querido enseñarle. Por otro lado, tenemos a John Devlin, un hombre huraño atormentado por su pasado y acechado por dos fantasmas que, poco a poco, lo han ido consumiendo. Entre ambos nace una relación que se cuece a fuego lento, muy lento, que los coge desprevenidos, pero que he disfrutado tanto que me ha mantenido tan enganchada como el propio caso de asesinato. No puedo negar que al principio me recordaba un poco a la serie «Entre fantasmas», pero tengo que reconocer que estaba muy equivocada porque no tiene nada que ver. Asimismo, me ha fascinado cómo la autora lo ha hilado todo alrededor del “mundo” de los fantasmas, cómo estos pasan a través del velo al llegar el crepúsculo, un velo que separa nuestro mundo del más allá. Por no hablar de todos los detalles del trabajo de la protagonista que me ha parecido extremadamente interesante, y cómo la autora retrata a los propios fantasmas, no como algo terrorífico, sino como entes etéreos, casi angelicales, aunque en algunos se pueda atisbar algo de maldad.
Con respecto a la narración, a pesar de que la lectura comenzó un poco floja, esto no duró mucho ya que la historia que en un principio me había parecido lenta, de repente había pasado a seguir un ritmo vertiginoso, ocasionando que la devorara en apenas dos días. Y, aunque al llegar al final sabía lo que podía llegar a pasar, el desenlace me cogió completamente desprevenida, puesto que ya era demasiado tarde cuando caí en lo que realmente estaba pasando. Si bien me imaginaba quién podía estar detrás de todo, todos los detalles que se hilaban a su alrededor me cogieron por sorpresa, dejándome desorientada y fascinada a partes iguales. Todo parece indicar que esta solo ha sido una introducción, porque muchas de las preguntas que se han abierto se han quedado como tal. Todavía le queda mucho camino a nuestra reina del cementerio, como conocer el origen de su don o aclarar su relación con John Devlin y sus fantasmas, entre otras cosas. Cabe destacar que, a pesar de que los dos últimos libros no estén traducidos al español, si la saga sigue este ritmo, no dudaré en concluirla en inglés.
En conclusión, La restauradora de Amanda Stevens ha resultado ser una lectura llena de sorpresas, que, aunque en un principio pueda resultar algo lenta, logra cautivar al lector gracias al original «entramado» fantasmal que ha creado la autora y que se entremezcla con la fuerte atracción que surge entre los protagonistas. Una historia romántica con tintes paranormales que promete mucho. ¿Te a ver el mundo a través de los ojos de Amelia Gray?
Enlace: https://lovelyreadsana.blogs..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Flopy_s
 28 abril 2022
La historia nos presenta a Amelia Gray, al trabajar su padre en cementerios ella paso su infancia jugando entre tumbas. Y también heredo de él el don (o maldición) de ver fantasmas. Amelia se dedica a restaurar tumbas y además tiene un blog donde comparte su pasión por su trabajo. Toda su vida se guió por una serie de normas que su padre le impuso:
“Nunca mires a los fantasmas, nunca te alejes demasiado del campo sagrado, aléjate de todos los asechados y la más importante nunca tientes al destino.”
Pero la vida de Amelia dará un giro cuando conozca al detective John Devlin.
Amelia se encuentra trabajando en el cementerio de Oak Grove en la ciudad de Charleston y el detective acude a ella ya que en ese mismo cementerio aparece un cuerpo sin vida cuya muerte es reciente. Y tal vez Amelia sin querer se haya cruzado con el asesino.
Devlin es un hombre misterioso y con un aire peligroso quien se encuentra acechado literalmente por fantasmas de su pasado. Se trata de los fantasmas de su difunta esposa e hija pequeña quienes fallecieron en un accidente de auto.
Aunque sabe que está rompiendo todas las reglas de su padre, Amelia no puede evitar sentirse atraída por Devlin. Y por más que intente poner distancia con él, ambos terminaran trabajando juntos. Porque Amelia gracias a su conocimiento tal vez sea la única que pueda dar un poco de luz al caso. Es así como la joven se adentra en un mundo de fantasmas, sociedades secretas, asesinos en serie y de algo oscuro que podría ponerla en peligro a ella y a los seres que ama.
