InicioMis librosAñadir libros
Descubrir
LibrosAutoresLectoresCríticasCitasListasTestReto lectura
Crea una cuenta en Babelio para descubrir tus próximas lecturas Babelio en Français

Miguel Martínez Lage (Traductor)
ISBN : 8417281762
Editorial: Nórdica Libros (05/11/2018)

Calificación promedio : 4.38/5 (sobre 4 calificaciones)
Resumen:
John Steinbeck escribió El invierno de mi desazón en 1961, un año antes de recibir el Premio Nobel de Literatura, y es su última novela. El propio Steinbeck dijo de esta obra que «trata sobre una gran parte de Norteamérica tal como es hoy en día», prestando especial atención a la confrontación entre el dinero producto del trabajo y el heredado.
Steinbeck estudia en esta obra qué es lo que hace que un hombre, Ethan Allen Hawley, empleado y antiguo propietario ... >Voir plus
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro
Críticas, Reseñas y Opiniones (4) Añadir una crítica
laberintosdetinta
 21 marzo 2019
En esta novela Steinbeck aleja el foco de los personajes que en su momento le hicieron merecer el reconocimiento de lectores y crítica: los desposeídos, las clases bajas, el pueblo llano… y explora la vida de Ethan Allen Hawlley. Ethan es el descendiente de una gran familia de balleneros de New Bayton, familia que se había enriquecido durante el boom de la venta de las grasas de ballena. Ahora Ethan, tras un error financiero de su padre, únicamente posee la vieja mansión de los Hawley y se ve obligado a trabajar como dependiente de una tienda de ultramarinos que anteriormente era propiedad de su familia y ahora regenta un inmigrante italiano, Alfio Marullo.
A pesar de este cambio de foco, el tratamiento de los temas humanos y de los personajes de Steibeck sigue siendo una maravilla. En esta novela seguimos a Ethan y, por ende, a las personas con las que se relaciona, con especial importancia del núcleo familiar: su mujer Mary y sus dos hijos Allen y Ellen (me parece deliberadamente cómica la similitud entre los nombre de sus dos hijos). En principio, la familia Hawley es una familia de clase media, pero en decadencia, ha perdido el esplendor del pasado y se consume entre reliquias y recuerdos de antaño; sin embargo, vemos que Ethan vive en un estado de resignación, no aspira a más mientras pueda darle de comer a su familia y sean felices, pero durante la novela vamos viendo como múltiples personajes, desde los más cercanos a simples desconocidos, le instan a que recupere su riqueza mediante buenos o malos medios. Esa apariencia de felicidad se empieza a resquebrajar y vemos bajo ella diferentes frustraciones.
Uno de los recursos más interesantes de la novela es la ambigüedad y la sensación de irrealidad que se consigue a través de la caracterización de Ethan. Él es un personaje tremendamente sarcástico y, hasta cierto punto, cínico. Además, por su forma de exponer sus pensamientos y planes nunca sabes realmente si está hablando en serio o solo bromeando, eso hace que nunca tengas del todo claro su moralidad: ¿es tan bueno como aparenta o es tan corruptible como todos los demás? Pues al final de cuentas uno de los temas recurrentes de la historia es la degradación de la moralidad y los ideales; la corrupción que empapa hasta la vida de los más mundanos, una corrupción con la que ya nos hemos acostumbrado a vivir, una corrupción que te proporciona la excusa del “es que todos lo hacen”.
Esta doble cara se ve muy bien en la relación entre Ethan y su hijo Allen. Ethan se siente frustrado viendo lo descaradamente que su hijo dice que no le importa “labrarse una carrera” que quiere ser rico pegando “el pelotazo”, como se dice, no importan los medios para conseguirlo. Parece que a Ethan no le importa tanto a ese pensamiento como la crudeza y la falta de escrúpulos o reparos de su hijo para admitirlo: uno puede engañar pero no vanagloriarse de ello. Él parece ver reflejado en su hijo lo que tanto quiere ocultarse a uno mismo y eso le irrita sobremanera.
En definitiva, El invierno de mi desazón es una novela sumamente profunda, acompañada del talento inestimable de Seteibeck para crear atmósferas y personajes realistas en disputa con su vida y el medio, una novela que trata los temas obsesivos de la riqueza, el afán, la decadencia, la futilidad y, en fin, la desazón del ser humano, como el propio título indica.