Este libro lo tenía pendiente desde hace mucho tiempo y la verdad no sabía lo que me estaba perdiendo. Ame por completo la historia. Se me hizo muy difícil soltarla ya que tiene un ritmo dinámico que me hacía querer saber más.
Amelia por el don que tiene y por seguir al pie de la letra las reglas de su padre es una joven un poco solitaria, que no toma riesgos y que se dedica de lleno a su trabajo de restaurar cementerios. Donde encuentra una tranquilidad poco habitual. Pero luego de conocer a Devlin, su mundo tranquilo y seguro se tambalea. Haciendo que ella se plantee la vida que lleva hasta el momento.
Devlin me pareció un personaje muy misterioso y curioso. La verdad sacando los encuentros que tienen ambos y lo que los personajes secundarios nos cuentan sobre su pasado mucho no conocemos de el.
Si bien se nota la tensión que hay entre Devlin y Amelia, no se ahonda mucho en el romance. Lo que me pareció interesante. Me gusto eso de que el romance quedara un poco en segundo plano y que nos centráramos más en la investigación policíaca.
También me gusto mucho todo el misticismo que hay detrás de los cementerios y sus símbolos. Nunca me puse a analizar acerca del significa de los símbolos que podemos encontrar en las lapidas y eso me pareció interesante.
Mucho más no puedo contar sin hacer algún que otro spoiler pero si puedo decirles que si quieren disfrutar de una buena historia de misterio este es su libro. Yo por mi parte ya quiero leer el segundo, ya que muchas cosas sobre el pasado de Amelia quedaron pendientes y quiero saber como se resolverán.
Enlace: https://mislibrosplumaylibre..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
lectoraaburrida
 01 junio 2021
Bueno... años de tenerlo pendiente y al final ha sido un bluf...
Se lee bien, pero me ha resultado demasiado simplón.
Amelia Gray tiene veintisiete años y desde los quince puede ver fantasmas. Heredó el don (o maldición) de su padre, y también a través de él supo las reglas que todo médium debe respetar para poder serlo y llevar una vida tranquila: no alejarse de los campos santos; ignorar la presencia de fantasmas a su alrededor, aunque quieran hacerse presentes; no relacionarse con personas a las que los espíritus acechan. Amelia se dedica a restaurar cementerios de valor histórico artístico y con ello cumple con una de las reglas que su padre le impuso en su momento también consigue llevarlas a rajatabla. Esto es, hasta que todo cambia.Un asesinato en uno de los cementerios en los que está trabajando la pone en contacto con un detective acechado. Y hay algo que la empuja a estar cerca de él, a pesar del peligro al que casi de inmediato se ve sometida. Los fantasmas del detective empezarán a amenazarla y ella deberá elegir entre sus sentimientos y su propia seguridad.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (5) Añadir cita
NurytaNuryta10 agosto 2022
La vida siempre nos coloca en situaciones difíciles. Pero no tiene que castigarse por algo que escapa a su control.
Comentar  Me gusta         200
NurytaNuryta10 agosto 2022
Pasarte toda tu vida pretendiendo ser algo que no eres debe de resultar agotador. Con el tiempo, los secretos mejor guardados se convierten en cargas demasiado pesadas.
Comentar  Me gusta         40
Flopy_sFlopy_s28 abril 2022
Pasarte toda tu vida pretendiendo ser algo que no eres debe de resultar agotador. Con el tiempo, los secretos mejor guardados se convierten en cargas demasiado pesadas.
Comentar  Me gusta         30
mariacriadomariacriado24 julio 2018
¿Alguna vez ha tenido una pesadilla recurrente? -Si. Y después me despierto y recuerdo que es real.
Comentar  Me gusta         10
mariacriadomariacriado24 julio 2018
No confío en nadie que tenga la piel tan blanca. A menos que esté muerto, por supuesto.
Comentar  Me gusta         10
otros libros clasificados: paranormalVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Bookshop ORGCasa del libroAmazon ESAgapea





Test Ver más

¿En dónde pasó? Test sobre la novela de terror

Drácula, Bram Stoker

Transilvania
Dardanelos
Budapest

12 preguntas
111 lectores participarón
Thèmes : terror , novela , horror , misterioCrear un test sobre este libro