+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Inquilinas_Netherfield
 20 febrero 2019
En El invierno de mi desazón, Jonh Steinbeck construye una novela llena de profundidades y capas en la que los personajes poseen esa pátina de mediocridad e intachabilidad que les hace pertenecer a una sociedad, a un pueblo y a una comunidad, y que, conforme se van desprendiendo de sus diferentes envolturas, vemos que hay mucho más. al final nada o casi nada es lo que parece, pues cuando el dinero es la energía diferenciadora, ella es la que posiciona a las personas en su sociedad, distinguiéndolas en clase y en pertenencia.
Ethan Allen Hawley es el típico ciudadano medio que vive en la antigua mansión familiar, último vestigio dorado de su poder. Es descendiente de una familia poderosa, los Hawley, balleneros que se asentaron en New Bayton (un pueblo ficticio situado en el estado de Nueva York) y que, junto a otras familias, lograron crecer en prestigio y dignidad a la par que su comunidad.
Todos los Hawley supieron mantener la fortuna de la familia hasta que llegó el padre de Ethan, quien por culpa de su carácter confiado y unos consejos desacertados y desafortunados, perdió todo por medio de unas inversiones desastrosas salvo su mansión, que retuvo y conservó para las siguientes generaciones. Es en este momento temporal cuando conocemos a Ethan Allen Hawley y somos testigos de cómo se encuentran y adónde han llegado los antiguos potentados balleneros: a Ethan solo le quedan la mansión y el puesto de dependiente en el colmado, una tienda de ultramarinos que perteneció a su familia y que también perdió su padre.
A pesar de su pasado, y ya sea por pereza o confort, Ethan es un hombre felizmente casado junto a su bella esposa Mary, y con dos hijos adolescentes, Ellen y Allen. Su vida transcurre plácida y rutinariamente en el pueblo que lo vio nacer, en su puesto de trabajo y junto a su familia. Las facturas son pagadas cada mes y no siente la necesidad de salir de ese bucle vital, rutinario y diario en el que tanto el trabajo como la familia absorben sus días, y en el que fantasea y se vanagloria de las antiguas hazañas de su abolenga familia.
Pero este discurrir de días tiene un plazo y un final. Para la familia Hawley supone el clic que les hace despertar y metamorfosearse de una u otra manera; todos participan de este proceso evolutivo del que no sabemos si les encamina hacia un futuro incierto o hacia su pasado dorado. Con este fin se reunen varios elementos, siendo uno de ellos la llegada de un dinero procedente de una herencia. Aunque este dinero no les restituye su fortuna, les transmite un mundo de posibilidades que abarca desde inversiones locales a un colchón de seguridad.
Y así, lo que parece una cuestión nimia de fácil resolución, en el fondo es el resorte que cambia las vidas de esta buena familia, empezando por Ethan, un hombre servicial y atento con su comunidad, que vive investido de una intachabilidad e integridad que utiliza como empoderamiento y pertenencia a una comunidad que, a pesar de su mala fortuna, lo acoge en igualdad de condiciones. Sin embargo, las tentaciones lo rodean con distintas máscaras, ya sean las insinuaciones de Margie Young-Hunt o las proposiciones de algunos agentes comerciales. En su vida comienzan a convivir las corruptelas junto a su honestidad, y estas situaciones no son ajenas a su familia, que participa de ellas en mayor o menor medida. El bueno de Ethan parece que está por encima de todas estas minucias (que reconoce al mismo tiempo que le divierten), pues en su mente ya ha germinado un plan, un gran proyecto que lo devolverá a los vestigios pasados: por fin ocupará el lugar que le corresponde.
Y con todo y con esto, ya sea en su rutina diaria vendiendo productos y comestibles o en su vida interior, acompañamos al protagonista en su camino transformador por medio de sus reflexiones y en los pasos que da, pasos que al final intuimos que lo conducirán hacia la recuperación de su grandeza pérdida. Así es como vamos descarnando capa a capa al personaje hasta quitarle todos sus envoltorios para descubrir que, debajo de esa brillante honestidad, existe y cohabita otro hombre que no se manifiesta entre los suyos y que, al igual que otros, también tiene su precio... precio que está dispuesto a pagar a pesar de todas las elucubraciones y pesadillas. al final el resultado también justifica sus medios y los sacrificios de otros, ya sean los de su amigo, Danny Taylor o los de su jefe, Marullo.
En El invierno de mi desazón encontramos una novela testamentaria e impresionante en la que John Steinbeck nos señala la pérdida de valores de la clase media en pos de una evolución kafkiana, donde el dinero es el instrumento que mide y posiciona a sus miembros en la sociedad, y donde la integridad y la honestidad todavía emergen de corrientes soterradas que son las verdaderas instrumentalizadoras del cambio que llega para quedarse. En esta novela se reconocen y se dimensionan la magnitud y la profundidad del escritor atemporal y eterno.
Solo queda dar las gracias a la editorial Nórdica por traérnosla y recordárnosla en esta maravillosa y cuidada edición.
Enlace: https://inquilinasnetherfiel..
+ Leer más
Comentar  Me gusta         10
NataliaM
 10 marzo 2019
"El invierno de mi desazón", última novela de John Steinbeck, es una buena novela, aunque algo lejos de magníficas obras como "Las uvas de la ira", "De ratones y hombres " o "Al este del Edén". Pero la lejanía no es tan solo a la hora de valorarlas!
Así como en anteriores novelas de Steinbeck el protagonismo recaía sobre los desplazados y desposeídos por el sistema, en esta ocasión recae sobre un hombre que pretende entrar a cualquier precio en la rueda. Porque Ethan Allen Hawley, protagonista de "El invierno de mi desazón", es descendiente de una de las mejores familias de New Baytown. Por cosas del destino se ve obligado a trabajar como dependiente de su antigua tienda, propiedad ahora de un "spaghetti". Y también por cosas del destino tendrá la oportunidad de recuperar el esplendor perdido y ascender en el escalafón social, aunque esto conlleve dudas éticas, morales y existenciales.
Ese será el centro de la novela, el conflicto interior de Hawley ante la oportunidad que se le presenta. al conflicto colaboran, en un sentido u otro, los personajes y situaciones que se van presentado a lo largo de la novela, hasta llegar a su punto culminante un 4 de julio, fiesta nacional americana.
Esta fecha es clave en la novela, y lo es porque Steinbeck critica en la novela el actual (en 1962 y quizá también de 2019) "American way of life", toda su hipocresía y todo su individualismo.
Quizá ese sea uno de sus puntos fuertes: su vigencia. Pese a estar escrita hace casi sesenta años, "El invierno de mi desazón" es una novela de plena actualidad. Es, además, una novela ágil, con gran peso de los diálogos, y sumamente entretenida. En fin, un buen libro, sí. Os lo recomiendo!
+ Leer más
Comentar  Me gusta         00
AlinaLectora
 09 enero 2019
Ethan Allen Hawley desciende de una antigua familia . Sus ancestros maternos fueron los famosos peregrinos que llegaron en el Mayflower y los paternos orgullosos corsarios ingleses. Su abuelo, capitán de barco sufre el incendio del suyo,su padre en un mal negocio pierde la fortuna familiar.
Aunque ,al volver de la Segunda Guerra Mundial Ethan,forma una familia,modelo del sueño americano,y conserva su antigua casa , no logra levantar cabeza. Marcado por el fracaso, trabaja como dependiente en una tienda que había pertenecido a su familia y que ahora es propiedad de un inmigrante italiano
Su mujer y sus hijos no comparten su resignacion y echan en falta las comodidades que él no les puede dar. Cuando una serie de inesperadas circunstancias despiertan su ambición, Ethan se embarca en una arriesgada empresa y deja a un lado sus escrúpulos . Steinbeck, con un estilo aparentemente sencillo pero implacable examina
la influencia del dinero, del poder y la codicia en la sociedad norteamericana de los años sesenta.





+ Leer más
Comentar  Me gusta         30
Citas y frases (1) Añadir cita
AlinaLectoraAlinaLectora09 enero 2019
La despedida a secas es definitiva, es una palabra de colmillos afilados con los que rasga el cordel que anuda el pasado al futuro
Comentar  Me gusta         00
otros libros clasificados: realismo socialVer más
Comprar este libro en papel, epub, pdf en

Amazon ESCasa del libro





Test Ver más

La Metamorfosis

Gregorio Samsa es un ...

escritor
viajante de comercio
banquero
burócrata

13 preguntas
8 lectores participarón
Thème : La metamorfosis de Franz KafkaCrear un test sobre este libro
{* *}